Tras el viaje desde Abu Dhabi, los jugadores llegaron a Núñez para celebrar ante su gente. Televisa la velada Fox Sports.

 

Tardó, pero llegó. Después de obtener la Copa Libertadores nada menos que frente a Boca en Madrid el pasado 9 de diciembre, y tras el paso por Emiratos Árabes para participar del Mundial de Clubes, River vive su fiesta de campeón. Los hinchas coparon el Monumental que abrió a las 15.30 a la espera del plantel, mientras que otros siguieron al micro que los transporta en caravana desde Ezeiza. Los jugadores llegaron a Núñez minutos antes de las 20.El plantel había aterrizado desde Abu Dhabi poco antes de las 17, donde lo esperaba una caravana de hinchas, más allá de que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) recomendó no acercarse a la terminal aérea. A pesar de las recomendaciones, el plantel fue acompañado por miles de fanáticos que celebraron el título junto al vehículo.

El plantel se subió a un micro de la empresa Vía Bariloche que presentó la leyenda “El Más Gr4nde de la Historia”. El vehículo, ploteado con la Copa Libertadores, tomó la autopista Riccheri, continuó por la avenida General Paz y luego encaró al Monumental.

En el Monumental los esperaban más hinchas, con cotillón provisto por el club, que vivieron un show musical a cargo del DJ Tommy Muñoz y un evento que tendrá sorpresas como la recreación del gol del Pity Martínez ante Boca en el Santiago Bernabéu.

Tres de las figuras del campeón no serán parte de la fiesta en el estadio porque viajaron directamente a Colombia para estar cerca de sus familiares: Juan Fernando Quintero, Rafael Santos Borré y Franco Armani (la mujer del arquero es colombiana). 

En los alrededores del estadio y sobre la Autopista Riccheri se vio a muchos hinchas con remeras con la leyenda "En tu cara otra vez", y varios con caretas del 10. Justamente el volante que convirtió el tercero y sentenció el título en el estadio Bernabéu, recreará en el Núñez la corrida de la que tanto disfrutaron y disfrutan los millonarios. Mientras el micro se movió de Ezeiza al Monumental, al Pity y sus compañeros se los vio cantando como si fuesen un hincha más dentro del bus, donde todo fue alegría para Marcelo Gallardo y compañía. Los jugadores y el propio club transmitieron desde dentro del micro pequeños videos de cómo vivieron la caravana, a través de sus cuentas en redes sociales.Horas antes del festejo, la esquina de las avenidas Libertador y Monroe, donde el micro de Boca fue apedreado y por ello la final derivó en suspensión y luego mudanza a Europa, los fanáticos se juntaron a cantar y bailar y a recordar a su clásico rival.Mientras el estadio se llenaba, se pudo apreciar un inflable gigante con la forma de la Libertadores emplazado en las tribunas del Antonio Vespucio Liberti.(Clarín)

El plantel de River llegó a Abu Dhabi tras la dura derrota ante Al Ain en el Mundial de Clubes. / Gustavo Yarroch

Tras la dura derrota ante Al Ain, el plantel que encabeza Marcelo Gallardo se enfoca en el partido por el tercer puesto. El domingo se vienen los festejos en el Monumental.

 

Luego de la dolorosa e inesperada eliminación en las semifinales del Mundial de Clubes ante el Al Ain de Emiratos Árabes, el plantel de River arribó a la ciudad de Abu Dhabi a la espera de del partido por el tercer puesto el sábado 22 a las 8.30 hora argentina.

El plantel encabezado por Marcelo Gallardo llegó bien temprano al hotel de Abu Dhabi, donde concentrará de cara al partido que cerrará su año. River aún deberá esperar por su rival, que saldrá del perdedor del duelo entre Kashima Antlers, de Japón, y el Real Madrid, vigente campeón.Un puñado de hinchas millonarios esperaron al equipo campeón de América en el hotel y saludaron a los jugadores y cuerpo técnico.Una vez finalizado el Mundial de Clubes, River retornará a la Argentina para festejar, en el estadio Monumental, la obtención de la Copa Libertadores. El estadio cuenta con la habilitación del Gobierno de la Ciudad y los festejos serán en Núñez.(Perfil)

River se fue directo desde Madrid a Emiratos Árabes. //Twitter

El flamante campeón de América aterrizó en Emiratos Árabes y se trasladará a la ciudad de Al Ain por tierra. El equipo de Gallardo sueña conquistar el mundo.

 

El plantel de River, junto con el cuerpo técnico comandado por el entrenador Marcelo Gallardo, arribó a la ciudad de Abu Dhabi donde la próxima semana comenzará su participación en el Mundial de Clubes, tras la obtención de la Copa Libertadores.

La delegación llegó alrededor de las 19.45 a la mencionada ciudad de los Emiratos Árabes donde jugará el próximo martes 18 de diciembre a las 13.30 frente al ganador de la llave entre Esperance de Túnez y el vencedor del partido entre Wellington de Australia y el anfitrión Al Ain que se jugará este miércoles a las 12.30.

El equipo “millonario” se instalará en la ciudad de Al Ain, sede del Mundial de Clubes, y se estima que este miércoles el entrenador dispondrá de un entrenamiento liviano para aclimatarse al cambio horario.

 

Antes de partir hacia Emiratos Arabes el plantel se entrenó en el gimnasio del hotel de Madrid en donde estuvo alojado en el tiempo que preparó y terminó la final de la Copa Libertadores 

frente a Boca.

Fuente: NA

Campeón de América

El equipo de Marcelo Gallardo, que esta vez no estuvo en el banco, se hizo fuerte en el mediocampo. Desde ahí dominó el juego de la histórica final.

Pocos les importa a los hinchas el cómo, la manera en que River le ganó este histórico partido a Boca en Madrid para alcanzar su cuarta Copa Libertadores.

La agónica y solitaria corrida de Gonzalo Martínez se instaló, para la historia, como la gran foto de una final que difícilmente vuelva a repetirse.

Pero el equipo de Marcelo Gallardo, que hoy no estuvo en el banco, justificó la victoria a partir del peso colectivo, del juego asociado, de la apertura del campo cuando un rival cansado, y con uno menos, no tenía otra alternativa que esperar a que llegaran los penales.

El mediocampo. En esa zona de la cancha, el Millonario aprovechó las falencias en la lectura del juego de Guillermo Barros Schelotto. El técnico de Boca desgastó a Cristian Pavón y Sebastián Villa, delanteros devenidos a carrileros que al final del partido terminaron agotados.

Esa pérdida de intensidad pesó para que los volantes rivales, como Nacho Fernández o Juan Fenando Quintero, se hicieran dueños de la pelota.

Los cambios. Matías Biscay acertó con el ingreso de Juan Fernando Quintero. Tamaña decisión la del, hoy, DT de River: relegar a su capitán, Leonardo Ponzio, que estaba amonestado, para mandar a la cancha a un futbolista especialista en el pase.

Esa astucia contrastó con la ineficacia del banco adversario. Los cambios de Guillermo fueron o para reemplazar lesionados o para empatar un partido que, después del gol de Juanfer, parecía imposible de remontar.

La expulsión de Barrios. Boca pagó carísimo la salida del colombiano. El ingreso obligado de Leonardo Jara evidenció lo mal armado que está este plantel Xeneize, el más caro de Argentina y al mismo tiempo el más desequilibrado. Imposible concebir que un finalista de América no disponga en el banco de suplentes de un volante natural.

Jara “se duerme” en una jugada del primer tiempo del suplementario en la que el juvenil Julián Álvarez remata desviado adentro del área de Boca. Y no llega a tapar el zapatazo de Quintero que puso a River en ventaja.

La lesión de Fernando Gago. Es cierto que la suerte de Boca parecía cosa juzgada, pero si el equipo de Barros Schelotto hubiera contado con el 5 para jugar los últimos minutos, quizás hubiera conseguido llegar al arco rival a partir de un jugada elaborada.

El poderío físico de River. Boca terminó con varios jugadores acalambrados. River, en cambio, voló durante los 120 minutos.

¿Por qué, el plantel Millonario, tiene un mejor rendimiento físico? ¿Por qué, en cada Superclásico, da la sensación que ambos equipos juegan a distintas velocidades?

La respuesta podría buscarse en el orden táctico que a uno le sobra y al otro le falta.

Boca juega a la heroica. Con Nandez, con Barrios, con las corridas de los Pavón y Villa. Y esa lógica termina generando un desgaste descomunal.

River, en cambio, dosifica los esfuerzos a partir del funcionamiento colectivo de su mediocampo. Las trayectorias recorridas de los volantes Millonarios son más cortas. Así, el riesgo de dar un pase impreciso, que implica un desgaste extra para recuperar la pelota, se achica.(Perfil)

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

1387065
ahora
Visitantes Online
11032
1387065

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…