Deuda. El Gobierno mejora su oferta a los bonistas y afirma que es la última

05 July 2020
(1 Vote)
Author :  

El Gobierno presentará mañana una mejora de su oferta -la cuarta- a los acreedores con bonos de la deuda argentina bajo legislación extranjera y advirtió que será la última.

 

El Ministerio de Economía formalizará mañana en el Boletín Oficial y luego en la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por las siglas en inglés) la enmienda de la primera oferta y abrirá la negociación final hasta los primeros días de septiembre con el objetivo de sumar adhesiones y evitar que el default derive en una pelea judicial en Nueva York.

En una forma de incentivar la adhesión, el valor presente neto (VPN) de los bonos de la propuesta oficial llegará hasta los US$53,5 centavos por dólar para aquellos que acepten la oferta. Quienes no la acepten y se vean arrastrados a hacerlo por las cláusulas de acción colectiva (CAC) recibirán 52,2 centavos por dólar. Ambas opciones superan el límite que había marcado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el mismo Gobierno a la hora de definir la "sustentabilidad de la deuda" a largo plazo.

Según pudo saber LA NACION de fuentes oficiales, la reducción del principal -quita de capital- será de 1,90% en promedio, mientras que el cupón promedio (tasa de interés) estará en el 3,07% (con un máximo de 5%) e irá ascendiendo de manera escalonada año a año. El plazo de los nuevos bonos llegará hasta 2046. El Gobierno, en tanto, no avalará ningún cambio en los indentures (prospectos) de los bonos, como reclamaron algunos fondos.

El período de gracia incluirá sólo este año, frente a los tres años reclamados inicialmente por el Gobierno. Desde 2021 ya se comenzará a pagar un cupón de 0,125%, como un "pago de buena fe". Se eliminó en el proceso la posibilidad de ofrecer un bono atado a la evolución de las exportaciones y en cambio se adelantan un poco los pagos de mayo y noviembre, lo que "ofrece más VPN" a los bonistas. Habrá además un pago extra para los intereses vencidos. El que ingrese voluntariamente al canje se le reconocerán hasta septiembre. El que entre arrastrado por las cláusulas de acción colectiva, en tanto, hasta el 22 de abril, explicaron.

Estrategia "Pac-Man"

La posibilidad de utilizar la llamada estrategia "Pac-Man" (canjes parciales) queda abierta. "No innovamos en nada", dijeron las fuentes oficiales, que agregaron que esas son las herramientas que ofrecen los contratos avalados por el G20 y la International Capital Market Association (ICMA), una posibilidad que pone los pelos de punta a los bonistas más duros.

Se respetarán los prospectos de quienes tengan bonos 2005 y de quienes tengan 2016. Este último indenture ofrece, dicen las fuentes oficiales, un principio de aplicabilidad uniforme con una cláusula de participación mínima con dos escenarios. Se trata de los umbrales para definir el éxito de la oferta. En el primero -para tener una oferta válida- se requiere la participación del 50% global de los tenedores de títulos elegibles. En el segundo, si se alcanza al 60% incluyendo la activación de las CAC se puede tener una oferta válida. "La idea de esto es que la mayoría de los acreedores queden del lado bueno, en el que está la liquidez", explicaron.

Además, entre el miércoles próximo y el lunes de la semana siguiente, el Ministerio de Economía enviará un proyecto al Congreso para encarar -bajo estos términos- la reestructuración de la deuda local en dólares "en condiciones equitativas". La misma había sido reperfilada hasta el año que viene esperando los resultados de la renegociación de la deuda en proceso.

 

 

"Estamos haciendo un esfuerzo importante con respecto a la propuesta anterior. Hasta acá se llegó. Más no nos vamos a mover. Lo que estamos haciendo muestra que queremos un acuerdo. La pelota ahora queda del lado de los acreedores", dijeron a este medio fuentes oficiales al tanto de la negociación, que indicaron que los bancos contratados por la Argentina (HSBC, Bank of America y Lazard) deberán ahora moverse para capturar a los bonistas minoristas, que en el Gobierno -creen- son el 60% de los US$65.000 millones a canjear.

En el Gobierno ya descuentan un rechazo del Comité AdHoc, donde se encuentra Blackrock, entre otros grandes fondos. "No quiso negociar mas. No se ha movido de los 60 centavos por dólar", cuestionaron.

El hecho de que el plazo llegue hasta principios de septiembre busca darles a los acreedores minoritarios tiempo para llegar a una mejor evaluación de la propuesta con los bancos. "Es un argumento de buena fe", destacan en el Gobierno. El settlement , indicaron a este medio, se hará efectivo el 4 de septiembre (se liquida la operación), por temas técnicos. La fecha de cierre de la oferta (consentimiento y envío de bonos viejos) será el 4 de agosto.

En medio de ese proceso, que implica una enmienda de la oferta original presentada a comienzos de abril pasado, el país volverá a incumplir el pago de intereses de bonos globales y discount -por primera vez-, sumará default selectivos e ingresará en zona de riesgo de lo que se conoce como una "aceleración" de la deuda, por la que los bonistas podrán reclamar todos sus pagos por adelantado.

"Máximo esfuerzo"

"La nueva oferta se va a conocer hoy, es el máximo esfuerzo que podemos hacer", dijo el presidente Alberto Fernández esta mañana en el programa "De haberlo sabido", por FM Milenium, pese a que desde desde que comenzó la renegociación el Ministerio de Economía corrió su vara muchas veces a la hora de definir la "sustentabilidad de la deuda" y los esfuerzos económicos que puede hacer el país, señales que los bonistas más duros utilizaron para mantener, como califica el Gobierno, su "intransigencia".

Según las fuentes oficiales, en diciembre los bonistas más duros ofrecían un canje -un reperfilamiento- a 92 centavos por dólar. El Gobierno ofreció 39 centavos por dólar en su primera propuesta y del otro lado recibió un pedido por 75. Hoy el Gobierno llega hasta los 53,5 centavos y del otro lado, encabezados por el fondo de Larry Fink piden 60 centavos.

"La nueva oferta se va a conocer hoy. Va a estar abierta hasta fines de agosto. Es un esfuerzo enorme el que hemos hecho para cumplir con nuestra palabra, que era hacer un acuerdo que le permita a la Argentina cumplir con los acreedores y que le permita a los argentinos no postergar más a los que están postergados. Es el máximo esfuerzo que podemos hacer", dijo Fernández.

"Espero que los acreedores y la sociedad entiendan que pedirnos más esfuerzo significa empezar a fallar la promesa tomada. Espero que las conversaciones que están bien encaminadas terminen bien. Siempre tengo expectativas de que sea así. Si esto se analiza racionalmente, acá no se les pide que pierdan, sino que dejen de ganar lo que ganaban en exceso. El gobierno anterior dio condiciones a los títulos insólitas, las que el mundo no daba. Les permitió ganancias a los acreedores que el mundo no les reconocía", señaló el Presidente.

La nueva propuesta del Gobierno llega en momentos en los que el Grupo Ad Hoc y el Grupo Exchange dijeron la semana pasada que no han tenido ningún intercambio sustantivo con el Gobierno desde el quiebre de las negociaciones, a mediados del mes pasado. Ambos grupos son los principales tenedores de bonos de los tres que están en la mesa de negociaciones, con unos US$21.000 millones en títulos, que incluyen más del 32% de los bonos emitidos durante la presidencia de Mauricio Macri y un 32% de los bonos de los canjes 2005 y 2010.

 

Crédito: Min. de Economía

 

También la semana pasada, el Comité de Acreedores de la Argentina (ACC, según sus siglas en inglés) -un grupo más cercano al Gobierno que los otros dos- presentó una nueva oferta al Gobierno. La propuesta privada ofrecía un alivio acumulado de US$39.000 millones hasta 2028, incluía el mismo esquema de amortizaciones y vencimientos que propuso el Gobierno -no contemplaba pagos hasta 2021- y proponía un cupón de intereses promedio del 3,95%, un poco más alto que el 3,86% que propuso el Ministro de Economía.

En los últimos 15 días, el Gobierno desplegó una estrategia para intentar aislar ("rodearles la manzana", en la jerga oficial) a los fondos más duros, entre los que están Blackrock, Ashmore, Fidelity y Monarch (donde se agrupan principalmente los bonistas de los canjes 2005 y 2010).

En ese sentido, Economía podría avanzar con la estrategia "PacMan", que implica hacer canjes parciales y con una interpretación de las cláusulas legales de los contratos que permita forzar a algunos acreedores a aceptar peores condiciones que las que reclaman para ir sumando adhesiones. Se trata de una opción arriesgada, más hostil, que podría dejar a la Argentina en default durante mucho más tiempo, y además podría abrir un nuevo frente judicial en New York.(Lanacion.com.ar)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

526 Views
Diario de Deseado

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8892967
ahora
Visitantes Online
3562
8892967

Contacto

CONTACTO

Your message has been sent sucessfully

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…