Política

Arde el PJ porque los intendentes se quejan de haber sido desplazados en el reparto de cargos.

El gabinete de Axel Kicillof tendrá mayoría de dirigentes leales a Cristina Kirchner

 

Cristina Fernández es una mujer del poder. Dos veces presidenta, varias veces senadora nacional, ídem diputada, legisladora provincial, actual vicepresidente electa. Sigue ejerciendo el mando como en las épocas de su apogeo, aunque, en uno de los casos que la ocupa, con las limitaciones que le intenta imponer el presidente electo, Alberto Fernández.

La dinámica con uno de sus preferidos, el gobernador elector de Buenos Aires, Axel Kicillof, es la contraria. Quien asumirá el miércoles con la obligación de gestionar el distrito más grande, populoso, rico, pobre, el de mayores carencias, le liberó buena parte de los cargos de su Gabinete para que ella designe a militantes de su confianza. Kicillof completó el resto de su Gobierno con equipos propios, con los que ya trabajó en el Ministerio de Economía de la Nación.

 

No hubo consultas, pedido de consejos ni concesiones para los intendentes del PJ bonaerense. Ellos consideran que hicieron mucha fuerza política para que Kicillof ganase la elección. Buena parte de esos líderes de territorios arrasados hace décadas, en algunos casos, no por responsabilidad propia, sino de sus antecesores, quedaron fuera de la conformación de la gestión de la que necesitan datos o relatar los conflictos propios de cada distrito.

Son muchos conflictos. Son muchos distritos. Millones de personas viven en esas localidades donde también se necesita una firma de la Gobernación para ocupar cargos que parecen no ser relevantes pero terminan siéndolo para el día a día del trabajo de la administración local. Arde el PJ bonaerense.

El equipo de Kicillof está casi listo y fue armado por la vicepresidenta electa y por él mismo. Otras voces, otros ámbitos. Kicillof ha roto así una tradición del peronismo bonaerense que trabajaba de modo dual con el gobernador que era del mismo signo partidario. Esta vez no pasó.

Este escenario, de complejidad y problemáticas latentes, fue reconstruido por Clarín gracias al relato de varios intendentes y de fuentes del flamante gabinete del presidente electo. Varios de esos jefes comunales le preguntaban al periodismo por los nombres de los ministros de Kicillof. Hace 50 días que no les atiende el teléfono. Solo Cristina, Máximo y, en menor medida, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tuvieron contactos con él.

Las relaciones empiezan mal para Kicillof, no solo con los intendentes más influyentes de su provincia, si no también con el presidente electo. Varias fuentes del PJ bonaerense reconstruyeron que opina Kicillof de Alberto Fernández: “Yo tengo mi equipo listo. No como Alberto que tuvo que formarlo a último momento. Se ve que amontonó gente sin ideas y ‘loteó’ el Gabinete. A mí no me va a pasar los mismo”, confesó, lenguaraz, el gobernador electo en una reunión con los poco intendentes cercanos, hace una semana, en José C. Paz, adonde asumió ayer un nuevo mandato Mario Ishii, ex menemista, ex duhaldista, ex kirchnerista, ex “vidalista” en una tramo corto, actual “kicillofista”, si existe ese neologismo.

Aunque parecen provenir de ámbitos diferentes, Kicillof, quizás por sugerencia de la vicepresidenta electa, privilegió a Ishii por sobre el resto de sus colegas: es el único que pudo convencerlo de designar a un hombre propio en el gobierno bonaerense. El rector de la Universidad de José C. Paz, Federico Thea, quien podría ser el secretario general de la Gobernación, o ministro de Justicia.

En ese encuentro con pocos intendentes del Conurbano, Kicillof escuchó las dudas, lamentos y una larga enumeración de conflictos que enfrentan en sus distritos. Pero no les dio respuestas para calmarlos. “Para ustedes ya habrá lugares para que pongan a su gente: pero en las segundas o terceras líneas de los ministerios”, los paró antes de escuchar sugerencias de nombres para su Gabinete. Más que pedidos personales de esos intendentes, eran quizás parte de una lista de enigmas mezclados con bronca que se acumularon de modo colectivo entre el resto de los líderes territoriales.

Kicillof sabe que tiene el total apoyo de la vicepresidente electa, Cristina, su única jefa, según admite en la intimidad, poniéndola por encima del presidente electo. Y de Máximo Kirchner, con quien sin embargo discutió por temas de gestión hace veinte días. Ni siquiera ante él se permitió ceder a pedidos para ocupar designaciones importantes. Terminó por abrir una negociación que bajó la tensión entre ambos.

Las críticas de Kicillof contra Alberto Fernández llegaron rápidamente a las oficinas del presidente electo, confirmó Clarín por fuentes que a partir del viernes fueron confirmadas como ministros nacionales. Ese mismo día, antes de que Alberto presentara a su equipo de gobierno, Kicillof acompañó a Cristina a la presentación del documental Tierra arrasada, del nuevo ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer.

Kicillof informará mañana a los intendentes a quiénes eligió para su Gabinete. La reunión se hará en Esteban Echeverría. Al cierre de esta edición, el Gabinete contaba con casi todos los puestos confirmados. El vértigo de la política puede generar algún cambio: resta confirmar si Sergio Berni acepta ser ministro de Seguridad.

Sus principales figuras, además de quiénes ocuparán los cargos legislativos más relevantes, son las siguientes:

Jefe de Gabinete: Carlos Biano, secretario de Relaciones de la Cancillería en la era K.

Ministro de Economía: Pablo López, secretario de Finanzas cuando Kicillof fue ministro.

Ministro de Producción y Trabajo: Augusto Costa, secretario de Comercio Interior de la era Kicillof.

Ministra de Educación: María Agustina Vila, jefa de asesores de Kicillof en Economía.

Ministra de Acción Social: Fernanda Raverta, militante de La Cámpora. Fue candidata a intendenta de Mar del Plata y perdió.

Ministra de Gobierno: Teresa García, jefa del bloque de senadores provinciales y ex secretaria parlamentaria en la bancada de diputados nacionales. Cristinista pura.

Ministro de Salud: Daniel Gollán, titular de esa cartera en la Nación durante el último mandato de Cristina. En este cargo también se había mencionado a quien lo secundó en el mismo organismo pero a nivel nacional, Nicolás Kreplak, hermano del juez electoral Ernesto Kreplak.

Ministro de Justicia: Hasta ayer por la tarde se descontaba que sería Juan Martín Mena, quien trabajó en el Ministerio de Justicia Nacional en la gestión de Cristina. Es consejero judicial de Fernández. Su nombre se hizo más conocido para la opinión pública politizada cuando asumió como subjefe de la ex SIDE tras la purga que ordenó realizar entre los servicios de Inteligencia el otro flamante jefe K de ese organismo clave, Oscar Parrilli. Mena fue uno de los redactores del Pacto con Irán. Ayer por la noche, circuló una versión entre el nuevo funcionariado nacional de Alberto Fernández que indicaba que Mena sería finalmente designado en un cargo nacional. Si eso terminara siendo así, su reemplazante podría ser el Rector de la Universidad de José C. Paz, Federico Thea. Si el plan inicial no se modifica, Thea entonces sería el Secretario General de la Gobernación.

Ministra de Género: Cecilia Moreau, ex diputada del Frente Renovador. Frecuente visitante del Instituto Patria, las oficinas de Cristina.

Secretaria de Medios: Jéssica Rey, histórica vocera de prensa de Kicillof.

Presidente del Banco Provincia: Juan Cuatromo, ex director del Banco Central (ver página 20).

Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia: Federico Otermín, legislador bonaerense, ex secretario de Comunicación y Cultura de Lomas de Zamora con Martín Insaurralde. Otermín se habría ganado la confianza de Máximo Kirchner.

Vicepresidente de la Cámara de Diputados: Carlos “Cuto” Moreno, ex diputado nacional, de antigua relación política con los Kirchner.

Como ya se contó, falta conocer quién estará a cargo nada más ni nada menos que de Seguridad. El candidato con más chances es Berni. El gobernador electo sólo aceptó las imposiciones de Cristina. Tanto fue así que entró en tensión con su amigo Máximo Kirchner, jefe del bloque de Frente de Todos en la Cámara de Diputados, porque éste le habría sugerido que nombrara a uno de sus hombres más confiables, Hernán Reibel Maier, de La Cámpora, como secretario de Medios bonaerense. Kicilloff no cedió ante ese pedido y la relación con el primogénito K dejó de ser armoniosa.

La paz entre ellos habría vuelto cuando Kicilloff le garantizó a Máximo que sus dirigentes podrían ocupar los cargos más importantes de organismos como el Grupo Bapro, Lotería Provincial, o la obra social IOMA. Nada esta definido aún.

Según fuentes del PJ bonaerense, el malestar de los intendentes con su gobernador no solo es porque quedaron relegados de la discusión sobre la formación del Gabinete. También aguardan conocer quiénes serán los directores de los hospitales que están en sus distritos pero que dependen de la administración provincial. Lo mismo que las autoridades de las sedes locales de los registros civiles, los jefes regionales de Educación o de la obra social de los empleados bonarense, IOMA.

Kicillof le había ofrecido un cargo relevante a quien fue ministra de Economía bonaerense durante la gestión de Daniel Scioli, Silvia Batakis, pero bajo condiciones que ella consideró inaceptables. Es probable que Batakis ocupe ahora un puesto en el Ministerio del Interior.

Berni resiste la oferta de manejar la Bonaerense

Axel Kiciloff cree que su gabinete es el más apto de los que funcionaron hasta ahora en Provincia. Pero hasta ahora no logró asegurarse un puesto clave: el de ministro de Seguridad. Es quien debe liderar cada día con uno de los conflictos que más se extiende en el distrito.

Quien sea designado en ese cargo debe tener además el conocimiento y el carácter suficiente para controlar a la Policía bonaerense, el “ejército” de uniformados más grande de la Argentina.

Son más de noventa mil hombres y mujeres. Según fuentes del PJ bonaerense, y de otras involucradas de modo directo en esta trama, Kicillof, o la propia Cristina Fernández, intentaban convencer por estas horas al ex secretario de Seguridad en la era K, Sergio Berni, para que acepte hacerse cargo de un nuevo desafío.

Este diario pudo saber que Berni, por el momento no habría confirmado su participación en un puesto de tan alta conflictividad. Pero quizás lo haga en breve.

Tal como reveló Clarín, Cristina Kirchner vería con buenos ojos que su ex secretario de Seguridad vuelva a ocupar el mismo cargo en el equipo de Alberto Fernández, para controlar a las fuerzas federales. Hasta ahora no lo logró.(Fuente: clarin.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Mauricio Macri en el acto de despedida. (Gustavo Gavotti)

Desde 2007 que no vive la experiencia de estar fuera del poder y desde 2005 que no había perdido una elección. Se fue diciendo “hasta pronto”.

 

En la Plaza de Mayo, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich fueron vistos como posibles sucesores de su legado político.

Hacía varios días que Mauricio Macri se estaba preparando para su despedida. Sabía que iba a llorar y que viviría ese momento como el final de una larga etapa de su vida, iniciada cuando decidió lanzarse a la arena política, a fines de la década del 90 o -más precisamente- en los dramáticos finales del 2001.

En el 2003 se candidateó para Jefe de Gobierno de la Ciudad, acompañado en la fórmula por Horacio Rodríguez Larreta, y perdió en la segunda vuelta electoral. En el 2005 ganó la elección legislativa, en el 2007 llegó finalmente como un gran triunfador al edificio de Bolívar 1, y desde entonces no paró de ganar cada vez que se presentó a elecciones. Hasta el 27 de octubre último, cuando no alcanzó el ballotage y quedó fuera de juego. ¿Por cuánto tiempo? La verdad es que no lo sabe.

 
Mucha gente lloró en la despedida. (Nicolás Stulberg)
Mucha gente lloró en la despedida. (Nicolás Stulberg)

La primera novedad para los que no lo conocen lo suficiente es que el Presidente saliente no deja la política y promete pelear el liderazgo de la oposición. Lo transmite ante cada persona con la que habla del futuro y es lo que dejó entrever en la cadena oficial que realizó el pasado jueves. También en lo que dijo hoy. “Más juntos que nunca, sin miedo, por la República, por el respeto a las leyes, por nuestros hijos y por nuestros nietos: hasta pronto, porque este recién comienza”. Inmediatamente después se emocionó hasta las lágrimas y aseguró: “Los amo con locura, gracias, gracias, gracias, gracias”.

 

Como despedida final, se lanzó sobre la gente que estaba tan emocionada como él. No fue al estilo de Néstor Kirchner cuando asumió la presidencia el 25 de mayo del 2003, cuando se golpeó la cara con un objeto contundente, tal vez una cámara de televisión. En este caso el baño de multitud se hizo de un modo cuidado, ya que tiene una vértebra lumbar desplazada, que lo obliga a permanentes infiltraciones para moderar el dolor. Con ayuda de alguien de su equipo, desde la tarima, se subió en los hombros de un conocido y recorrió una parte de la movilización para deleite de la gente que lo rodeaba, muchos de los cuales lloraban.

Actos masivos, cadena nacional, cepo cambiario. El Macri que se va es tan distinto al que llegó que es imposible saber cómo seguirá su propia historia política, si tendrá la cintura suficiente para tolerar ser uno más en una mesa amplia de decisiones y si, finalmente, logrará introducirse la política como una forma de vida, como esa práctica que los que la disfrutan no pueden abandonar jamás.

 
María Eugenia Vidal se asoma a la multitud reunida en la Plaza. (Gustavo Gavotti)
María Eugenia Vidal se asoma a la multitud reunida en la Plaza. (Gustavo Gavotti)

Qué pasará en Juntos por el Cambio es difícil saberlo. El acto de hoy fue netamente del PRO, aunque se vieron unas muy pocas banderas radicales y militantes de la Coalición Cívica, entre ellos la diputada Paula Olivetto. En cambio, se destacó desde muy temprano la JPro, con banderas amarillas y hasta bombos “peronistas” que animaron a la multitud hasta que se llenó la Plaza.

Además de Marcos Peña, Fernando De Andreis y Hernán Lombardi, en distintos rincones de la Plaza de Mayo Infobae pudo ver a Guillermo Dietrich, Jorge Grecco, Guido Sandleris, Iván Petrella, Gabriel Sánchez Zinny, Lidia Saya y Hernán Lacunza.

Pero las estrellas de la tarde, además de Miguel Angel Pichetto -que salió con él y Juliana Awada al balcón, después ingresó desde Balcarce 24 para subir a la tarima y que fue vitoreado al ritmo de “Pi-cheeeeee-to"-, fueron Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Ambos se acercaron a saludarlo antes de que saliera a dar su discurso de 10 minutos. Uno ganador en su distrito y otra perdedora, son la referencia más clara de un legado político dentro del partido que el martes deja el poder.

 

Y otros dos dirigentes más. Por un lado, Cristian Ritondo, recientemente designado como presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados, que vino caminando desde la 9 de julio por la avenida de Mayo sacándose selfies. Por el otro, Patricia Bullrich, futura presidenta del PRO nacional, que hizo el mismo trayecto pero tardó mucho más, rodeada de jóvenes que tenían una remera que decía “Patricia Sí. Falopa No” y gente que se acercaba para abrazarla y pedirle que esté atenta con lo que viene en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico.

Ninguno de ellos cuestionará el liderazgo de Macri, pero tampoco aceptarán que tome todas las decisiones como lo vino haciendo hasta ahora. Son las reglas del llano. Cuando perdés, no hay órdenes que valgan porque la horizontalidad se impone. Cualquier debate lo gana el que mejor argumenta o quien sabe construir una nueva trama de solidaridades.

 

No es algo para lo que el Presidente saliente esté preparado. De cómo procese este nueva etapa en su vida dependerá la representatividad del ese más de 40% que lo votó, tal vez no demasiado convencido en su liderazgo, pero sí en la necesidad de marcarle la cancha a posibles intentos autoritarios del Gobierno que viene. (Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

En minutos comenzará la sesión preparatoria en la que tomarán juramento los legisladores que asumirán el 10 de diciembre. Massa será elegido como presidente del cuerpo

 

La Cámara baja empezará a formalizar a partir de este mediodía su nueva conformación con la jura de los 130 nuevos diputados y un delicado equilibrio de fuerzas entre los bloques del Frente de Todos y de Cambiemos que debutará a partir del 10 de diciembre con la discusión del primer Presupuesto del presidente electo, Alberto Fernández.

En las últimas horas, los pasillos de la Cámara de Diputados eran una romería de legisladores, en momentos decisivos para la designación de autoridades. Alberto Fernández, de hecho, reservó un hueco de su agenda para mostrarse –este martes– con Máximo Kirchner, Sergio Massa y el nuevo bloque del Frente de Todos, que tendrá una composición en torno a los 121 diputados, la primera minoría. Se necesitan 129 para el quórum propio.

Pasadas las 11 comenzaron a llegar los legisladores al Parlamento. Otros –principalmente del futuro oficialismo– arribaron más temprano.

 
Máximo Kirchner fue uno de los primeros en arribar al Parlamento
Máximo Kirchner fue uno de los primeros en arribar al Parlamento
 

El lunes, los principales diputados de los dos bloques mayoritarios se habían encontrado en las oficinas de la presidencia de la Cámara que Emilio Monzó, todavía a cargo, prestó para la ocasión. Massa, el titular entrante que ya empezó a acondicionar el despacho, recibió por la tarde a Máximo K, Cecilia Moreau, Mario Negri, Cristian Ritondo, Álvaro González y Maximiliano Ferraro para negociar lugares y conversar sobre la agenda legislativa, en horas en que el hijo de la ex presidente comenzó a robustecer su poder parlamentario.

El titular de la bancada del Frente de Todos, una jefatura que terminó de consolidar la semana pasada con la mudanza de Agustín Rossi al nuevo gabinete nacional y oficializó ayer con la presencia del presidente electo, colocó a Rodrigo “Rodra” Rodríguez, de la agrupación La Cámpora, al frente de la Secretaría Administrativa, que maneja el presupuesto de la Cámara. Florencia Romano, del riñón de Monzó, que ocupaba ese lugar, quedará de prosecretaria.

 
Mario Negri
Mario Negri

El encuentro, con Massa de anfitrión, fue cordial y productivo, según las fuentes. Se avanzó en la necesidad de discutir, después del 10 de diciembre, el presupuesto con el que contará Fernández el año próximo. Desde Cambiemos pidieron alguna precisión más de la agenda legislativa, pero no hubo mayores detalles.

 
En la sesión, el peronismo unificado propondrá a Sergio Massa como presidente del Cuerpo, quien volverá a la Cámara baja después de dos años
En la sesión, el peronismo unificado propondrá a Sergio Massa como presidente del Cuerpo, quien volverá a la Cámara baja después de dos años

La posibilidad de sesionar en enero, en sesiones extraordinarias, no está clara. Era una idea que había propuesto Massa en su nuevo rol, pero pierde fuerza. Se complica la logística, en primer lugar. La última vez que el Congreso abrió sus puertas para que la Cámara baja sesione en enero fue en el 2002, tras la debacle social y política de fines del 2001. Se votó, por ejemplo, el fin de la convertibilidad.

Por estas horas, en Cambiemos terminaban de definir a las autoridades que esta tarde deberían empezar a tener un rol protagónico. La jefatura de Negri del interbloque de 116 diputados se formalizó anoche. El diputado cordobés, que renueva su mandato, había tenido una dura disputa interna con Alfredo Cornejo, que se encaminaba a ocupar una de las vicepresidencias.

La vicepresidencia primera, reservada para Cambiemos, se definía entre Álvaro González y Omar de Marchi, ambos del PRO.

 
Luis Petri (foto: Maximiliano Luna)
Luis Petri (foto: Maximiliano Luna)

En la Cámara baja nadie se animaba hasta ayer, de todos modos, a pronosticar unidad a partir de los próximos meses. La continuidad de los diputados que responden a Monzó, que la semana pasada se lanzó en la provincia de Buenos Aires de cara al 2023 y que coquetea con un espacio moderado con conversaciones con el PJ, pende de un hilo.

Sebastián García de Luca, todavía viceministro del Interior -uno de los que jura a partir de este mediodía- es el que más tensa la cuerda. Tiene una disputa con Ritondo, jefe del bloque ungido por Mauricio Macri y por María Eugenia Vidal, enemistada con Monzó.

La reunión que los diputados del PRO mantuvieron este martes duró casi cinco horas. Terminó entrada la noche. Hubo acaloradas discusiones. La homogeneidad de ese bloque es una quimera.

La Coalición Cívica de Elisa Carrió, que renunció a su banca a partir del 1 de marzo, tendrá 14 diputados.

 
Cristian Ritondo presidirá el bloque de diputados del PRO
Cristian Ritondo presidirá el bloque de diputados del PRO

Ayer, además, Massa logró la conformación de un interbloque con una decena de legisladores, liderado por el mendocino José Luis Ramón, y que incluye a tres diputados del PRO que dejaron la bancada de Cambiemos: Beatriz Ávila, Pablo Ansaloni y Antonio Carambia. Ramón entabló en esta semana un vínculo estrechísimo con Massa, aseguraron fuentes parlamentarias.

En el caso del PJ no K, anoche se materializó un interbloque de diez diputados del peronismo bonaerense y de Córdoba -los que responden a Juan Schiaretti-, entre ellos Eduardo Bucca y Graciela Camaño, que hoy reelige su banca y que se erige como una legisladora de peso en la cámara. Buca presidirá el bloque, llamado Interbloque Federal.

Con ese escenario, Diputados se encamina a consolidar una mayoría del PJ K con preponderancia de Máximo Kirchner y la presidencia de Massa. En el Senado, Cristina Kirchner ya había armado una bancada de unos 40 senadores. Con quórum propio.(Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Alberto Fernández, presidente electo: detrás la imagen de Cristina Fernández de Kirchner

El presidente electo estaba citado como testigo, pero nunca consideró que la futura vicepresidente planteara la posibilidad de su indagatoria en un expediente que ventila el caso de corrupción más emblemático de la administración kirchner

 

Un hilo de tuits de Infobae sorprendió a Alberto Fernández que dedica todo el día a diseñar su primeras medidas de gobierno y consensuar con Cristina Fernández de Kirchner los futuros miembros del gabinete nacional.

Esos tuits, inesperados para el presidente electo, reproducían la declaración indagatoria de la vicepresidente electa en la causa de la obra pública de Santa Cruz, donde sugirió que Alberto Fernández sea citado como imputado en el expediente más paradigmático de la presunta corrupción kirchnerista.

En las oficinas de Puerto Madero, donde Alberto Fernández pasa los días previos a su asunción, se descartó que hubiera habido un acuerdo político entre el presidente y la vicepresidente electa. Eso significa que Alberto Fernández no consensuó con Cristina Fernández de Kirchner que propusiera su declaración indagatoria como una pieza más de su estrategia procesal.

 

El presidente electo ya figura como testigo por la defensa de la ex presidente, pero ello no implica ninguna eventual responsabilidad penal en la causa que se ventila en el Tribunal Oral Federal número 2.

Por eso Alberto Fernández se sorprendió cuando CFK sostuvo en los tribunales de Comodoro PY que “van a tener que citar al presidente de la República, que fue jefe de gabinete de 2003 a 2008”. Esa sugerencia de su compañera de formula implicaría modificar el estatus jurídico de Alberto Fernández, cerrando así una extraña paradoja en la historia de la Argentina: después del 10 de diciembre, no sólo habría una vicepresidente procesada por corrupción, sino que también se sumaría el presidente de la Nación.

 
Alberto Fernández y Sergio Massa, socios políticos en el Frente de Todos
Alberto Fernández y Sergio Massa, socios políticos en el Frente de Todos

En Puerto Madero aseguran que Cristina Fernández de Kirchner no improvisó y que su propuesta al tribunal oral esconde la intención de lograr que Alberto Fernández use su peso institucional para cerrar una investigación que tendría suficiente evidencia para sostener fuertes condenas a los imputados por corrupción pública. En este sentido, la ecuación política es fácil de explicar: si la causa está armada, que la desarme Alberto Fernández desde la Casa Rosada.

“Alberto (Fernández) considera que no hay evidencias contra Cristina, lo dijo y lo sostiene. Pero eso no significa que se involucre en una operación judicial. Alberto (Fernández) sigue creyendo en la división de poderes. Entre líneas hay un mensaje. Pero nosotros no vamos a hacer nada", argumentaron a Infobae desde las cercanías del presidente electo.

Las explicaciones políticas sobre la sugerencia procesal de Cristina Fernández de Kirchner no terminaron en Alberto Fernández. En Puerto Madero además interpretan que CFK también pretendió incluir a Mauricio Macri. Desde esta perspectiva, CFK intentaría unir al Presidente y al presidente electo en una estrategia política destinada a terminar con la causa de la obra pública de Santa Cruz.

Esta lectura peronista de la supuesta estrategia de CFK, que paradójicamente se reprodujo en Balcarce 50, se apoya en la siguiente declaración realizada por la vicepresidente electa ante el Tribunal Oral Federal:

"El Gobierno utilizó la Oficina Anticorrupción y la UIF para impulsar las causas judiciales. El rol de la señora Laura Alonso, no abogada, que asume la OA. Se modificó el decreto para que pueda asumir. ¿Quién es el titular de la UIF? Mariano Federici, un ex funcionario del FMI. Eso no es reprochable, pero Federici viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero. Y el HSBC tiene una causa en la Argentina. Podemos hablar de la estructura de la AFI, de Arribas y de Majdalani, y de la causa de Dolores, que el tribunal debería tener en cuenta”.

 
Mauricio Macri y Alberto Fernández en su encuentro en Casa Rosada
Mauricio Macri y Alberto Fernández en su encuentro en Casa Rosada

”Esta declaración de Cristina Fernández de Kirchner –sostienen en el Frente de Todos– significa que Macri debería también involucrarse para evitar que el gobierno peronista le haga a él lo que supuestamente le hicieron a la vicepresidenta electa. Desde Madrid, donde está Macri en gira oficial, la respuesta a Infobae fue simple y contundente: “No tuvimos nada que ver, no tenemos hacia adelante, y no nos vamos a involucrar”, enfatizaron desde la capital de España.

Alberto Fernández aún no conversó sobre el asunto con su compañera de fórmula, aunque espera hacerlo ante la primera oportunidad. Considera que la Justicia federal está persiguiendo a la ex presidente, pero se sorprendió con su paso estratégico a pocos días de asumir el poder. Al presidente electo no le gusta que le digan qué tiene que hacer, y menos frente a un tribunal que investiga un caso de corrupción con el que jamás tuvo que ver. (Fuente: infobae)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

María Eugenia Vidal, hoy, en ACDE. La entrevistó el presidente de la entidad, Juan Vaquer.

La gobernadora reconoció que la crisis social fue clave en el resultado de los comicios y reivindicó la gestión institucional de Cambiemos

 

“Yo entiendo a los que no nos eligieron porque no podían llegar a fin de mes, pero no quiero dejar de valorar al 40% que nos votó en el país o al 38% que nos votó en la provincia de Buenos Aires y nos dijo: ‘acá estamos’”, afirmó María Eugenia Vidal en su último acto público como gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Vidal expuso frente a un auditorio que conoce el poder y la política, y sin embargo nunca mencionó a Mauricio Macri. Aunque siempre sonríen para las fotos, la gobernadora y el Presidente han puesto un frío diplomático a la relación partidaria a pocos días de la asunción de Alberto Fernández.

Todo sucedió en un almuerzo realizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que quiso escucharla para hablar de “Los valores en el próximo ciclo político”. La gobernadora saliente contó: “Yo vengo de una familia de clase media que antes fue pobre, sé lo que es cobrar y separar del dinero del sueldo el dinero para pagar el transporte del mes y cómo se perjudica cuando aumenta, o cuánto influye en tu economía el aumento de las tarifas o del pan, por eso tengo claro que siempre hay que ponerse en el lugar del otro cuando se gobierna”.

“No creo que heladera mate asfalto”, aseguró, “pero hay que entender la realidad de cada uno, sin enojarse”. Además, explicó que “seguimos gobernando hasta el último día, porque la provincia no espera. Ayer por ejemplo trabajamos en equipo con el intendente de Tigre y el de Chascomús, que no son de nuestro partido, y el intendente de Lezama, que sí es de nuestro partido, para superar la tragedia. Porque no importa de qué partido sos cuando tenés que solucionar los problemas de los vecinos”.

 

Ante un auditorio repleto de empresarios como Gastón Bourdieu y María Elena Casanovas (Banco Galicia), Andrés Beibe (Corteva) y Miguel Trucco (AySA), que escucharon a Vidal en silencio, como si no estuviera por dejar el poder en apenas pocos días, la gobernadora tuvo oportunidad de explayarse ante las preguntas que le hizo el presidente de ACDE, Juan Vaquer.

Vidal dijo que “la provincia siempre está muy impactada por la macroeconomía, pero eso no invalida el asfalto ni el agua potable. Hay que gente que nunca vivió en una calle con tierra o donde la ambulancia no entra, así que tal vez no tenga claro cómo impacta en la vida cotidiana que ya no haya que salir de la casa con bolsas de plástico en las zapatillas o directamente descalzo después de la lluvia”.

Y sorprendió al auditorio hablando de una transición muy activa en el caso de la provincia de Buenos Aires. “Después de las palabras fuertes que tuvo (Axel Kicillof), nos reunimos, y empezó un proceso de transición muy correcto y espero que comprendan que estamos haciendo lo mejor posible para que no tengan problemas al llegar y tengan garantizados el primer mes de gestión”.

 
"Muy correcta" dijo María Eugenia Vidal que es la transición en provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof y su equipo. (Prensa Kicillof)

También llamó la atención que buscara referirse a Cristina Fernández de Kirchner, y en términos positivos. "Ayer fui invitada a un encuentro de mujeres políticas y yo dije que ‘no se puede hablar de liderazgos políticos de las mujeres en la Argentina sin destacar el rol que tuvo Cristina Fernández de Kirchner como ex presidenta en dos períodos y el que tendrá ahora como vicepresidenta’”.

Explicó que “el narcotráfico fue nuestra principal batalla y así debería continuar porque es la base de cualquier política de seguridad". “Desde el narcotráfico se deriva el hurto, la trata de personas y el secuestro extorsivo”, aseguró.

Sobre las políticas de transparencia recordó: “Cambiamos muchas reglas, cuando yo llegué ni el gobernador ni los ministros tenían la obligación de mostrar su declaración jurada. A partir de que nosotros primero lo hicimos por decreto y luego por ley, lo extendimos no solo a ministros, sino también a la policía y al Poder Legislativo y el Poder Judicial lo implementó por acordada”.

En cuanto a su futuro, aseguró: “Voy a seguir recorriendo los mismos barrios”, aunque no especificó si seguirá vinculada a la política. Dijo, en cambio, que “es muy importante cómo te vas de la cancha”. (Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

© Pablo Cuarterolo

La vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, solicitará este jueves al Tribunal Oral Federal 2 que "garantice la transmisión en vivo" de su declaración indagatoria, prevista para el próximo lunes 2 de diciembre en el juicio que investiga presuntas irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz.

 

 Según pudo saber PERFIL, será el doctor Alberto Beraldi, abogado defensor de la expresidenta, quien remitirá ese pedido a los jueces.

Como siempre, en la indagatoria, Cristina Kirchner podrá declarar, negarse a hacerlo, contestar o no preguntas de las partes o presentar un escrito, como suele hacerlo. El juicio comenzó hace seis meses, cuando la ex presidenta asistió a Comodoro Py para escuchar las acusaciones en su contra, sentada lejos del empresario santacruceño Lázaro Báez, apuntado como presunto testaferro del matrimonio Kirchner. 

 

Alberto y Cristina© Proporcionado por Perfil Alberto y Cristina

Éste es el primer juicio que afronta la vicepresidente electa, si bien está procesada en otros casos que también han sido elevados a debate oral. La exmandataria, que no participó del resto de las indagatorias debido a sus viajes a Cuba para visitar a su hija Florencia, está acusada de ser la presunta jefa de una asociación ilícita que desde el Estado le asignó de manera irregular 52 obras públicas a las empresas de Báez para la provincia de Santa Cruz.

En la causa, que comenzó el pasado 20 de mayo, se investigan supuestas irregularidades en la adjudicación de 51 proyectos de obra pública al grupo Austral, del empresario Lázaro Báez, detenido en el marco de otra causa. El caso investiga en total a 13 procesados, entre ellos el exministro de Planificación, Julio de Vido, que se encuentra en prisión preventiva desde hace más de dos años.

20190521 Cristina kirchner Comodoro py Interior Juicio© Proporcionado por Perfil 20190521 Cristina kirchner Comodoro py Interior Juicio

Los expedientes que también irán a juicio son el que investigan el memorándum de entendimiento con Irán que se firmó durante su gestión; el que indaga las ventas de dólar a futuro durante su Gobierno; el que sospecha de las sociedades familiares Hotesur y Los Sauces; y el que analiza una supuesta red de sobornos entre funcionarios y empresarios a cambio de la concesión de proyectos de obra pública.

Ocho días antes de esta declaración televisada, Cristina volverá al poder como vicepresidenta de la Nación, con 10 procesamientos en su contra. El único de los procesos que llegó a juicio oral y público fue el denominado Vialidad y comenzó el 22 de mayo pasado. Se acusa a Fernández de favorecer al Grupo Austral, empresa cuyo titular era Báez, con la adjudicación de obras públicas en la provincia de Santa Cruz entre 2004 y 2015. (Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE  INTERESAR

 

El presidente electo Alberto Fernández, pensativo durante un acto en la provincia de Tucumán (Foto: Reuters / Agustín Marcarian)

El presidente electo se preguntó: “¿Si tenés un problema porque estás muy endeudado, creés que la solución es seguir endeudándose?”

 

Después de varios días en silencio, y a poco de asumir al frente del Poder Ejecutivo, el presidente electo Alberto Fernández aseguró que no le pedirá al Fondo Monetario Internacional los USD 11 mil millones que restan del acuerdo stand by que la administración de Mauricio Macri alcanzó con el organismo de crédito.

En diálogo con Radio Con Vos, Fernández se preguntó: “¿Si tenés un problema porque estás muy endeudado, creés que la solución es seguir endeudándose?”. “No es la solución. Es más o menos como el tipo que tomó mucho y está un poco borracho. La solución no es que siga tomando, es que deje de tomar. Es una de las primeras reglas que tenemos que tener es dejar de pedir dinero”, amplió.

En ese sentido, el presidente electo agregó: “No se si va a venir el dinero (que resta) del acuerdo, un acuerdo que dice que le van a mandar a Argentina alrededor de 57 mil millones de dólares y le han dado hasta acá 45 mil millones, quedan 11 mil millones. ¿Tengo un problemón y voy a pedir 11 mil millones más? Yo quiero dejar de pedir y que me dejen pagar”.

“Intento ser una persona seria, una persona que dice que va a hacer algo y sabés que lo va a cumplir. No quiero firmar acuerdos que no voy a cumplir, esos acuerdos los firmó Macri y no cumplió ninguno. Yo voy a firmar uno y lo voy a cumplir. La primera regla para cumplir es decir ‘no me presten más plata y déjenme desarrollarme para poder pagarles’. Discutamos cuánto tiempo necesito pero no me des más plata. Porque es querer calmar la borrachera tomando más vino. No quiero agrandar el problema, quiero resolverlo, pero con sensatez”, aseguró Fernández.

 
 
Mauricio Macri y Alberto Fernández durante la reunión en Casa Rosada para hablar sobre la transición.
Mauricio Macri y Alberto Fernández durante la reunión en Casa Rosada para hablar sobre la transición.

En tanto, fue consultado por su relación con Mauricio Macri en esta transición y reveló que conversó con Macri para coordinar la llegada de los hijos de Evo Morales a la Argentina: “Con Macri hablé por última vez cuando le pedí que allanara todos los caminos para que pudieran llegar al país los hijos de Evo, y él se portó muy bien. Lo puso a Faurie en contacto con nosotros”.

En esa línea, consultado por el cambio de mando en el Ejecutivo, dijo que “la transición en el Estado es relativamente poco importante porque todo es público, todos sabemos los números, dónde pesa. Ellos están tratando de aliviar lo que dejan pero ya sé que tengo filtraciones por todos lados, lo tengo claro, pero no me quejo”.

En otro tramo de la entrevista, Fernández aseguró que cuando asuma, su administración estará “en un punto ideal porque estamos todos de acuerdo en lo que tenemos que hacer”. “Nadie me pide un ajuste porque saben que no hay por dónde ajustar. Se ajustó tanto que se dejaron de dar vacunas. Se lo dije a la directora del Fondo, en Argentina reaparecieron enfermedades porque se dejaron de dar vacunas, sarampión, varicela, tuberculosis. Para que se hayan dejado de darles vacunas a los chicos es que ajustaron en lo que no debían”, afirmó.

“La economía está hace más de dos años paralizada con caída del consumo. Tenemos que volver a fabricar, dar créditos para que se reactive la producción, darle dinero a los jubilados para que consuman. Tenemos que hacer lo acá se llama peronismo”, consideró el ex Jefe de Gabinete.

 
Edificio de la Agencia Federal de Inteligencia
Edificio de la Agencia Federal de Inteligencia

Consultado respecto de los servicios de inteligencia y del futuro de la AFI, Fernández dijo que “tienen que estar al servicio del Poder Judicial, deberían hacer inteligencia preventiva ante los riesgos de que Argentina sufra un ataque imprevisto. Pero hace muchos años la inteligencia argentina se ocupa de los argentinos”.

“La inteligencia hace años dejó de servir para lo que queríamos. Cristina (Kirchner) creó la AFI, algo muy importante, que fue transparentar los fondos de la inteligencia, manejaba fondos reservados de los que no daban cuenta. Pero Macri los volvió a poner como reservados. Así no sirve, pero no podemos prescindir de la inteligencia militar o criminal, es muy importante, pero no puede funcionar como está funcionando", agregó.

Por otro lado, respecto de el panorama fiscal del Estado, Fernández explicó que “Argentina tiene un tercio de los ingresos por el impuesto a las ganancias, otro tercio de los impuestos al consumo, como el IVA, que tienen el problema de que los pagamos todos por igual, y es muy regresivo; y después están los impuestos al comercio exterior. Tenemos que hacer caer la presión impositiva sobre los que más tienen, y yo dije que tenemos que revisar el impuesto a los bienes personales, que atiende lo que uno tiene para ver cuánto se paga. Pero este país tiene una cultura de no pagar”.

 
Fernández junto a Daniel Martínez, el candidato del Frente Amplio que habría perdido el balotaje en Uruguay
Fernández junto a Daniel Martínez, el candidato del Frente Amplio que habría perdido el balotaje en Uruguay

Fernández también se refirió a la realidad latinoamericana y al balotaje en Uruguay, que todo indica habría arrojado como ganador a Luis Lacalle Pou, el rival del candidato que apoyó el argentino en la previa de las elecciones en el país vecino: “Me dicen muchos ‘mirá lo que pasó en Bolivia’, ‘en Chile está Piñera’, ‘ganó Lacalle’, a quien conozco, es un tipo razonable, no es de extrema derecha... si vos lo mirás, el continente se está rebelando contra la derecha. Pasó en Ecuador, Colombia, Chile, y lo que parecía que iba a ser un paseo contra el Frente Amplio, todavía no sabemos quién ganó. Y en Bolivia tuvieron que hacer un golpe de Estado para sacar a Evo Morales del medio”.

“Nosotros vamos en el mismo sentido de la gente, Latinoamérica nos mira con expectativa, porque acá puede haber un cambio de clima en América Latina. Es cierto que cuando ganamos, en Sudamérica se desató una demanda social que parecía dormida. En Chile, cuando gobernaba la Concertación y me hablaban del milagro chileno, yo decía que el único milagro era la paciencia de los chilenos porque la desigualdad es impresionante. Algún día iba a pasar en Chile, y en Colombia lo mismo, se rebelan contra la lógica del ajuste, en el mismo sentido que mi Gobierno”, opinó.(Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Ominami, Rouseseff y Alberto Fernández en la recioente cumbre del Grupo Puebla en Buenos Aires (Maximiliano Luna)

El dirigente de la izquierda de Chile es un admirador del presidente electo y lo asesora para los contactos internacionales y la estrategia del Grupo de Puebla

 

No sólo se considera amigo de toda la vida de Alberto Fernández, sino su “fan, groupie y admirador”. Desde ese lugar y en función de la afinidad política que tiene con el presidente electo o los nexos internacionales que cosechó a lo largo de su vida, el dirigente socialista chileno Marco Enriquez Ominami actúa hoy como asesor internacional y se convertirá desde el 10 de diciembre en una suerte de “canciller en las sombras” del nuevo gobierno argentino.

Ominami y sus allegados aclaran que no será un asesor rentado de Alberto Fernández sino que trabajará ad honorem para ayudar el próximo presidente argentino y reforzar desde Buenos Aires al Grupo de Puebla conformado por dirigentes progresistas latinoamericanos.

Hijo del cofundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, Miguel Enríquez, y miembro del Partido Socialista hasta 2009, Ominami fue diputado y en 2010 fundó el Partido Progresista por el que disputó la presidencia en 2013 donde fue derrotado por Sebastián Piñera.

Ahora se tomó un respiro de la política chilena y pasará gran parte del tiempo en Buenos Aires. A todos los que le preguntan qué va a hacer en la Argentina con Alberto Fernández les contesta lo mismo: “Ayudar en todo lo que pueda a alguien que entiende la necesidad de responsabilidad y la ética de la convicción política”, según reconstruyó Infobae en el Frente de Todos.

 

De esta manera, Ominami será una suerte de asesor internacional del nuevo presidente argentino aunque no quiere un cargo, mucho menos un contrato o una oficina en la Casa Rosada. “No estará en ningún lugar fijo. Sólo estará al lado de Alberto para lo que lo necesite”, explicó un asistente del dirigente de izquierda chileno.

Ominami conoció a Fernández en 2009. Desde allí que lo empezó a admirar y a contactar en forma ininterrumpida. Comparten el ideal del Grupo de Puebla y en cada acto al que van juntos el presidente electo lo presenta como “un gran amigo de la vida”. Por esta razón y por los lazos internacionales que tiene Ominami es que tendrá un papel preponderante en la diplomacia argentina de los próximos años.

 
 Ominami durante la última campaña electoral en Chile
Ominami durante la última campaña electoral en Chile

Los recientes viajes internacionales que hizo Fernández durante la campaña fueron moldeados en gran medida con la mano de Ominami. Así ocurrió con la visita a España para ver al presidente Pedro Sánchez o a Portugal para reunirse con el primer ministro Antonio Costa. Y no fue casual tampoco que Ominami tenga ciudadanía francesa y que haya acercado a Fernández con el premier Emmanuel Macron en una charla telefónica que después del 10 de diciembre se traducirá en una visita oficial a París.

En el plano regional, Ominami aceitó los contactos de Fernández con el mexicano Andrés Manuel López Obrador, Evo Morales, Nicolás Maduro e incluso su contrincante chileno Piñera.

Amigo entrañable del ex presidente de Colombia Ernesto Samper, el dirigente chileno también fue uno de los artífices de la reciente cumbre del Grupo de Puebla en Buenos Aires.

“Los lazos internacionales que tiene Ominami no los tienen muchos dirigentes de América latina y eso le va a ayudar mucho a Alberto (Fernández)”, suele repetir el ex embajador de Cristina Kirchner, Eduardo Valdés.

Desde el Grupo de Puebla se acaba de trazar “una hoja de ruta” para dar solución a la crisis de Bolivia y ello contó con el visto bueno de Fernández en consultas con Ominami. Así se dispuso que haya una mesa de diálogo, la conformación de una comisión de la verdad para esclarecer los hechos de violencia y el sometimiento de la fuerza pública a esta hoja de ruta, entre otras cosas.

No sólo esto. Según pudo saber Infobae, para lograr la intempestiva salida de Bolivia hacia México de Evo Morales intervino Ominami activamente en coordinación con Alberto Fernández y López Obrador. Y recientemente el dirigente chileno habría avanzado en negociaciones reservadas junto con Jorge Argüello y bajo el visto bueno del presidente electo para sacar de La Paz a los hijos de Morales, Evaliz Morales y Alvaro Morales, ambos de 25 años, que podrían ser amparados en la Argentina.

 
Ominami estuvo detrás del armado de la visita de Alberto Fernández a España
Ominami estuvo detrás del armado de la visita de Alberto Fernández a España

Cuando apenas tenía cinco años Ominami tuvo que huir de Chile con su madre. Es que a su padre lo habían asesinado el 5 de octubre de 1974 en un tiroteo con la incipiente dictadura de Augusto Pinochet y huyeron a París. De allí que Ominami tenga ciudadanía francesa y amplios lazos con la dirigencia política gala. De hecho, fue el mismo dirigente chileno que lo acercó a Fernández con Macron.

En Chile, la Justicia inició una investigación sobre supuestos aportes irregulares tanto a la ex presidenta Michele Bachelet como a Ominami en lo que fueron los coletazos del caso Odebrecht. Al dirigente de la izquierda chilena se lo acusó de usar un avión durante su campaña presidencial de la empresa OAS asociada a la gigante de la construcción de Brasil. Ominami rechazó esas acusaciones por “infundadas”.

Desde la lectura de Fernández, Lula da Silva, Cristina Kirchner y el propio Ominami todo se trata de una “persecución política” o “politización de la justicia” que arrasa toda la región en estos días bajo el denominado lawfare internacional. (Fuente: infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Page 1 of 30

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

6880681
ahora
Visitantes Online
4271
6880681

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…