Política

Cristina Kirchner con Sergio Massa y Alberto Fernández cuando eran parte del mismo gobierno. FOTO: NA

Lo tituló "Bases para un gran coalición opositora, plural y amplia para poner de pie a la Argentina".

 

Afirmó que "debemos salir de la lógica amigo-enemigo, de los enfrentamientos históricos, y pasar a la construcción de una gran coalición de gobierno que supere el fracaso de la Argentina". Los lineamientos.

Para Sergio Massa son horas de definiciones, y aunque evitó de manera explícita la frase que todos dan por obvia, la de su alianza con el kirchnerismo, difundió este mediodía a través de las redes sociales un documento en que destacó las "bases programáticas" que serán los pilares de su regreso al redil de Cristina Fernández de Kirchner, apoyando la fórmula que encabeza Alberto Fernández.  Titulado "Bases para un gran coalición opositora, plural y amplia para poner de pie a la Argentina", Massa señaló en su documento que "La Argentina no necesita de una UNIDAD que sólo une a los dirigentes, sino de una amplia COALICIÓN de partidos que, en el respeto de orígenes y diversidad, une a la mayoría opositora y genera una nueva mayoría posgrieta", indicando en una frase las razones por las que dejará de lado su enfrentamiento con Cristina de los últimos años: "Debemos salir de la lógica amigo-enemigo, de los enfrentamientos históricos, y pasar a la construcción de una gran coalición de gobierno que supere el fracaso de la Argentina, entendiendo que todos debemos ceder algo, para construir para todos los argentinos". "Tenemos además que animarnos a construir esa nueva mayoría para un nuevo gobierno sobre la base de valores, respeto a heterogeneidad, un programa de gobierno y competencia democrática sobre los liderazgos. Pero, sobre todo, expresar valores y un camino o programa de gobierno que permita contarle a los millones de argentinos que quieren un nuevo gobierno cómo vamos a poner de pie a nuestra Patria. Con ese objetivo, el 2 de abril, planteamos nuestros compromisos por Argentina", indicó Massa, recordando el documento de 10 puntos que había difundido hace algunas semanas como bases para el consenso opositor (http://sergiomassa.com.ar/10Compromisos.pdf). Ni Vidal ni tercera vía: Massa cierra su alianza con el kirchnerismo "No se trata de qué lugar ocupa cada dirigente, sino cómo vamos a curar las heridas del fracaso, los errores y la soberbia de este Gobierno, que eligió un gobierno para pocos, lastimando a la enorme mayoría de los argentinos. Tenemos que animarnos a devolverle la esperanza a nuestro pueblo. A pensar en grande, sin vanidades. A que cada pyme, cada trabajador, cada desocupado, cada estudiante o cada jubilado sienta que el Estado y su gobierno le dan un camino para vivir dignamente y soñar con estar todos los días un poco mejor. Ser también profundamente autocríticos de nuestros errores y fracasos, porque borrón y cuenta nueva no curan per se las lastimaduras de nuestro tejido social", indicó el documento de Massa. En el documento se explicitan los lineamientos sobre obras públicas, promoción a la industria, las pymes, la lucha contra la pobreza, el cuidado del medioambiente, la defensa de los derechos de la mujer, entre otros puntos. "Es más lo que une que lo que nos separa", señala Massa, "las evidencias del fracaso de Macri son múltiples: una inflación descontrolada, una devaluación superior al 300%, una desocupación que roza los dos dígitos, una crisis industrial sin precedentes, etc. Macri eligió un mal camino, un camino equivocado, un camino para pocos. Y hoy, como consecuencia de su fracaso, la Patria está en peligro". (Fuente www.perfil.com). 

"Los felicito, estamos muy  contentos los argentinos de que ustedes nos estén ayudando a cuidar la frontera y a evitar que la droga llegue a la casa de los argentinos.
 
Gracias en nombre de todos y firmes ahí con la tarea", dijo el presidente Mauricio Macri en una comunicación con efectivos del Ejército Argentino que prestan servicios en el marco del operativo Integración Norte.
 
Desde Salta, durante una visita que realizó a la V Brigada de Montaña con asiento en la provincia, Macri habló a través de una videoconferencia con los oficiales Alejandro Machado y Rodolfo Arriaga, que llevan adelante acciones en la localidad jujeña de La Quiaca. 
 
Los efectivos detallaron al Presidente las distintas tareas que están desplegando las unidades del Ejército para brindar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad, tal como prevé el operativo Integración Norte, que apunta a fortalecer la presencia del Estado en esa zona fronteriza.
 
Macri compartió luego una cena con el personal militar destacado en la V Brigada en la que estuvo acompañado por el titular del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa;  el jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini, y el comandante de la guarnición, coronel Mariano Castelli.
 
También participaron de la comida el ministro de Defensa, Oscar Aguad; la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, entre otras autoridades.(casarosada.gob.ar)

Nervioso. El tigrense fuma sin parar y no define su futuro. FOTO: PRENSA FR

 

Sergio Massa pasa de la euforia al desaliento. Aún no tomó la decisión final sobre su futuro electoral y, antes de hacerlo, escucha a todos. Por estas horas, está convencido de que el camino para competir contra Mauricio Macri es el acuerdo de una gran interna con el kirchnerismo, pero un dirigente cercano le dice que la negociación con Alberto Fernández y Cristina Kirchner no debe ser ahora, si no después de las elecciones generales, cuando puede ofrecer sus votos para el ballottage. Esto lo hace dudar y se desanima, pero enseguida recibe mensajes de dirigentes bonaerenses que se muestran exultantes por la unidad y recobra el ánimo. Fuma más que hace unos meses, mientras hace números y pone nombres en una hoja. En este cierre de listas, necesita que la negociación lo lleve a conservar la estructura que mantiene y amenaza con dejarlo: legisladores nacionales, provinciales y un puñado de intendentes y concejales. ¿Qué lugar hay para él en el kirchnerismo? En las oficinas de la Avenida del Libertador ayer hacían todo tipo de especulaciones mientras él insistía con competir como candidato a presidente. “En una boleta está Cristina, Kicillof en la otra y posiblemente Máximo en otro tramo. Son siempre los mismos”, escribe el líder del Frente Renovador a un dirigente kirchnerista que quiere intermediar en la negociación. De todos modos, se muestra abierto al diálogo. El domingo dejará por un rato la política para asistir al partido que Tigre juega contra Boca en Córdoba, pero el lunes se reunirá con la mesa de acción política para coordinar las negociaciones con el kirchnerismo. Espera tener reglas de juego claras en un mano a mano con Cristina. Sabe que no quedan muchos espacios y que su pedido de que finalmente la senadora de Unidad Ciudadana desista de su candidatura a vicepresidenta ya quedó descartada. Cristina también rechazó la idea que le llevaron Alberto Fernández y Máximo Kirchner semanas atrás de que el tigrense encabece la fórmula a gobernador. “Hubiese venido dos meses antes, la candidatura esa es de Axel y no hay vuelta atrás”, le respondió la senadora a ambos. “Cada minuto que pasa y sigue especulando, se le cierran más la posibilidades”, dicen en el Instituto Patria sobre las conversaciones con Massa. Pero advierten: “Nosotros lo queremos adentro ahora”. Sobre la posibilidad de que el acuerdo se dé después de la elección general a la que se presentaría con Alternativa Federal, cerca de Alberto Fernández dicen: “Solo Juan Domingo Perón en 1957 logró que sus votantes acompañaran el pedido del voto en blanco, desde entonces a los ciudadanos no les importa lo que llaman a votar los dirigentes, su apoyo después de una general no vale de nada”. Mientras la mayoría de los dirigentes lo presionan para que acuerde con el kirchnerismo, otros como Graciela Camaño le señalan que debe ratificar su pertenencia a Alternativa Federal. En la mesa chica del massismo entendieron que la anécdota de Camaño en el congreso del Frente Renovador no fue de una dirigente afectiva. “Cayó a Parque Norte a marcarle la cancha. Le envió dos mensajes, primero: que el mocoso se acuerde que a los 17 años dijo que quería ser presidente y no gobernador. Y el segundo, que piense bien si un hombre de bien como él, se va a ir con los chorros del kirchnerismo”, dicen cerca del ex diputado. Ma-ssa sabe que no puede tomar las decisiones en soledad, Camaño y algunos empresarios le advierten sobre los pasos que debe dar. Sus socios de Alternativa Federal están desconcertados. “El martes lanzamos la interna, pusimos las condiciones y duró apenas dos días”, dice uno de los fundadores del espacio que integran Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. En privado, les asegura que sigue en el espacio. Teme que Cristina le termine cerrando la puerta en la cara y deba volver a la tercera vía. (Fuente www.perfil.com).

"Esto no es Unidad Ciudadana, es 'impunidad ciudadana'", ironizó la directora de la Oficina Anticorrupción.

 

Laura Alonso está muy segura de que si la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner gana las próximas elecciones presidenciales las causas por corrupción “caerían como un castillo de naipes” y se produciría una “toma de la Justicia”, basada en las amenazas del candidato a los jueces de tener que “rendir cuentas” de sus decisiones. “Si esa fórmula ganara, todos sabemos que los avances que hemos hecho todos estos años en la lucha contra la corrupción y la impunidad caerían como un castillo de naipes”, aseguró la titular de la Oficina Anticorrupción al ser entrevistada en el canal Todo Noticias. “Esto no es Unidad Ciudadana, es ‘impunidad ciudadana’”, ironizó la funcionaria del gobierno, quien afirma “la operación es atacar a la Justicia para tener impunidad para garantizarse no ir presos”. “Después de ser ungido candidato, Alberto Fernández ha amenazado jueces con nombre y apellido. Son los que han avanzado fuertemente en las investigaciones de corrupción", explicó Alonso. “Hay personas desesperadas por impunidad que van a hacer cualquier cosa para salir de la cárcel, o evitar ir”. Sin embargo, la titular de la OA se mostró tranquila al asegurar que la causa de los Cuadernos de las Coimas K es “involteable” y “lo que importa es lo que está en los papeles y lo que las decenas de testigos van a decir en sus testimonios”. Si esa fórmula ganara, todos sabemos que los avances que hemos hecho todos estos años en la lucha contra la corrupción y la impunidad caerían como un castillo de naipes, aseguró Alonso “Muchos creen que en algún momento, cuando hayan cumplido sus condenas, van a salir y disfrutar el dinero robado”, aseguró Alonso, quien afirmó sin embargo que “todas las agencias del Estado con competencia para hacerlo estamos buscando el dinero, y lo vamos a encontrar”. “No sólo van a estar condenados y presos, sino que no van a tener un peso porque el dinero robado va a volver a los argentinos”. Apuntando directamente al heredero de Cristina, Alberto Fernández, Alonso opinó que “sería bueno para la transparencia conocer quiénes han sido sus clientes [como abogado] en los últimos tres años, tal cual lo prevé la ley de Ética Pública”. (Fuente www.perfil.com). 

Recalculando. Macri y Vidal, las principales caras del oficialismo. Durán Barba, el encargado de medir el nuevo escenario.

La estrategia y el fuego interno por la “falta de conducción”. El mapa de los gobernadores.

 

Por una semana, un manto de intensa niebla se apoderó de la Casa Rosada. Ya había confusión en Cambiemos sobre la estrategia electoral, pero la decisión que comunicó Cristina Kirchner el sábado 18, los terminó de descolocar.

Tal es el alboroto, que mientras en algunos despachos baja la arenga de que “contra Alberto Fernández es más fácil ganar”, en otros, en cambio, el análisis es el contrario: “Perdemos en primera vuelta”. Distintas visiones, a metros de distancia.

La noticia de que Cristina Kirchner sería candidata a vice agarró a la mayoría de los funcionarios en sus hogares, el sábado por la mañana. Con algunas excepciones: Federico Salvai, el jefe de gabinete bonaerense y hombre de máxima confianza de María Eugenia Vidal, estaba jugando al golf en el club de campo Mayling cuando recibió el alerta. Al instante lo llamó Marcos Peña y una decena de funcionarios. “Disculpen, voy a tener que dejar de jugar”, se excusó con sus compañeros ante la emergencia.

En medio del bullicio, lo primero que pidió la mesa chica fueron números. Pero en la consultora de Jaime Durán Barba les avisaron que tardarían. Las encuestas cuantitativas, para el viernes. Las cualitativas unos días más. Casualmente, días antes del anuncio de Cristina, el gurú se había ido del país, un tanto ofuscado por la situación del Gobierno.

De tan desorientado que estaba el Gabinete, en el ministerio del Interior confeccionaron un mapa al que accedió NOTICIAS y que llamaron “Semáforo de los gobernadores sobre la fórmula Alberto – Cristina”.

El dato es aliviador en parte, al menos así lo analizan: las provincias que se sumaron rápidamente al nuevo armado del kirchnerismo pseudo moderado son las que tienen menor densidad demográfica. Los mandatarios de Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba y Santa Fe son esquivos a los K, aunque su electorado pueda traicionarlos.

Vidal
Infografía: Fernando San Martín

Definiciones. Mientras esperan por las encuestas, comienzan a plantear los escenarios. Con Marcos Peña a la cabeza del equipo, se debaten qué camino seguir: ampliar la coalición es la opinión generalizada, pero la discusión es si, de una vez por todas, será real. Los radicales lo exigieron y algunos peronistas estarían dispuestos a escuchar, si de una vez por todas es sincero: “Te dicen de abrir la mesa chica, pero al gabinete para un futuro gobierno lo están armando Pancho Cabrera y Mario Quintana. Más PRO puro no puede ser”, se quejan fuentes díscolas en un despacho de Balcarce 50.

Muy cerca de un importante ministro creen que la responsabilidad de estar bailando al ritmo de Cristina es exclusiva del Presidente: “Falta conducción”, alegan en estricto off. “No te pueden anticipar con una decisión como esa”, dicen sobre la fórmula de los Fernández.

Los radicales son los que más vehementes. Alfredo Cornejo pidió que habiliten la interna y Julio Cobos insistió con que la candidata sea Vidal. Al gobernador mendocino, desde Casa Rosada le dijeron que no se le pedía interna al Presidente, lo llamaron “irresponsable” y protestaron por su presunto egoísmo: “No tiene reelección en su provincia y por eso está viendo cómo se acomoda”, analizaron ante la consulta de NOTICIAS.

Sobre la posibilidad del Plan V, la gobernadora viene haciendo un esfuerzo por acallar las versiones. Pero son muchos los funcionarios que la alientan. “No está en los planes por ahora. Pero si es necesario se va a evaluar”, dicen “en off” funcionarios que “en on” desechan esa posibilidad.

Elisa Carrió es una de las principales señaladas por el desorden que se vive en el Gobierno. Con sus últimas polémicas le dio varios tiros en los pies al oficialismo y los ánimos están más caldeados que nunca. Esta vez fue Macri en persona quien llamó a la explosiva diputada para pedirle clemencia. Son muchos los funcionarios que protestan porque “Lilita” sigue adentro de Cambiemos: “Acá hay muchos que le tienen un cagazo crónico a Carrió”, dicen cerca de un ministro que recibe muchas críticas de la diputada, tras protestar por el egoísmo de la cofundadora del espacio que pretende acomodar la mayor cantidad de “Lilitos” en las listas.

Apertura. El peronismo moderado también quedó en off side con la noticia de la fórmula de Alberto y Cristina. Y tuvo que hacer malabares durante la semana para no resquebrajarse. El peligro en ese espacio para Cambiemos tiene nombre y apellido: se llama Sergio Massa. Si el tigrense no encuentra la contención en Alternativa Federal y se va al kirchnerismo, será un problema grave para las aspiraciones de reelegir del oficialismo.

Son muchos los dirigentes amarillos que piden un Macri más osado para la recta final. “El anuncio de Cristina lo desató de manos. Tiene que ser audaz”, reclaman cerca de un ministro. La apertura a otros espacios es esencial, según la postura mayoritaria. El Presidente dio una muestra de que todo puede pasar el martes 21, cuando se reunió con el gobernador cordobés Juan Schiaretti y se fundió en un abrazo que quedó retratado en una foto inusual.

“Llegó la hora de hacer política”, dicen los que reclaman la apertura y luchan por el consenso. Y agregan: “Gracias a eso nos quedamos hasta el final. Si era por la economía, nos íbamos antes”. Entre tanta confusión, hay un punto en el que todos coinciden en Cambiemos: su rival ya está en el radar. Al menos ahora saben contra quién pelean.(Fuente: noticias.perfil.com)

Claudio Bonadio FOTO: PERFIL: MARCELO SILVESTRO

El máximo tribunal penal lo respaldó tras un pedido de Cristina Kirchner, que había pedido apartarlo por "prejuzgamiento".

 

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó el pedido presentado por el abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, para apartar al juez Claudio Bonadio, magistrado que se encuentra al frente de la causa de corrupción más emblemática del país: la investigación de los cuadernos de las coimas del exchofer Oscar Centeno. Con dos votos contra uno, la sala I del máximo tribunal penal de Comodoro Py desestimó la acusación de la expresidente, quien alegaba "un temor de parcialidad fundado" de parte de Bonadio. En un fallo dividido, los jueces Daniel Petrone y Diego Barroetaveña comprendieron que la actual senadora "no ha invocado ni ha logrado demostrar ninguna circunstancia objetiva que permita sustentar –aún por vía de hipótesis- un temor de parcialidad fundado, que permita justificar el apartamiento" del juez de la causa, al tiempo que sostuvieron que "no resulta razonable admitir que la sola presentación de reiteradas denuncias contra los magistrados resulta suficiente para apartarlos, máxime cuando han sido desestimadas".  Por su parte, y en calidad de voz disidente, Ana María Figueroa, votó en minoría al considerar que efectivamente existe un temor razonable de parcialidad de parte de la defensa de Cristina Kirchner contra Bonadio. "El juez no sólo debe ser imparcial, sino que también debe parecerlo", argumentó Figueroa en su resolución. La carrera de Roberto Baratta: de taxista y quinielero a hombre de confianza de Julio De Vido En el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, el juez Claudio Bonadio dictó el procesamiento de la expresidente en septiembre de 2018, al considerarla la jefa de una asociación ilícita para la recaudación de fondos ilegales durante su mandato al frente del Ejecutivo nacional. Además de Cristina Kirchner, Bonadio procesó al exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y a Roberto Baratta, el exsubsecretario de Control y Coordinación del ministerio de De Vido. En pleno raid judicial entre el D´Alessiogate, investigado por el juez Alejo Ramos Padilla en la Justicia Federal de Dolores, y la Operación puf, que sospecha de un intento de paralización de la causa de los cuadernos a cargo del exembajador en el Vaticano, Eduardo Valdés, el fiscal federal Carlos Stornelli prepara la elevación a juicio oral contra la expresidente. Según Laura Alonso, Cristina Kirchner "sabía y avaló" la "Operación puf" Además de este pedido, Cristina Kirchner deberá afrontar otras 5 causas ya elevadas a juicio: Vialidad Nacional, que la vio por primera vez en el banquillo de los acusados, Los Sauces y Hotesur, por lavado de dinero, el Memorándum con Irán, por traición a la patria, la venta de dólar futuro durante su presidencia, y el caso de los documentos históricos hallados en su casa de El Calafate. (Fuente www.perfil.com).

Presidential Candidate Alberto Fernandez And Running Mate Cristina Fernandez De Kirchner Hold First Rally FOTO: BLOOMBERG

La tradicional lentitud del sistema judicial nacional hace altamente improbable que se conozca un veredicto judicial antes de que los ciudadanos puedan votarla.

 

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien volvió a la esfera pública tras obtener un escaño en el Senado en 2017, anunció su candidatura a la vicepresidencia en las elecciones de octubre. La aspirante está en juicio por cargos de corrupción durante su presidencia y la de su difunto esposo, Néstor Kirchner. Con otros procesos judiciales pendientes, la tradicional lentitud del sistema judicial nacional hace altamente improbable que se conozca un veredicto antes de que los votantes acudan a las urnas, mientras que los inversores temen por lo que significaría para Argentina el retorno del estilo populista y proteccionista de Kirchner. 1. ¿De qué se le acusa? En el juicio que comenzó el 21 de mayo, se le acusa de liderar una "asociación ilícita" con otros funcionarios de gobierno y el empresario Lázaro Báez, cuyas empresas recibieron numerosos contratos de obras públicas en la provincia de Santa Cruz mientras era presidenta, entre 2007 y 2015. El caso también abarca la presidencia de su esposo, entre 2003 y 2007, quien fue gobernador de Santa Cruz durante más de una década antes de asumir el cargo más importante del país. En otros procesos que aún no llegan al juicio oral se alega que Báez pagó a los Kirchner cantidades exorbitantes de dinero para quedarse en sus hoteles familiares en la Patagonia sin usar las habitaciones. La defensa argumenta que no hay manera de probar que Kirchner cedió explícitamente los contratos a Báez para luego ser compensada a través de las estadías hoteleras.     2. ¿Se sabrá el resultado antes de las elecciones de octubre? Probablemente no. No se anticipa un veredicto por al menos un año y "el caso podría prolongarse por dos o tres", según Natalia Volosin, abogada argentina con doctorado en la Escuela de Derecho de la Universidad Yale. Son más de 150 los testigos que deben declarar, incluido Alberto Fernández, presidenciable de Kirchner. Fernández, considerado un candidato más moderado que la populista Kirchner, fue jefe de gabinete en el gobierno de su esposo y brevemente en el de ella, entre 2003 y 2008. Tienen plazo hasta el 22 de junio para oficializar sus candidaturas. 3. ¿Qué pasa si Fernández y Kirchner ganan? Podría disminuir parte del entusiasmo por procesar a Kirchner, según expertos. Una victoria de Fernández y Kirchner haría "improbable que el Poder Judicial siga adelante con este caso", planteó Manuel Balán, profesor de la Universidad McGill y autor de un libro sobre escándalos de corrupción en Argentina y Chile. 4. ¿Cómo podría incidir el juicio en las elecciones? Representa un punto de contraste muy necesario para el presidente Mauricio Macri, quien tiene por delante un enorme desafío para lograr la reelección. Argentina está en recesión y Macri no ha cumplido sus promesas de reducir la inflación y atraer inversión extranjera. En los últimos tiempos, Macri ha tratado de encauzar el debate nacional hacia temas como la corrupción y el crimen. La economía "sigue siendo el factor decisivo en la votación", escribió Daniel Kerner, analista sobre América Latina de Eurasia Group, en una nota del 24 de mayo. Fernández al gobierno, Kirchner al poder 5. ¿Qué pasa si Kirchner gana y es condenada? Es poco probable que tenga que preocuparse por estar muchos años en la cárcel. Si el primer tribunal la declara culpable, la sentencia tendría que ser ratificada por otro superior, lo que se conoce como Casación, y luego por la Corte Suprema, un proceso que podría durar entre dos y tres años adicionales. Además, Kirchner goza de inmunidad como senadora en funciones: dos tercios de los senadores tendrían que votar a favor eliminar su fuero, algo que rara vez sucede. Tendría un nivel aún más alto de inmunidad como vicepresidenta porque se requerirían procesos adicionales en el Congreso para quitarle sus privilegios legales. 6. ¿Qué piensan los argentinos sobre el regreso de Kirchner? Argentina es una nación muy polarizada y la candidatura de Kirchner no hace más que resaltar eso. En una hipotética segunda vuelta contra Macri (sea o no su actual vicepresidenta, Gabriela Michetti, su compañera de carrera), una encuesta reciente revela que el dúo Fernández- Kirchner obtendría alrededor del 47,6% de los votos, frente al 44,1% para el oficialismo. Sin embargo, entre los votantes indecisos, son más los que afirman que nunca votarían por Kirchner que los que jamás lo harían por Macri. 7. ¿Por qué Kirchner genera sentimientos tan fuertes? Néstor Kirchner, elegido en 2003, sacó al país del mayor incumplimiento de deuda en la historia al aprovechar un auge de las materias primas y reestructurar la mayor parte de lo adeudado. Cristina Kirchner, quien lo sucedió en 2007, continuó con el gasto público generoso y fue reelegida holgadamente, tras lo cual el auge comenzó a acabarse. En 2012, sorprendió a los inversores extranjeros al expropiar la principal empresa energética argentina, YPF. El incumplimiento de deuda de Argentina en 2014, su octavo, se produjo después de que el país se negara a cumplir con una orden judicial de Estados Unidos que le exigía pagar el valor total de bonos comprados por fondos de cobertura estadounidenses. Macri ganó la presidencia en noviembre de 2015 con el compromiso de poner fin a una docena de años de políticas proteccionistas y gastos descontrolados de los Kirchner. 8. ¿Qué otras acusaciones enfrenta Kirchner? En total son 11 las indagatorias contra ella, sus familiares y asociados, incluida una que surgió en agosto pasado. Ese caso, aún en sus primeras etapas, involucra cientos de supuestos sobornos pagados por constructoras, distribuidoras de energía y generadoras de electricidad a miembros de los gobiernos de ambos Kirchner entre 2005 y 2015. El periódico local La Nación obtuvo cuadernos de Oscar Centeno, chofer de un exsubsecretario de Planificación, que llevó registro meticuloso de nombres, cantidades, direcciones y fechas de supuestos sobornos, algunos de los cuales, según el diario, fueron entregados directamente al departamento de Kirchner en Buenos Aires y a la residencia presidencial oficial, Quinta de Olivos. (Fuente www.perfil.com). 

Otra vez. Después de casi diez años, Cristina y Alberto se volvieron a subir a un escenario juntos. Los militantes los saludaron desde la primera fila. FOTO: SILVESTRO/PIEMONTE/UC

Cristina Kirchner y Alberto Fernández estuvieron juntos en Merlo. Arranca la campaña con cambios en lo discursivo y la aparición de nuevas figuras como voceros de la moderación.

 

A volver, a volver, vamos a volver!”, cantaban los militantes en la presentación de la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Kirchner en Merlo. Pero este estribillo, que nació con la derrota de 2015 y entusiasma a la militancia kirchnerista, tendrá poco que ver con la campaña que comenzará en cuatro semanas. Encabezada por el ex jefe de Gabinete, la estrategia electoral mostrará cambios: desde lo discursivo, pasando por la liturgia, hasta la aparición de nuevas figuras. “No volvemos, vamos al futuro porque somos mejores para arreglar este desastre”, dice uno de los dirigentes que arma, junto a Alberto, la estrategia. Se buscará quitar del nuevo lenguaje de campaña la palabra “volver”. Aunque el propio candidato presidencial reconoce que es una “consiga que le encanta”, entendió que la referencia al pasado ya no tiene que formar parte de esta campaña. Habrá también una independencia en su discurso, más allá de las palabras de Cristina. Sobre todo, Alberto “intentará borrar la ‘soberbia’ que tienen los dirigentes kirchneristas y ser prudente”, detallan en el equipo de campaña que están terminando de conformar y que busca oficinas. Esta semana, el postulante recibió a algunos dirigentes en su casa. Su pareja, Fabiola Yáñez, los agasajó con comida casera, pero también estuvo presente en las charlas políticas. El histórico estudio de la avenida Callao y Posadas quedó chico. No usarán tampoco el Instituto Patria, búnker de Cristina con el que, de todos modos, articularán la comunicación en la que estará activo el ex secretario de Medios Enrique Albistur. “Ser prudentes, no difundir encuestas exitistas para no agrupar a la contra, peronizar la mirada y desperonizar la liturgia”, es parte del borrador que armó Alberto para quienes lo visitan. ¿Dónde buscará votos? Alberto se sumergirá en el noroeste, el noreste y la Patagonia. No descuidará el segundo y tercer cinturón del conurbano bonaerense. Estos territorios representan el 41,4% del padrón. “Ahí tiene que arrasar si quiere ganar”, dice uno de los armadores y detalla: “En el NOA, NEA y Patagonia tiene que conseguir 55% de los votos, y 60% en el Conurbano”. Hoy alrededor de Alberto están Claudio Ferreño, Eduardo Valdés, Ginés González García, Santiago Cafiero, Juan Manuel Olmos (con quien encabezó un acto en Ferro ayer) y Víctor Santa María. Pero la nueva campaña también traerá renovación de rostros que se sumarán en las próximas semanas, cuando quede oficilizada la boleta.   Ayer, Alberto y Cristina hicieron su primer acto juntos, la fecha elegida no fue casual porque el 25 de Mayo, además de ser un día patrio, el kirchnerismo conmemora los 16 años de la asunción presidencial de Néstor Kirchner en 2003, día en que Fernández se convirtió en su jefe de Gabinete. “Vayan a convencer a todos los argentinos. A los que creyeron y los defraudaron. El tiempo que se viene es el tiempo de todos”, dijo Alberto en un discurso de siete minutos. Antes, y también en tono moderado, la ex presidenta decía: “No esperen que solo dos dirigentes puedan hacer todo porque esto va a exigir que cada uno de nosotros podamos celebrar un contrato social que nos permita entender que no hay triunfos individuales”. (Fuente www.perfil.com). 

Page 3 of 12

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

5323161
ahora
Visitantes Online
13196
5323161

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…