Política

¿Candidata?. La ex presidenta aún no exteriorizó sus aspiraciones. FOTO: CEDOC 

Alternativa Federal no logró instalar un candidato competitivo. El kirchnerismo se ilusiona con sumar más adhesiones en el verano.

 

"Si el peronismo se une, gana”, es la máxima más repetida desde que Mauricio Macri llegó a la presidencia. A pesar de presentarse como una certeza indiscutida, no solo por la oposición sino también por el oficialismo, los peronistas iniciarán el año electoral partido y sin cumplir con este mandato y, en cambio, se preparan para competir en un escenario dividido. En los últimos meses, el sector que no acepta la posibilidad de que Cristina Kirchner sea candidata buscó instalar un candidato competitivo. Alternativa Federal, encabezada por los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta), el senador Miguel Pichetto y Sergio Massa, hizo su presentación para acotar las chances de la ex presidenta pero llega a 2019 sin poder mostrar una verdadera opción de triunfo. Aunque están lejos de la unidad, en el entorno de la ex presidenta es donde hoy hay mayor optimismo. “No sé si vendrán todos, pero para marzo hay muchos que van a abrirse a un acuerdo”, dicen. Para eso, la senadora de Unidad Ciudadana debe romper con el convencimiento de que sus votos alcanzan para llegar a la segunda vuelta pero no para ganarla. Por ahora, sin sondeos que den por segura esta posibilidad, muchos dirigentes peronistas rechazan una alianza ya que ir a la unidad significaría encolumnarse detrás de su postulación y resignar las aspiraciones propias. Aunque buscan los acuerdos, en el kirchnerismo advierten: “Nadie que tiene posibilidad de ganar se baja de una elección”, sobre la demanda de que el acuerdo sea sin Cristina candidata. Desde el Instituto Patria reconocen que la causa de los cuadernos escritos por Oscar Centeno, en la que se investiga el pago de coimas en la obra pública, los golpeó duro sobre los votantes que debían reconquistar. “Votos no perdimos, pero esto reavivó la imagen de José López con bolsos de dinero en un momento en el que debíamos sumar a otros votantes y no lo hicimos”, reconocen y se preparan para una campaña en donde la corrupción sea uno de sus ejes. Alternativo En Alternativa Federal hay quienes tejen estrategias pensando en que la ex presidenta no volverá a estar en una boleta. Entre ellos, quien más se ilusiona es Sergio Massa. A pesar de que sus sufragios fueron en caída desde 2013, el tigrense es quien más intención de votos cosecha en este espacio y asegura que será candidato. “Si pierdo, me voy de la política”, dice convencido de que Cristina podría no presentarse y de que tiene posibilidades de ganar. Su alejamiento de la política y la dedicación al derecho ya lo había anunciado para estos tiempos, sin embargo, desde 2005 Massa es un “candidato serial” ya que participó de todas las elecciones (municipales, legislativas, presidenciales) y estuvo en diferentes boletas cada dos años. “Al igual que en 2017 hacemos estrategias electorales pensando que Cristina no se presenta, Cristina es un hecho y tenemos que buscar ganarle incluso a ella”, es otra de las posiciones que se está escuchando en el peronismo anti K. Empiezan a evaluar otro escenario. “Arriesgar pronósticos electorales hoy ante un escenario económico volátil es imposible, pero cuidado que la crisis no haga que Macri quede tercero y vayamos a un ballottage con Cristina”, se ilusionan quienes ven a la senadora activa y ya sin posibilidades de que no sea parte de la elección. Hoy, ni hasta las encuestas más optimistas que ellos mismos dan a conocer muestran este escenario. Desde el entorno de Urtubey, otro de los presidenciables de este sector, detallan que el electorado más importante y del que dependerá el triunfo el próximo año está en “los votantes que muestran un hartazgo de Cristina y de Macri. Ese es nuestro desafío: que la interna sea más pareja, el votante será el que nos ponga en carrera y es la elección interna la que nos tiene que mostrar como la verdadera opción peleando de igual a igual en un escenario dividido en tres”, detallan en Salta. Se entusiasman con que los votos de agosto los muestre como la revelación. “Los peronistas somos como los gatos, cuando parece que nos estamos peleando, es que nos estamos reproduciendo”, es la frase de Juan Domingo Perón con la que insisten los peronistas cuando no logran la unidad. A pocos días de iniciarse el año electoral y después de distintas derrotas, la reproducción parece cada vez más lejana. CFK busca seducir a empresarios Después del descanso en El Calafate, adonde partió para pasar las fiestas y vacaciones, Cristina Kirchner retomará su actividad en Buenos Aires. La tarea como senadora de Unidad Ciudadana no le llevará tanto tiempo como planea ocupar en el armado electoral. Hay un sector con el que aún le falta dialogar y es en el que se enfocará en los próximos meses: los empresarios. “Si ser pro empresa es ir a los cócteles, no lo fui en la presidencia y no lo seré nunca”, repite. Sin embargo, la senadora entiende que el desencanto y la desconfianza que el empresariado siente con el gobierno de Cambiemos le da la posibilidad de sentarse con los hombres de negocios con los que incluso tuvo fuertes cruces en su gobierno y conseguir su apoyo electoral. “Hoy nos podemos volver a sentar hasta con Eduardo Eurnekián, que el año pasado en plena campaña electoral la quiso jubilar y hoy ve que Macri puede sacarle los aeropuertos. Podemos sentarnos con banqueros como Jorge Brito, con quien también tuvimos fuertes idas y venidas. Podemos sentarnos con muchos que ven que lo que está sucediendo con Cristina no les pasaba”, evalúan cerca de la ex presidenta. Quienes preparan el escenario y ya ablandan a los empresarios son Axel Kicillof y Alberto Fernández. El primero busca llevar tranquilidad al sector de las finanzas, metalmecánica, el campo, electrónica, textil, autopartes, plásticos, cueros, calzado y supermercados. En estos encuentros, los directivos reconocen estar decepcionados con el gobierno de Cambiemos, hacen autocrítica sobre algunas medidas apoyadas por ellos que no funcionaron y admiten que necesitan un mercado interno dinámico. “No nos piden medidas y tampoco nosotros aún pedimos el apoyo, son las primeras charlas”, dicen en el entorno de Cristina, desde donde buscan que más adelante el circulo rojo empresarial se meta de lleno en la campaña con un documento en el que pidan “un cambio al rumbo económico y marquen el camino”.  (Fuente www.perfil.com).

La expresidenta y actual senadora, Cristina Fernández de Kirchner utilizó sus redes sociales para enviar un saludo por la Navidad. Foto: Twitter /@CFKArgentina

La expresidenta y actual senadora envió un mensaje a través de sus redes sociales con motivo de la Nochebuena y la Navidad.

 

Con motivo de la celebración de la Nochebuena y la Navidad, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner utilizó este lunes sus redes sociales para enviar un mensaje a los argentinos que "la están pasando mal". "En esta Navidad, quiero enviar un abrazo muy especial a todos los argentinos y a todas las argentinas. Principalmente a quienes la están pasando mal. Un país con trabajo y oportunidades sin exclusión... ese es mi deseo. Los quiero mucho", escribió la actual senadora en un posteo que acompañó por una imagen donde se la ve rodeada de mujeres y con un cuadro con la imagen del expresidente Néstor Kirchner de fondo.De ese modo, la exmandataria volvió a mostrar su postura crítica hacia el gobierno de Cambiemos y la conducción de Mauricio Macri. Cifras. Según las cifras de la Encuesta Permanente de Hogares que realiza el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), en septiembre se desprendió que el índice de pobreza se situó en 27,3% en el primer semestre del año, 1,6 puntos por arriba del segundo semestre del año pasado aunque sigue siendo inferior a las cifras del primer semestre de 2017, cuando se ubicó en 28,6%. La extrapolación indica que en la actualidad en Argentina hay unos 11 millones de pobres. En Argentina hay 11 millones de pobres, según el INDEC Por otra parte, el organismo dio a conocer a finales de noviembre otro dato preocupante: una familia tipo necesita más de 24 mil pesos para no ser pobre. Este resultado surge a partir del valor de la Canasta Básica Total (CBT) y la Canasta Básica Alimentaria (CBA). Desde ahí se desprende que en octubre, un hogar de cuatro miembros necesitó un ingreso total de $24.241,17 para no caer debajo de la línea de la pobreza. El número arroja un salto del 7,5% respecto de los $22.558,17 que necesitaba un grupo familiar de las mismas características en septiembre y, además, un acumulado de 45,4% en el año pobreza en argentina09052018 La extrapolación indica que en la actualidad en Argentina hay unos 11 millones de pobres, según la Encuesta Permanente de Hogares que realizó el INDEC en septiembre. FOTO: CEDOC Si se toma en cuenta que la inflación hasta el mes de octubre fue de 39,5%, el dato de que la CBT haya crecido por encima muestra que el impacto de los aumentos de precios golpeó con mayor fuerza a los sectores más bajos, ya que son los que destinan casi el 100% de sus ingresos al consumo, por no poseer capacidad de ahorro. Precisamente, esos consumos básicos son los que se ven reflejados en la Canasta Básica Total. (Fuente www.perfil.com).

Elisa Carrió y Fernanda Vallejos, entre las diputadas que más faltaron a las sesiones en 2018. Foto: Cedoc Perfil

Ambas legisladoras, de diferentes espacios políticos, se encuentran en el podio por sus faltas a las sesiones en el Palacio Legislativo durante 2018.

 

En términos de récords legislativos, La grieta Cambiemos- Kirchnerismo parece haberse cerrado, o al menos eso lo demuestra la cantidad de faltazos que tuvieron las diputadas Elisa Carrió, aliada del Gobierno, y Fernanda Vallejos, cercana a la expresidenta, a las sesiones durante todo 2018. En el año legislativo, un diputado que no haya faltado nunca, debió haber emitido un total de 105 votos. La Diputada del FPV, que encabezó la lista de Unidad Ciudadana (FPV) para la Provincia de Buenos Aires, se ausentó 77 veces, lo que significa un 73% de faltas; de este modo es seguida por la líder de la Coalición Cívica, que encabezó la lista de Cambiemos en la CABA, la cual faltó 75 veces, el equivalente a un 71% de inasistencias. En ese marco, el hombre que más falto a las votaciones es el exgobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien fue a 40 de las 105, o sea, faltó el 62% de las veces, según información que se desprende de la página web de la Honorable Cámara de Diputados. Elisa Carrió profundiza la grieta en Cambiemos: "No me importa lo que opine el Presidente".Pese a eso, quien lidera la lista de tener más faltas y está en el primer puesto, es la diputada Mirta Pastoriza del Frente Cívico por Santiago (del Estero). Ella se ausentó en 79 de las 105 votaciones del año, es decir que faltó un 75% de las veces que debía emitir su voto. El bloque más ausente. Victoria Donda, de Libres del Sur, también está entre los 10 diputados con peor asistencia al registrar 57 faltas, es decir, el 54% de las veces. Dado que su bloque está integrado solamente por ella, se puede decir que es quien tiene peor nivel de asistencia. La diputada Mirta Pastoriza, del Frente Cívico por Santiago (del Estero) se ausentó en 79 de las 105 votaciones del año Los que más cumplieron su deber. Los diputados del PRO asistieron, en promedio, a un 90% de las sesiones y de este modo se ubica en uno de los que mejor asistencia tiene. Sus compañeros de alianza de la UCR lograron un 89% de asistencia, mientras que los principales bloques opositores, el FPV-PJ y el Justicialista, registraron asistencia promedio del 78% y 75%, respectivamente. El massismo (UNA) tuvo una asistencia promedio del 86%. La perfección. Once diputados obtuvieron asistencia perfecta y de ellos una sola es opositora: Mirta Tundis del Frente Renovador. Los diez restantes pertenecen al PRO o a la UCR, entre los que se destacan: Silvia Lospennato, Karina Banfi y Luis Petri. Relevamiento. Como contrapartida a este escenario, vale remarcar una encuesta que cada año realiza el sitio Parlamentario.com donde se señala a los legisladores que sí cumplieron con sus deberes. De este modo, se ubican en los primeros puestos en Senadores, Federico Pinedo, Miguel Ángel Pichetto; Luis Naidenoff; la tucumana Silvia Elías de Pérez y Julio Cobos, mientras que en Diputados obtuvieron los mejores puntajes el macrista Daniel Lipovetzky, el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja, Luciano Laspina; y la opositora Graciela Camaño y Marco Lavagna. El relevamiento se realiza con el voto de diputados, senadores, asesores y periodistas legislativos, quienes "deben citar en orden de mérito a los cinco hombres y mujeres que en cada cámara mejor han trabajado a su gusto. El primero obtiene así 5 puntos, el segundo 4, el tercero 3, el segundo 2 y el primero 1". (Fuente www.perfil.com).

Cristina Fernández de Kirchner. Foto: Noticias Argentinas (archivo)

La expresidenta acumula fallos judiciales en su contra, pero la situación política actual la mantiene lejos de la prisión. Qué puede pasar.

 

La escena parece repetirse varias veces por año: Cristina Fernández de Kirchner recibe un fallo adverso en alguna de las numerosas causas judiciales que acumula en su contra (sea "Cuadernos de las coimas", "Dólar futuro" o "Memorándum con Irán", entre otras), y se confirma el pedido de prisión preventiva. Sin embargo, la expresidenta cumplió tres años fuera de Casa Rosada sin haber pasado un día en prisión por ninguno de esos expedientes. La pregunta inevitable se reitera: ¿Qué tiene que pasar para que CFK vaya a prisión? En principio, lo que mantiene a la senadora nacional en libertad es precisamente su condición de legisladora y, en consecuencia, sus fueros parlamentarios. Diseñada originalmente para proteger la libertad de expresión de los legisladores, la inmunidad parlamentaria en Argentina está regulada por los artículos 68 a 70 de la Constitución Nacional. Este último establece que los diputados y senadores no pueden ser arrestados "excepto el caso de ser sorprendido in fraganti en la ejecución de algún crimen que merezca pena de muerte, infamante, u otra aflictiva". La Ley 25.320, llamada "Ley de Fueros" y votada en el año 2000, permite que el Poder Judicial avance en sus investigaciones, que el legislador en cuestión sea llamado a indagatoria y hasta que se allanen sus viviendas, como ocurrió en el caso de la dirigente de Unidad Ciudadana en agosto pasado. Confirman a Cristina Kirchner como jefa de la asociación ilícita y excarcelan a ocho detenidos Cada cuerpo legislativo tiene la atribución de retirarle los fueros a un legislador. En el caso del Senado, para hacerlo se requieren dos tercios de los votos, es decir 48 si estuviesen presentes los 72 miembros de la cámara. En este punto entra en acción la siguiente protección de Cristina: Cambiemos solo tiene 25 bancas, mientras que Argentina Federal posee 22. Pero, a pesar de las largas batallas discursivas contra la expresidenta el bloque encabezado por Miguel Ángel Pichetto se opone al desafuero. La postura se conoce como "doctrina Menem" y rechaza la medida en tanto no haya sentencia firme de parte de la Corte Suprema, instancia judicial de la cual CFK aún está lejos. Los procesos, no obstante, siguen avanzando: la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones confirmó este jueves el procesamiento con prisión preventiva de Cristina en "cuadernos de las coimas". Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi ratificaron la decisión del Claudio Bonadio, quien en septiembre pasado la consideró jefa de una asociación ilícita vinculada a la obra pública. En ese entonces, el magistrado había pedido el desafuero de la expresidenta al Senado, pero las sesiones que convocó el oficialismo en septiembre y noviembre cayeron por falta de quórum. Bonadio había supeditado un nuevo pedido de desafuero a la decisión de la Cámara Federal que tuvo lugar este jueves. Si la situación política sigue igual, no obstante, todo indica que cualquier nuevo intento fracasará en el Congreso. Salvo que los tiempos judiciales se aceleren de forma abrupta, sería necesaria una —difícil— mayoría de Cambiemos en el Senado para conseguir la expulsión de la expresidenta. Pero la política argentina es tan imprevisible que para cuando eso suceda (si es que sucede), Cristina podría estar de nuevo en el Sillón de Rivadavia. (Fuente www.perfil.com).

Debate en el Senado. Foto: Noticias Argentinas

La iniciativa contra la violencia de género tuvo 59 votos a favor y obliga a todos los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado a recibir una capacitación en el tema.

 

El Senado de la Nación aprobó en la tarde de este miércoles, con 59 votos a favor, la llamada "Ley Micaela García", y una norma que desregula la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y papel de diarios. Ambas iniciativas habían obtenido media sanción anoche en la Cámara de Diputados. La "Ley Micaela", que obliga a todos los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado a recibir una capacitación en materia de género, tomó ese nombre en homenaje a la joven de 21 años que fue víctima de un femicidio en abril de 2017 en la ciudad de Gualeguay, provincia de Entre Ríos. La norma propone la creación de un "Programa nacional permanente de capacitación institucional en género y violencia contra las mujeres", que deberá ponerse en marcha dentro del primer año de vigencia de la ley. La modalidad de las capacitaciones será definida por cada organismo estatal, pero el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) tiene la obligación de certificarlas e impartir las que correspondan a las máximas autoridades de cada poder. “Este año sin duda ha marcado un hito en la visibilización de la desigualdad y la violencia de género”, expresó la senadora justicialista Sigrid Kunath quien destacó que los padres de Micaela, Andrea Lescano y Néstor “Yuyo” García, “transformaron el dolor en una lucha por visibilizar las problemáticas de género y prevenir el femicidio, que es la forma más atroz de violencia de género”. (Fuente www.perfil.com).

Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, en el brindis de fin de año de la Corte Suprema.

Esperaba un fallo adverso sobre el cálculo para actualizar jubilaciones, pero no el recorte de facultades a Rosenkrantz, presidente del máximo Tribunal.

 

El Gobierno esperaba un fallo adverso de la Corte Suprema sobre el cálculo para actualizar jubilaciones y pensiones. Tuvo como postrera ilusión que la decisión se postergara hasta febrero. Pero la derrota política, antes o después, iba a suceder. En cambio, no previó un segundo traspié que coronó la última audiencia del año del máximo Tribunal: el recorte de facultades para su presidente, Carlos Rosenkrantz. Uno de los dos magistrados que propuso Mauricio Macri cuando inició su mandato en 2015 para oxigenar la cima del Poder Judicial. El otro fue Horacio Rosatti, ex ministro de Néstor Kirchner, coronado por consejo de la diputada Elisa Carrió.

Por inesperado y brutal, tal vez, el segundo mandoble sonó más doloroso. Aunque el modo de votación sobre el juicio entre Lucio Blanco y la ANSeS, por la fórmula que debe aplicarse a la actualización de los haberes, presagió la tormenta que vendría. Rosenkrantz volvió a votar en soledad. Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Rosatti y Elena Highton constituyeron la mayoría que declaró inconstitucional el índice que utiliza la ANSeS. El titular de la Corte había quedado en esa incómoda postura cuando el Tribunal, después de una movida del Congreso, se abroqueló a favor de no beneficiar con la aplicación del dos por uno a las causas ligadas a delitos de lesa humanidad.

La Corte, para darle salida institucional al pleito, le pidió al Congreso que fije “en un plazo razonable” el indicador para la actualización de los haberes en el período 1995-2008. Mientras tanto, determinó que la adecuación se realice con el mecanismo (ISBIC) que tuvo mayor variación entre 1995-2009: un 435% contra el 178% de la fórmula que había utilizado la ANSeS para la denominada reparación histórica de los jubilados.

Los cuatro jueces que votaron a favor de la inconstitucionalidad se ocuparon de aclarar que no se vislumbra ninguna hecatombe. Quizá, para contrarrestar los alertas de la Casa Rosada sobre el impacto en las cuentas fiscales y el acuerdo suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La resolución de este martes incumbe sólo al caso Blanco. Aunque disparará otros litigios. Los hombres de la Corte se encargaron de hacer dos precisiones. El Estado afronta por año alrededor de 30 mil juicios previsionales cuya liquidación está prevista en el Presupuesto. Esa cifra tal vez trepe en el futuro a 40 mil. Pero nunca podría desbordar las previsiones presupuestarias.

El caso del cercenamiento a Rosenkrantz transmite una llamativa combinación de errores personales con otros de mala praxis de la mesa judicial que entorna a Macri. Entiéndase: José Torello, José Rodríguez Simón, Pablo Clusellas, el secretario Legal y Técnico y Gustavo Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia. El macrismo, por lo visto, no se ha propuesto extirpar uno de los peores vicios que enfadan a Carrió: la intervención de los espías en las decisiones judiciales. De ese equipo participó activamente hasta el 9 de diciembre Daniel Angelici. Pero la catástrofe de Boca lo obligó a focalizar sus energías en el club. Ahora no anda detrás de jueces sino de directores técnicos a fin de encarrilar un rumbo que ha colocado en riesgo la hegemonía macrista en el club de la Ribera. El año próximo, como en el país, también allí se celebrarán elecciones.

No bien Rosenkrantz logró quebrar el dominio de Lorenzetti por más de una década en la Corte, habría cometido un pecado. Sentirse, al decir irónico de uno de los jueces, nuevo emperador de Roma. Su primera acción tuvo éxito. Bloqueó el Centro de Información Judicial (CIJ) y detonó la separación de la secretaria del organismo, María Bourdin. Comarca manejada a gusto y eficacia por el abogado de Rafaela. Eso generó un intercambio de acusaciones poco decorosas entre el nuevo presidente de la Corte y su antecesor. Lorenzetti hasta habló de violencia y maltrato de género. Precursor, como se ve, de un debate que ocupa la escena pública.

De inmediato, Rosenkrantz pretendió desplazar al secretario administrativo de la Corte, Héctor Daniel Marchi. Un contador que quiso en origen estudiar medicina. No pudo hacerlo por las exigencias que le imponía de joven su carrera como futbolista en Atlético Rafaela. Zaguero rudo. Se dedicó a los números y contentó a sus padres. Ahora maneja una caja millonaria que financia a todo el Poder Judicial. Aquella jugada de Rosenkrantz falló. Pudo haber sido, a la par, un límite para la paciencia de Lorenzetti. De su oficina nació la idea del recorte de facultades al Presidente. Contó con la solidaridad de Maqueda y Rosatti. La doctora Highton fue y vino varias veces tironeada por la Casa Rosada y el interior del Tribunal que integra. Terminó no votando porque la propuesta de sus pares significó un vaciamiento exagerado, según su criterio, al poder real del titular de la Corte Suprema.

Rosenkrantz no podrá decidir contrataciones en la Justicia por propia voluntad. Como hizo Lorenzetti durante su extenso tiempo. Tendrá que cosechar, al menos, las firmas de otros tres ministros. Incluso ese trío podría hacerlo con autonomía. Golpe severo, sin dudas. Que el jefe del cuerpo prometería resistir, después de la feria de verano, con una argumentación: correspondería a él solo la libre disponibilidad del dinero que el Presupuesto otorga a la Justicia.(CLARIN)

 

 

Sergio Massa, Miguel Angel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti Foto: Cedoc

El acto del 19 se convirtió en una "mesa de trabajo" en la Casa de Córdoba. Falta de plan común y especulación en torno a lo que haga Cristina Kirchner. El rol de las provincias.

 

La tercera vía del PJ en un escenario de polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo está demorando algunos planes del espacio que conducen Sergio Massa, Miguel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti. La idea original era un gran acto de lanzamiento el 19 de diciembre en Costa Salguero. Pero las diferencias entre los principales estrategas del espacio modificaron todo y finalmente será una cumbre sin público en la casa de Córdoba, donde el gobernador Schiaretti hará las veces de local. Si bien la intención era un acto masivo, algunos cortocircuitos que se mantienen durante el cierre del año bajaron las expectativas. La intención, igualmente, es sumar a Juan Manzur (Tucumán), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones) y Mariano Arcioni (Chubut). Consultados por Perfil, dirigentes del amplio abanico del PJ coincidieron en afirmar que "la clave estará en marzo". Ese mes será crucial para toda la política que irá definiendo concretamente a los candidatos, más allá de las intenciones "de jugar" que tienen un sinfín de aspirantes a la Casa Rosada. Javier Calvo: "¿Seguro que el peronismo no vuelve más?" La última reunión ampliada fue el 21 de noviembre cuando los cuatro fundadores del espacio lograron el apoyo de los 7 gobernadores peronistas de cara al 2019, aunque todos fueron ambiguos a la hora de explicitar los apoyos. Y es lógico, ya que aún falta mucho por definirse dentro del PJ.

 

 

Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto lanzan el peronismo anti K para 2019 En ese marco de extremos, ya son 17 las provincias que decidieron desdoblar la elección provincial para no quedar atados a la posible contienda entre Macri y Cristina. La votación será el 27 de octubre y, hasta el momento, solo la Ciudad de Buenos Aires, Formosa y Salta irán junto.

Juan Carlos Marino Foto: NA

El legislador radical fue denunciado por una empleada del Congreso por abuso y acoso. El fiscal Delgado deberá decidir si pide el requerimiento del caso.

 

La fiscalía federal a cargo de Federico Delgado recibió a última hora hábil del día de hoy la denuncia contra el senador radical por La Pampa, Juan Carlos Marino, por abuso sexual. Delgado deberá decidir ahora si impulsa la investigación y requiere una serie de medidas por el caso. La presentación, hecha por una politóloga que forma parte de la planta permanente del Congreso, fue realizada inicialmente en la fiscalía de Carlos Stornelli, desde donde se envió a sorteo y recayó en el juzgado federal 5, actualmente vacante y subrogado por el juez Ariel Lijo. Esta dependencia envió la denuncia a Delgado para que decida si pide el requerimiento del caso, que también involucra a un asistente del senador. Marino fue denunciado el miércoles por Claudia Mabel Guebel, una mujer de 52 años, licenciada en ciencias políticas y especialista en defensa nacional. La mujer se presentó espontáneamente en la fiscalía de Stornelli, donde se le tomó declaración. Allí explicó que pertenece a la Cámara de Diputados y contó que: “al mes de empezar a trabajar con Marino, empecé a recibir mensajes de whatsapp a mi teléfono celular xxxxxxxx, que conservo actualmente, lo que efectuaba desde su teléfono celular, abonado xxxxxx. En esos mensajes me decía “Donde estás?” “Donde vivís?” “Voy a estar por allá. Me doy una vuelta” “Preparate, que voy a tu casa.” Me enviaba videos alusivos al sexo”, detalló. Pinedo afirmó que el senador Juan Carlos Marino "va a declinar sus fueros".Y agregó: “quiero aclarar que yo no tenía vínculo alguno con él, ni de confianza ni de amistad”. Luego explicó que este tipo de mensajes se “los enviaba constantemente, varias veces por semana”. Guebel relató también que trataba de contestarle con respuestas evasivas que no comprometieran su trabajo “y que tampoco le den a pensar que yo estaba interesada en lo que me proponía”. Una empleada del Congreso denunció al senador Juan Carlos Marino por abuso Por su modalidad de trabajo, los días 14 de cada mes, Guebel debía presentarse por su certificado de asistencia y explicó que fue la primera vez que fue al despacho de Marino, que este la “hizo pasar a su oficina donde se encontraban varias asistentes que al notar mi presencia automáticamente salieron del despacho. Una vez que nos encontramos solos directamente me toco los pechos, y me preguntó cuándo íbamos a tomar un café, me dijo que aguardara su llamado que en cualquier momento nos veíamos”. Luego agregó: “también me dijo que me manejara con su jefe de despacho, Pedro Fiorda, alias ´Cachi´”. Al mes siguiente, cuando fue al despacho, la atendió Fiorda, “quien me hizo pasar a su oficina, en esta ocasión me dio conversación, me invitó a sentarme, me comentó que Marino tenia aspiraciones de ser Gobernador de la Provincia de La Pampa y que tenía intenciones de hacer una operación política acusando de pedofilia al por entonces pre candidato a Gobernador de La Pampa por Cambiemos. Luego de ello, Fiorda me tomó de los dos brazos con fuerza, y me introdujo su lengua dentro de mi boca con violencia, yo intenté separarlo pero no lo logré. Luego me dijo “Te voy a llamar a ver como seguimos”. Quién es Juan Carlos Marino, el senador denunciado por abuso Guebel también describió cómo, “los días siguientes a este episodio me llamó insistentemente a mi teléfono celular desde el suyo, el abonado xxxxxxx, para que nos veamos. Yo nunca atendí”. Relató que sintió asco y “mucho miedo por lo que había sucedido”. Y que padeció un cuadro de salud por stress. “Cuando me recuperé físicamente, tuve que ir a firmar mi presentismo, le solicité a Claudio Presman, actual titular del INADI, y amigo personal mío, que me acompañe. Luego de lo ocurrido a mi pedido, con la ayuda de Presman, me trasladaron a la Dirección General de Investigación y Capacitación del Senado de la Nación, cuyo director es Fernando Bernabé Rocca, donde cumplo funciones actualmente.” (Fuente www.perfil.com).

Page 3 of 4

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

1840321
ahora
Visitantes Online
287
1840321

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…