Política

El Presidente de la Nación se refirió al impacto de la sanción de la ley de Emergencia Económica

 

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió a la ley de Emergencia Económica y afirmó que “estamos ajustando sobre los que tienen una situación más holgada en beneficio de los que menos tienen”.

En diálogo con TN, desde el salón Eva Perón de Casa Rosada, el mandatario negó que el reciente paquete de medidas aprobado por el Congreso de la Nación se trate de un ajuste para la mayoría de los argentinos. “Si el concepto de ajuste es volver a poner orden en las cuentas públicas, lo estamos haciendo. Se trata de una ley que tiende a ser solidarios con los que menos tienen y volver a poner en marcha el aparato productivo. A diferencia de otros ajustes, este no está pagado por los que menos tienen, sino por los que mejor están: los que exportan, los que producen petróleo o metales, el campo, los que están en mejor situación con sus bienes personales”, detalló.

“Hay que pagar en la Argentina un plan para terminar con el hambre que va a costar alrededor de 100 mil millones de pesos”, graficó sobre la situación crítica que atraviesa Argentina. En ese sentido explicó que, entre sus propósitos, está “ordenar las cuentas públicas, es el ABC de un buen Gobierno, y eso efectivamente lo estamos haciendo, pero sin apretar a los que menos tienen”.

“La clase media se va a ver beneficiada con esto porque cuando nosotros lleguemos a los 100 mil millones de pesos para que los más pobre compren alimentos, el que vende alimentos en un supermercadito o en un almacén va a recibir recursos que antes no tenía”, sostuvo sobre el sector sobre el cual más influye la sanción de estas medidas. “No es verdad que el ajuste está sobre la clase media, está, si ustedes quieren, sobre los que gastan dólares en el exterior o para viajar, pero la verdad es que este problema no lo iniciamos nosotros”, agregó sobre otro de los puntos más cuestionables de la ley de Emergencia Económica, que es el referido al impuesto al dólar para atesoramiento y para compras en el exterior con tarjeta. “Hay que terminar con cierta cultura argentina que cree que tiene un cierto derecho humano a comprar dólares”, enfatizó y luego buscó generar empatía: “Hay que entender que la economía macro no permite que los dólares se sigan usando en cuestiones que son muy válidas, pero que hoy hay otras urgencias”.

 
 
(Presidencia)
(Presidencia)

"Si queremos hablar en términos capitalistas, lo que le pasa al país es que se quedó sin un bien preciado que se llama dólar y, entonces, cuesta muy caro y tenemos que cuidarlos muchísimos porque con esos dólares nosotros tenemos que, entre otras cosas, pagar insumos que se necesitan para seguir produciendo”, explicó sobre las nuevas medidas sobre el tipo de cambio. “Queremos que se entienda el por qué cuidamos los dólares: porque no hay más, porque se fueron todos, porque entraron 70 mil millones de dólares que se fueron por la otra ventanilla y no quedaron en la Argentina, y esa es parte de la deuda que estamos pagando”, justificó.

Con respecto a las críticas de la oposición hacia el paquete de medidas, Fernández aclaró: “Nunca me enojé con la palabra ajuste. A mi lo que me preocupa es que se entienda qué estamos ajustando, es otra cosa que hay que aclarar porque se las han pasado hablando de congelamiento de las jubilaciones y no es cierto. En diciembre todos los jubilados recibieron un aumento cercano al 9% y en marzo todos recibirán otro”, manifestó sobre la suspensión de la movilidad jubilatoria por 180 días.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Conferencia de Rodolfo Suárez por la Ley de Minería

Rodolfo Suárez convocó al diálogo a los ambientalistas, a la Iglesia católica y otros sectores de la sociedad civil. “Si nos demuestran que estamos equivocados, lo reconoceremos”, aseguró. La modificación a la Ley 7.722 habilitaba el uso de cianuro en la explotación metalífera

 

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, anunció la suspensión momentánea de la reglamentación de la Ley 7.722 de Minería, que recientemente fue modificada por la Legislatura local y habilitó el uso de cianuro y otras sustancias contaminantes en las extracciones.

Tras una reunión con su equipo de ministros y conversar por teléfono con su predecesor y actual presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, el mandatario provincial anunció que abrirán una ronda de diálogo para discutir los alcances de la normativa que generó un fuerte rechazo social.

“Voy a suspender la reglamentación de la ley. Esta ley no se va a aplicar”, definió este jueves Rodolfo Suárez en conferencia de prensa. “El primer deber que tiene un gobernador es garantizar la paz social del pueblo. Ha habido hechos de violencia, hay cortes de ruta, hay una queja de ciertos sectores, algunos muy violentos, queremos evitar que eso pase a mayores”, agregó sobre la decisión tomada junto a su gabinete.

 

Sin embargo, el gobernador criticó a los manifestantes que causaron incidentes y adelantó que será inflexible con quienes realicen piquetes para protestar contra la ley. “Es una derrota a los violentos y a la prepotencia”, resaltó el mandatario provincial, que añadió: “Si nos demuestran que estamos equivocados, lo reconoceremos”.

Rodolfo Suárez resolvió que no pondrá en marcha la legislación que otorga incentivos a la minería luego de que se profundizaran las protestas sociales en contra de la controversial Ley 7.722, que permite el uso del cianuro y el ácido sulfúrico en megaminería metalífera a cielo abierto. Este jueves se esperaban más acciones de los mendocinos para que la normativa se derogue o anule con asambleas, mateadas, talleres y recitales, impulsadas por la Asamblea Popular por el Agua Pura (Ampap).

En su descargo, el titular del Poder Ejecutivo provincial anunció que hará una “gran convocatoria al diálogo” y que se encargará de brindar “mayor información a la gente” sobre los alcances de la modificación del marco regulatorio minero.

“Vamos a convocar al Arzobispado que está haciendo una defensa del agua sin argumentos, a las universidades, a los organismos políticos, a todos a un debate en el que voy a participar personalmente”, aclaró.

 
El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, en una de las reuniones en la Casa Rosada. (Adrián Escandar)
El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, en una de las reuniones en la Casa Rosada. (Adrián Escandar)

El gobernador recordó que en sus propuestas de campaña hizo una advertencia sobre el modelo productivo de Mendoza, que “hace tiempo viene cayendo y no generando riqueza, con un 40% de la población por debajo de la pobreza”. “Durante toda la campaña electoral dijimos que íbamos a generar empleos con absoluta empatía con la gente que la está pasando mal. Hay mendocinos y mendocinas que no comen”, justificó.

Rodolfo Suárez indicó en la rueda de prensa que lo que más quiere es “cuidar el agua” y planteó el escenario ambiental en Mendoza: “Este cambio climático, si no lo frenamos, dentro de 20 años va a ser tarde”. Pero reiteró que el impulso de la normativa fue una “decisión legal, que se propuso en campaña y se votó en la Legislatura y aparentemente no tendría la legitimidad del pueblo”.

"Y si no tiene la legitimidad del pueblo, yo no voy a hacer nada en contra de los mendocinos”, concluyó.

El gobernador de Mendoza publicó el 24 de diciembre en el Boletín Oficial la nueva reglamentación minera, a pesar de las masivas protestas frente a la Casa de Gobierno mendocina. En las modificaciones de los artículos 1, 3, 4, 5 y 7 de la mencionada ley, se habilitaba la utilización de cianuro y de ácido sulfúrico, lo que permite separar los metales extraídos de la roca y habilita la minería metalífera a cielo abierto, mientras que se mantiene la prohibición del uso del mercurio.

Además, la norma promulgada creaba una comisión Bicameral “de contralor ambiental y seguimiento de actividades extractivas” que deberá informar anualmente el estado del ambiente en relación con la actividad minera y petrolera.

Durante el debate legislativo, el gobierno de Mendoza argumentó que los cambios en las regulaciones mineras generarían 17.550 puestos de trabajo directos, y que podrían llegar a 39.240 empleos cuando los seis grandes proyectos mineros en carpeta estuvieran funcionando.(Fuente: infobae)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Amado Boudou durante el inicio de uno de los juicios penales en su contra. (Matias Baglietto)

El ex vicepresidente dio esa definición desde el penal de Ezeiza, donde permanece detenido. “No es un orgullo”, matizó

 

El ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou pasó el día de “Nochebuena” en el complejo penitenciario de Ezeiza, donde está detenido por el caso de corrupción de la ex Ciccone Calcográfica. Desde la cárcel, el dirigente kirchnerista defendió su condición: “Estoy convencido que estoy preso por todo lo bueno que hice en el Gobierno y todo lo malo que no hice".

Boudou, que está cumpliendo una condena de 5 años y 10 meses de prisión tras ser encontrado culpable por “cohecho pasivo” y “negociaciones incompatibles con la función pública”, advirtió que su situación “no es un orgullo”, pero aclaró que está “fuerte y en paz”.

“Realmente pienso muchos en mis hijos y estoy explicándoles esta situación. Hacia adelante, me importa la opinión de mis compañeros y compañeras. Las detenciones tienen que ver con que pude mantenerme fiel a lo que hay que hacer y lo que no”, contó.

Al ser consultado sobre cómo está transitando las fiestas, Boudou dijo que “la Navidad pone en perspectiva la situación de encierro y a los amigos y la familia, de no poder estar con los que uno quiere”.

 

“Realza una cosa que sucede todos los días”, comentó en diálogo con radio El Destape. Según relató, ayer fue el día de las visitas en el penal de Ezeiza y mantuvo un almuerzo navideño junto a su familia e hijos: “Es un momento muy lindo para compartir y que no atraviesen las cosas del dolor, sino de la esperanza y el amor”.

“Por la noche, la pasamos con todos los compañeros que están encerrados en el pabellón nuestro. El padre Paco (Olveira) quería venir a cenar y no se lo permitieron. No pudimos contar con esa compañía, que se puso al hombro la situación de los presos político”, señaló sobre el párroco, uno de los principales impulsores de la campaña de la liberación de dirigentes del kirchnerismo.

Amado Boudou es uno de los pocos ex funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner que aún permanecen en prisión, tras la excarcelación de Roberto Baratta, el ex ministro de Planificación de Julio de Vido, entre otros.

 
Cristina Kirchner junto a Amado Boudou, cuando el segundo era ministro de Economia. (FOTO NA: Daniel Vides)

Cristina Kirchner junto a Amado Boudou, cuando el segundo era ministro de Economia. (FOTO NA: Daniel

Vides)

Además de Amado Boudou, pasaron las fiestas en prisión los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, el ex subsecretario de Tierras para el Hábitat Social y dirigente piquetero Luis D´Elía, y el ex director de la Aduana Edgardo Paolucci. Todos fueron condenados en juicio oral.

Acerca de las excarcelaciones que se produjeron en los últimos meses, Amado Boudou consideró como “lamentable” porque la decisión parte por “un impulso por fuera del Poder Judicial”, en sintonía con el cambio del gobierno. “Que los jueces sean tiempistas, es decir que no existe la Justicia. Que los jueces sepan leer la política, significa que no saben leer el Código Penal”.

“Cuando hay detenciones arbitrarias también está vulnerado el derecho de defensa. Por ejemplo, es muy difícil hablar con mis abogados o contar con computadoras”, se defendió.

“Sé que todos están esperando cuestiones económicas, pero también es importante los temas judiciales. El Presidente ha sido muy claro en la cuestión de la arbitrariedad y de que hubo aberraciones en las detenciones. Más valiente fue haber dicho que se utiliza la Justicia para perseguir, y que hay una connivencia entre parte del sistema judicial y las agencias de espionaje que se usan para hacer operaciones".(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

(Fotografia Senado de la Nación)

Se trata de la causa que se abrió por la denuncia del fiscal Alberto Nisman. El TOF 8 consideró que no hay riesgos para pensar que pueda fugar o entorpecer, máximo cuando ahora es vicepresidente

 

El Tribunal Oral Federal 8 decidió hoy hacer caer la prisión preventiva que pesaba sobre Cristina Kirchner en la causa del Memorándum con Irán, el expediente que nació con la denuncia de Alberto Nisman en enero de 2015. Según el Tribunal Oral, no existen elementos para hacer pensar en entorpecimiento de la investigación o una fuga. Pero además, dijeron los magistrados, aquí se da "la circunstancia extraordinaria de que la aquí imputada ha sido recientemente investida como Vicepresidenta de la Nación”.

Con esta decisión, Fernández de Kirchner solo tiene activa una orden de prisión preventiva, también dictada por el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos. Como informó hoy Infobae, el pedido de la defensa de CFK para hacer cesar esa prisión se demora por un conflicto interno en la Cámara Federal de Casación Penal.

La orden de detención en la causa Memorándum había sido dictada el 6 de diciembre de 2017 y nunca se había hecho efectiva porque la hoy vicepresidenta tenía fueros. Mientras tanto, fueron detenidos otros de los involucrados: el fallecido ex canciller Héctor Timerman, el hoy Procurador del Tesoro Carlos Zannini o el ex líder de Quebracho Fernando Esteche. Hoy, ninguno está en prisión porque sus prisiones preventivas cesaron. Sin embargo, la ex presidenta nunca había pedido formalmente su excarcelación. Sí había apelado la preventiva, que estaba firme tras un fallo de la Corte Suprema.

Pero pasó el tiempo y se cumplieron dos años de esa prisión preventiva, el plazo estipulado para que dure una detención sin condena. El TOF 8, con la firma de José Michilini, Gabriela López Iñiguez y Daniel Obligado, dispusieron hoy hacer caer esa medida. “No existen motivos fundados en la actualidad para sostener la presunción de fuga o entorpecimiento aludida, a la vez que resulta ineludible tener en vista la circunstancia extraordinaria de que la aquí imputada ha sido recientemente investida como Vicepresidenta de la Nación”, dijeron López Iñiguez y Michilini.

 

“Este hecho aunado a los ya señalados torna innecesario, a nuestro criterio, mantener la medida cautelar dispuesta, pues no hallamos atisbos de riesgos que pudiesen malograr tanto el proceso cuanto la realización de la ley sustantiva. Por ello corresponde dejar sin efecto la medida cautelar de carácter personal, oportunamente dispuesta sobre la nombrada y a partir de lo señalado deviene ocioso revisar la posible aplicación de cualquier medida morigerada alternativa a la prisión preventiva que aquí se ordena cesar”, afirmaron.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

El presidente, además, señaló que no impulsó “ningún congelamiento a los aumentos de los jubilados” en relación al paquete de leyes que se aprobó en el Congreso durante la semana pasada

 

El presidente Alberto Fernández señaló que no impulsó “ningún congelamiento a los aumentos de los jubilados” en relación al paquete de leyes que se aprobó en el Congreso durante la semana. Es más, destacó el bono que el Gobierno entregará por 5 mil pesos en diciembre y enero a los adultos mayores y adelantó: "En marzo hay un nuevo aumento para todos”.

Fue durante una entrevista con el periodista Luis Majul en el programa La Cornisa en donde, además, habló sobre su relación con Cristina Kirchner, la polémica que generó el tratamiento de ley de Emergencia Económica en el Congreso, la necesidad de renegociar la deuda, trazó una comparación de la situación del país con relación al 2001, la creación de impuestos, la situación de los jubilados, y su visión sobre la situación Venezuela, Chile y Bolivia, entre otros temas.

CRISTINA KIRCHNER

 

“Somos amigos y éramos amigos desde hace muchos años. Nos peleamos 10 años, como muchos en Argentina. Pongo ese ejemplo para ponerle fin a la grieta. Ella cambió. Si no hubiera cambiado, yo no sería Presidente”, afirmó.

 

JUBILACIONES

“No hay ningún congelamiento al salario de los jubilados. Lo único que se cambió es el cálculo de actualización del sueldo de los jubilados. Eso no quiere decir que se suspendan los aumentos. Dimos dos aumentos extras en diciembre y enero”.

”Acabo de aumentar las jubilaciones, el casi 9% aumentó para todos. A la mínima le dimos un adicional de 5000 pesos en diciembre y 5000 pesos enero. Las jubilaciones aumentaron para todos. En marzo hay un nuevo aumento para todos”, amplió.

LA COMPARACIÓN CON EL 2001

No es igual al 2001, pero sí es parecida. En ese momento teníamos un 57% de pobreza. Hoy tenemos un 41% de pobres. Teníamos una deuda en default. Hoy estamos en virtual default. Es lo que heredamos. No podemos hacer frente y pagar las obligaciones que están cayendo. Teníamos un frente de desempleo. Y hoy tenemos lo mismo. Lo que no teníamos es un proceso inflacionario, que ahora sí tenemos”.

 

“Lo que gracias a Dios no tenemos es el estallido social del 2001. Y creo que no lo tenemos porque todo ocurrió en el momento de la votación. La gente votó un cambio y ese cambio le dio tranquilidad”, agregó el mandatario.

DÓLAR Y LA SITUACIÓN ECONÓMICA

Argentina se quedó sin dólares. Eso pasó. Se quedó con tan pocos dólares que (Mauricio) Macri fijó un cepo muy necesario. Se le fugaron 100 mil millones. Argentina necesita que vuelvan a entrar dólares. Hoy en día el dólar es un bien escaso, como no hay tiene que estar muy caro. No es que el que importa insumos tiene que pagar ese impuesto. Tenemos que terminar con esa práctica de ahorrar en dólares”, aseguró.

 

“La Argentina necesita que vuelvan a entrar dólares y que esos dólares formen parte de la reserva del Estado. Porque sino es imposible pensar en hacer frente a las obligaciones que país ha asumido”.

“El nivel de decadencia en el que estamos es muy grande. Los chicos tienen varicela y sarampión porque dejaron de darles vacunas. El Estado las dejó de comprar, y mientras se estaba discutiendo esta ley el día viernes cayó un nuevo vencimiento y tuvimos que postergar su pago; en dos años Argentina se endeudó de un modo impactante”, detalló el Jefe de Estado.

LAS RETENCIONES AL CAMPO

“Con el campo lo único que hicimos es actualizar lo que Macri dejó sin actualizar, los tres puntos de retenciones los vamos a discutir para ver como hacemos. Yo aprendí de la ley 125. Yo mismo dije que había que segmentar para que no todos los productores tengan el mismo peso”.

“Las retenciones son importantes porque nos permiten hacernos de dólares que necesitamos para hacer frente a las obligaciones y empezar a pagar la deuda”.

BIENES PERSONALES E IMPUESTOS PARA BIENES EN EL EXTRANJERO

"El impuesto a los bienes personales es el que existió toda la vida hasta que Macri, para beneficiar a sus amigos, lo bajó a la mitad. Le arruinó la vida a muchos argentinos con eso. Y le puso a los bienes en el exterior una alícuota casi inexistente”

“El que tiene recursos financieros en el exterior y viene a la Argentina, paga lo mismo en la Argentina. El que tiene recursos financieros en el exterior y viene a la Argentina, paga lo mismo en la Argentina”.

"Paga más el que tiene un departamento en el exterior porque es una manifestación de riqueza. Si usted tiene una departamento en Miami sabe lo que cuesta. Cuesta mucho más que en un departamento en Argentina. No es un castigo al que le va bien. Es pedirle al que le va bien que haga un esfuerzo mayor”. (Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Alberto Fernández y su hijo Estanislao

Planea un brindis discreto en la Casa Rosada y estar en la Nochebuena con familia y amigos en la quinta de Olivos. Cristina Kirchner estará el 24 en El Calafate con su hijo Máximo y el 31 viajará a Cuba para ver a su hija Florencia

 

Por segundo sábado consecutivo Cristina Fernández de Kirchner visitó al Presidente de la Nación en la residencia de Olivos. A la misma hora, en Jefatura de Gabinete se buscaba salvar el error de fecha en el decreto de ampliación de las sesiones extraordinarias para el tratamiento de la modificación de la Ley de Jubilaciones y Retiros para magistrados y funcionarios del Poder Judicial y el proyecto de ley para modificar el régimen jubilatorio del servicio exterior. La primera dama, Fabiola Yánez, se iba a esa hora en una combi con su custodia hacia la ciudad de La Plata, donde encabezó un evento solidario en la República de los Niños.

Alberto Fernández, que permaneció todo el día en la quinta presidencial, desayunó con su vicepresidenta y juntos analizaron el desarrollo de la sesión del viernes en el Senado en la que tras un largo debate se aprobó la ley de emergencia económica. La conversación viró sobre distintos temas, incluso personales, y fue el último encuentro entre ambos antes de Navidad y a horas del viaje de Cristina Fernández al sur.

En agenda tuvieron la maratónica sesión previa en Diputados que lideró Sergio Massa y por la que legisladores y colaboradores pasaron un día y medio sin dormir. Fernández tampoco durmió la noche del jueves. El viernes, tras la media sanción en Diputados, llamó a Massa, lo felicitó, le agradeció su “paciencia” y lo convocó a la Casa de Gobierno junto al diputado neuquino Darío Martínez para charlar sobre los próximos pasos.

Ayer, el Presidente y el titular de la Cámara baja volvieron a conversar sobre el envío a comisión de los regímenes de privilegio, la eliminación de pago de impuestos y el pago de contribución del sistema que tienen esas jubilaciones. Acordaron, en línea con Cristina Fernández, que preside la Cámara alta, cómo avanzar en profundidad con el análisis de esas modificaciones que, saben, generarán repercusión a favor y en contra. El debate comenzará en Diputados y habrá sesión en enero. “Ya está definido”, coincidieron fuentes parlamentarias con el calendario en la mano que indica que el 24 y el 31 de diciembre habrá asueto administrativo en dependencias estatales mientras que el 25 y el 1 de año serán, obviamente, feriados. En ese esquema antes del nuevo año sólo son días “laborables” los lunes 23 y 30 y el jueves y viernes 26 y 27 de diciembre. “Hay herramientas para trabajar”, respondieron a Infobae, de todos modos, varios de los que saben que los feriados sólo corren para algunos empleados pero no para los funcionarios que acaban de asumir.

 

Para los Fernández esta será su primera Navidad como presidente y vicepresidenta respectivamente. Ella, como es usual, planea pasarlo en familia con su hijo Máximo Kirchner y sus nietos, razón por la que partió ayer hacia El Calafate como siempre en un vuelo de Aerolíneas Argentinas. Año Nuevo, en cambio, estará en La Habana, junto a su hija Florencia Kirchner, que sigue en Cuba un tratamiento médico desde hace ya diez meses.

Máximo Kirchner también pasará Nochebuena y Navidad en Santa Cruz, después de no haber podido participar del acto de egresado del jardín de su hijo Néstor Iván por su actividad parlamentaria. Lo contó él mismo como jefe del bloque de diputados del Frente de Todos en el discurso con el que propuso a Sergio Massa como presidente de la Cámara de Diputados el 4 de diciembre.

En el caso del diputado Massa, como lo hace desde hace años, visitará a los bomberos de Tigre y luego compartirá la cena en familia. Este fin de año “no será la excepción”, dijeron en su entorno a este medio.

 
El Presidente convocó a Massa a la Casa Rosada el viernes
El Presidente convocó a Massa a la Casa Rosada el viernes

Alberto Fernández, en cambio, no definió aún qué hará la noche del 24, aunque cerca de él creen que lo pasará en familia y en Olivos. Él mismo ha dicho “no lo sé” cuando le han preguntado al respecto, aunque intuyen que tal vez haya algún brindis austero en Casa Rosada esta semana y en la intimidad una cena con hermanos o algunos amigos. En la quinta, cuando regresó el viernes, encontró que ya estaba armado un árbol de Navidad industria argentina.

Aunque no se habla mucho de celebraciones, algunos dirigentes en Gobierno subrayan que en un contexto de emergencia hay que mostrar “austeridad” y “cercanía”. Fue, en gran parte, el mensaje que se buscó expresar durante la campaña presidencial y lo seguirá siendo. Así fue como la semana pasada Fernández recibió a jubilados de Hurlingham, a instancias del intendente Juan Zabaleta que los llevó a la Casa Rosada.

 
Fabiola Yáñez, en su rol de Primera Dama, participó de un evento solidario navideño (@fabiolaoficialok)
Fabiola Yáñez, en su rol de Primera Dama, participó de un evento solidario navideño (@fabiolaoficialok)

También en ese sentido se mueve la primera dama, Fabiola Yáñez, quien este sábado volvió a la República de los Niños acompañada por Victoria Tolosa Paz y José “Pepe” Albistur, uno de los mejores amigos del Presidente. Platense y ex precandidata a intendenta, Tolosa Paz coordina el Consejo Federal Argentina Contra el Hambre y suele acompañar a la periodista y actriz en actividades solidarias. Lo hizo el viernes en San Juan y ayer en un evento donde se celebró “Mi Navidad es nuestra Navidad” con 1.000 chicos de 22 comedores que participaron de shows y juegos y recibieron regalos que donaron socios de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, representada allí por su presidente, Emmanuel Poletto. Hasta ahora sería la única actividad vinculada con las Fiestas que protagonizará la primera dama, que ayer llegó a La Plata a las 11 y se retiró a las 18 después de los shows de Manuel Wirtz, Piñón Fijo (con quien bailó una de sus más conocidas coreografías) y el Sapo Pepe, entre otros artistas.

El viaje de Cristina a Cuba

En el caso de CFK, su agenda es extremadamente reservada. Según lo previsto, regresará a Buenos Aires el viernes 27 para volar a La Habana el día siguiente. La semana pasada los jueces del Tribunal Oral 2 que la juzga en la causa por obra pública firmaron la autorización para que viaje entre el 28 de diciembre y el 12 de enero. En Cuba recibirá el año 2020 junto a su hija Florencia, con quien se reencontrará por primera vez desde que juró como vicepresidenta de la Nación. Mientras no esté el Congreso avanzará sobre el temario de Extraordinarias en Comisiones de Diputados.

El viernes, su equipo de prensa utilizó la página oficial del Senado para informar que el pasaje a Cuba no lo pagará el Congreso sino ella en forma personal, como en los viajes anteriores que realizó durante todo el año. No se mencionó, en cambio, los viáticos de sus custodios que viajaron también a El Calafate (algunos el día anterior y otros junto a ella) para acompañarla en sus desplazamientos en Santa Cruz, tal como ocurre con todo vicepresidente, presidente e incluso con ex presidentes de la Nación. A Cuba la acompañará un oficial de la División Custodia.(Fuente: infobae.com)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

 

El miércoles por la noche, el ministro de Economía Martín Guzmán concedió su primera y única entrevista en “A Dos Voces”, el programa emblema de la señal de noticias del grupo Clarín.

 

 Guzmán es, básicamente, un académico: tal vez por eso se esmeró en usar un tono didáctico para explicar los primeros pasos de su Gobierno. Repasar lo que dijo aquella noche, en medio de tanto vértigo, es útil para entender qué es lo central de lo que ocurrió en los primeros diez días de “fernandismo”.

Guzmán vinculó la ley de Emergencia con la inminente negociación con los acreedores externos. “Cuando uno va a una conversación de esa naturaleza tiene que mostrar que tiene un programa, que puede establecer un sendero fiscal y externo que sea consistente con el cumplimiento de los nuevos compromisos que se asumen. Si esta ley no estuviese sería muy difícil para el país poder tener las condiciones que necesita para poder tener una política de deuda adecuada”.

Luego explicó su enfoque sobre los problemas fiscales de la Argentina. “Hay un compromiso con equilibrar las cuentas y con tener un sendero que sea consistente con la recuperación de la economía...no se puede aumentar el déficit fiscal. Estamos siendo responsables. Sabemos que hoy en día la Argentina no tiene financiamiento...Nosotros no vamos. a salir a hacer una expansión fiscal brutal, financiada por el Banco Central”.

En limpio, los primeros pasos del Gobierno están dirigidos a poner en marcha un plan que busca el equilibrio fiscal, para ganar credibilidad ante los acreedores externos. Esa presentación recibió elogios inesperados. “Es un gobierno ortodoxo heterodoxo. En este contexto, es lo mejor que podíamos esperar”, le dijo a sus clientes Miguel Ángel Broda, el histórico gurú de la city. “Las primeras medidas alejan claramente la idea de que Fernandez encabeza un gobierno populista. Eso es positivo”, consideró Lucas Llach, ex vicepresidente del Banco Central en la gestión de Mauricio Macri.

 
 
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, habla durante una conferencia de prensa (REUTERS/Mariana Greif)
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, habla durante una conferencia de prensa (REUTERS/Mariana Greif)

Así las cosas, el gobierno de los Fernández ha comenzado a rodar con una primera obsesión: el equilibrio fiscal. Así, parece consolidarse un consenso cada vez más amplio en la política argentina. Macri y Fernández arrancaron muy distinto: uno bajó retenciones al asumir y el otro las sube; uno subió tarifas, el otro las congela por un tiempo; uno eliminó innecesariamente el impuesto a la riqueza, el otro lo repone; uno encaró el problema económico a tontas y a locas, el otro intenta una dificultosa articulación de medios y fines, uno privilegió las jubilaciones altas mediante la “reparación histórica” y el otro empezó priorizando las más bajas. Son claras las diferentes prioridades. Pero la obsesión por el equilibrio fiscal trasciende esas diferencias.

“Equilibrio fiscal” es una expresión que parece virtuosa hasta que la sociedad empieza a entender lo que significa en términos concretos. Un ejemplo de ello es lo que está ocurriendo con las jubilaciones. En sus primeros pasos como Presidente, Alberto Fernández demolió en cuestión de segundos la ley de movilidad jubilatoria, que aseguraba que en 2020 todos los jubilados recuperarían gran parte del poder adquisitivo perdido en los últimos dos años. A cambio de eso, otorgó una compensación temporaria a quienes perciben menos de 19 mil pesos por mes.

La decisión de voltear la movilidad jubilatoria se justifica en una matemática estricta. Si se aplicara la la ley derogada, en 2020 las jubilaciones subirían más del cincuenta por ciento. Si, al mismo tiempo, el Gobierno pretende alinear precios y salarios alrededor del 35, y la economía ni crece ni cae, el aumento de la recaudación debería ser, también, cercano a esa cifra. ¿Cómo pagar, en ese contexto, un crecimiento mucho mayor del principal rubro del gasto estatal cuando la recaudación crece mucho menos?

El problema es que las sociedades no siempre entienden, y no tienen por qué hacerlo, de matemáticas. El Gobierno anunció medidas paliativas para las familias indigentes con niños menores a seis años, y para jubilados con ingresos menores a 19.000 pesos. Hay poco o nada para el resto porque, como explicó el ministro, no hay recursos para una política fiscal expansiva. Es necesario tranquilizar la economía para que esta empiece a moverse para hacer lo suyo, dice. Que es como decir que el cielo debe esperar. ¿Se podrá tranquilizar la economía? En ese caso, ¿empezará a crecer? ¿Tendrá paciencia una sociedad que ha tenido demasiada paciencia en la última década?

 
Alberto Fernández con jubilados (Presidencia)
Alberto Fernández con jubilados (Presidencia)

El paquete de medidas aumentó fuerte el costo de los viajes al exterior de un sector significativo de la clase media, anunció que será imposible ahorrar en dólares por largo tiempo, aumentó las retenciones al sector agropecuario, que tiene una historia reciente de conflictos con el peronismo. Por donde se lo vea, no es un arranque para ganar amigos. Cada sector, entonces, hace lo que sabe hacer: presionar. Los jueces, la clase política completa, los sindicatos docentes, los científicos, las empresas mineras y los gobernadores financiados por ellas, los ruralistas, tironean cada uno para su lado. Mientras, el decil más rico extrema su imaginación para que sus fortunas no tengan que pagar los nuevos impuestos.

Es un país donde nadie quiere perder nada. Ese detalle, precisamente, es el que lo ha llevado a dónde está. Pero nadie abandona fácilmente el único método que conoce. El gobierno necesitará mucha paciencia y una extremada sensibilidad para encontrarle una salida al laberinto que ahogó a todos sus predecesores y convencer a cada uno de la necesidad de ceder un poco.

Uno de los elementos que suelen ser necesarios para que los problemas no se agraven es que quien implementa un plan de este tipo no rife su autoridad. Esta semana estuvo a punto de pasar eso, cuando el oficialismo aprobó un proyecto que mantenía los privilegios para políticos y jueces. La marcha atrás de la Casa Rosada parece haber desactivado ese escándalo. ¿Cómo influirá en esta dinámica la avalancha de decisiones judiciales que mejoran la situación de personajes claramente vinculados a la corrupción, o a organizaciones mafiosas como las barras bravas del fútbol? En función de acuerdos previos, el Presidente, los jueces e incluso el liderazgo opositor parece caminar peligrosamente hacia un régimen de impunidad, como si tal cosa no tuviera ningún costo. ¿Por qué alguien aceptaría pagar impuestos si los responsables de un sistema corrupto por el que se fugan esos impuestos quedan libres en tiempo récord?

En el comienzo del camino, Alberto Fernández se enfrentará día a día a dilemas terribles. En los dos últimos meses del año la inflación se arrimará el 10 por ciento, y eso con el dólar y las tarifas planchadas. ¿Qué hacer con el dólar? ¿Pisarlo y generar otra vez un explosivo escenario de atraso cambiario o dejarlo correr y alimentar otro pico inflacionario? La economía es una ciencia endiablada y en la Argentina está enloquecida. Aumentar retenciones puede ser virtuoso en términos fiscales pero desalentar, al mismo tiempo, el crecimiento de las exportaciones necesarias para recaudar dólares. Aumentar las naftas estimula la producción de hidrocarburos, necesaria para ahorrar o conseguir dólares, pero ahoga a la sociedad y alimenta la inflación. Promover el consumo alivia a un país, siempre y cuando no ocurra que ese consumo fagocita los dólares imprescindibles para evitar una nueva crisis. Y así hasta el infinito. De las justas respuestas a todas estas preguntas, depende el destino del país. ¿Alguien las tendrá?

Nadie resuelve en una semana problemas tan graves como los que afectan a la Argentina. Ni en un mes. Ni en un año. Pero, aun si las cosas se hacen bien, esas demoras inevitables pueden generar ansiedad, incomprensión y fastidio.

Para empezar, bajó el riesgo país. Es algo, en comparación con lo que venía sucediendo. “Cuando el mercado aprenda lo que es Alberto Fernández, las expectativas van a ir mejorando. Tenemos un plan para que la cosa sea consistente. Y eso se está viendo”, pronosticó el flamante ministro de Economía. Toda una expresión de deseos. Y una definición filosófica.(Fuente: infobae.com)

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Alberto Fernández, al salir del almuerzo con los empresarios de AEA (Maximiliano Luna)

Alberto Fernández cree que con la sanción del proyecto sentó las bases de su gestión; se vienen anuncios por sectores y la estrategia de "confrontación controlada" con la Iglesia y con los Estados Unidos

 

La semana que culmina prefiguró lo que Alberto Fernández califica como la “etapa fundacional” de su gobierno abocada a la emergencia económica y a la atención inmediata a la pobreza. Ahora el Presidente se dispone a encarar el segundo paso de su administración: avanzará por sectores para reactivar la producción de las pymes, fomentar medidas para la clase media y apuntalar su estrategia de “confrontación controlada” con algunos actores externos a su gestión.

Desde la comodidad del despacho presidencial, Fernández siguió por televisión cada paso del debate en Diputados y en el Senado del megaproyecto de emergencia económica y se encargó en persona de corregir lo que aparecía como el primer cortocircuito con su electorado al enmendar el descuido del proyecto relacionado con las jubilaciones de jueces y diplomáticos. Para ello propondrá una reforma de fondo de las jubilaciones de privilegio de esos estamentos públicos.

“El proyecto de emergencia económica es mucho más que eso. Se trata de una ley que marcará la etapa fundacional del gobierno de Alberto, que es para terminar con la crisis en que nos sumergió Macri”, explicó a Infobae un allegado al Presidente. En esta primera etapa, el Gobierno engloba los lineamientos para negociar la deuda con el FMI, el incremento impositivo a sectores como las automotrices y el campo, el congelamiento de tarifas, el nuevo esquema tributario para la compra en dólares y el controvertido régimen de aumentos jubilatorios por decreto, entre otras cosas.

En las oficinas del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendieron ante empresarios y sindicalistas la ley de emergencia. “Las anteriores leyes de emergencia buscaban el achicamiento del Estado mientras que esta nueva ley se propone regularizar los organismos descentralizados, adecuarlos a las políticas públicas actuales y contar con las facultades necesarias para usar en emergencia el tiempo y los recursos a favor”, se le escuchó decir al jefe de ministros.

 

Esta “etapa fundacional” del Gobierno estuvo acompañada también por el lanzamiento del Consejo Nacional contra el Hambre, que lidera Victoria Tolosa Paz y que con la ayuda del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se dispone a entregar tarjetas alimentarias que llegarán a cuatro millones de personas en situación vulnerable.

“Un país con el 40% de pobreza necesita de una emergencia alimentaria urgente”, dijo Arroyo en su recorrida por la localidad de Concordia para repartir las primeras 7.000 tarjetas destinadas a familias pobres para la compra de alimentos. La decisión de empezar por Concordia para el reparto de esa ayuda no es casual: se trata de la ciudad con mayor nivel de pobreza del país (52,9%) y el lugar donde Néstor Kirchner comenzó sus primeros pasos en el gobierno en 2003.

Con este plan alimentario que se pondrá en marcha a partir de ahora y con la ley de emergencia aprobada por el Congreso, el Presidente se apresta a encarar la segunda etapa de su gobierno, aun cuando no está definido el nuevo esquema organizativo del Gobierno y falta nombrar a la mayoría de secretarios y subsecretarios en todos los ministerios.

Según destacó a Infobae un ministro muy activo en el área económica-productiva de la gestión, en los próximos meses Alberto Fernández espera poner en marcha una batería de medidas para las pymes y para la clase media que fue duramente castigada durante el macrismo.

 
Santiago Cafiero es el sustento que tiene el presidente Fernández para diagramar los ejes centrales de su gobierno
Santiago Cafiero es el sustento que tiene el presidente Fernández para diagramar los ejes centrales de su gobierno

En este sentido, se espera avanzar en medidas por sectores. Ya se convocó para esto a los empresarios de AEA y la UIA, a la CGT, las CTA y los movimientos sociales. Se anunció la decisión de emitir un decreto de aumento de una suma fija a todos los trabajadores privados a partir del 1° de enero. Fue el acuerdo que cerró el Gobierno con las tres centrales sindicales el jueves por la noche. Esto podrá ir acompañado por líneas de crédito más flexibles para las clases medias.

A la vez, Cafiero, Kulfas y Guzmán trabajan para que el 7 de enero se dé a conocer un nuevo programa de Precios Cuidados: lanzarán una herramienta mucho más amplia que le dará alivio a los sectores de capas medias a la hora de consumir alimentos.

Y a este gesto hacia la clase trabajadora se le sumarán proyectos para incentivar la producción de las pymes con moratorias impositivas, créditos para diferentes rubros de la economía y una reducción del IVA para algunos productos de insumo interno.

También habrá una señal inequívoca desde el Ministerio de Desarrollo Social a los movimientos sociales para las cooperativas de proyectos productivos de la denominada economía popular. Esta es una propuesta que plantea Arroyo para inyectar con fondos a las cooperativas y ofrecer sus productos en las góndolas destinadas a la canasta básica alimentaria.

Estrategia con los frentes externos

El tercer vértice de esta segunda etapa de gestión Alberto Fernández ya lo empezó a desplegar el Presidente y sus funcionarios desde antes del 10 de diciembre. Se trata de la estrategia de “confrontación controlada” con sectores como la Iglesia o los Estados Unidos, por poner dos casos concretos.

 
Alberto Fernández le planteó a la Iglesia que más allá de las diferencias por el tema del aborto podrá trabajar en una agenda social con los obispos
Alberto Fernández le planteó a la Iglesia que más allá de las diferencias por el tema del aborto podrá trabajar en una agenda social con los obispos

La cúpula de la Iglesia, liderada por el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojeda, se reunió esta semana con Fernández en la Casa Rosada. Lo que se preveía como una reunión protocolar para el saludo navideño al Presidente terminó en un mensaje claro, preciso y crítico de los obispos al nuevo gobierno: se mencionó la “sorpresa y desazón” de la Iglesia por el protocolo por el aborto no punible que lanzó el ministro de Salud, Ginés González García.

Allegados al jefe del Estado aseguran que el Presidente fue “muy transparente y directo” con la cúpula de la Iglesia. Les transmitió que el tema del aborto era una "postura histórica que nadie desconocía” de su trayectoria, pero pidió poner bajo un paraguas este tema para avanzar en lo que llaman la “agenda positiva”. Es decir, las tareas comunes con Cáritas y las parroquias para llegar con el Estado a los barrios más necesitados. Para esto tendrán una fuerte incidencia el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y Arroyo.

El otro frente para encarar la estrategia de “confrotación controlada” se llama Donald Trump. El nuevo gobierno argentino ya puso sobre la mesa sus diferencias con Washington por los casos de Venezuela y de Bolivia. Pero, al mismo tiempo, busca plantarse como una suerte de “puente” a futuro con Estados Unidos para acercar posiciones con Evo Morales y Maduro.

Alberto Fernández reiteró a Washington su gesto de no salir del Grupo de Lima. Se trata de un espacio que integra la Argentina con otros 12 países críticos de Venezuela. Es una postura que espera Washington del nuevo gobierno. Por mandato del canciller Felipe Solá esto fue planteado el miércoles en Ginebra por el embajador argentino Carlos Foradori durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Allí también se esgrimió un cuestionamiento de la Argentina a las sanciones que se le aplican al régimen de Maduro que “afectan a los sectores más vulnerables de la población”, según dijo Foradori. La estrategia de la “confrontación controlada” con Estados Unidos se puso en práctica.

El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, se reunió el jueves por la tarde con el secretario político de la embajada norteamericana, Christopher Andino. Durante los 45 minutos que duró ese encuentro, en el segundo piso de la Casa Rosada, el Gobierno se comprometió ante el diplomático norteamericano a mantener los acuerdos bilaterales en materia de cooperación militar, de seguridad y de lucha contra el terrorismo.

Todo este compendio de medidas internas y de estrategias del nuevo vínculo de la Argentina con el mundo configura lo que varios funcionarios ven como “la toma del control de poder” por parte de Fernández. Más allá de moldear su gobierno y ratificar su alianza con el electorado que lo votó, el Presidente busca despejar los fantasmas de un “doble comando” con Cristina Kirchner. Hacia ese objetivo se dirigió la “etapa fundacional” y en ese camino seguirá la segunda etapa de su gestión.(Fuente: infobae.com)

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

 

Page 7 of 39

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

7833415
ahora
Visitantes Online
16210
7833415

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…