Deportes

 Lucas Pratto podría pasar a River. / Archivo // viernes 22 de diciembre de 2017

 

El club paulista estaría dispuesto a escuchar ofertas por el delantero argentino, pretendido por Marcelo Gallardo para el River versión 2018. ¿Habrá acuerdo

El sueño de Marcelo Gallardo para delinear su River ideal es poder contratar a Lucas Pratto, quien hoy por hoy tiene contrato con el San Pablo.

La buena noticia para los millonarios, que desembolsarían 10 millones de dólares por el pase del delantero argentino, es que el club paulista estaría dispuesto a desprenderse de su figura.

El presidente del club paulista, Carlos Augusto Barros e Silva, más conocido como Leco, les comunicó a los integrantes del Consejo de Fútbol del club la intención de vender a Pratto, de 29 años.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que el director técnico del San Pablo, Dorival Junior, pretende delanteros más veloces y quiere incorporar a Gabriel ‘Gabigol’ Barbosa, del Benfica de Portugal.

Pratto admitió que nadie de River se comunicó con él o su representante, Gustavo Goñi, aunque el platense reconoció que no vería con malos ojos volver a la Argentina, ya que quiere estar más cerca de su hija de 7 años.(Perfil)

 
 

 Lucas Paqueta abrió el marcador para el Mengao, que perdió 2-1 el partido de ida en el Libertadores de América. Barco, de penal, puso la igualdad para el Rojo. jueves 14 de diciembre de 2017

Lucas Paqueta abrió el marcador para el Mengao, que perdió 2-1 el partido de ida en el Libertadores de América. Barco, de penal, puso la igualdad para el Rojo.

Independiente apeló y confirmó esta esta noche su mística copera y se adjudicó la Copa Sudamericana 2017 tras empatar 1 a 1 con Flamengo de Brasil en el mítico estadio Maracaná.

El Rojo consiguió su segunda título de este certamen, ya que en el 2010 lo hizo ante Goias de Brasil, bajo la conducción de Antonio Mohamed.

El mediocampista Lucas Paquetá, a los 29 minutos, abrió la cuenta para el local, pero Ezequiel Barco, a los 39, de penal, igualó el tanteador, ambos en el primer tiempo.

Con este resultado, y gracias a la victoria conseguida la semana pasada en el Libertadores de América por 2 a 1, Independiente logró quedarse con un nuevo título que ratifica su condición deRey de Copas al sumar en total 19 certámenes internacionales.

Independiente superó el primer impacto emocional que fue un Maracaná repleto y una parcialidad negra y roja que se vio como una marea en las tribunas.

A los 4 Felipe Vizeu llevó peligro con un remate que se fue cerca del poste derecho de Campaña, y que llegó con la fórmula de Everton desbordando por la izquierda.

El propio Everton tuvo la chance de abrir el marcador pero el mano a mano ante Campaña terminó con el arquero uruguayo vencedor, y a los 13 el “rojo” llegó por primera vez al área rival con un remate alto.

Emmanuel Gigliotti aguantando la marca de los defensores locales, pivoteando para Meza, Barco y Benítez, aunque éste último no tomó tanta intervención en el juego como el propio Independiente necesitaba.

A su vez, Lucas Paquetá se recostó por la derecha y con su zurda complicó a Tagliafico, y a los 20 Meza no pudo definir ante la salida de César.

Diego fue siempre el conductor más claro de Flamengo, en un equipo que corrió mucho y defendió de manera rústica, sin contemplaciones ni pruritos.

En una jugada de pelota parada, Juan cabeceó por encima de todos, Everton mandó el balón al corazón del área chica, en donde no pudo sacar Domingo y sí conectar al gol Lucas Paquetá.

Independiente no se fue de su libreto, el de pelota al pie, rotación y toque de primera, y en ese contexto Meza ingresó al área y fue derribado por Cuellar y luego de consultar con el VAR, el árbitro colombiano Wilmar Roldán determinó el penal en favor del “Rojo”.

El que tomó la responsabilidad fue Barco, quien con un remate bajo a la derecha del arquero César -eligió el otro palo- el “diablo” alcanzó la igualdad, para poner un resultado más razonable a la noche carioca.

A esa altura Independiente debió realizar un cambio ante la lesión de Benítez y por eso ingresó Tagliafico, pero ahora los nervios estaban todos del lado del equipo local, urgido de marcar un gol que le de esperanza.

A los 3 Lucas Paquetá volvió a hacer de las suyas y se mandó por el carril derecho, sin que Amorebieta lo pudiera controlar y tras una media vuelta Campaña volvió a salvar al “rojo”.

El colombiano Rueda, entrenador del “Fla” movió el tablero y mandó al juvenil Vinicius Juniors por el peruano Treuco y así apostó por una línea de tres en el fondo y muchos atacantes de tres cuartos de cancha hacia adelante.

Independiente tuvo su gran chance a los 13 Gigliotti elaboró una jugada increíble y tras correr 50 metros, definió con un toque por encima de César, pero Juan salvó en la línea cuando el balón tenía destino de red.

Flamengo fue dominador de las acciones, por necesidad y también porque Independiente se metió demasiado en su campo y apostó al contagolpe, aunque en ese juego de tácticas y estrategias, Tagliafico le ganó el duelo a Lucas Paquetá, al tiempo que Meza se lució en cada intervención.

Jugado en ataque Flamengo dejó muchos huecos en el fondo, y la velocidad de Barco, la capacidad de Meza y la potencia de Gigliotti para mantener siempre al equipo carioca lejos de poder revertir la historia, pese a que en el final casi lo logra.

Final: NA

 

 Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, rivales que se potencian. //AFP  viernes 8 de diciembre de 2017

 

El portugués recibió el quinto Balón de Oro de su carrera y admitió que ser contemporáneo del crack argentino siempre le sirvió de motivación para mejorar.

La estrella portuguesa Cristiano Ronaldo, que este jueves recibió en París su quinto Balón de Oro, deseó que “la batalla continúe” con el argentino Lionel Messi, al que igualó en lo alto del palmarés.

Al ser preguntado sobre su rivalidad con el astro del Barcelona, Cristiano señaló que es “un elemento de motivación”.

“Espero que la batalla continúe. Las cosas pasan por una razón”, afirmó el jugador luso, que admitió que en sus inicios era impensable poder llegar a cinco Balones de Oro.

“Es un gran honor, no esperaba tener un Balón de Oro, así que cinco…”, reconoció.

Preguntado por el exjugador del París Saint-Germain David Ginola en la cadena de televisión de L’Équipe, colaborador del France Football, que creó el trofeo del Balón de Oro de 1956, Cristiano Ronaldo explicó que “soñaba” cuando era joven con conquistar algún día este galardón “pero todos sabemos lo difícil que es”.

“Cuando gané uno, me dije que había que ir por el segundo”, explicó CR7, que antes de este año se había coronado en el Balón de Oro en 2008, 2013, 2014 y 2016.

Sobre sus planes de futuro cuando se retire, Cristiano dijo queno se ve como entrenador, aunque todo “puede cambiar”.

Messi, segundo este año, ganó el Balón de Oro en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015.

Fuente: AFP

 El pibe Vadalá apareció en el lugar justo y marcó // lunes 04 de diciembre de 2017

 

El Xeneize recibe a los de Sarandí en un partido por la fecha 11 y logró los tres puntos que le permiten volver a la cima de la Superliga. Los goles fueron de Guido Vadalá y Edwin Cardona.(M1)

 

 

 De estrecho vínculo con Hugo Moyano e Independiente Foto:Fino Pizarro domingo 03 de diciembre de 2017

 

El nuevo equipo empezará a competir en marzo pero ya pisa fuerte en el fútbol local. Su directiva asegura que el club y el gremio son "aceite y agua". De qué juega Carlos Dossetti. 

Su camiseta con los colores verde y blanco, enmarcada, es la única que adorna el despacho presidencial de la Liga Cordobesa de Fútbol. Su dirigencia, mezclada entre colegas de entidades pioneras, estuvo en primera fila para la foto y la entrega de plaquetas durante la reciente visita del titular de la AFA Claudio “Chiqui” Tapia a los clubes locales. Su predio, ubicado a la altura del kilómetro 4 ½ de la autovía Córdoba-Alta Gracia, está confirmado para albergar la tradicional cena de fin de año del fútbol cordobés. Aunque todavía no salió a la cancha, el Club Atlético Camioneros Córdoba ya pisa fuerte en los dominios de Emeterio Farías, el empresario de la noche y de los medios y ex presidente de la Agencia Córdoba Deportes que oficia como dueño de la pelota. 

Con apenas nueve meses de existencia –fue fundada el 11 de marzo de 2017-, la flamante institución tiene una “chapa” importante que ya hace valer, aunque su conducción niegue cualquier parentesco con su homónimo bonaerense, el Club Social y Deportivo Camioneros que maneja Pablo Moyano con la supervisión de su padre Hugo como presidente de honor.

“El club no tiene nada que ver con el sindicato. La idea de fundarlo surgió en una conversación de amigos. No hay financiamiento del gremio. Somos aceite y agua”, sostiene Jorge Farías, el directivo encomendado como vocero para el contacto con PERFIL CÓRDOBA.

Más juntos que separados

Farías es uno de los vocales de la actual conducción del Sindicato de Camioneros de Córdoba, cuyo secretario general adjunto, Horacio García Juncos, es la máxima autoridad del club. No son estas las únicas coincidencias –además de los tradicionales colores verde y blanco- que unen a los “ingredientes” de esta receta repetida: la expansión de los gremios a través del fútbol, un ámbito que garantiza visibilidad y empatía, y que es siempre materia dispuesta para las buenas oportunidades.

El predio del sindicato es el campo de entrenamiento de los casi 700 deportistas que tiene el Club Atlético Camioneros Córdoba en sus cuatro disciplinas: fútbol, futsal, básquetbol y rugby. “Nos prestan las instalaciones a cambio del mantenimiento, pero nuestra idea es tener un espacio propio”, explica Farías. 

“El club está abierto para afiliados y no afiliados, y se mantiene con las cuotas. Tiene como función principal sacar a los chicos de la calle”, añade el directivo de la entidad que dentro de cuatro meses saldrá a las canchas de la Liga Cordobesa de Fútbol con sus cuadros de primera, reserva, femenino y juveniles, compitiendo en Primera B. 

En esta categoría participaba hace unos meses el representativo del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba, el Club Atlético Amsurrbac, que logró el ascenso a la máxima divisional. Por el momento, no habrá “clásico” entre Camioneros y el equipo de Mauricio Saillén, declarado archienemigo de los Moyano. “Nosotros no lo vemos como un clásico. El problema es gremial, entre Surrbac y la conducción de Camioneros de Buenos Aires”, afirma Farías.

Verde, blanco… ¿rojo?

Además de desconocer el parentesco con su “primo” bonaerense, el club de los camioneros cordobeses también niega cualquier vínculo con Independiente, entidad que conduce Hugo Moyano desde julio de 2014. “No tenemos ningún convenio”, aseguran. En contrapartida, no son pocos los testimonios de padres y familiares que dan cuenta de que la condición de “filial” del Rojo de Avellaneda es uno de los principales argumentos con los que desde el Club Atlético Camioneros Córdoba se pretende seducir a jóvenes promesas de distintos clubes del ámbito local. 

¿Y entonces? Algunas cercanías constituyen hoy un tema sensible. El jefe del clan Moyano está siendo investigado por la Justicia por el supuesto desvío de fondos de Camioneros a Independiente, club que tenía un pasivo de 600 millones de pesos en el momento de la entronización del gremialista.

En el staff de directores técnicos de Camioneros Córdoba –que incluye a Carlos Toledo (primera y reserva) y Hugo Giménez (femenino), sobresale Adrián Ávalos, exjugador de Belgrano y Talleres, quien se desempeña como coordinador de inferiores. En los pasillos de la Liga, mientras tanto, muchos vinculan al proyecto con otro nombre con pasado en un club grande de la ciudad, el ex presidente de Talleres Carlos Dossetti. “Sabemos que existe un vínculo y que es marido de la contadora del sindicato, pero él no tiene nada que ver con el club. No va Dossetti acá”, dice Farías.

El hombre cuyos desmanejos llevaron al descenso deportivo, económico e institucional de Talleres en 2004 tiene desde hace años una estrecha relación con Moyano que supo explotar para resurgir de las cenizas. Dossetti es uno de los dueños de Encode, empresa certificadora de firma digital que en 2015 dio un gran zarpazo en el mercado a partir de un convenio con el Gobierno de la Provincia cuyos alcances y detalles fueron puestos sobre el tapete de la Unicameral, sin respuesta satisfactoria alguna, por el legislador Aurelio García Elorrio. Encode es el ente de fiscalización de la delegación cordobesa del gremio de camioneros.

Todo queda en familia

Hugo Moyano registra un lejano y fugaz pasado como marcador lateral de las divisiones menores de Unión de Mar del Plata, y un presente que lo vincula al fútbol desde lugares más expectantes: la presidencia de Independiente y la vicepresidencia 2ª de la AFA.

Debutó como dirigente deportivo en 2009, cuando fundó el Club Social y Deportivo Camioneros, cuyos equipos compiten en el Torneo Federal B y en la Liga de Luján. Allí oficia de presidente honorario, apuntalando la gestión de Pablo, su hijo mayor, quien también es su secretario adjunto en el gremio de camioneros y un influyente vocal de la conducción de Independiente, como encargado del fútbol profesional. 

El club moyanista se define como “un espacio de esparcimiento y recreación para mejorar la vida saludable y el rendimiento laboral de los afiliados”. Tiene equipos de vóley, hockey y rugby, y sostiene las campañas de atletas, automovilistas y boxeadores, tal el caso del peso pesado Gonzalo “Patón” Basile, quien hace dos semanas peleó en España con Pablo Moyano en su rincón.

Fuera de juego hoy está Facundo, el menor de la dinastía, quien durante años fue mecenas de Alvarado de Mar del Plata e inclusive llegó a ocupar la presidencia de ese club entre 2012 y 2013.

En 2011, Hugo Moyano hizo un intento fallido de quedarse con el quebrado club Comunicaciones (tenía el guiño del entonces jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, pero la Justicia se lo impidió) y apuntaló el crecimiento de su yerno, Claudio “Chiqui” Tapia, como hombre fuerte de Barracas Central, Tapia es hoy el presidente de la AFA. En Córdoba, el líder de Camioneros tuvo un acercamiento con Talleres en tiempos del gerenciamiento del empresario cordobés-mejicano Carlos Ahumada Kurtz.(Perfil)

San Lorenzo volvió a ganar y alcanzó a Boca en la cima de la Superliga. //Fotobaires  viernes 30 de noviembre de 2017

 

El Ciclón sigue imparable de la mano de Claudio Biaggio y tras la victoria 2-0 sobre Atlético Tucumán en el Nuevo Gasómetro, es puntero junto con el Xeneize.

San Lorenzo derrotó como local por 2 a 0 a Atlético Tucumán, en un partido disputado esta noche, en el Bajo Flores, en un adelanto de la duodécima fecha de la Superliga.

Nicolás Blandi, a los 6 minutos del primer tiempo, y Nicolás Reniero, a los 37 del complemento, marcaron los goles del elenco “azulgrana”, que con este triunfo alcanzó a Boca en la punta del certamen, pero con un encuentro más.

Más allá de ponerse en ventaja en el amanecer del partido, el equipo dirigido interinamente por Claudio Biaggio necesitó en más de una ocasión de la intervención del arquero Nicolás Navarro, la figura del partido en la tarde-noche del Nuevo Gasómetro. Incluso en el segundo tiempo, el Decano logró convertir por intermedio de Gervasio Núñez pero la jugada fue anulada por una posición adelantada que generó muchas dudas y el reclamo de todos los tucumanos.

El Ciclón alcanzó su tercera victoria consecutiva en la Superliga que le sirvió para alcanzar al inalcanzable Boca de Guiilermo Barros Schelotto y además para forzar producto de los buenos resultados la continuidad del Pampa Biaggio como entrenador durante 2018.

El domingo San Lorenzo jugará el último partido del año como visitante de Tigre mientras que Atlético Tucumán lo hará el lunes ante Colón aunque el gran objetivo es la final de la Copa Argentina ante River del 9 de diciembre.(Perfil)

 Renato Gaúcho, campeón como jugador y como DT en Gremio. // AFP. jueves 30 de noviembre de 2017

 

Irreverente, sincero, mujeriego, seguro de sí mismo. Cuando Renato Gaúcho es el sustantivo, no faltan los adjetivos. La emoción tampoco. De jugador a técnico, la carrera del brasileño ha serpenteado por años entre altas y bajas alimentando un nutrido anecdotario.

Héroe del Gremio como futbolista, Renato Gaúcho, que aspira a nada menos que a una estatua en Porto Alegre, se metió entre ceja y ceja hacer historia también como técnico con su amado tricolor, y al ganar este miércoles ante Lanús la Copa Libertadores-2017, la tercera del equipo, lo ha logrado.

El vínculo entre Renato Portaluppi -a quienes todos llaman de Gaúcho desde el comienzo de su carrera- y el Gremio arrancó en los 80 cuando se estrenó como profesional defendiendo los colores del equipo como atacante.

Saboreó la gloria en 1983, cuando alzó la Copa Libertadores con un tricolor que tendría que esperar 12 años para revivir el momento, y se ganó la idolatría de los sureños al ser el autor del 2-1 con el que derrotaron a Hamburgo ese año en la Copa Intercontinental.

En su mejor momento, el atacante fue convocado por el técnico Telé Santana para integrar la Seleçao en el Mundial de México- 86.

La conmemoración no era poca, en efecto fue tanta que Gaúcho y el lateral Leandro pasaron de farra una noche de la concentración antes del viaje a México. La mayoría del equipo se desveló esperándolos y no llegaron al campo para entrenar.

Santana castigó y dejó por fuera al atacante que tuvo que esperar hasta Italia-90 para vestir la canarinha en un Mundial.

Reservado a la banca, entró apenas para disputar los últimos minutos de la trágica derrota ante Argentina en los octavos de final.

Del Fla y del Flu. En su única experiencia internacional, Gaúcho vivió apenas una temporada amarga en el Roma de Italia en 1989 con quien no destacó en el gol.

Oriundo de la pequeña Guaporé, en Rio Grande do Sul, después de Gremio, y con el paréntesis italiano, el atacante desfiló por los cariocas Flamengo, Fluminense y Botafogo, entre otros clubes brasileños.

Se ganó el cariño de la naçao urubu, para después ser idolatrado por el Flu cuando anotó un histórico y decisivo gol de barriga -acreditado al mediocampista Aílton- en la final de la Copa Carioca de 1995 disputada justamente contra el archirrival Flamengo.

Gaúcho también desató pasiones fuera de las canchas. Robó corazones y titulares por sus romances y galanterías. Un capítulo que bien representa la faceta seductora del futbolista data de 1985, cuando en la concentración apareció en televisión diciendo estar triste, “lejos de su amor”, que en realidad eran casi una decena de mujeres a quienes dedicó flores y mensajes personalizados por el día de los enamorados.

Pero el fútbol y la estrella que parece acompañar al brasileño en momentos decisivos han sido el verdadero hilo conductor en la narrativa de su trayectoria.

Como entrenador, no sólo ha logrado garantizarse el pedestal definitivo en Porto Alegre al darle el tricampeonato continental a Gremio, sino que acaba de convertirse en el primer brasileño – y el octavo en el continente- en ganar la Copa Libertadores como jugador y técnico.

En 2008 estuvo a punto de conseguir el hito al frente de Fluminense, sin embargo tuvo que conformarse con el segundo lugar al ser derrotado en tiros penales por el Liga de Quito.

Quiso la pelota que el triunfo le llegase con el Gremio de sus amores, al que regresó por tercera vez como técnico en septiembre de 2016. Tres meses después llevaba al tricolor a la conquista de la Copa de Brasil, su primer título nacional en 15 años, y ahora está a un paso de finalizar la temporada como vicecampeón de liga.

Puertas afuera, con apenas dos partidos perdidos, Gremio logró el objetivo de entrar en la quinta final continental de su historia, e igualó a Santos y Sao Paulo con tres copas como mayores campeones brasileños de la Libertadores.

El fútbol es como andar en bicicleta. Quien sabe, sabe. Quien no, que vaya a estudiar”, lanzó el año pasado tras hacerse con la Copa de Brasil. Con título en mano, Gaúcho, que a sus 55 años encerró una entrevista aplaudiéndose a sí mismo, parece demostrar que él nació aprendido.(Perfil)

 Ruben y Central, nuevamente verdugos de Boca. // Fotobaires.  lunes 27 de noviembre de 2017

 

Marco Ruben anotó el gol de la victoria del Canalla en el Gigante de Arroyito, donde el Xeneize sufrió una expulsión y sumó su segunda derrota consecutiva. 

Roosario Central sacó esta noche una rápida ventaja y tuvo ocasiones como para ampliar la diferencia, pero las desaprovechó y al final sólo ganó 1-0 y el corazón de Boca Juniors casi se lo empata.

Por la décima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, en el Gigante de Arroyito, a Boca le salió todo mal desde el principio, porque pronto perdía 1-0 y a los 37 se hizo expulsar el experimentado zaguero Paolo Goltz, a tal extremo que por las atajadas de Agustín Rossi se mantuvo a tiro de la igualdad, pero Central no lo remató y, a pesar de las adversidades, el Xeneize casi alcanza lo que hubiera sido el 1-1 sobre el epílogo.

En defitiva, el líder Boca, que venía de perder el invicto ante el Racing Club, lamentó su segunda caída consecutiva y sólo les lleva tres puntos de luz a sus escoltas San Lorenzo de Almagro y Unión de Santa Fe.

Central, en cambio, dio otro síntoma favorable desde que tomó las riendas Leonardo Fernández, más allá de las situaciones que dejó pasar ante los boquenses.

El gol de los Canallas ni se hizo esperar, porque ya a los 4 minutos se puso en ventaja, dado que Federico Carrizo ejecutó un córner desde la izquierda, Mauricio Martínez intentó un taco y tras el pique de la pelota cabeceó el capitán Marco Ruben para doblegar a Rossi.

El primer período se tornó muy favorable para los locales, en el marco de un juego friccionado, con males intenciones y reclamos de todo tipo para el desbordado árbitro Patricio Loustau, quien es probablemente es el mejor de la Argentina, pero tuvo una noche demasiado por debajo del nivel que lo distingue.

El anfitrión inclusive se vio beneficiado por la lógica expulsión de Goltz, quien ya estaba amonestado y golpeó sin pelota a Ruben.

En la segunda parte, Fernández hizo ingresar a Maximiliano Lovera en reemplazo de Leonardo Gil con el propósito de hacer valer el hombre de más y fue entonces que a Rossi le tocó sostener a su equipo y mantenerlo vivo en el juego.

Además de Rossi, Boca, cuando peor lo pasaba, contó con la decisión de Guillermo Barros Schelotto de asumir riesgos y poner a Cristian Espinoza, a los 27 minutos, por Oscar Junior Benítez, y esa variante casi cambia el partido.

Con Espinoza se refrescó el ataque y la esperanza de los Xeneizes y así dispusieron de varias chances para igualar, entre ellas, en el minuto 42, un disparo del colombiano Edwin Cardona que rebotó en un poste.

Así concluyó un cotejo en el que Central mostró una mejoría y Boca su corazón, aunque sin que le permitiera ocultar que lo afectaron las bajas por lesiones graves de Fernando Gago y Darío Benedetto.

Fuente: DyN

Page 8 of 23
Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…