Mundo

Había sido detenido en la autopista Caracas-La Guaira cuando se trasladaba a un acto político. Fue  liberado después de unos minutos.

 

En horas de la mañana de este domingo se registró la detención del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, cuando se dirigía a un cabildo abierto en el estado Vargas. Según los primeros informes, fue detenido en la autopista Caracas-La Guaira cuando se trasladaba a un acto político.

Varios allegados al gobierno venían pidiendo su detención por supuesta “traición a la patria” tras anunciar que asumiría las funciones ejecutivas de la República.

Su esposa, Fabiana Rosales, compartió la información en su Instagram. Fue detenido en su presencia y en la de su hija. Periodistas agregaron que fue emboscado por más de 10 camionetas del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional).

Pero minutos después, el político opositor fue liberado y se trasladaba normalmente al cabildo abierto programado en el estado de Vargas.

Tras la asunción el jueves del segundo mandato de Nicolás Maduro, Guaidó se declaró presidente interino de Venezuela al considerar que así lo estipula la constitución de ese país, y acusó al chavista de usurpar el poder.

Rápidamente el joven dirigente recibió el apoyo de buena parte de la comunidad internacional. Incluso los Estados Unidos dieron un fuerte apoyo a esa decisión al reconocer como única autoridad a la Asamblea Nacional, que tiene mayoría opositora.

Comunicado del Gobierno argentino

La Cancillería argentina emitió un comunicado tras conocerse el incidente, en el que expresa su solidaridad y apoyo para Guaidó. A continuación, la nota enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores:

"El Gobierno argentino se solidariza y apoya al Diputado Juan Guaidó y a su familia frente al incidente que sufriera hoy 13 de enero, en que fuera retenido por algunas por horas por integrantes de Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Este episodio, que atenta contra las libertadas civiles y políticas de los venezolanos, en este caso en la persona del Presidente de la Asamblea Nacional (AN), ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos.

El Gobierno argentino espera que el régimen de Maduro pueda asegurar las libertades civiles, políticas y de movimiento de la oposición venezolana, así como su integridad física, absteniéndose de cualquier acto de intimidación y hostigamiento como el sufrido por el Presidente de la AN, órgano constitucionalmente legítimo de ese país".

La reacción del Grupo de Lima

En una declaración divulgada este domingo a la tarde, el Grupo de Lima indicó que 13 de sus 14 integrantes "condenan la detención arbitraria" de Guaidó "por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin)".

El documento expresa "su más contundente rechazo a cualquier acción que afecte la integridad física de los miembros de la AN, de sus familias y colaboradores, y frente a cualquier presión o coacción que impida el pleno y normal ejercicio de sus competencias como órgano constitucional y legítimamente electo".

Argentina firmó la nota junto a Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Cosa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, en tanto no lo hizo México.

El nuevo rostro de la política

Juan Guaidó es un ingeniero industrial de 35 años que hasta hace poco tiempo todavía estaba lejos de los primeros planos. Pero la dinámica de la situación política en Venezuela lo llevó a convertirse en el nuevo hombre fuerte de la oposición y a ilusionarse con ser el líder del proceso con el que los antichavistas aspiran a terminar con el gobierno del presidente Maduro.

Guaidó terminó el secundario en 2000, cuando Venezuela ya estaba gobernada por Hugo Chávez, y se formó políticamente en el centro de estudiantes de Ingeniería de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), donde se graduó en 2007.

Formó parte del célebre movimiento estudiantil que en 2007 protestó ruidosamente contra la no renovación de la licencia de la televisora privada RCTV y se opuso al proyecto de reforma constitucional de Chávez que finalmente fue derrotado en un referendo.

En 2009, Guaidó acompañó al ex alcalde Leopoldo López en la fundación de su partido Voluntad Popular (VP) y, al año siguiente, obtuvo su primer cargo público al ser electo diputado, mandato que revalidó en 2015.

El encumbramiento de Guaidó obedece, además de a sus propios méritos, a la política represiva del gobierno de Maduro, que sucesivamente sacó de la escena a varios líderes de VP, empezando por López, su fundador, encarcelado en febrero de 2014, y su sucesor natural, Carlos Vecchio, quien entonces pasó a la clandestinidad y poco después al exilio en Estados Unidos, luego de que el gobierno lo acusara de varios delitos.

Voluntad Popular quedó entonces a cargo de Freddy Guevara, quien desde noviembre de 2017 está refugiado en la embajada de Chile en Caracas, luego de que el gobierno le imputara varios delitos y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), controlado por el chavismo, le quitara la inmunidad parlamentaria cuando era el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento).

Gobierno. El presidente Maduro en un reciente e encuentro con enviados de la OEA en Caracas (EFE).

Gobierno. El presidente Maduro en un reciente e encuentro con enviados de la OEA en Caracas (EFE).

Por acuerdo entre los partidos de la oposición, que en diciembre de 2015 se hicieron de una holgada mayoría, a VP le corresponde este año la presidencia del Parlamento y el elegido fue Guaidó, quien asumió esa función el 5 de este mes, apenas cinco días antes de que Maduro iniciara su nuevo mandato, cuya legitimidad es desconocida por la oposición y gran parte de la comunidad internacional.

Un poder legislativo vaciado.

Guaidó es formalmente el máximo cargo institucional de Venezuela, puesto que la Asamblea Nacional o Parlamento, controlada por la oposición, considera ilegítimos los demás poderes del Estado, incluida la Presidencia de Maduro.

Tras su elección como presidente del Parlamento opositor, Guaidó se reivindicó como la única institución legítima de Venezuela. Y emplazó a las Fuerzas Armadas a que den "un paso al frente" contra Maduro y lograr así restaurar la legalidad constitucional.

La situación efectiva de control político de la oposición venezolana es muy limitada. Logró una de sus victorias más importantes en diciembre de 2015, cuando obtuvo el control de la Asamblea Nacional, el órgano legislativo unicameral del país.

Sin embargo, para vaciarla de poder, Maduro convocó poco después elecciones a una Asamblea Nacional Constituyente anulase el anterior Legislativo. La oposición consideró ilegítima la maniobra, pero está actualmente sin poder real de acción, sin financiación para su funcionamiento y con nula capacidad de sancionar leyes que sean respetadas por el Ejecutivo.

Aunque no está reconocida internacionalmente como tal, eloficialismo chavista sanciona sus leyes a través de la Asamblea Constituyente, dominada en su totalidad por figuras del chavismo.

Figura. Uno de los actos políticos recientes del opositor Juan Guaido en caracas (DPA).

Figura. Uno de los actos políticos recientes del opositor Juan Guaido en caracas (DPA).

A esta situación se agrega la deplorable situación ecnómica del país, con una inflación que, según se prevee, llegará al 2.000.000% este año, una casi absoluta escasez de medicinas y alimentos y un drama humanitario que se refleja en la huida de casi 3 millones de venezolanos en los últimos años.

Fuentes: AFP, EFE, AP y Clarín

Enviado. El canciller de Trump, Mike Pompeo, durante una reciente rueda de prensa (AFP).

Lo reveló el canciller de Washington, Mike Pompeo, a la prensa de San Pablo. “Estamos satisfechos con la oferta”, precisó.

 

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, reveló este domingo que el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le ofreció a Estados Unidos instalar una base militar en territorio brasileño.

"Estamos satisfechos con la oferta del presidente Bolsonaro.Confío en que vamos a continuar dialogando de muchos temas con Brasil mientras el nuevo gobierno asume el país. Esto es algo que deseamos muchísimo", dijo Pompeo en una entrevista que publica este domingo el diario O Estado de Sao Paulo.

Pompeo fue el representante del presidente Donald Trump en la asunción de Bolsonaro, quien en una entrevista al canal SBT ya había adelantado que está abierto a que Estados Unidos abra una base militar en Brasil, como contracara al apoyo militar ruso que recibe la vecina Venezuela.

Cuando Pompeo fue consultado sobre esta posibilidad, respondió: "Esto es algo que estamos siempre evaluando en Estados Unidos, cuál es la mejor forma de tener buenos aliados en la región, en el mundo, dónde y cuándo instalar nuestras bases militares".

Juntos. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, durante un reciente encuentro en Brasilia ( AFP).

 

El secretario de Estado también confirmó que existe una negociación para llegar a un acuerdo bilateral para que Estados Unidos pueda usar la base espacial brasileña de Alcántara, en el estado de Maranhao, en el noreste del país.

"Estamos muy interesados y se está negociando un acuerdo de salvaguardas tecnológicas con Brasil, que liberará una licencia para lanzamientos de vehículos espaciales y satélites de Estados Unidos", dijo Pomeo.

Pompeo contó, además, que con el canciller brasileño, Ernesto Araújo, repasaron la situación venezolana la semana pasada en Brasilia.

Encuentro. El estadounidense Mike Pompeo saluda al canciller de Brasil, Ernesto Araujo. en Brasilia (Bloomberg).

 

"Queremos trabajar para que la democracia sea restaurada" en Venezuela, concluyó.

El funcionario estadounidense también celebró la asunción de Bolsonaro como un giro hacia Estados Unidos en Sudamérica.

"Exactamente, estamos entusiasmados ante esta perspectiva y vislumbramos oportunidades", destacó.

El anuncio de Bolsonaro y de su canciller sobre la posibilidad de abrir una base militar estadounidense en Brasil generó controversias entre dirigentes del Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería, y un sector de las Fuerzas Armadas, un elemento clave de este gobierno.

El ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo e Silva, aclaró mediante su oficina de prensa que no trató este asunto sobre una base militar con Bolsonaro.(Clarin)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante una conferencia de prensa en Moscú, la semana pasada. Bloomberg

Opinión. Moscú enfrentó una seria derrota diplomática en Naciones Unidas, pero sólo por tres votos. Washington no puede cantar victoria.

 

Rusia enfrentó una seria derrota diplomática en Naciones Unidas. La Asamblea General rechazó una resolución promovida por Moscú para obtener un pronunciamiento político para preservar el Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF), adoptado en 1987 y que condujo en 1991 a la eliminación de todos los misiles de 500 a 5 mil kilómetros. Estados Unidos denunció el instrumento por considerar que Rusia no cumple con las obligaciones y encara desarrollos balísticos que infringen el tratado. Washington considera además que es hora de remodelar el INF teniendo en cuenta la evolución de los arsenales de misiles crucero, en particular la capacidad adquirida, entre otros, por China, India, Israel, Irán, Pakistán o Corea del Norte.

El resultado de la votación (46 en contra, 43 a favor y 78 abstenciones) pone en evidencia ciertas fortalezas y debilidades diplomáticas de Estados Unidos y Rusia en Naciones Unidas. La masiva abstención, que impidió la adopción de la resolución por dos tercios, podría ser interpretada como un éxito para la diplomacia norteamericana. Sin embargo, también es una advertencia al haber logrado imponer su punto de vista por solo tres votos. Ese reducido margen traduce los riesgos y las limitaciones diplomáticas que existen en el terreno multilateral. En gran medida el resultado de la votación reedita las conocidas alianzas de la guerra fría.

El tema merece atención y reflexión. Una observación preliminar dada por las abstenciones permitiría pensar que mayoritariamente los países no votaron por el mérito o defectos de las cuestiones de fondo que planteaba la resolución sino para evitar quedar embretados en una u otra posición. Esa actitud de exceso de pragmatismo es también un síntoma preocupante y que hace a la credibilidad del sistema multilateral. La temática involucrada y los riesgos que dichas cuestiones significan para la seguridad internacional hubiese exigido un comportamiento más responsable y comprometido.

Existen argumentos técnicos suficientes para saber que el Tratado INF necesita actualización. No solo Estados Unidos y Rusia se encuentran embarcados en desarrollos tecnológicos que obligan a la revisión del instrumento sino que el panorama global pone de manifiesto que el alcance bilateral ya no responde a la realidad internacional. Las composición de fuerza en Europa, Medio Oriente y en otras áreas de Asia como la península coreana o la capacidad adquirida por China, aconseja encarar la problemática de los misiles de corto y mediano alcance con miradas más amplias. El mundo de hoy ya no es el de 1987. Tampoco el problema en la actualidad se reduce al escenario europeo o la cuestión es simplemente una que compete exclusivamente a Washington y Moscú. Desde ese punto de vista ha sido desilusionante el abrumador voto en abstención.También porque la resolución, de haber sido aprobada, pudo haber legitimado las reiteradas violaciones al instrumento agravando el equilibrio de fuerzas en Europa. Por tres votos eso no ocurrió, un margen demasiado estrecho para una cuestión tan delicada para la seguridad global. De alguna medida la votación en Naciones Unidas refleja que la estabilidad internacional, cuando pasa por la Asamblea General, pende lamentablemente de un hilo.(Clarín)

Contraste. Japón es un modelo a seguir, un país que supo combinar sus tradiciones con una cultura del trabajo y el progreso. Por el contrario, el modelo de América Latina es arcaico. Foto: casa rosada

El mundo es enorme y diverso. Debemos cambiar nuestras cabezas para aceptar las diferencias, aprender a respetar a otros justamente porque son diversos y aprovechar las relaciones con ellos para construir un mundo mejor para todos los seres humanos.

 

Cuando terminó el G20 los sectores más arcaicos de nuestra sociedad tuvieron algunas reacciones provincianas. La primera fue preguntar cuánta plata nos habían dejado los visitantes, haciendo cuentas entre lo que se perdió porque no operó el puerto, no abrieron algunos comercios y otros eventos semejantes, y el dinero que se obtuvo de los visitantes. Conservadores provincianos. La mentalidad avivada, sin perspectiva estratégica, es propia de las elites más conservadoras, tanto de izquierda como de derecha. Se constató una vez más la existencia de la brecha que existe entre ellos y la mayoría de la gente, que estaba feliz de que el G20 haya tenido lugar en nuestro país. Los ciudadanos comunes tienen sentido común y se dan cuenta de que la integración al mundo es algo que traerá en el mediano plazo enormes ventajas para los argentinos. Intentamos que el país se integre al grupo de países más ricos del mundo y vimos que eso era posible por la forma en que los mandatarios visitantes trataban a nuestras autoridades y veían al país. Eso era más importante que cobrar una propina por el uso del local. Otra actitud provinciana fue decir había terminado el sueño, la carroza se convirtió en calabaza, debíamos olvidarnos de los delirios de grandeza y ser lo que somos, un país sin remedio, en manos de políticos que hacen negocio con la pobreza para ganar las elecciones o para chantajear al Estado cuando son oposición. Viven consiguiendo planes sociales para pagar activistas que participan en sus campañas electorales y en las movilizaciones que organizan para incrementar el negocio. En el campo internacional estos personajes creen que debemos olvidarnos del mundo desarrollado, dedicarnos a discutir sobre los gobiernos militares de Cuba, Nicaragua y Venezuela, escombros de economías centralmente planificadas, que destruyeron a los productores y usaron la plata del Estado para reproducir la pobreza. En los tres casos un porcentaje importante de la población debió irse a países en donde la indigencia no sea tan insoportable. Supimos ser anfitriones de los mandatarios que representan a los países que producen el 80% de la riqueza global Actitud. Pero la mayoría de argentinos tuvo otra actitud. No quiere dictaduras, prefiere que no exista pobreza, quiere integrarse al mundo desarrollado en el que el trabajo y el consumo permitan que la vida sea mejor. Supimos ser anfitriones de los mandatarios que representan a los países que producen el 80% de la riqueza global, vimos a nuestro presidente actuando con innegable liderazgo en la reunión; en sus discursos habló de los temas que interesan actualmente. Empezamos a ser aceptados como pares entre quienes lideran el mundo como fruto de un trabajo sostenido de Mauricio Macri, de muchos funcionarios del servicio exterior y del conjunto del gobierno, y así va cambiado el rostro del país. Mirando la reunión pudimos comprender que quienes dijeron que ellos estaban muy interesados en apoyarnos en contra de "los fondos buitre" nos mintieron. Un problema de una cuantía menor a lo que Facebook perdió en un día con sus acciones no podía estar en su agenda. Es un tema irrelevante para enormes países que progresan, cumplen con sus obligaciones, compiten, hablan de temas bastante más grandes que la sentencia de un juez de Nueva York. Pasado. No debemos pensar que el G20 acabó y que estamos condenados a volver al pasado. El ideal de pobreza cero es posible y lo están logrando China y la India, donde han salido de la pobreza cerca de mil millones de personas, casi el doble que la suma de la población de todos los países latinoamericanos. Vimos en Buenos Aires que es posible el ingreso por la puerta grande de Argentina al grupo de países más ricos del mundo. Necesitamos hacer transformaciones que demandan tiempo y esfuerzo pero la meta es posible. Ningún país se desarrolla sorprendiendo a un grupo de turistas ricos en dos días de fiesta, sino después de años de esfuerzo en una misma dirección: economías de mercado, competencia, fomento del trabajo, respaldo a la actividad empresarial, orden, combate al delito. En algunos casos esto ocurre en democracias parecidas a las occidentales, en otros son Estados comunistas o monarquías absolutas, pero la economía capitalista está en todos los países que progresan. Necesitamos superar el típico ombliguismo latinoamericano y abrir nuestra mente a un mundo que es enorme, diverso, complejo, contradictorio, pero es allí en donde estamos obligados a encontrar el lugar que nos permita participar y competir con países de una sociedad global que se estremece con la revolución tecnológica. En una columna anterior llamé la atención sobre las experiencias de China y de India que han sacado de la pobreza a cerca de mil millones de personas. Pero en los países del G20 hay varios países más a los que debemos acercarnos para ser socios en los nuevos tiempos. Estados Unidos y la Unión Europea han sido nuestros socios estratégicos privilegiados. Debemos fortalecer las relaciones con ellos Japón. Después de Estados Unidos y China la economía de Japón es la tercera a nivel mundial. Un país con una cultura milenaria y apasionante que supo hacer una síntesis de sus tradiciones con la economía de libre mercado y la tecnología. Desde hace medio siglo el gobierno y las industrias cooperan dentro de una cultura que tradicionalmente rindió culto al trabajo. En Japón nadie pensaría en formar un partido piquetero y subsidiar para que se mantenga la pobreza. El desarrollo tecnológico ha sido extraordinario gracias a la existencia de una población preparada, que compite duramente desde los primeros años de la escuela. Es un país insular, con poco terreno fértil, conmovido frecuentemente por sismos que ha logrado ser la tercera economía más importante del mundo con una población de 126 millones de habitantes, semejante a la de México. Las calles de Tokio, Kioto, Nara y otras ciudades están siempre limpias como una mesa; la literatura y el arte son extraordinarios. En Japón está la sede del Go, el juego estratégico más interesante de la historia. La economía japonesa gira en torno a los productos manufacturados, la tecnología, vehículos, artículos electrónicos y la industria del acero. Existe gran colaboración entre productores, fabricantes y distribuidores reunidos en grupos conocidos como keiretsu. Existe para la mayoría de los trabajadores la garantía del empleo vitalicio. El actual primer ministro, Shinzoō Abe, líder del Partido Liberal, ha dado un renovado impulso a la economía. Los medios hablan de la “Abenomics”, la solución económica a la japonesa que promueve la inversión de capital en las empresas. Las relaciones entre Japón y Argentina se han incrementado en los últimos años en buena parte por el trabajo de Noriteru Fukushima, su embajador en Buenos Aires. Islámicos. Estuvo en el G20 Arabia Saudita, país simbólicamente líder de los países islámicos, otro mundo que debemos explorar, dispuesto a invertir y ser socio de Argentina en la nueva etapa. No debemos olvidar que de los quince países más ricos del mundo, seis son islámicos: Catar, Brunei, Kuwait, Emiratos Arabes, Arabia Saudita, Baréin. Es posible tener buenas relaciones con ellos comprendiendo que son distintos. Por solo citar un ejemplo, las niñas pueden casarse. El artículo 1.041 del Código Civil de la República Islámica de Irán determina que las niñas pueden comprometerse antes de los nueve años, y casarse a los nueve. En 2018 más de 60 mil menores de diez años se casaron en esos países. Demás está decir que no se casan, sino que las casan sus padres. Esta costumbre tiene su origen en que Mahoma cuando tenía 54 años se comprometió con una de sus esposas, Aisha, que tenía seis años y consumó el matrimonio cuando tenía 9. Casi todos los países que se formaron con la gran emigración europea que se inició en 1850 están en el G20. La crisis provocada por los problemas sociales propios de la industrialización, la crisis de la papa de Irlanda, y otras penurias provocaron la emigración masiva de europeos que buscaron nuevos destinos. Australia, Canadá, Estados Unidos, Argentina, miembros del G20, se formaron en ese momento. Todos ellos tenían enormes recursos humanos y naturales, se organizaron en democracias liberales y tres llegaron a un alto grado de desarrollo. Argentina debe ponerse al día para ocupar su lugar. Es obvio que los Estados Unidos y la Unión Europea han sido nuestros socios estratégicos privilegiados. Además de la misma Unión forman parte del G20 Alemania, Francia, Italia, y el Reino Unido. Somos un país que pertenece a la cultura occidental y nuestra participación en el G20 debe ayudar a fortalecer las relaciones con estos países. El mundo es enorme y diverso. Debemos cambiar nuestras cabezas para aceptar las diferencias, aprender a respetar a otros justamente porque son diversos y aprovechar las relaciones con ellos para construir un mundo mejor para todos los seres humanos. *Profesor de la GWU. Miembro del Club Político Argentino. (Fuente www.perfil.com).

El presidente ruso criticó además a los Estados Unidos por retirarse de los pactos que se firmaron al final de la Guerra Fría.

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó este jueves que el mundo "subestima" la posibilidad de una guerra nuclear y criticó a Estados Unidos por provocar una nueva carrera armamentística con su decisión de abandonar pactos firmados en los últimos años de la Guerra Fría.

"Desgraciadamente hay una tendencia a subestimar la posibilidad de una guerra nuclear, y esa tendencia está incluso creciendo", alertó Putin en su rueda de prensa anual desde Moscú en la que aseguró que el sistema de control de armas de este tipo se está "desintegrando".

A modo de chicana, Putin se refirió al vencimiento del tratado Start III, que limita la cantidad de misiles nucleares estratégicos y de cabezas nucleares que puede tener un país. El acuerdo deja de tener efecto en 2021 y aún no se abrieron las negociaciones para renovarlo.

"¿No quieren hablar de eso? Bueno, está bien. Estaremos a salvo, sabemos cómo protegernos", ironizó Putin frente a 2000 periodistas de todo el mundo en la conferencia en la que también se refirió al anuncio de Washington de retirar sus tropas de Siria.

Lo que es más, Putin se refirió a la agenda nuclear de su par Donald Trump, quien anunció el octubre que Estados Unidos se retirará del Tratado de No Proliferación Nuclear firmado en 1987 entre Ronald Reegan y Mijaíl Gorbachov, líder de la Unión Soviética (URSS).

"Si esos misiles se sitúan en Europa tendremos que garantizarnos que estamos seguros, y no estamos luchando por una ventaja, sino por la igualdad, por la paridad, para garantizar nuestra seguridad", sentenció Putin.

Al ser consultado sobre el supuesto retiro de las tropas de Estados Unidos que están apostadas en Siria, Putin expresó su apoyo, aunque recordó que hace 17 años que Washington viene anunciando que abandona Afganistán pero aún no lo ha hecho.

"Si Estados Unidos ha decidido retirar sus tropas de Siria, entonces es el paso correcto. ¿Es necesaria la presencia de tropas estadounidenses? No, yo creo que no", dijo Putin, para quien la presencia de Washington en Siria es "ilegítima" porque no fue aprobada por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU ni fueron invitados por el gobierno de Bashar Al Assad, aliado de Moscú.(M1)

Espionaje tecnológico chino y acciones rusas con hackers y trolls en Occidente configuran la nueva confrontación Este-Oeste.

 

En El Ojo de la Patria, Osvaldo Sorianoretrata un aspecto de la Europa pos Guerra Fría: muchos espías se quedaban sin trabajo y se dedicaban al espionaje empresarial, robando secretos financieros y tecnológicos a compañías para venderlos a sus competidoras. Ese mundo rodeaba en París al espía argentino Julio Carré, el personaje de la novela.

La realidad giró hacia la ficción de Soriano. El sobresalto que sacudió la calma por la tregua pactada entre Trump y Xi Jinping en Buenos Aires, deja a la vista ese aspecto del mundo que reemplazó al de la Guerra Fría.

 

Los mercados habían recibido con alivio el acuerdo firmado en el G20. El riesgo de una escalada en la “guerra comercial” entre China y Estados Unidos mantenía a la economía global al borde del pánico. Xi Jinping concedió equilibrar la balanza comercial y logró que Trump, a cambio, sacara el dedo del gatillo dejando por tres meses los aranceles a los productos chinos tal como están. Pero cuando suspiraba de alivio, la economía global entró en pánico al enterarse que una encumbradísima ejecutiva de Huawei era detenida en Vancouver.

Nada menos que Meng Wanzhou, directora de Finanzas y vicepresidenta, además de hija del fundadordel gigante chino de las telecomunicaciones, fue subida a un patrullero canadiense por pedido de la Justicia norteamericana. ¿La razón? Las plantas de Huawei en Estados Unidos vendieron productos a Irán, violando las sanciones re-impuestas por Washington desde que Trump decidió abandonar el acuerdo nuclear con la República Islámica.

Enojo. Xi Jinping con el fundador de Huawei, Ren Zhengfeit, blanco de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Rivales. Una decisión altamente cuestionable. Irán estaba cumpliendo lo pactado en 2015. Así lo certificaban las potencias europeas que, junto con China y Rusia, firmaron el acuerdo para evitar que el régimen iraní construyera un arsenal atómico. Pero Trump juzgó que el pacto era “pésimo” y reinstaló las sanciones al país centroasiático.

El embargo motivó la detención de la ejecutiva china, haciendo que el alivio por la tregua pactada en Buenos Aires no dure más que un par de días, porque la tensión entre Beijing y Washington volvió a instalar el peligro de una guerra comercial abierta y total entre las dos potencias que se disputan el liderazgo económico y tecnológico mundial.

 

No obstante, es probable que detrás del arresto haya otro motivo: el espionaje tecnológico que Estados Unidos y otras potencias adjudican desde hace décadas a China. Se sospecha que esta empresa, igual que ZTE, realiza para el Estado chino tareas de espionaje para obtener información política, tecnológica y empresarial en potencias occidentales.

De hecho, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, es un ingeniero que trabajó para el ejército chino. Australia, Nueva Zelanda y Gran Bretaña, entre otros, sumaron sus sospechas a las que hace tiempo se vienen planteando en Estados Unidos sobre ciberespionaje a través de chips instalados en los dispositivos electrónicos que produce en todo el mundo esa multinacional y otras empresas chinas vinculadas al gobierno de la potencia asiática.

Golpe. Cuando todos festejaban la tregua de Trump y Xi Jinping, la ejecutiva de Huawei Meng Wanzhou era detenida.

Para Beijing, hay un ataque norteamericano a Huawei para detener el avance que implica la tecnología 5G. Pero lo que muchos ven en Washington, Canberra, Auckland, Londres y varias capitales más, es que China usa empresas para espiar y robar secretos.

Detrás de la guerra comercial asoma la guerra del nuevo espionaje. En la dimensión de este conflicto, el mundo parece retroceder al tiempo previo a la cumbre Nixon-Mao Tse-tung con la que Kissinger y Chou En-lai rediseñaron el tablero geoestratégico.

En ese tiempo, la Guerra Fría enfrentaba a soviéticos y norteamericanos, mientras China confrontaba suavemente con ambos desde una “tercera posición”.

Espías. Hoy, Rusia usa ciberespias, trolls y hackers para influir en procesos electorales de Occidente favoreciendo a los liderazgos anti-sistema, mientras China hace espionaje a través de sus multinacionales tecnológicas para robar secretos que le sirvan para posicionarse en el liderazgo tecnológico y económico mundial. La detención de la ejecutiva de Huawei creó un pico de tensión en esta nueva disputa Este-Oeste, justo cuando los norteamericanos despedían a George H.W. Bush, el presidente que hizo su aporte al poderío económico de China y al poderío militar de Rusia.

Como embajador en Pekín y como titular de la CIA bajo la presidencia de Gerarld Ford, colaboró para que llegara a la cumbre del PCCh Deng Xiaoping, el reformista que introdujo a China en el mundo y puso fin al colectivismo de planificación centralizada abriendo la economía al capital privado.

Ya como el presidente número 41 de Estados Unidos, afrontó la disolución de la URSS y guió las negociaciones con Ucrania, Kazajstán y otras ex repúblicas soviéticas para que entregaran sus arsenales nucleares a Rusia.

Casi cuatro décadas más tarde, China disputa a Estados Unidos la vanguardia económica mundial, mientras Rusia se mantiene como potencia militar y promueve liderazgos políticos que pongan fin a la democracia liberal en Europa y América. También propicia movimientos sociales contra gobernantes partidarios de la Unión Europea, como Emmanuel Macron, sacudido por los “chalecos amarillos”, violentas protestas detrás de las cuales puede estar el Kremlin a través de sus ejércitos de hackers y trolls.

El Brexit, el gobierno italiano y la presidencia de Trump son algunos de los muchos éxitos obtenidos por Moscú en el nuevo formato de la confrontación Este-Oeste. Trump enfrenta decididamente a China, pero no hace lo mismo con Rusia.

En el nuevo tablero internacional, Trump confronta fuertemente con China por el liderazgo económico y tecnológico global, mientras hace capoeira con Putin. O sea, simula confrontar con el líder ruso, mientras enfrenta de verdad a Xi Jinping para detener el avance que China aceleró en los últimos cinco años en los terrenos de la digitalización y la robotización.

El jefe del Kremlin usa sus ciberespías y sus ejércitos de hackers y trolls para corroer por dentro a la ya declinante democracia liberal, mientras Beijing usa sus multinacionales como “el ojo de la patria” china, que espía y absorbe información de las potencias occidentales.

Los espías que robaban secretos industriales en la novela de Osvaldo Soriano, han sido reemplazados por chips.(Noticias)

Los acusados son cuatro de los seis vocales del Tribunal Superior Electoral de Bolivia, que votaron a favor de habilitar al mandatario como candidato para las primarias del próximo 27 de enero.

Los vocales del órgano electoral de Bolivia que habilitaron la candidatura del presidente del país, Evo Morales, para las primarias previas a las elecciones de 2019, fueron denunciados penalmente por diputados opositores, con acusaciones de corrupción e incumplimiento de deberes.

Los diputados Wilson Santamaría y Rafael Quispe, de Unión Demócrata (UD), que habían impugnado sin éxito la candidatura de Morales, y Yesenia Yarhui, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), firmaron la denuncia presentada este lunes ante la Fiscalía General del Estado.

Los denunciados son cuatro de los seis vocales del Tribunal Superior Electoral de Bolivia, quienes votaron a favor de habilitar al mandatario como candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) para las primarias del próximo 27 de enero, previas a los comicios generales de octubre de 2019.

Los denunciantes acusan a estos vocales, incluida la presidenta del tribunal, María Eugenia Choque, de falta de transparencia e independencia, al haber votado "clandestinamente" el pasado 4 de diciembre en una reunión de noche y fuera de la sede del órgano electoral.

Además, califican de "ilegal" la decisión de este órgano, que se fundamenta en un fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia que en 2017 avaló el derecho a la reelección indefinida en el país.

Los opositores entienden que estos vocales incurrieron, entre otros, en un delito contra la Constitución y las leyes del país que limitan a dos los mandatos consecutivos, por lo que piden la detención preventiva y el inicio de un proceso judicial.

Morales, en el poder desde 2006, ya fue habilitado para un tercer mandato al establecer el Constitucional que su primero no contaba porque en 2009 Bolivia se refundó de República a Estado Plurinacional.

El dirigente se ha convertido en el presidente con más tiempo en el poder en su país y de ganar los próximos comicios, gobernaría hasta 2025, el bicentenario de la independencia de Bolivia.

Fuente: EFE

El caso más reciente fue el de la presentadora del clima de Fox News, pero se conocieron otros pacientes con similar panorama.

 

El equipo del canal Fox 2 de Detroit, en los Estados Unidos, anunció el jueves de esta semana que la meteoróloga Jessica Starr se quitó la vida. La mujer estaba de licencia tras haberse sometido a una operación de ojos y su muerte hizo salir a la luz al menos 10 casos de pacientes que corrieron la misma suerte.

Starr se sometió el 12 de octubre a una cirugía láser con el método Lasik SMILE. Un mes más tarde compartió una actualización en su perfil de Facebook en la que aseguró que estaba "luchando todavía" por recuperarse.

"El médico dijo que podía tardar como tres meses más o menos hasta que me sienta 100% bien", expresó la meteoróloga, quien pidió sugerencias para superar la molestia en los ojos y el dolor. "Si tienen alguna recomendación la voy a agradecer porque estoy tratando de ser fuerte y superar esto", agregó.

Mientras tanto, en Ontario, Canadá, los padres de Paul Fitzpatrick aseguran que su hijo se quitó la vida tras lidiar 20 años con los efectos secundarios de la cirugía láser de ojos a la que se sometió.

La familia de Starr descubrió que la meteoróloga había sufrido neuralgia corneal, que le afectó la córnea y le produjo un dolor insoportable.

De hecho, un grupo de pacientes formó una asociación llamada Lasik Complications para dar apoyo a todos los casos en los que el dolor postoperatorio se vuelve insostenible.

Paula Cofer, líder del grupo, afirmó que son 11 los casos que terminaron de manera trágica contando a Starr y Fitzpatrick.(M1)

Page 1 of 2

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

1387099
ahora
Visitantes Online
11066
1387099

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…