Items filtered by date: Friday, 19 January 2018

Juan Manuel Urtubey Foto:Facundo Iglesias // sábado 20 de enero de 2018

 

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, consideró hoy que el Justicialismo "no tiene futuro" con Cristina Kirchner y sostuvo que el peronismo debe ser la base de la construcción de una "instancia superadora" ya que "el pasado no vuelve".

"Si nuestra única opción es decir que está todo mal y que hay que volver a lo de antes, estamos en problemas. El pasado no vuelve", opinó y agregó: “El kirchnerismo fue una construcción personalista que se hizo a espejo de un liderazgo circunstancial que se agotó. Si nosotros creemos que el peronismo debe ser una expresión conservadora que trate de volver hacia el pasado, entonces ese sector tiene espacio. Para mí el peronismo tiene que ser una instancia superadora". 

Consultado sobre la posibilidad de una confluencia entre esos dos sectores, contestó: "Yo creo que no porque representamos cosas distintas. Son identidades incompatibles". Al presentar argumentos sobre la necesidad de excluir a Unidad Ciudadana del frente electoral en el que participe el PJ, el líder salteño afirmó que hay que interpretar el voto de la gente, que se inclinó por Cambiemos porque "estaba harto del kirchnerismo". 

Por otro lado, afirmó que la fuerza política de la ex presidenta "no tiene en su lógica de organización el consenso", con lo cual no sería factible construir algo en común. "Si la gente votó a este gobierno, debe ser que algo le vio. Nosotros éramos horribles pero ellos eran menos horribles que nosotros", consideró en declaraciones al sitio Infobae. 

Además, aseguró que la chance de generar una alternativa opositora que prescinda del kirchnerismo dependerá de la posibilidad de romper con la antinomia "Macri versus Cristina". "Hay que correrse del foco Macri versus Cristina. Cuando corras alguno de esos actores, el sistema desaparece y se configura algo nuevo. Si nosotros logramos reconfigurar algo nuevo, ahí podemos ser competitivos. Sino es lo mismo", analizó.(Ámbito)

Published in Política

 La histeria y la obsesión que tienen aquellos que se oponen al presidente norteamericano // sábado 20 de enero de 2018

 

"Trump traerá el colapso de la economía americana y el de los mercados financieros", escribió el 9 de noviembre de 2016 para el New York Times el Premio Nobel de Economía, Paul Krugman. Quince meses más tarde, la economía norteamericana crece a un ritmo anual del 3,2% y Wall Street opera en niveles récord.

La histeria y la obsesión que tienen aquellos que se oponen al presidente norteamericano, ha llevado al mundo entero a estar convencido que lo pasado siempre es mejor. Día tras día leo las noticias que nos ofrecen los medios de habla hispana e inglesa y me da la impresión que sus autores cada noche se van a dormir abrazando un peluche de Obama.

Si la presidencia de Obama fue tan buena como nos cuentan, ¿por qué entonces los demócratas en las elecciones de 2016 perdieron la presidencia, el Senado, la Cámara Baja y 33 de 50 gobernaciones? ¿Por qué?

Trump, para muchos, es la antítesis de todo lo que una persona civilizada debe ser. Chocante, tosco, brusco, malhablado. Siempre en contra de la corriente y del supuesto sentido común de la gente civilizada que habita este planeta. Obama por lo contrario era sereno, diplomático, bien hablado, reconciliador, moderado.

El EEUU que todos conocemos no llegó a ser una potencia económica y militar siendo sereno, diplomático, bien hablado, reconciliador y moderado. El EEUU admirado por todos aquellos con dos dedos de frente y temido por los enemigos de la libertad y del capitalismo, se construyó llevándose puesto a todas aquellas naciones e ideologías que amenazaban el bienestar del mundo occidental. Al fin y al cabo, si no fuese por EEUU el comunismo y el nacismo hoy gobernarían el Viejo Continente.

Trump busca recuperar los valores que predicaba Ronald Reagan y restaurar la hegemonía norteamericana a nivel mundial. EEUU, bajo los gobiernos Republicanos de los dos Bush y bajo los gobiernos demócratas de Clinton y Obama, perdió esa influencia. No me malinterpreten: Trump no es Reagan ni le llega a los talones, pero es el único presidente norteamericano desde Reagan que realmente siente de manera auténtica que EEUU debe ser grande otra vez.

Esta autenticidad sólo se ve reflejada en la pasión que muestra Trump al hablar de su país. Por este motivo el presidente norteamericano es tosco, agresivo, sin pelos en la lengua. No es racista, tan solo habla como todos nosotros lo hacemos durante el asado de los domingos. Trump sabe a la perfección que el electorado norteamericano confía más en el amigo malhablado del asado de los domingos, que en un político de carrera que solo sabe reproducir el passacasette.

Hoy, la economía de EEUU crece a un ritmo de 3,2% anual. El desempleo se encuentra en el nivel más bajo desde diciembre del año 2000 (4,1%). Wall Street se encuentra en territorio récord. Los índices de confianza del consumidor, en noviembre llegaron a los niveles más altos en 17 años. Como si fuera poco, el Congreso Republicano acaba de aprobar la reducción de impuestos más importante desde 1986, llevando a un sinfín de empresas a anunciar inversiones, incrementos de sueldo y bonos navideños.

Argentina no se ha visto tan perjudicada como muchos expertos y politólogos anticipaban. Nuestro país se ha visto beneficiado por: (1) el ingreso al "Sistema Generalizado de Preferencias" que elimina aranceles a 500 productos argentinos, (2) la reapertura de la exportación de limones, (3) la flexibilización de obtención de visados ("World Entry Program) y (4) gestos políticos de Trump hacia el presidente argentino Mauricio Macri (OCDE, G-20, etc.)

Por otro lado, Argentina se ha visto perjudicada por la imposición de aranceles a la exportación de Biodiesel.

Los argentinos debemos entender que el electorado norteamericano votó a Trump para que EEUU, no Argentina, crezca y prospere. Si esto implica que Trump deberá tomar decisiones polémicas para nuestro país, mala suerte. Para Trump, primero está EEUU, después el resto. Trump no será un ejemplo de presidente. Pero no importa. Los norteamericanos lo votaron para que EEUU sea grande una vez más. Y lo está logrando, más allá de sus métodos.(Ámbito)

Dario Lizzano en la inauguración del parque eólico de Rawson a la que fue Macri. Foto:Presidencia de la Nación sábado 20 de enero de 2018

 

Quién está detrás de los últimos negocios que llevaron adelante el Grupo Macri y la familia del íntimo amigo del presidente.

Tras el polémico negocio que develó PERFIL por la venta de parques eólicos del Grupo Macri a empresas privadas, ahora se suma el nombre del empresario de la construcción e íntimo amigo del Presidente, Nicolás Caputo, quien se desprendió de su empresa familiar y se la dejó a una importante firma de Real State, cuya parte de su composición accionaria es, en paralelo, dueña mayoritaria de la misma adquisidora de los parques eólicos por los que la familia presidencial ganó más de 48 millones de dólares.

Se trata de la desarrolladora inmobiliaria TGLT, que se dedica a construcción de complejos premium, que este viernes adquirió por 109 millones de dólares el 82,32% de Caputo SAICF, la histórica constructora de la familia Caputo, que ya se desprendió del 20% de los títulos de la compañía fundada por su abuelo. En su composición accionaria, TGLT, pertenece en un 13,6% a PointState Argentum, uno de los fondos de inversión que más invirtió en la Argentina desde la asunción de Mauricio Macri. Lo curioso es que su vicepresidente, Darío Lizzano es, al mismo tiempo, vicepresidente de Genneia y director de PointState Argentum.

Entramado accionario. PointState es dueña mayoritaria -con el 44% de las acciones- de la empresa energética Genneia, que en mayo de 2017 adquirió por 40 millones de dólares el parque Loma Blanca IV a Sideli SA, del Grupo Macri, que había comprado junto a su otra empresa Sidsel SA por sólo 25 millones de dólares a Isolux los parques Loma Blanca I, Loma Blanca II, Loma Blanca III y Loma Blanca IV.

"El 44 por ciento de Genneia pertenece a PointState Argentum; el 25% a Fintech Energy LLC; otro 25% distribuido entre Jorge Brito (el banquero del Grupo Macro), Jorge Pablo Brito y Ezequiel Carballo, y el resto a LAIG Investments, a través de su vehículo Prado Largo", dice la propia página web de Genneia.

Desde TGLT aseguraron a PERFIL que no planean desembarcar en el sector energético, aunque sí en la obra pública con el asesoramiento de Caputo. "TGLT está comprando Caputo. No tiene nada que ver con otras empresas que accionistas de TGLT puedan tener. PointState tiene el 13,6 % de TGLT, es un accionista más. El principal accionista es Federico Weill, presidente con el 19%. TGLT compró el 82% de Caputo y vamos a potenciar y seguir los negocios de Caputo actuales y Caputo va a desarrollar los negocios nuestros de construcción. PointState es accionista nuestro y minoritario. TGLT tiene su estrategia pero no hay que mezclar lo que un accionista particular pueda estar haciendo TGLT".

A pesar de que desde la empresa relativizan la injerencia del fondo en las decisiones,la participación de Lizzano en todas las sociedades es, por lo menos, llamativa. PointState Argentum proviene originalmente de PointState Capital, Estados Unidos, que comenzó a invertir en la economía argentina desde la llegada de Cambiemos al poder. Incluso, el presidente Macri se reunió en Nueva York con Lizzano y con Zach Schreiber -creador del fondo en 2010- en el hotel The Mark, en su gira de diciembre de 2017 y el empresario hasta llegó a presenciar en primera fila la inauguración del parque eólico en Rawson.

Perfil. Lizzano es un asesor financiero que comenzó su carrera en el sector privado a principios de los '90. En su ascendente camino laboral alcanzó a ser manager director del JP Morgan y, previamente, tuvo un paso por el área de inversiones de la sede neoyorkina del Banco Santander.  

A partir de 2014, el actual vicepresidente de Genneia y TGLT se propuso invertir en su país natal, junto con las firmas a las que representa. "Mientras todos decían que invertir en Argentina era demasiado riesgoso, nosotros fuimos de los pocos que nos animamos. Ahora los rendimientos ya no son los mismos, pero igual vemos muchas oportunidades en la economía real", indicó en la bolsa de Nueva York en noviembre pasado. 

 

PointState Capital, el millonario inversor argentino de la era Cambiemos

El fondo comenzó comprando bonos, en medio del default y cuando todavía no se sabía cómo se daría el cambio de gobierno. Pero luego adquirió participación en empresas cotizantes y más tarde en otras que por ahora no tienen oferta pública.

En la actualidad, PointState Capital maneja inversiones por USD 3.600 millones en el país y sus directores le anunciaron a Macri que están armando un fondo específico para invertir en obras de infraestructura, a través de los programas de Participación Público Privado (PPP).

En su portafolio, PointState posee 167 participaciones en acciones que cotizan en distintos mercados del mundo. Sobresalen compañías norteamericanas y muchas de tecnología. Pero llama la atención que también en ese listado hay seis empresas argentinas. Una de ellas, Pampa Energía, está entre las "top 10" seleccionadas, con una inversión valuada en USD 335 millones, equivalente a cerca del 7% de la empresa que preside Marcelo Mindlin.

Pero además tiene USD 205 millones en Banco Macro, U$S 78 millones en TGS, USD 60 millones en Banco Supervielle, y USD 18 millones en YPF. En todos los casos las cifras corresponden al 30 de junio, por lo que se trata de montos que en promedio aumentaron un 20% adicional en dólares. Recientemente también comenzó a comprar papeles de Mercado Libre, aunque por montos menores.

Además, este fondo había creado otra unidad de negocios, Poinstate Argentum, que comenzó a invertir en otras compañías argentinas más allá de las mencionadas, que cotizan en Wall Street. Este nuevo fondo realizó inversiones relevantes a partir de 2015.(Perfil)

Published in Política

Aunque la Cámara revocó la figura de traición a la patria, familiares volvieron a la carga. Foto:CEDOC PERFIL sábado 20 de enero de 2018

 

Cristina Kirchner aún no puede sacarse de encima la acusación de traición a la patria. Familiares de las víctimas de la AMIA le pidieron ayer a la Justicia que envíe a la ex presidenta y senadora a juicio oral, junto con el resto de los procesados, pero no solo por el encubrimiento agravado por el pacto con Irán, sino también por la figura de traición.

El delito era el que había fijado el juez Claudio Bonadio cuando el 7 de diciembre ordenó las detenciones de CFK (quien no fue presa por sus fueros), de Héctor Timerman (con arresto domiciliario y ahora excarcelado) y del ex secretario legal y técnico Carlos Zannini (detenido en Ezeiza), entre otros imputados. Pero la Cámara Federal revocó esa figura, aunque dejó firme la acusación de encubrimiento, ratificó las prisiones preventivas y apuró que el caso fuera a juicio oral.

En ese marco, es que el juez Bonadio habilitó la feria judicial para llevar el caso rápidamente al banquillo: esta semana se presentó la DAIA con su pedido avalando ese juicio y ayer lo hicieron los familiares de las víctimas. Luego le tocará dar su dictamen al fiscal Eduardo Taiano y a todos los acusados.

Fueron los familiares de las víctimas los que pidieron reflotar la acusación de traición a la patria. Desde los primeros años de la investigación, los parientes de los 85 fallecidos han dividido su estrategia y su mirada sobre la causa AMIA y sus culpables.

En el caso del memorándum, solo dos víctimas se presenta ron como querellantes –Luis Czyzewski y Mario Averbuch–, mientras que otros se han sacado fotos apoyando a Timerman, en delicado estado de salud y aún con la prohibición de Estados Unidos a ingresar a ese país para someterse a un tratamiento médico.

En el escrito que presentaron ayer a Bonadio, los abogados Juan José Avila y Tomás Farini Duggan, querellantes en nombre de esos dos familiares, sostuvieron que “el memorándum fue el medio elegido para instrumentar el plan delictivo que el gobierno de Cristina Elisabet Fernández presentó, mediática y políticamente, luego de su firma y durante el trámite parlamentario, como la única herramienta útil, posible y necesaria para avanzar en el curso de la causa AMIA, cuando en verdad se procuraba favorecer a los acusados de nacionalidad iraní en desmedro de la justicia, las víctimas y el castigo de los imputados”.

En sintonía con la denuncia que había hecho el fiscal Alberto Nisman antes de morir (hace exactamente tres años), los familiares denunciaron “el plan orquestado y puesto en funcionamiento por la entonces presidente” y otros funcionarios que “abusaron de las facultades inherentes a los cargos que ocupaban, traicionando los intereses nacionales tradicionales e históricos”.

Aunque no haya habido una declaración de guerra ni tampoco el título de “enemigo” a los iraníes, la querella sostuvo que la ex mandataria y el resto de los procesados incurrieron en el delito de traición porque con sus actos “ayudaron a quienes con sus actos se han constituido en enemigos de la Nación Argentina”.(Perfil)

Published in Política

“acusación desacreditada” Foto: AFP  sábado 20 de enero de 2018

Published in Espetáculos
Page 1 of 2
Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…