Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, el tridente de Cambiemos que va por la reelección. Foto:NA  sábado 10 marzo de 2018

 

El presidente, la gobernadora y el jefe de Gobierno porteño confirmaron sus intenciones en una reunión de funcionarios y legisladores oficialistas.

El PRO se reunió este viernes para analizar la agenda de trabajo del año, pensando en el proyecto de reelección del presidente Mauricio Macri, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Durante la reunión del Consejo Nacional partidario en el predio porteño de Parque Norte, los funcionarios, legisladores y dirigentes también expusieron sus distintos puntos de vista respecto al debate sobre el aborto.

"Somos muy optimistas respecto al año que viene y la reelección", sostuvo el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis.

En el mismo sentido se expresó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, quien subrayó que el objetivo es "consolidar la primera mitad del primer mandato y trabajar en la organización del 2019, que es un año crucial".

"Esperamos que sean tres reelecciones en los tres principales distritos, pero también queremos sumar otras provincias importantes", señaló el funcionario nacional, en alusión a las posibles candidaturas de Macri, Vidal y Rodríguez Larreta.

Con ese fin, se aprobó la fusión del PRO con el partido Unión por la Libertad (UPL), el espacio liderado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Implica un fortalecimiento del PRO y de Cambiemos y una mayor plataforma política para el Presidente y ser una alternativa para 2019", manifestó la integrante del Gabinete.

Con la presencia de funcionarios, legisladores y dirigentes de todo el país, el partido amarillo también aprovechó y realizó un encendido debate sobre el aborto: allí, los participantes expusieron sus opiniones y puntos de vista de la cuestión, aunque el objetivo no era llegar a una postura común.

"La libertad de pensamiento y acción se va a mantener", señaló un dirigente bonaerense en diálogo con la agencia NA.(Perfil)

Macri, Vidal y Rodríguez Larreta: el tridente que ya planea su reelección . . .

 Horacio Rodríguez Larreta en Periodismo Puro. Foto:Cedoc  domingo 05 de noviembre de 2017

 

"Mi visión es que no existe un partido político que se llame peronismo en la Argentina", sostuvo el jefe de Gobierno porteño.

—Frigerio, su padrino, originariamente tenía una formación marxista.

—Sí, venía de una formación marxista, pero se fue aggiornando hacia el desarrollismo. Insisto con esto: que el Estado tenga un rol y una responsabilidad en el desarrollo económico de un país, es una definición ideológica profunda. Muchos piensan que hay que permitir el libre juego del mercado. El desarrollismo, no. Yo coincido con eso. Creo en el Estado y creo que la fortaleza del Estado es uno de los principales motores en el desarrollo equilibrado. No se trata del desarrollo por el desarrollo mismo.

—¿Es una tercera vía entre dos dogmatismos?  Me refiero a algo parecido a lo que a mediados de los años ’90 planteó Tony Blair con la reformulación del partido laborista en Inglaterra.

—Sí, es otra visión. Una visión diferente, no sé si una tercera vía porque las otras dos vienen primero. Tony Blair venía de un partido más de izquierda, planteó una tercera vía en un lugar más equilibrado.

—¿No cree que eso es lo que debiera intentar el peronismo para ser alternativa en el futuro? Lo veo arrugar el ceño: ¿Qué piensa que puede pasar en el futuro con el peronismo?

—¿Qué es el peronismo?

—Le pregunto a usted: ¿Qué es el peronismo?

—Hoy hay dirigentes que se identifican con una simbología común. No quiero usar la palabra “simbología” porque parece que quiero minimizarlo. Los une una historia común, sí, pero no funcionan como una institución que pueda llamarse partido político. Podemos discutir semánticamente qué significa un partido hoy, pero si uno lo entiende como una institución como un sistema de reglas de juego que todos sus miembros estén dispuestos a seguir, eso no sucede. No sé si hay un futuro común para Cristina Kirchner, para Urtubey y para Massa. Entonces, si usted me pregunta por el peronismo, ¿de cuál de ellos me está hablando? ¿El Frente para la Victoria que gobernó el país en los últimos 12 años? ¿D’Elía es el peronismo? ¿Boudou es peronismo? Y esa gente gobernó el país.

—¿Su visión es no existe el peronismo?

—Mi visión es que no existe.

—¿Es una abstracción?

—No, mi visión es que no existe un partido político que se llame peronismo en la Argentina. A las pruebas me remito: lo que gobernó el país fue el Frente para la Victoria. Existe una historia común, claro. Qué difícil es encontrar la palabra justa... Hablamos de una historia común, de una simbología común.

—¿Qué paralelo encuentra con lo que le pasó al radicalismo ? ¿Piensa que le puede pasar lo mismo que al radicalismo?

—El sistema de partidos en Argentina se ha debilitado muchísimo. No existen instituciones que tengan reglas de juego que sus miembros cumplan a lo largo del tiempo de forma coherente, como hay en algunos otros países. Si uno mira la historia de las últimas diez elecciones, lo que llaman peronismo, o radicalismo, ha ido en mil formas distintas, con nombres distintos como se llama a la última versión, que es Unidad Ciudadana. Lo que siento es que el radicalismo tiene más sentido de institución, un mayor porcentaje de esos miembros acompañando un mismo proyecto.

— Hoy. Porque decidió amalgamarse a Cambiemos.

—Sí, claramente. Un altísimo porcentaje de los radicales están hoy adentro de Cambiemos. La gran mayoría.

—¿Usted se refiere a un principio de cohesión que hace que las partes, en determinado momento, construyan algo que pueda tener vocación de poder?

—Un partido político, justamente, es un principio de cohesión a partir de reglas de juego que todos reconocen y respetan. El peronismo no es eso, hoy.

—¿No encuentra un paralelismo con la situación que vivía el radicalismo en 2003 por ejemplo?

—En el 2003 sí. Hoy está más cohesionado, los radicales están unidos en el proyecto de Cambiemos. En realidad lo que pongo en cuestión es el sistema de partidos en la Argentina. Que existan más instituciones que cumplan con esos criterios básicos.

—¿Podríamos decir que en un país grande como Argentina, con tres millones de kilómetros cuadrados, existen dos historias políticas, no las llamemos formalmente partidos, que tienen en cada pueblo, un local con un escudo, alguien con ganas de ser concejal, intendente, gobernador o algún  día presidente? Por un lado el peronismo, y por el otro el radicalismo? ¿No lo ve así?

—Sí, pero no los igualaría. En ese sentido es más fuerte el radicalismo. En esa historia común, en ese valor que se le da a la presencia en cada pueblo de la institución llamada Unión Cívica Radical.

—¿Ve más débil al peronismo hoy, de lo que era el radicalismo de 2003?

—Sí, porque quienes hoy representan a ese peronismo, en los últimos 12 años, no solamente no fueron juntos, no respondieron a una institución común, sino que fueron muy antagónicos, incluso. No es que hay ciertos matices dentro de una misma visión. Uno escucha lo que dice Randazzo de Cristina Kirchner, habiendo sido su ministro durante 12 años y es de un antagonismo enorme. No son matices.

—Pero antes hablábamos de la UCR y la UCRI y tampoco hubo matices: el radicalismo se partió, hasta formalmente.(Perfil)

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…