El dolar sube en la argentina FOTO: SHUTTERSTOCK // sábado 30 de junio de 2018

 

El 'billete verde' cerró este viernes a $29,57. Las proyecciones para fin de año hablan de una divisa que supera los $34. Analistas económicos explican qué esperar.La proyección del mercado de dólar futuro prevé que la divisa llegará a $34,73 en el mes de enero del próximo año, según las estimaciones realizadas por Rofex. Con un dólar muy cercano a los $30 que no pudo ser frenado por la subasta conjunta de fondos del FMI y reservas propias del Central que sumaron este viernes U$S450 millones, cualquier escenario parecería ser posible. El analista y consultor económico Manuel Adorni opinó en diálogo con Perfil: “En enero pasado esta misma proyección era de $21. Hace dos meses, el dólar futuro estaba en $23/$24. La expectativa que hay en el mercado es que el dólar llegue a esos $34.73, lo que no es más que el dólar de hoy con la inflación esperada de un 15% de acá a fin de año”, evaluó. Sin embargo, aclara que esta es una proyección en la que difícilmente se puede confiar. “Quien dice cuánto va a valer el dólar de acá a fin de año está mintiendo. Con un dólar hoy que no se logra tranquilizar, lo lógico es que si Argentina recupera un poco de cordura, se vaya ajustando de acuerdo a la inflación”, aseguró Adorni a Perfil. En relación al presente de la cotización, el analista detalló: “Hoy estamos ante una turbulencia, en la que no se sabe si el dólar vale $28, $30 o $32. Un poco por lo que pasa en el mundo, y otro poco con la crisis de confianza en el Gobierno. Sería muy poco razonable que el dólar se ajuste a la baja. Hoy un dólar a $29 parece razonable, a fin de año a $34, también. Eso no quita que todo tenga explicación en la impericia del Banco Central hoy”, opinó. En esa misma línea, el consultor económico insistió en que la estimación no es relevante si no hay cambios “en el plan económico”. “La proyección no importa para nada, lo que importa es cómo va a hacer este gobierno y el Banco Central para recuperar la confianza perdida”, sentenció. Por su parte, el CEO de FDI Gerenciadora de Patrimonios, Mariano Sardans, consideró que el cambio de $34,73 para enero “es un tipo de cambio demasiado alto. La peor pesadilla para los exportadores y quienes cobran en dólares es que el dólar se mantenga igual, porque la inflación sube”, aseguró. Y agregó: “Si ahora puedo asegurarme un dólar 34% proporcional anual superior al que tengo hoy, cuando mis costos en pesos corren con una tasa de inflación al 27%, salgo beneficiado”. En ese sentido, explicó que el dólar futuro “es donde juegan los vendedores y compradores de contratos. Si soy exportador o cobro en dólares en enero y puedo ya hoy garantizarme un dólar de $34,73 - que significa un 34% anualizado respecto al dólar de hoy- cuando mis costos en pesos van a una tasa de inflación al 27%, lo voy a hacer”, sostuvo Sardans. Asimismo, fue categórico al definir este tipo de cambio como “exagerado”. “Es demasiado exagerado, y lo que demuestra es que hay más desesperados queriéndose cubrir del dólar, y pocos vendedores queriéndose cubrir de una posible baja. La fuerza de la demanda de quienes quieren cubrirse de una suba es demasiado grande”, afirmó. Por otro lado, Adorni evaluó: “Ofrezca lo que se ofrezca, hoy el mercado lo va a comprar, porque no tiene confianza y considera que cualquier dólar que le vendan es barato. Todo va a depender de lo que ocurra con las medidas que se tomen en torno a la confianza, para que el plan económico sea sustentable”, concluyó Adorni. Sardans, por su parte, resumió: “Claramente, el dólar pone intranquilos a todos”. (Fuente www.perfil.com).

 

El dólar futuro ya se vende a ,73 para enero . . .

Estoy comprometido con sus sueños, con su futuro // Foto: Casa Rosada  domingo 11 de marzo de 2018

 

El Presidente enviará un proyecto de ley que garantice la equidad de género, la igualdad salarial y que consolide las acciones para proteger a las mujeres y potenciar su desarrollo.

“Quiero decirles a todas las mujeres que confío en ustedes y que trabajo para que puedan llegar tan lejos como se lo propongan. Estoy comprometido con sus sueños, con su futuro”, subrayó el presidente Mauricio Macri en un acto que encabezó en el Centro Metropolitano de Diseño con motivo del Día Internacional de la Mujer.

“Siento que llegó el momento en que tenemos que dar un paso superador, que aprovechemos esta fecha para dar avances concretos, no solo palabras. Y quiero comprometer a toda la sociedad argentina en esta tarea que es realmente impostergable, nos la debemos”, enfatizó.

El Presidente pronunció estos conceptos, al anunciar el envío de un proyecto de ley que garantice la equidad de género, la igualdad salarial en el ámbito laboral y que consolide las acciones que viene realizando el Estado para proteger a las mujeres y potenciar su desarrollo individual.

Remarcó que “no podemos permitir que una mujer gane menos que un hombre, no tiene sentido, no tiene explicación para aquellos que trabajamos día a día con ellas”.

Apuntó que “el salario igualitario que establece la ley tiene que ser una realidad en cada rincón del país, y eso empieza desde el primer trabajo”.

“Por eso aquellas jóvenes que están empezando su vida laboral sepan que cuentan con un Presidente y un equipo que las va a acompañar en toda su trayectoria”, aseguró.

El Jefe de Estado habló ante funcionarias, legisladoras emprendedoras, cooperativistas e integrantes de ONGs, asociaciones civiles y fundaciones.

Acompañaron a Macri la primera dama Juliana Awada; la vicepresidente, Gabriela Michetti; la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; las ministras de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Seguridad, Patricia Bullrich, y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez.

También asistieron el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general de la presidencia, Fernando de Andreis; los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo.

Señaló que el Gobierno busca que la Argentina tenga un marco legislativo para avanzar en “igualdad de género y de oportunidades entre mujeres y hombres”.

Advirtió que actualmente son más las mujeres que no tienen trabajo y un empleo registrado, comparado con los hombres, y afirmó que ellas “dedican el doble de tiempo” en ocupaciones no remuneradas que limitan “sus posibilidades para desarrollar un proyecto a futuro”.

“Existe esa idea equivocada de que hay trabajos para mujeres y que no son para varones. Hay algo que tenemos muy claro: estos no son temas de mujeres sino que nos involucran a todos, nos afectan como sociedad”, puntualizó.

Sostuvo que bajo esa premisa “cada mujer que no logra desarrollar su potencial es una pérdida para todos, porque nos perdemos su talento, su capacidad, su creatividad”.

“Nos perdemos la oportunidad de ser un país más fuerte, más plural, más justo” y “por eso necesitamos este profundo cambio cultural que estamos viviendo en la Argentina”, subrayó.

El Presidente también hizo hincapié en la extensión de las licencias como la de fertilización asistida, por adopción y paternidad, así como en el otorgamiento de nuevas en caso de violencia de género.

Macri resaltó que el compromiso del Gobierno con la igualdad de género “no empezó hoy”, sino que “es un tema que lo empezamos a tratar con nuestro de Centro de Primera Infancia”.

“Porque sabíamos que la mujer necesita salir a trabajar y estudiar, pero también estar tranquila porque deja en buenas manos a sus hijos”, dijo respecto de esos espacios orientados a la protección de los niños en sus primeros años de vida.

Se refirió, además, el Plan Nacional de Prevención para la Reducción del Embarazo en la Adolescencia no Intencional que tiene el Gobierno “porque nuestras jóvenes necesitan tener acceso a métodos anticonceptivos y a la información, que es fundamental para tomar las decisiones sobre su futuro”.

“Todos estos temas tienen que ver con lo más valioso que las mujeres deben tener: libertad, libertad para elegir, para ser dueñas de sus vidas. Trabajar sobre esos temas es ir a la raíz”, puntualizó.

Respecto de la violencia de género, “una de las injusticias más urgentes y más dolorosas”, señaló que desde hace casi dos años está en marcha un plan para asistir a las mujeres y trabajar en la erradicación de esos comportamientos.

“Se trata de terminar con la violencia para siempre y para eso volvemos al mismo lugar: la educación que le damos a nuestros hijos”, afirmó.

En tanto, Tuñez subrayó que “este cambio vino para quedarse” y afirmó que “hoy estamos haciendo lo que había que hacer hacía mucho tiempo, con valentía, con coraje y escuchando a la sociedad”.

“No queremos flores, bombones, no queremos que nos hagan algún descuento en alguna tienda, lo que queremos son derechos”, enfatizó.

Señaló que “el año pasado el Gobierno nacional invirtió 900 millones de pesos en políticas de género, y eso es un hecho histórico”.

En ese sentido, Tuñez mencionó que desde diciembre de 2015 el Gobierno adoptó una serie de acciones a través de planes para la erradicación de la violencia, del cuidado de la primera infancia, de la prevención para el embarazo no deseado y de la creación del Instituto Nacional de las Mujeres “con un presupuesto acorde”.

El proyecto apunta fundamentalmente a prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, promover la salud sexual y reproductiva, impulsar la inserción femenina en el mercado laboral y contribuir a la igualdad económica entre géneros.

Entre sus principales iniciativas se destacan la de garantizar la equidad de género, de oportunidades y de salario en todos los aspectos de la vida laboral, además de prohibir cualquier tipo de discriminación por el género o estado civil.

También elimina cualquier restricción que les impida realizar trabajos fuera del establecimiento laboral, a distancia o teletrabajo y toda traba que existiera para que se desempeñen en algunas industrias.

Apunta a otorgar la misma protección a las mujeres que a los hombres para tareas penosas, peligrosas o insalubres y a garantizar el respeto a la igualdad de género en las asociaciones sindicales.

Promueve extender las licencias para acompañar a las mujeres ante casos de violencia de género y equilibrar el tiempo entre el trabajo y la familia.

En tanto, propone prolongar la licencia por paternidad de 2 a 15 días corridos, establecer 10 días corridos por año de licencia por violencia de género y ampliar las autorizaciones por trámites por adopción a 2 días seguidos y hasta 10 en el año.

También extender la licencia por procedimientos de fertilización asistida a 5 días por año y a 10 en caso de fallecimiento de un hijo.

Propone introducir la posibilidad para todos los trabajadores de acordar una licencia sin goce de sueldo por 30 días con el empleador y que las mujeres puedan reincorporarse a su trabajo después de la maternidad de manera part-time por 6 meses.

El proyecto permite a los trabajadores que tengan a cargo a niños de hasta 4 años, programar con su empleador una reducción temporaria de su jornada laboral con una remuneración proporcional.

Estos cambios fomentan la participación de los hombres en las tareas del hogar y la crianza de los hijos, y el acompañamiento a las mujeres víctimas de género.

Además, promueven el apoyo a las familias en procesos de adopción o fertilización asistida y facilitan a madres y padres el regreso al trabajo tras la maternidad o a cargo del cuidado de niños.(CasaRosada)

Macri: "Estoy comprometido con los sueños y el futuro de todas las mujeres". . .

 El desafío más importante del oficialismo se dará mañana en la Cámara de Diputados. Foto:telam  domingo 17 de diciembre de 2017

 

Mañana tratarán las reformas previsional y tributaria. El jueves, en tanto, debatirán el pacto fiscal, la ley de responsablidad fiscal y el Presupuesto. La negociación con los gobernadores para tener una Navidad en paz.“¿Cómo puedo ayudar? ¿Tengo que llamar a alguien en especial?”. El presidente Mauricio Macri estaba activo. Ayer a media mañana tomó su teléfono celular y comenzó a ocuparse personalmente de monitorear cómo venía la discusión de la reforma previsional, su as de espadas legislativo. Su misión: no tener más traspiés en la última semana, ya en la recta final, de las leyes clave que pretende sancionar antes de cerrar el año. El pack 5 navideño.

Sin dudas, la apuesta más importante se dará mañana cuando, después del mediodía, se empiece a debatir en Diputados la reforma previsional. Pero también la Casa Rosada quiere sancionar, con apoyo de los gobernadores del PJ, un paquete de cinco leyes: la Reforma tributaria, la ley de Responsabilidad fiscal, el Pacto fiscal, elPresupuesto 2018 y, por supuesto, la previsional. El combinado de proyectos legislativos presentan un fin de año a todo o nada para Macri y su gabinete.

Entre las iniciativas, hay una más que  aún está más “verde”: la reforma laboral, que debe comenzar a tratar el Senado, y que llegaría a debatirse en febrero. El resto podrían aprobarse entre el lunes y el viernes por la madrugada en sesiones maratónicas de la Cámara de Diputados.

En este marco, el Presidente se mostró muy activo con no volver a caer en la trampa del kirchnerismo y mañana avanzar con la mentada reforma previsional. “¿Quiénes nos jugaron mal?”, le preguntó a sus interlocutores, a la vez que consultó a sus asesores si era necesario hablar con varios gobernadores. “Por ahora no”, le respondieron.

Los encargados del conteo, y los diálogos son el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, en contacto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. También colaboran, en las charlas informales con diputados, Nicolás Massot, del PRO, y Mario Negri, del radicalismo. El oficialismo, que cuenta con 108 voluntades, se entusiasmaba ayer con superar los 135 votos y llegar más tranquilo al quórum de 129 que tanto trabajo le dio el jueves pasado. Por ello, ya está decidido que, antes de la sesión, Frigerio –y probablemente Peña también– le presenten a los gobernadores y diputados peronistas el decreto de bono compensatorio que firmará el Presidente. Será una foto al mediodía que promete garantizar una sesión sin turbulencias.

En este contexto, el debate sobre las jubilaciones abrió la grieta del oficialismo. Uno de los diputados más mediáticos del oficialismo, y presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Eduardo Amadeo, admitió ayer que el oficialismo “no comunicó bien” la reforma. En rigor, Amadeo expuso lo que era un secreto a voces en Cambiemos. El miércoles, cuando se trataba el tema en comisión, los diputados del oficialismo, asustados, no querían hablar hasta que apenas cuatro diputados terminaron dando la pelea. Allí fue que Massot le dijo al kirchnerismo que si querían que aparezca dinero lo acompañen a Marcos Paz y Ezeiza. También hablaron Daniel Lipovetsky, del PRO, y los radicales Miguel Bazze y José Cano. Ni uno más.

De hecho, el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, brilló por su ausencia en estos días y siquiera apareció por teléfono el jueves en medio de la crisis política por la caída de la sesión.

Como sea, también por estas horas hay quienes critican fuertemente al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, uno de los ideólogos de la Reparación Histórica. “Ni siquiera fue una promesa de campaña y nos abrió un agujero fiscal”, se queja ante PERFIL uno de los funcionarios cercanos al Presidente.

Otro punto central será, pasada esta semana de tensión para el Gobierno, el análisis que ya encargó el primer mandatario sobre qué gobernadores y diputados del PJ jugaron “bien”. Así, los asesores del jefe de Estado intentaron calmar las aguas con Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), quienes el jueves no aportaron un solo voto a la reforma previsional. La explicación que le acercaron a Macri fue que, en uno de los casos, los diputados se cortaron solos. En otro, que fueron los propios legisladores que desobedecieron al gobernador.

Distintos son los ejemplos de San Luis, con Alberto Rodríguez Saá (quien siquiera firmó los acuerdos fiscales), Santa Cruz (que fue parte sustancial de los desmanes dentro del recinto) o Chubut, cuyas internas políticas complicaron la búsqueda de mayorías.

Paralelamente, otras dos provincias generan dudas: Formosa y La Pampa, gobernadas por los caudillos peronistas Gildo Insfrán y Carlos Verna, respectivamente. Ambos mandatarios coquetearon con apoyar las reformas, pero en el oficialismo se esperanzan con que, al menos, den quórum y después  voten en contra o bien se abstengan.

Pack 5. De todas formas, por estas horas el Gobierno intenta asegurarse aprobar el paquete de cinco leyes navideñas.(Perfil)

 Reina sin alfil. Freiler es el único camarista que siguió alineado con CFK a pesar de la derrota electoral de Scioli en 2015.Foto:Cedoc Perfil  Domingo 20 de Agosto de 2017

 

La ex presidenta pierde a su último aliado en la Cámara Federal. Hotesur, Los Sauces y corrupción en la obra pública, con otro escenario.

La ex presidenta y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner, perdió este jueves al único aliado que le quedaba en la Cámara Federal porteña, el tribunal que revisa las decisiones de los jueces que la investigan. Tres causas centrales en su futuro judicial ya no contarán con el voto favorable y los tiempos que venía imponiendo el juez Eduardo “Chiche” Freiler, suspendido por presunto mal desempeño y elevado a juicio político tras una polémica maniobra de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura. Como consecuencia directa de su caída, en lo que queda hasta octubre, los expedientes por la corrupción en la obra pública, el caso Hotesur y la causa Los Sauces serán tratados en un escenario mucho más hostil para la candidata y favorable para la campaña del oficialismo.

Freiler no sólo integraba la Sala I de la Cámara Federal, también la presidía desde principios de año y eso le permitía cierto margen para manejar los tiempos de los expedientes que la sala trataba. Por eso, algunos de sus colegas le atribuyen la supuesta demora en el tratamiento de una de las causas más graves que afronta CFK: una supuesta asociación ilícita y defraudación a la administración pública en la distribución de la obra pública en Santa Cruz. Desde febrero, la Sala I debe resolver si confirma o no los procesamientos de CFK, Julio De Vido, Lázaro Báez y otros imputados en ese caso. Es, hasta ahora, el procesamiento más grave para Cristina.

El juez Julián Ercolini, que la procesó en esa causa, espera la confirmación de la Cámara para dar otro paso: enviar a la ex presidenta a juicio oral. Será el primero en un caso de corrupción y un delito que le puede costar hasta diez años de prisión: asociación ilícita. El avance de este caso tendrá además incidencia en el desarrollo de otros dos futuros juicios: Hotesur y la “ruta del dinero K”. Los casos están entrelazados y la asociación ilícita es base de prueba de los otros expedientes de lavado de dinero, ya que probaría que los negocios de Báez se nutrieron con fondos de la corrupción.
El juez Ercolini podría citar pronto a la ex presidenta a indagatoria por Hotesur y una supuesta maniobra de lavado y corrupción a través de sus negocios hoteleros con Báez.Esa causa llegará a la Sala que Freiler ya no integra.

 

Ayer, lo que queda de la Sala I dio su primer fallo sin Freiler: rechazaron la recusación que el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, presentó para apartar a Claudio Bonadio de Los Sauces, otra de las causas sensibles para CFK. En ese caso, ella y sus hijos están procesados por asociación ilícita.

Los colegas de Freiler hicieron lecturas disímiles sobre la maniobra de Cambiemos para suspender al juez. Para algunos magistrados fue una demostración de poder y disciplinamiento al Poder Judicial. Para otros, Freiler era un juez “disruptivo” y su caso no puede compararse con el del resto. Fue el único camarista que no se despegó del kirchnerismo, a pesar de la derrota de 2015. Otro camarista de la Sala I que fue aliado de Freiler durante los últimos dos años de gobierno kirchnerista es Jorge “Pati” Ballesteros. Votaron en tandem durante años, pero a diferencia de Freiler, Ballesteros dio una cabal muestra de su nuevo encuadre hace dos semanas. Le acababan de colocar tres stents pero se levantó de la cama para confirmar la prisión preventiva del contador de Cristina.

Tres jueces y una cuestión personal

Nadie se atreve a confirmar si es solo una casualidad, pero la causa de las escuchas ilegales, por las que Mauricio Macri asumió la Presidencia procesado, ya puso en la mira a tres jueces que se vincularon con el expediente. A uno lo apartó, al otro lo suspendió y el tercero quedó en la cuerda floja.

Uno de ellos es Norberto Oyarbide, que instruyó la causa y que fue corrido de su despacho. A Oyarbide “lo sufrí en carne propia”, llegó a decir Macri al justificar la rápida aceptación de su renuncia.

Otro es Eduardo Freiler, el integrante la Cámara Federal que, junto a sus colegas, respaldó el procesamiento de Oyarbide y luego el sobreseimiento en la misma causa. Macri celebró la suspensión de Freiler como un paso al “fin de la impunidad”.

El tercer juez en problemas es Oscar Hergot, acusado de acoso laboral y sexual por empleadas y colegas. Fuentes de la Magistratura dijeron a PERFIL que Hergot, cercano al kirchnerismo, es el próximo objetivo a ser removido. Integra el Tribunal Oral Federal 5, que agendó para 2019 el juicio oral de la causa. Macri no estará en el banquillo pero sí el espía Ciro James, el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios y el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowsky.(Perfil)

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…