Diario de Deseado

Diario de Deseado

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Daniele De Rossi junto a Daniel Angelici / Fotobaires.

Una vez finalizada la conferencia de presentación, el italiano recogió el micrófono para aclararle un asunto a la prensa. Sus dichos sobre su familia. 

 

na vez finalizada la conferencia de prensa en la que fue oficialmente presentado como refuerzo de Boca, Daniele De Rossi se acercó el micrófono e hizo escuchar su acento romano: “Quiero aclarar una última cosa…”.

 

 

El volante romano desmintió los rumores que involucraba a sus familiares: “Respecto de las cosas que salieron en estos dos meses, sobre que mi familia estaba aterrorizada de venir acá, esto no es así. Si no hubiese educado a mis hijos para vivir en un lugar donde lo hacen 14 o 15 millones de personas, hubiese sido un error venir”.

“Las noticias que salieron se las tienen que preguntar a sus colegas, argentinos e italianos. Yo no hablé. Me gusta poco hablar. Salían noticias que no eran ciertas, que quizá estaban cercanas a la verdad o eran improvisaciones. No sentía la necesidad de desmentir nada”, agregó el italiano.

Aún no hay certezas sobre la fecha del debut con su nuevo equipo. El experimentado futbolista aclaró que aún le falta rodaje futbolístico para estar en condiciones de saltar al campo de juego.(PERFIL)

Cristina Fernández homenajeó a Eva Perón en San Juan. FOTO: TELEGRAM CRISTINA KIRCHNER

Para el prestigioso diario norteamericano, los malos indicadores económicos de la gestión de Macri le abren la puerta a un regreso de CFK, pese a sus causas judiciales.

 

Un artículo publicado por The Washington Post consideró que el mal manejo de la economía que hizo Mauricio Macri en estos tres años y medio abrió la puerta a un "impensado" regreso de Cristina Kirchner al poder. El periodista Simeon Tegel resaltó los indicadores económicos negativos como la principal razón por la que el kirchnerismo, cuya líder es acusada de varios delitos, podría volver a la Casa Rosada tras las elecciones presidenciales. El periodista consultó, entre otros, al columnista de PERFIL, Carlos de Angelis, sobre esta paradoja. "Normalmente en Argentina cuando la economía va mal, tu gobierno está terminado. Pero va a ser una elección peleada, porque si bien muchos están desilusionados con Macri, también son muchos los que creen que las reformas toman tiempo", dijo De Angelis.   “Se espera que la inflación supere el 40 por ciento. El desempleo pasó el 10 por ciento, el más alto desde 2006. Se contrajo el Producto Bruto Interno un seis por ciento. Macri tomó 57 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, el préstamo más grande en la historia del organismo: el resultado fue aplastante, sobre todo para los pobres”, escribió.   New York Times analizó la corrupción durante la década kirchnerista El texto también resalta las causas judiciales de la expresidenta y contrasta su situación judicial con sus posibilidades de ganar en octubre. “Es acusada de favorecer a su socio Lázaro Báez en lucrativos contratos de obra pública”, indica. También menciona el alquiler de habitaciones de su Hotel a pilotos de Aerolíneas Argentinas, la empresa aérea estatal. La nota del Washington Post cuenta un famoso chiste para definir al peronismo, que dice que si Perón maneja un auto, pone el guiño a la izquierda y gira a la derecha.  Cinco razones para el "renunciamiento histórico" de Cristina Kirchner a la candidatura presidencial Según el artículo, los argentinos tienen la posibilidad de hacer la “vista gorda” ante las acusaciones contra Cristina (y votarla) o “darle una segunda chance a Macri, que prometió prosperidad, pero hasta ahora presidió un fracaso económico” (Fuente www.perfil.com). 

Alicia Kirchner, en entrevista exclusiva con Perfil FOTO: JUAN

La actual gobernadora de Santa Cruz concedió una entrevista a solas a PERFIL: reelección, lemas y Macri, entre los temas hablados.

 

La a actual gobernadora de Santa Cruz concedió una entrevista a solas con PERFIL para charlar a agenda abierta sobre varios temas. Los motivos para buscar la reelección, la decisión de no derogar la Ley de Lemas en la provincia, la mala relación con el gobierno del presidente Macri y la influyente figura de Néstor Kirchner en muchas de sus decisiones. Con la mirada puesta en su posible reelección, y entre recorridas y actos de campaña,  la gobernadora de la provincia de Santa Cruz, Alicia Kirchner, recibió en su residencia a PERFIL para hablar de la gestión, de por qué piensa en un nuevo mandato y de la fría relación que mantiene con el gobierno nacional de Mauricio Macri. —¿Por qué decidió presentarse a la reelección? —La verdad que cuando me tocó empezar la gestión, fueron dos años muy duros donde nos dedicamos a poner en orden la provincia. No pude consolidar un montón de cosas que teníamos pensadas, como hacer sustentable la provincia. Estaba para abajo, no sólo en lo económico, sino en lo social. La verdad es que quiero seguir construyendo para dejarla consolidada y que otros puedan profundizar el camino, pero dejarla como estuvo alguna vez. Alicia Kirchner no podrá llevar la boleta de Cristina en Santa Cruz —¿Cristina Kirchner influyó en esa decisión? —No solamente Cristina, todos los compañeros con los que estoy trabajando tuvieron que ver. Pidiéndome que pudiera seguir construyendo. En la vida yo creo que hay determinadas realidades que hacen a tu función o a tu misión. Yo lo hago con mucho amor, con pasión. Creo que cuando haces las cosas con pasión, tienen otro sentido. A mí no me gusta quedarme sentada en un sillón por estar. Quiero seguir gobernando la provincia, para dejarla  definitivamente consolidada y que los próximos que vengan puedan trabajar de otra manera, no como me tocó a mí cuando llegué. —Daniel Peralta se enojó por esto que usted repite de que recibió una provincia quebrada. —Lo invité a hablar con el acuerdo, pero la verdad es que uno tiene que hacerse cargo de las cosas. Menos mal que lo dije el primer día cuando vi cómo venía la cosa. Porque no eran los números que yo tenía. Yo no sé por qué habrá sido ni cuándo, pero la provincia estaba quebrada. De hecho necesitaba asistencia de Nación, con préstamos. Estaba quebrada casi de forma generalizada en todas las áreas. Y estaba quebrada socialmente, que era lo que más me preocupaba. Alicia Kirchner, en la residencia provincial (Foto: Juan Cruz Mansilla). —La decisión de la Cámara Nacional Electoral de que vayan las boletas por separado, ¿la perjudica? ¿Cree que cambió la elección a partir del arrastre que podía darle la fórmula Fernández-Fernández? —Una cosa es el tema legal. Yo considero que al ser dos elecciones obligatorias, tenían que ir con la boleta junta. Pero bueno, en última instancia es el Poder Judicial el que define y está bien. Si decidió esto hay que acatarlo. Para mí hubiera sido más simple, en el recuento, en todo. Pero no tiene nada que ver con la política de construcción diaria. A veces se escucha mucho a determinada oposición que la verdad que me preocupa, que no quieran ir con su conductor. Es para pensarlo el que no quieran ir con Macri. —¿Se arrepiente de haber desdoblado la elección en la provincia? —Fue una decisión que se tomó desde el conjunto. La verdad que quizás en octubre podríamos haber mostrado más realizaciones, pero se consideró políticamente que así debía ser, yo acepto las decisiones que se toman con la misma fuerza que si hubiese sido en octubre. —¿Y piensa que va a ganar o perder las elecciones? —Nadie puede ser tan soberbio para creerse que las tiene todas consigo. Yo espero que ganemos, pero el 11 de agosto las urnas van a ser la verdadera encuesta. —¿Tiene diálogo con los candidatos del Frente, con Javier Belloni y Claudio Vidal? —Hablo con ellos. Son compañeros que pensamos con distintas modalidades, distintos pensamientos. Distintas ideas de abordaje. —¿Y con Eduardo Costa? —Con Eduardo cada vez que nos encontramos, en un avión o en algún lugar, obviamente que nos saludamos, si nos conocemos de toda la vida. Pero a nivel político es él el que rehúye la discusión. —¿Nunca tuvo ni un mensaje de él? —Nunca. Son las distintas maneras de construir en política. Alicia Kirchner, en la residencia provincial (Foto: Juan Cruz Mansilla). —¿Por qué es tan fría la relación con el gobierno nacional? ¿No es perjudicial esto para la provincia? —Tuve una buena relación con el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Un poco se cortó cuando él me prometió lo de los docentes que me hizo un adelanto del fondo fiduciario, que me lo iba a reintegrar con un ATN, eso nunca llegó. No creo que haya sido intencionalidad de él, sino que la Secretaria de Hacienda marca los pasos, quizá más arriba. —¿Y cree que esto es por portación de apellido? —Creo que ha habido un destrato a todas las provincias, pero creo que este destrato se dio como decís vos, por portación de apellido. —En esta provincia se dijo siempre que la educación y la salud eran prioridad de gobierno. ¿Porqué hay hoy tantos problemas en las escuelas y en el Hospital? —Tenemos un gremio con muchísimos problemas, el gremio en sí mismo. Obviamente fue necesario arreglar todas las escuelas que estaban mal. Esto fue parte de como empecé también. A mí me gustaría que recorras el país y veas el estado de las escuelas que hay en el país. Las nuestras son mejores que muchísimas de esas escuelas y nadie dice nada. Yo no estoy de acuerdo con que nadie diga nada. Creo que hay que seguir trabajando, seguir mejorándolas. Lo que no se vio de la visita de Alberto Fernández a Alicia Kirchner —¿Pero no fue exagerado lo de “Escuelas de Lujo”? —Creo que si comparas, podes llegar a hacer esa evaluación. Tenemos escuelas muy buenas pero hay algunas que necesitan un mejoramiento más profundo porque tienen muchos años y hay falta de cuidado. Muchos de los problemas que surgieron fueron por mal uso de los elementos, de las calefacciones, de los propios que administran el colegio. Alicia Kirchner, en la residencia provincial (Foto: Juan Cruz Mansilla).Caption —Y en el Hospital, largas esperas para un turno, no hay atención rápida en la guardia… —Vamos a poner un sistema para las guardias emergentes. Vamos a crear ese sistema, porque creo que en eso estamos fallando. La población ha crecido muchísimo, yo he concurrido pero también estamos haciendo lo mejor que podemos. Se han salvado muchísimas vidas. Por ejemplo, con hemodinamia tenemos lo mejor. El mismo intendente de Rio Gallegos, dos veces fue intervenido en el hospital y así muchísima gente que antes no teníamos ese servicio. —Faltan profesionales además… —Es un problema, cada vez hay menos médicos que quieran venir a las provincias. Estudian muchos menos, y los que se reciben han elegido más hacer las guardias en Capital Federal que es el principal centro urbano. Pero es un problema que afecta a todos los hospitales del país. —Santa Cruz no tiene deuda en dólares y eso en parte es gracias al no acompañamiento de la oposición… —Le voy a estar agradecida siempre a la oposición. Yo no me quería endeudar en dólares. En el mes de mayo no recibíamos ayuda, nada. Estaba desesperada. Si bien pedí por 10 mil millones, iba a pedir en realidad por mucho menos. Pasó todo lo que pasó, después lo autorizaron y ahí me di cuenta que los que no querían que me endeudara, era la propia Nación, que mandaba órdenes a la oposición de acá para que no acompañen. Porque cuando ya fui con todos los papeles como correspondía, no me quisieron autorizar el endeudamiento. Salimos adelante con el fondo fiduciario que en su momento me entregaron. Después me ofrecían, cuando la provincia empezó a crecer, endeudamiento y le dije, no gracias. —¿No sería bueno para la provincia tener mayor diálogo con la oposición? —Con algunos miembros de la oposición sí dialogamos. Me gustaría que pudiera haber en la clase política, la madurez que la realidad exige. —¿Qué va a hacer con la Ley de Lemas, la va a derogar o no? —Es una decisión que se tomará a través del cuerpo legislativo en función de las posturas que tengan. Yo respeto lo que decida el conjunto. Yo, la ley de lemas con todos los problemas que puede tener el día de la elección y demás, siempre digo que es una PASO doble. Porque se soluciona todo en un momento. —¿Qué les pidió a Alberto Fernández y Cristina si ganan la elección nacional? —Estamos trabajando muy en conjunto y supongo que ellos van a llevar los destinos del país y nos van a ayudar en lo que necesita la provincia que son las grandes obras de infraestructura. Porque nosotros tenemos que aprender a arreglarnos por nosotros mismos. Pero las grandes obras de infraestructura, como terminar la usina termoeléctrica y recuperar el 19% que nos dejaron afuera del presupuesto nacional. —La gente dice que se ha logrado regularizar el pago de haberes por la campaña. ¿Estamos mejor económicamente en la provincia o es por las elecciones? —Estamos justos, pagando lo justo. Estamos bien, pero sujetos siempre a las variables nacionales. La coparticipación nacional bajó 260 millones este mes. El dólar no me lo liquidaron a 44 sino a 42. Porque esto se maneja así a nivel nacional. Alicia Kirchner, en la residencia provincial (Foto: Juan Cruz Mansilla). —¿Qué le quedó pendiente de su primer mandato que lo asume como una autocrítica? —Lograr que la provincia sea sustentable en sí misma. Yo siempre digo que nosotros tenemos mucha fuerza para buscar transformar las realidades. El patagónico tiene mucha fuerza. Siempre digo que el viento no nos moldea, sino que nos arranca las fuerzas para sacar utopías y cumplirlas. Tenemos muchas utopías todavía para poder cumplir en beneficio de Santa Cruz. —Su primera elección como candidata a la intendencia de Río Gallegos no fue buena, ¿le hubiera gustado ser intendenta de la capital? —Me hubiese encantado ser intendenta de Rio Gallegos, creo que tendríamos otra realidad con la ciudad, pero no fue. Y ahora se me confió una mayor responsabilidad y quiero ayudar a todos los intendentes en esta sustentabilidad que estamos buscando, a que tengan cada uno la ciudad que le corresponde a los santacruceños y santacruceñas. Rio Gallegos es mi lugar en el mundo. Acá nací, esta mi vida, mi familia, todo. —¿Qué extraña de su hermano? —No tenerlo. —Cuando toma una decisión o en función de algo que pasa, ¿se pregunta qué hubiera hecho él? —Siempre. No tengas dudas que pienso qué hubiera hecho Néstor. Entiendo que él  y yo estamos en un mismo proyecto absolutamente consustanciado pero con distinta modalidad para la gestión. Pero siempre pienso qué hubiera hecho él. Y me imagino lo que me diría. Acá confunden ser buena con conducción. Yo asumo la conducción con toda su fuerza y voy construyendo. Estoy acostumbrada a trabajar en equipo. Quizás es propio de mi profesión, de mi militancia, no sé. Me gusta mucho el trabajo en equipo. Quizá por ser mi carrera de base trabajadora social, me hace entender muchísimo la realidad de las personas. Entonces eso te hace a veces meterte más en la realidad del otro. Meterse en los zapatos del otro. Pero no quita que tomo todo lo que haya que tomar a nivel conducción y me hago cargo. Jamás le escapo a los problemas. —¿Le preocupa más ser reelegida o que Macri gane la elección nacional? —Qué preguntas que haces. Obviamente que no quiero que Macri sea reelegido, pero yo quiero ser elegida. —¿Escucha las críticas, lee los medios? —Escucho las críticas. Pero me gustaría que viniera la crítica con el aporte concreto para solucionar las cosas. No miro redes sociales, me comentan, porque la verdad es que no tengo tiempo. —¿Si detecta un hecho de corrupción en su gobierno qué hace? —Hago lo que corresponde. La denuncia en la justicia. Que no te quepa ningunas duda. El kirchnerismo gobierna desde hace 28 años la provincia de Santa Cruz. En ninguna elección como en ésta, hubo tanta paridad entre las propuestas de campaña. En la provincia habrá 12 candidatos para la gobernación y uno de ellos será el espacio “Acuerdo Santacruceño” que lidera la actual mandataria provincial dentro del denominado FRENTE DE TODOS que a nivel nacional lideran Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. El primer revés de campaña se dio con el fallo de la Cámara Nacional Electoral que le impidió a la gobernadora santacruceña pegarse a la boleta de la elección nacional que tiene a su propia cuñada como compañera de la fórmula presidencial. La provincia apeló la decisión, pero el Fiscal Federal, Federico Delgado, con competencia electoral no hizo a lugar al planteo por las boletas. Sólo queda la instancia de la Corte Suprema, pero para la mayoría de los juristas, no habría tiempo material para un tratamiento y fallo del máximo Tribunal. (*) Desde Río Gallegos  (Fuente www.perfil.com). 

Carlos Tevez intenta llevarse la pelota / Fotobaires.

Igualaron 0 a 0 en un partido muy parejo. Alfaro apeló a la rotación para darles descanso a los que buscarán el pasaje a cuartos de la Copa Libertadores.

 

Boca y Huracán empataron 0 a 0 en la Bombonera, por la fecha 1 de la Superliga Argentina. No fue un buen debut para el equipo de Gustavo Alfaro, que tuvo un primer tiempo flojo y mejoró su rendimiento en el segundo.

El Globo sorprendió al local durante el primer tiempo. No salió a refugiarse en su campo Huracán. Al contrario, intentó presionar la salida del equipo de Alfaro y le planteó un partido de igual a igual.

Boca se mostró desorientado. Todavía no se habían disputado 20 minutos cuando ya el arquero Esteban Andrada había salvado el arco Xeneize en tres oportunidades. 

Sobre el final de la primera parte, el árbitro Diego Abal no sancionó un claro penal del colombiano Jorman Campuzano, quien pisó dentro del área a Juan Garro. El volante de Boca ya tenía amarilla…

Para el segundo tiempo, Boca se paró decididamente en campo rival, tratando de asfixiar a Huracán. Alfaro mandó a la cancha a Mauro Zárate y Eduardo Salvio, quien debutó con la camiseta de su nuevo equipo.

El venezolano Jan Hurtado tuvo una chance clarísima para abrir el marcador. Se jugaban 20 del complemento, el delantero encaró al arquero Antony Silva, lo dejó en el camino pero no pudo definir con precisión.

El arquero de Huracán volvería a ahogarle el grito de gol al local. Carlos Tevez remató sobre los 27, la pelota buscó el ángulo pero encontró el manotazo de Silva.

Boca crecía a partir de las subidas de Frank Fabra. El lateral colombiano, estacionado como extremo por la izquierda, le daba la chance a Bebelo Reynoso de tirarse al medio, juntarse con Zárate y Tevez.

Los desbordes de Salvio por el costado derecho acercaron a Boca a la victoria.

Boca visitará a Patronato en la segunda fecha; Huracán recibe el próximo viernes a Colón.

AM

La Cámara nacional electoral definió hace unos días que en la elección de gobernador de Santa Cruz, prevista para el 11 de agosto el mismo día que las PASO presidenciales, las boletas para cargos nacionales (presidente, vicepresidente y diputados nacionales) deberán ir separadas de las de cargos provinciales (gobernador y legisladores santacruceños) revocando la decisión del juez Javier Leal de Ibarra luego de un recurso planteado por la la Unión Cívica Radical del frente electoral Nueva Santa Cruz, consultado sobre ésta resolución el Secretario Mauricio Marsicano, en diálogo con El Observador por AM 740 y FM 99.3, explicó que es “una estrategia para confundir al electorado, sobre todo a los que están tratando de despegarse de la elección nacional”.

“El 11 de agosto vamos a estar eligiendo a nivel local el Diputado por el pueblo, a nivel provincial a los representantes del Consejo de la magistratura, diputados provinciales, gobernador y vice. En el caso de la elección nacional vamos a estar eligiendo diputado nacional por Santa Cruz, presidente y vice, en carácter PASO” puntualizó Marsicano y aseguró “nosotros lo que pretendemos es llevar adelante una elección donde se visibilice quienes son los candidatos que nos representan, dentro del Frente de todos. Estamos con Alicia a nivel provincial y con Alberto Fernández y Cristina a nivel nacional; quienes están buscando la separación son los que no quieren visibilizarse con Mauricio Macri, la representan pero no quieren mostrarse como representantes de Cambiemos o Juntos por el cambio”.

De no prosperar la apelación de la provincia para que la boleta sea una sola el funcionario detalló que al momento de llegar al cuarto oscuro el vecino dentro del sobre tendrá que buscar y poner la lista de precandidatos de PASO y la boleta de la elección provincial.

Por otra parte como Presidente del Partido Justicialista Marsicano manifestó “con respecto al partido formamos parte del Frente para todos, trabajando para llevar al frente que conforma Alicia Kirchner, Javier Belloni y Claudio Vidal como candidatos a Gobernador, y trabajando para los candidatos a nivel local” y en lo personal consideró que “Carlos Chiche Santi es la persona indicada para representar nuevamente a la localidad como Diputado por el pueblo, porque pudimos ver su trabajo”.(Fuente: deseado.gob.ar)

Banquero. Powell maneja la política monetaria de EE.UU. FOTO: CEDOC

El foco de los inversores se posará esta semana en la decisión que el miércoles tome la Reserva Federal de Estados Unidos respecto a la tasa de referencia monetaria.

 

El mercado asigna una probabilidad del 100% a que el órgano que lidera Jerome Powell decida una baja, lo que contribuiría a nivel local a mantener la calma cambiaria a dos semanas de las PASO, y potenciaría a los bonos y acciones que el viernes cerraron con fuertes subas impulsados por buenos datos económicos y encuestas favorables al oficialismo. Un descenso de esa tasa de referencia mundial beneficia a los mercados emergentes como Argentina porque se debilita el dólar y disminuye el costo del crédito a nivel global, eso genera mayor liquidez, y el flujo se vuelca mayormente a estos países cuyos activos ofrecen rendimientos más atractivos para los inversores. A la inversa, impactaría negativamente en bonos y acciones, subiría el riesgo país, y presionaría al dólar. Por eso, en el actual contexto electoral, los analistas consultados por PERFIL tildaron de “crucial” la resolución. Chances. Hoy el rango de la tasa de interés americana está en 2,25% a 2,50%. Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa, indicó que “el mercado estima 100% de probabilidad de baja de 25 puntos básicos”. Nery Persichini, de GMA Capital, ese 100% lo dividió: “la probabilidad que asigna a un recorte de 25 puntos es 79%, y la chance de una baja de 50 puntos es 21%”. “Si la FED sorprende y baja medio punto, es fiesta para los mercados” graficó Sosa, y acotó que “todos leeremos entre líneas el comunicado para tratar de entender si la FED bajará más o no” la tasa en el año. Comentó que el ex presidente de la Fed Ben Bernanke “cuando estuvo en Buenos Aires hace unas semanas nos dijo que el organismo debería dar claras señales al mercado para sacar ansiedad y seguir con su mensaje de paciencia para que la economía pierda fuerza y haga un aterrizaje suave hacia su ritmo de crecimiento potencial”. Pablo Castagna, de Balanz, explicó que “hay indicios de que la economía de EE.UU. se estaría desacelerando, Trump presiona en declaraciones para que la Fed baje las tasas, si ocurriese es positivo para los emergentes porque se abarata el costo para financiarse y porque los inversores que buscan mayores rendimientos empiezan a mirar activos de esas economías, generando mayor flujo de dinero”. Persichini alertó que “si la Fed se desvía de la expectativa, habrá correcciones porque la decisión será leída como dura, mientras el dólar ganaría terreno globalmente, los activos y monedas emergentes sentirían el impacto”. Dólar. En cuanto al dólar hasta  las PASO, Castagna y Gustavo Quintana, de PR Cambios, creen que el nuevo piso es $ 43 en el mayorista –se calcula $ 1más siempre en el  minorista– en base a la estrategia del BCRA interviniendo en futuros y convalidando suba de tasa de la Leliq. Guido Lorenzo, de LCG, evaluó que “lo van a tratar de mantener debajo de $ 45, sería el techo hasta las PASO”. Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, especuló que “el BCRA  busca que el dólar no se volatilice con fuerza, pero lo dejó subir un poco la última semana  porque deben estar viendo un buen resultado de Macri en las PASO. Si es así el 12 de agosto el dólar podría bajar, y no es lo mismo que caiga de $ 44 a $ 41, que sería volver a los niveles de un mes atrás, y ahí el BCRA podría salir a recomprar los contratos que vendió en futuros y hace un diferencial terrible, que si cayera de $ 41 a $ 38 porque ahí habría un posible atraso”. (Fuente www.perfil.com). 

China. Existen autos eléctricos que no contaminan y se fabrican en 48 horas. También transporte sin conductor. FOTO: CEDOC

La robotización, la nanotecnología la revolución de las comunicaciones producen un cambio total en el mundo del trabajo.

 

Es indispensable que los líderes acompañen este procesos para lograr sociedades y ciudadanías preparadas para el futuro.s frecuente escuchar que los ordenadores incrementan su capacidad de manera exponencial. Para muchos es difícil entender en qué consiste ese crecimiento. Thomas Friedman, en Gracias por llegar tarde, pone un ejemplo que nos permite entender el concepto. Haciendo un cálculo aproximado de lo que pudo pasar  si el escarabajo de la Volkswagen hubiese avanzado desde 1971 con la misma velocidad exponencial que han experimentado los microchips, el coche debería alcanzar actualmente una velocidad de 480 mil kilómetros por hora, consumir 4 litros de nafta por cada 3.200.000 km, y costaría 3 centavos de dólar. En 2020, dos años después de la publicación del libro, la velocidad debería haber sido de 1.980.000 kilómetros por hora y su precio, 0,75 centavos. En la realidad,  si comparamos un microchip de Intel en 1971 con otro que la misma marca lanzó al mercado hace un año, constataremos que el nuevo ofrece 3.500 veces más rendimiento, es 90 mil veces más eficiente, y su precio es 60 mil veces menor. La computadora que usó la Apollo 10 que llevó al hombre a la Luna pesaba 32 kilogramos, una memoria ram de 64 K y una velocidad de 0,043Mhz. Un teléfono celular común, 1 Ghz y 8 gigabytes en memoria o disco duro, es 23.255 veces más veloz y tiene 125 mil veces más capacidad de almacenamiento. El que uso es diez veces más potente. Todo lo que ocurre tiene que ver con el perfeccionamiento de las computadoras, que simplemente son una extensión de nuestro cerebro y acumulan y procesan información. De esa manera transforman nuestra naturaleza y hacen posible el desarrollo del conocimiento y de la tecnología en todas las áreas, especialmente en la nanotecnología, la biotecnología y la ciencia de los materiales. Esto permite que se desarrollen nuevas tecnologías, que estarán disponibles antes de lo que creemos, que no podemos imaginar por nuestras reducidas expectativas limitadas por nuestra mente lineal, que no incorpora la noción del crecimiento exponencial. Este concepto lo debemos a Gordon Moore, que anticipó en la década del 60 que los ordenadores duplicarían su capacidad todos los años y se venderían por la mitad del precio. En 1990, Ray Kurzweil dijo que el progreso de las tecnologías vinculadas con la computación se incrementaría más allá de la Ley de Moore. Kurzweil es inventor estadounidense, músico, empresario, escritor, científico, fundador y canciller de la Universidad Singularity, en Silicon Valley. Desde 2012 es el director de Ingeniería de Google. Se dedica a elaborar dispositivos electrónicos de conversación máquina-humano y aplicaciones para personas con discapacidad. Para entender lo que está ocurriendo, conviene leer su libro La singularidad está cerca, en el que con datos concretos dice que la primera inteligencia artificial, construida en base a un escáner del cerebro humano realizado por nanobots, pasará el Test de Turing hacia 2029. Con eso habrá demostrado que tiene una capacidad igual a la del ser humano en cuanto a inteligencia, conciencia de sí mismo y riqueza emocional. Una máquina así podrá realizar todas las tareas intelectuales y materiales propias del ser humano y será autoconsciente. Existen ya máquinas que están muy cerca de esa meta. La singularidad no enfrenta a las máquinas con los seres humanos, sino que las complementa. Los implantes cibernéticos nos mejoran, nos proporcionan nuevas habilidades físicas y cognitivas, nos permiten tener una mejor calidad de vida e interactuar con las máquinas. Algunas no están dentro de nuestro cuerpo pero no podemos vivir sin ellas. Hasta hace algunos años, formado en la escolástica, era escéptico con estas teorías. Conocí entonces a Kurzweil en Buenos Aires, en la casa de Mauricio Macri, cuando dijo algo genial: la singularidad está en su bolsillo, el celular es un complemento de la memoria, nos orienta en el tiempo y el espacio, nos conoce más que nuestro psicólogo y tiene mucha de la información que necesitamos para vivir. La esperanza de vida a lo largo del siglo XX se incrementó con los avances de la medicina y la nutrición; con los progresos en la nanotecnología y la medicina, se da un ascenso perpendicular. En el año 1900 la expectativa  de vida estaba cerca de los 30 años, hoy se acerca a los 70 y pronto superará los 100. En 1900, la brecha entre los países desarrollados y los menos desarrollados era enorme. Los unos tenían una expectativa de 50 años, mientras los otros llegaban solo a 26. Actualmente eso se redujo, la de los países desarrollados está en 83 años y la de  los subdesarrollados en 76.   La implantación de elementos tecnológicos en el cuerpo humano conducirá pronto a la aparición de una nueva especie. La evolución continúa y la singularidad es un paso más de esa saga que, como dice Kurzweil, ya está entre nosotros y pronto inundará la realidad. Se espera que en 2050 la expectativa de vida sea mayor a los 200 años y su calidad, mucho mejor que la actual. Los procesos de envejecimiento se ralentizarán y terminarán deteniéndose gracias a la nanomedicina, que implantará ordenadores microscópicos que viajarán por todo nuestro cuerpo para reparar todo tipo de daños. En los últimos dos años, la humanidad creó tanta información como toda la que existía desde el origen de la especie. Cuando empezó 2014, la cantidad de información existente era de 5 zetabytes, que si se traducía a libros habría sido posible formar con ellos  4.500 pilas desde la Tierra hasta el Sol. En dos años, entre 2014 y 2016, esa información se duplicó y llegó a 10 zetabytes, con lo que el número de pilas pudo llegar a 9 mil. La producción de conocimientos se acelera todo el tiempo: cada año la información se duplica y la transformación es tan enorme que no podemos siquiera ser conscientes de que la vivimos. La velocidad del cambio la siento mientras escribo en mi computadora y recuerdo que Ray Bradbury escribió la primera versión de Fahrenheit 451 con una máquina de escribir alquilada, en el sótano de la biblioteca Lawrence. Dice: “Necesitaba una oficina y no tenía dinero para pagarla. Un día, paseando por el campus de UCLA escuché el ruido de máquinas de escribir en el subsuelo de la biblioteca. Descubrí que había un salón en donde se podía alquilar una máquina de escribir por 10 centavos la media hora. Me mudé a esa sala con mi bolsa de moneditas, cuyo contenido ascendía a 9,80 dólares, que gasté para escribir  la primera versión de 25 mil palabras de The Fireman (El bombero), en nueve días. ¿Cómo pude escribir tanto tan rápido? Gracias a la biblioteca. Todos mis amigos, los más queridos, estaban en los estantes y gritaban, chillaban y vociferaban que fuera creativo. Se pueden imaginar cuán emocionante fue escribir un libro sobre la quema de libros, en presencia de mis amigos en los estantes?”. Cuando aparecieron los celulares, los trabajadores de la empresa telefónica de otro país hicieron una huelga exigiendo que se los prohibiera para siempre porque era un invento del imperialismo que ponía en riesgo sus puestos de trabajo. Si se aprobaba la iniciativa, habría provocado una hecatombe. Hay siempre movimientos en contra del progreso tecnológico, pero es imposible detenerlo. La robotización, la nanotecnología, la revolución de las comunicaciones producen un cambio total en el mundo del trabajo. Desde hace algunos años, máquinas inteligentes cobran en muchas farmacias y supermercados de Estados Unidos, como Walmart, que desarrolló en 2018 robots para limpiar sus establecimientos y ahora produce otros que pueden analizar las perchas para reponer los productos y vigilar su precio. Las computadoras 3D producen objetos tan complejos como un órgano humano, carne, soja o flores. Se han imprimido pedazos de carne comestibles y es probable que dentro de unos años nuestras proteínas no procedan del ganado sino de computadoras. Cualquier ser humano, de cualquier país, podrá imprimir en su casa bifes de primera calidad, usando simplemente programas que estarán disponibles en internet. En China, las impresoras imprimen una casa en dos días casi sin emplear mano de obra. Existen autos eléctricos impresos que están en circulación, no contaminan y se fabrican en 48 horas. Los camiones y autos sin conductor recorren las carreteras de China y Estados Unidos. Pronto llegarán a nuestros países. Sabiendo cuál es la velocidad con que se difunde la tecnología, podemos estar seguros de que avanzarán de manera inevitable y pueden dejar en el desempleo a muchos trabajadores de la construcción y a obreros de las plantas automotrices. Ellos  no serán los únicos afectados: desaparecerán decenas de profesiones. La robotización avanza a pasos agigantados en todas las áreas y nos lleva a otro tipo de sociedad. Referentes. En todo el continente hay pocos dirigentes que discuten estos temas, que son los más importantes del momento. Casi todos los candidatos ignoran esta problemática, se dedican a discutir temas obsoletos, sin tomar en cuenta que estas transformaciones son inevitables. Tampoco entienden que para enfrentar estos desafíos es indispensable que la población tenga acceso a computadoras baratas, al mejor  internet, que puedan desplazarse, viajar, ampliar  sus mentes. Sin eso no seremos competitivos. Cuando un gobierno logra que millones de habitantes se conecten con internet, construye miles de kilómetros de vías, mejora los puertos y aeropuertos y está empezando a enfrentar este problema, que no se soluciona haciendo piquetes. Unos pocos países como China y la India lo hicieron, trabajando en eso un par de décadas. Tienen éxito, ponen definitivamente los ojos en el futuro, van hacia terminar con la pobreza. ¿Cuántos líderes latinoamericanos son conscientes de la importancia de este tema? Se está produciendo un cambio imposible de detener, que se acelera todos los días, y nuestros países están en una disyuntiva grave: derrumbarse hacia el pasado o integrarse a esta nueva etapa de prosperidad en la historia de la humanidad. Hace pocos meses, Uber inició un servicio de camiones sin conductor en Arizona, que permite hacer viajes más largos, sin descansar, reduciendo los accidentes y llegando a áreas más aisladas. Enfrenta la competencia de Nvidia, empresa china que está ingresando en el mercado norteamericano. El desafío de innovarse y mantener el empleo es enorme. En China trabajan de camioneros 30 millones de personas, y su número crece por el incremento de la producción. China hace un enorme esfuerzo por compatibilizar el desarrollo de la tecnología de punta y mantener la meta de pobreza cero, que supone pleno empleo. Asegura que llegará a la meta de pobreza cero en dos años. (Fuente www.perfil.com). 

Nostalgia. Con la prensa, Alberto F. parece haberse quedado en los tiempos K. FOTO: CEDOC

Alberto Fernández carece de carisma y de sentido de la oportunidad cuando enfrenta al periodismo.

 

Se pelea como si no supiera que discutir duro con el periodismo es un lujo que no puede permitirse nadie. Las noticias se lo cobran y se le recuerda al candidato presidencial que él tiene un dudoso currículo de conflictos con la prensa. Lo juzgan como si los argentinos desde siempre nos hubiéramos atenido a la primera enmienda de la Constitución norteamericana. Así somos: durante largos períodos (por ejemplo, desde 1976 hasta 1983) no tuvimos libertad de prensa; incluso los diarios afectados aceptaron esas condiciones restrictivas. Pero hoy tratamos a quien evade una pregunta o se niega a responderla como si fuera un defensor de la censura previa. Es inexplicable que alguien inteligente como Alberto Fernández no haya anticipado esta situación ni previsto que le iban a cobrar caro sus intervenciones. La prensa no perdona, porque ejerce su poder en la esfera pública y sabe, con razón, que tiene derecho a ejercerlo. Los modales de Fernández con el periodismo y su agresiva inestabilidad emocional producen intervenciones que suelen parecer las de un aficionado, no las de un político conocedor del espacio donde se mueve. Fernández está probando una medicina que no figuraba en su vademécum. Comparado con Cristina, parecía un hombre de estilo moderado, conocedor de hasta dónde es posible desafiar a la prensa, que no perdona desafíos en nombre de una libertad no siempre defendida con tanta convicción y enjundia. Fernández debió recordar que ya no es funcionario de ningún gobierno, y que, salvo que gane las elecciones, carece del poder que, incluso en la derrota, es atributo de Cristina Kirchner. Vivir en el pasado. Hace muy pocos años, desde el Salón Blanco de la Casa Rosada, se podía acusar a la prensa de parcialidad, de colaborar con la oposición, de intereses oscuros y negocios más oscuros todavía dedicados a la compra y venta de insumos fundamentales como el papel, o el usufructo de licencias que en otros países se considerarían monopólicas y serían examinadas por la Justicia. De alguna manera, en su relación con la prensa, Alberto Fernández vive en aquel tiempo, cuando los Kirchner se sentían autorizados por su poder y su popularidad para despacharse en contra de los diarios; cuando, desde el Ejecutivo, se fomentaban exhibiciones de afiches con fotos de periodistas para que los escupieran serviciales visitantes y niños inocentes. Sobre todo, se acabaron las épocas en que abundaba el dinero para financiar posiciones favorables al Gobierno, aunque la magnitud de ese aporte de capital a las ideas publicadas por la prensa amiga no tuviera como consecuencia, que tal campaña oficialista fuera más eficaz que la de medios de comunicación menos dependientes del Ejecutivo. Que alguien le avise a Alberto Fernández que todo eso pasó. Hay que avisarle también que una mujer carismática como Cristina Kirchner tiene condiciones para moverse más libre y espontáneamente que un político inteligente, pero que todavía no ha demostrado la calidad de su liderazgo. Incluso, habría que advertirle que la prensa es implacable cuando se siente ofendida por quien no acumula mucho poder en sus manos. Cuando todo el poder está en el Ejecutivo, la prensa sabe retroceder con garbo, ya que además de su sagrada misión periodística cumple con la que le encarga la propiedad privada: conservarse. No recuerdo en el pasado reciente que se persiguiera a un político con viejos dichos Vale la pena recordar que fueron solo medios muy pequeños los que se abstuvieron de saludar la invasión de la dictadura a las Malvinas. Solo Nueva Presencia aceptó publicar una breve declaración de intelectuales en contra de esa aventura militar. En Clarín fue excepcional el artículo de Raúl Alfonsín cuyo título lo decía todo: “Malvinas, el cepo patriótico”. En ese momento, se mezclaron el patrioterismo y el seguidismo. En un país donde hubo dictaduras militares durante 24 años del último medio siglo, pocos tienen un currículo impecable. Afortunadamente, a Fernández no se le ocurrió usar estos argumentos contra la prensa, porque habría quedado aún más expuesto a la vendetta. Periodismo imperfecto. Como sea, quienes conocemos las agachadas de ese último medio siglo, conocemos también la historia difícil, sinuosa, a veces arriesgada, a veces valiente, a veces temerosa, de la prensa argentina. Quienes hoy la ejercen tampoco tienen la obligación de recordarla al pie de la letra, aunque les bastaría consultar los archivos a los que acceden fácilmente. Pocos resisten un archivo. Esta máxima se aplica no solo a Alberto Fernández. Pero existen otros argumentos, no para defender a Alberto Fernández sino para tratar de que los argentinos nos beneficiemos con un más perfeccionado ejercicio del periodismo. La forma en que se interroga a un político podría mejorarse. Grandes plataformas de noticias envían nubes de movileros que se estacionan a la salida de una reunión o un acto, para rodear a aquél de quien se busca extraer alguna respuesta. Micrófono en mano, los representantes de los diferentes medios compiten a los gritos para ganar la atención del personaje al que se ha rodeado hasta lograr una proximidad material y física que podría denominarse “acoso”. Al calor de esa proximidad, desde los micrófonos ostensiblemente decorados con los logos de la central de noticias a la que responden se arrojan preguntas sumarias; y quienes las formulan también esperan respuestas sumarias, que puedan traducirse rápidamente en un titular, un tuit, un videíto o el zócalo de un canal de televisión. Dentro del círculo de micrófonos, el político manda frases de treinta palabras. Aunque fuera Cicerón, otra cosa sonaría inadecuada. No son respuestas sino “salidas” en el doble sentido del término: ocurrencias y modos de salir de un lugar. Si ese político tiene decisión puede levantar la voz, pero la subida de tono debe ser cuidadísima porque cualquier volumen corre el riesgo de sonar agresivo, inapropiado y, si quien sostiene el micrófono es una mujer, sexista. Si el político es ingenioso, puede librarse más rápidamente, pero también el humor o la ironía tienen sus peligros, porque no queda tiempo para aclaraciones. Los clips que vemos en las redes pertenecen a este género de teatro chico, que agregan muy poco al prestigio del periodismo. A un político como Alberto Fernández, menos acostumbrado al acoso, se le salta la chaveta muy rápidamente. Tal percance lo estamos viendo en estos días y, como es productivo para la noticia, se ha aprendido a buscarlo. Fernández no tiene paciencia. Alguien podría decir que tampoco tiene buena conciencia. Pero no recuerdo en el pasado reciente que se persiguiera a un político con declaraciones suyas de los últimos diez años, para que las aclarara, ratificara o desconfirmara en los contados minutos, o segundos, de una respuesta. Escarnios inmerecidos. El otro día, un hombre lo increpó a Macri en la puerta de un restaurante. Fue noticia porque habla de una descuidada seguridad presidencial. Pero imaginemos también que una jauría de preguntadores rodeara al Presidente cada vez que va a una inauguración (formato de acto público que le encanta en estas épocas electorales). Imaginemos que veinte periodistas lo rodearan a los gritos y convirtieran en preguntas todas las insustanciales promesas del Presidente para recordárselas y reprochárselas: ¿En qué quedaron los brotes verdes que usted anunció? ¿Se acuerda cuando prometió pobreza cero? ¿Se acuerda cuando dijo en la campaña presidencial que la inflación se resolvía en corto tiempo? Y, sobre todo, lo interrogaran sobre aquello de lo que no se habla: ¿Cómo fue el negociado de la concesión del Correo que Menem les dio a usted y su padre? La escena es improbable. Esas preguntas requieren que se las responda en una escena tranquila y reflexiva. Ni Macri, que hizo incumplibles promesas de campaña, merece ese escarnio por haber sido ignorante de la realidad, por haber sido fantasioso con el futuro o, simplemente por creer que seguiría bendecido por la suerte del niño rico. (Fuente www.perfil.com).

Page 10 of 76

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

5860543
ahora
Visitantes Online
703
5860543

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…