Mundo

Alberto Fernández y Donald Trump: se verán en Washington tras la asunción presidencial

Será una visita oficial que se complementará con reuniones en el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial

 

No terminará el invierno en Estados Unidos y Alberto Fernández ya habría protagonizado su primera reunión bilateral con Donald Trump. Por lo menos esa es la expectativa que existe en Washington respecto de una probable visita oficial que haría el futuro presidente de la Argentina a la Casa Blanca.

 

Además de su encuentro con Trump, Fernández tiene intenciones de entrevistarse con Kristina Georgieva, flamante directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), y David Malpass, titular del Banco Mundial. Asimismo, no se descarta una visita al Capitolio y la posibilidad de una conferencia sobre América Latina en un prestigioso centro académico en Washington DC.

Trump quedó conforme con el fugaz diálogo con Fernández, y por eso habilitó la preparación de una gira oficial que podría realizarse en febrero. La fecha no es azarosa: el próximo gobierno peronista necesita reperfilar la deuda externa con el FMI y los bonistas bajo legislación extranjera, y un cónclave con Trump en el Salón Oval mejoraría la posición de la Argentina en la mesa de negociaciones.

En Washington aguardan a Fernández para conocer sus opiniones respecto a la lógica interna de su gobierno y la proyección hacia adelante de su agenda internacional. Están interesados en saber si Cristina Fernández de Kirchner influirá en las decisiones del Poder Ejecutivo y hasta qué punto Argentina modificará su perspectiva en las relaciones exteriores.

 
Cristina Fernández de Kirchner y Barack Obama, en la cumbre del G20 en Cannes
Cristina Fernández de Kirchner y Barack Obama, en la cumbre del G20 en Cannes

Cuando Cristina Fernández estaba en Balcarce 50, las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos fueron traumáticas. La decisión del canciller Héctor Timerman de violentar una valija diplomática del FBI y la firma del Memorando con Irán por la causa AMIA -por citar dos hechos importantes-, congelaron el vínculo entre Buenos Aires y Washington, al margen de la agenda común en asuntos de seguridad, inteligencia y narcotráfico.

Desde esta perspectiva, Fernández podrá explicar en el Salón Oval lo que repite como una letanía cuando recibe a protagonistas del establishment en sus oficinas de la calle México: Cristina no participa de las decisiones de gobierno, aunque es de consulta permanente por su conocimiento del poder y el funcionamiento del Estado.

El Factor CFK no es menor para Trump y la Casa Blanca. Fernández deberá extremar su capacidad de convencimiento en un asunto que puede marcar las relaciones de su gobierno con la administración republicana.

El futuro presidente de la Argentina era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner durante la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, y en esa oportunidad George Bush abandonó la Costa atlántica en llamas por los discursos en contra del ALCA y el acto populista que protagonizó Diego Maradona.

Si Fernández explica bien en la Casa Blanca, apalancado sobre el pragmatismo extremo de Trump, todo habrá quedado en un incidente diplomático con escaso daño colateral.

 
Alberto Fernández junto al embajador argentino Ezequiel Sabor, cuando arribó a México
Alberto Fernández junto al embajador argentino Ezequiel Sabor, cuando arribó a México

Ademas de la política doméstica y la eventual influencia de CFK, en Washington quieren saber sobre la agenda internacional de Fernández. Cuando era candidato presidencial del Frente de Todos, Fernández planteó una posible renuncia de la Argentina al Grupo Lima y un plan alternativo para tratar de resolver la crisis en Venezuela.

Trump apuesta al Grupo Lima y no lo quiere a Nicolás Maduro sentado a la mesa de negociaciones, una posición geopolítica que choca de frente con las ideas que propone Fernández para iniciar una transición ordenada en Venezuela rumbo a elecciones libres y transparentes.

En este contexto, el presidente electo aterrizó en México. Fernández tiene prevista una cumbre con Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su intención es proponer al presidente mexicano unir fuerzas con Uruguay para cambiar la lógica de negociación ante la situación dramática en Venezuela.

Fernández cree que la propuesta que predomina en el Grupo Lima no conduce a ningún lado y que las decisiones del presidente interino Juan Guaidó no sirven para garantizar una transición ordenada. Sin dudas, su probable reunión bilateral con Trump servirá para explicar por qué sostiene esta posición y escuchar que el presidente de los Estados Unidos considera que, en principio, Maduro no puede formar parte de la mesa de negociaciones.

Trump aseguró durante la charla de diez minutos que mantuvo con Fernández que ya había hablado con el FMI, y ahora aguarda que el futuro presidente de la Argentina describa cómo será su programa económico. La Casa Blanca prefiere planes apoyados en el libre comercio y en la posibilidad de remesar las ganancias obtenidas. Puro capitalismo que Trump aplica al máximo.

Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos tiene una preocupación más importante: evitar que la influencia de China se fortalezca en la región. Trump sabe que CFK concedió la instalación de la base de la potencia asiática y que Xi Jinping podría apoyar a las finanzas argentinas a través de continúas inversiones en territorio nacional.

Esta preocupación geopolítica de Trump, sumada a los mecanismos que se analizan para desalojar a Maduro del poder, influyen en la posición final que asumirá Estados Unidos en el board del Fondo Monetario Internacional cuando se trate el caso argentino.

Trump prometió apoyo en la transición y durante las primeras semanas de la administración de Fernández. Pero ese respaldo se puede disipar o fortalecer de acuerdo a los resultados de la cumbre que se realizará en el Salón Oval. Ese día, aseguran en Washington, será muy importante para el gobierno liderado por Fernández.(Fuente: www.infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

 

 

Jair Bolsonaro y Mauricio Macri. FOTO: NA

El mandatario brasileño quiere conseguir la aprobación de los mandatarios en la inminente Cumbre Presidencial del 5 de diciembre. Los números de su proyecto y a quienes perjudicaría con más fuerza.

 

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro trabaja desde hace más de un año en un proyecto de reducción del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, y en algunos sectores la baja que quiere instrumentar llega al 50 por ciento. El tema es seguido con marcada preocupación por sectores empresarios de los dos países, que alertan sobre el grave costo que podría causar, y trascendió que el mandatario derechista intentará conseguir que esa rebaja se apruebe en la ya cercana Cumbre de Presidentes del próximo 5 de diciembre. Esa reunión será la última que tenga en sus asientos al presidente Mauricio Macri en representación de la Argentina. El plan de Bolsonaro fue detallado en un informe elaborado por el Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex). Según el documento, Bolsonaro aspira a que, conseguida la aprobación, la medida de reducción de aranceles entre en vigencia rápidamente, es decir en menos de cuatro años. "De esta manera, Bolsonaro pretende condicionar a la futura administración del Frente de Todos imponiendo una agenda regional que además de avanzar en una revisión del AEC, incluye una flexibilización de la Unión Aduanera para suscribir acuerdos de libre comercio bilaterales, y una reducción de la estructura institucional del Mercosur del 20%", alertó el colectivo especializado en política exterior. En ese marco, la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) remitieron notas a la Cancillería que encabeza Jorge Faurie en las que manifestaron su preocupación ante la posible implementación de la propuesta de Bolsonaro. Además, en los escritos exigieron que se convoque urgentemente a los sectores del trabajo y la producción. Recorriendo el detalle del plan de Bolsonaro, la rebaja propuesta de aranceles por sector haría que se reduzcan de 35% a 12% en el caso de los automóviles, 35% a 4% para autobuses, 12% a 4% para aceros laminados (en un contexto de sobreoferta global); 35% a 12% para textiles y prendas; 31,8% a 12% para calzados; 11,2% a 3,8% para equipamientos médico-hospitalarios; 10,8% a 4,8% para productos plásticos; 10,4% a 3,7% para productos siderúrgicos; y 12% a 4,2% para máquinas, materiales y aparatos eléctricos. “Esta medida provocaría prácticamente la pérdida de la preferencia de la que actualmente goza la Argentina en el mercado brasileño, pero también en el uruguayo y paraguayo. Según datos del INDEC, en 2018 un 44 % de las exportaciones industriales tuvo como destino el Mercosur”, indicó el Observatorio. “Por otro lado, y en un contexto de profunda restricción externa, se produciría un impacto notable sobre la balanza comercial, vía caída de exportaciones y aumento de importaciones, a lo que se sumarían los costos fiscales del cese de la recaudación aduanera”, agregó el colectivo.  El AEC se aprobó en Ouro Preto en el año 1994. Su objetivo principal fue incrementar la alícuota de los bienes importados de acuerdo con un criterio de fomentar mayor agregación de valor y favorecer el comercio intrarregional. Desde los inicios de su implementación, y a fin de reconocer los desequilibrios en las estructuras productivas de los Estados Partes, se fueron instrumentando excepciones y regímenes especiales de importación. Por ello, presenta ciertas inconsistencias aunque estas, según Ocipex, "distan de ser estructurales".  (Fuente www.perfil.com). 

 

TE PUEDE INTERESAR

 

En Wellington, Nueva Zelanda, ya empezaron las elecciones argentinas para los que residen en el exterior. FOTO: CONSULADO DE WELLINGTON, NUEVA ZELANDA

Los 385.000 argentinos que viven en el exterior representan el 1,15% del padrón electoral nacional, más que muchas provincias.

 

Las 14 horas de diferencia que hay entre Australia y Argentina permiten que en el país oceánico ya hayan comenzado las elecciones generales de este domingo 27 de octubre. Las urnas ya están disponibles para los cientos de argentinos que viven en Australia, como también lo estarán para todos los compatriotas que vivan en el exterior y están habilitados a votar, que ascienden a 385.000 personas en el mundo. Además del voto presencial en el consulado correspondiente, los 385.000 argentinos que viven en el exterior —que representan el 1,15% del padrón electoral nacional— tienen, a partir de este año, una nueva modalidad para emitir su sufragio, que es a través del voto por correo postal. La votación en Wellington, Nueva Zelanda ya comenzó. Una de las curiosidades de los argentinos en el exterior es que ese sector del electorado es superior al padrón de las provincias de Catamarca, La Rioja, La Pampa, Santa Cruz y Tierra del Fuego y casi igual al de San Luis. Dónde voto: consultá el padrón para la elección de este domingo 27 de octubre Los argentinos que viven y que figuren en el Registro de Electores Residentes en el Exterior votan a través de una boleta única. Pueden elegir sólo para cargos nacionales: es decir, presidente y vice, y diputados y senadores nacionales correspondientes al distrito del último domicilio registrado en Argentina. Para aquellos que estén empadronados como residentes en el exterior, el voto no es obligatorio sino que es optativo; por lo tanto, si no votan, no es necesario que justifiquen su no emisión del sufragio. El consulado argentino en Wellington, Nueva Zelanda. Pero en el caso de que la persona esté de viaje por turismo, o si vive en el exterior pero no tiene un domicilio extranjero en el DNI, está obligado a votar igual, o justificar su ausencia. A partir de este año, se podrá votar por correo postal, para lo cual había que registrarse antes del 29 de julio y enviar el voto hasta ayer. Veda electoral: ¿Hasta qué hora se puede vender y comprar alcohol? El voto por correo fue implementado por el Poder Ejecutivo este año para promover una mayor participación cívica de los argentinos residentes en el exterior. Para ello la Cámara Nacional Electoral les envió a principio de mes un sobre con boletas únicas en papel que debieron completar y luego enviar a sus sedes diplomáticas hasta el miércoles 23 de octubre. Según los registros oficiales, sólo 3 de cada 100 argentinos residentes en el exterior y en condiciones de votar lo hicieron en las elecciones presidenciales de 2015, es decir apenas un total de 10.000 personas. En tanto, para votar en forma presencial, deben concurrir el mismo día de la elección -entre las 8 y las 18- al consultado o delegación diplomática correspondiente. Para saber si se está correctamente registrado, se debe consultar previamente el padrón y chequear que figura empadronado como residente en el exterior. Allí figurará la dirección del establecimiento donde se debe depositar el voto. (Fuente perfil.com).

 

TE PUEDE INTERESAR

 

El proyecto que el presidente francés había lanzado durante la reunión del G7 dio un importante paso en la ONU, pero en la reunión decisiva no estuvo el mandatario brasileño

 

Los incendios en el Amazonas es uno de los principales temas de discusión en el marco de la Asamblea General de la ONU (REUTERS/Nacho Doce)
Los incendios en el Amazonas es uno de los principales temas de discusión en el marco de la Asamblea General de la ONU (REUTERS/Nacho Doce)

Una reunión sobre el Amazonas celebrada este lunes en la ONU permitió desbloquear 500 millones de dólares adicionales para las selvas tropicales, en ausencia de Brasil, “el elefante en la habitación”, según expresó el presidente francés Emmanuel Macron.

El Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la ONG Conservación Internacional anunciaron programas de ayuda, con el apoyo financiero de Alemania (250 millones de dólares prometidos) y de Francia (100 millones).

La Unión Europea pondrá a disposición 190 millones de euros en el marco de sus programas de cooperación y desarrollo, mientras que Conservación Internacional aportará 20 millones de dólares.

 

El objetivo es financiar proyectos para la preservación de la biodiversidad, el desarrollo de una cadena de valor sustentable, la gestión duradera de los suelos, la promoción de conocimientos tradicionales y la cooperación transfronteriza.

 
La comunidad internacional se comprometió a aumentar los esfuerzos para preservar las selvas tropicales (AP Photo/Leo Correa)
La comunidad internacional se comprometió a aumentar los esfuerzos para preservar las selvas tropicales (AP Photo/Leo Correa)

Varios jefes de Estado participaron en la cita, entre ellos Macron, que lanzó la idea durante la cumbre del G7 en la ciudad francesa de Biarritz, a fines de agosto, con el presidente chileno Sebastián Piñera.

También hablaron en la tribuna el presidente de Colombia, Iván Duque, y el boliviano Evo Morales.

Pero el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que no participa en la cumbre del clima pese a que su país tiene un 60% de la mayor selva tropical del mundo, fue el gran ausente.

 
Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro (Jacques Witt / POOL / AFP)
Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro (Jacques Witt / POOL / AFP)

Macron fue irónico en cuanto a la ausencia, al tiempo que tendió una mano a Brasilia, que lo acusa de injerencia: “¿Cuáles son nuestros riesgos? Primero el elefante en la habitación, o más bien el que no está, ¡Brasil! Todo el mundo me dice, ¿cómo van a hacer sin Brasil?”.

“Eso llegará. Hace falta una maniobra inclusiva, respetuosa de cada uno. Tengo la esperanza de que en los próximos meses tendremos las condiciones políticas para avanzar”, añadió.

Según Macron, otros riesgos son “que digamos cifras, palabras pero sin resultados”. Hay tantos fondos y programas que “el riesgo es la dispersión, la lentitud, la ineficacia” y que nos demos cuenta seis meses después que los fondos no llegaron a las poblaciones afectadas, indicó.

Piñera, por su parte, destacó la necesidad “urgente” de conservar los bosques: “Una colaboración internacional es necesaria y es urgente y hay una enorme voluntad”.

Esta suma, en préstamos y donaciones, se sumará a las contribuciones existentes que hacen Alemania y Noruega, principales donantes de la selva amazónica, pero que han bloqueado los pagos a Brasil para protestar contra la política gubernamental brasileña, que según ellos alienta la deforestación.

Equipos encargados del seguimiento de esta alianza para la Amazonia harán un balance para la reunión COP25 en Chile en diciembre, donde se definirá el calendario de los primeros proyectos.(Fuente: infobae)

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el Vicepresidente Mike Pence durante la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas el 23 de septiembre de 2019 en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. (Foto de Johannes EISELE / AFP)

El presidente norteamericano no tenía previsto participar sin embargo apareció en el recinto y escuchó los discursos del indio Narendra Modi y la alemana Angela Merkel

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó por sorpresa este lunes al auditorio de Naciones Unidas donde se celebra la Cumbre de Acción Climática, pero no intervino en esa reunión de alto nivel a la que no estaba previsto que acudiera.

Trump, cuya prevista ausencia en la cumbre era uno de los aspectos más comentados de la cita, llegó a la reunión cuando el primer ministro de la India, Narendra Modi, comenzaba su discurso, y le aplaudió cuando finalizó.

El mandatario también escuchó a la canciller alemana, Angela Merkel, y abandonó la sala cuando comenzaba un panel encabezado por el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Trump había negado este domingo que su prevista ausencia en la cumbre sobre el clima fuera una señal de que "desprecia" el tema, al asegurar que simplemente estaba "muy ocupado". "Hoy voy (a Texas) por las inundaciones, que son muy importantes para mí. Y el cambio climático, todo es muy importante", afirmó Trump el domingo.

 

Bajo el Gobierno de Trump, Estados Unidos ha decidido abandonar el Acuerdo de París sobre el clima y dar marcha atrás a muchos de sus compromisos.

El mandatario, un escéptico del cambio climático, ha contraprogramado de hecho la Cumbre del Clima con una reunión sobre la protección de la libertad religiosa que comenzó poco después de su la reunión climática, y también dentro de la sede de Naciones Unidas.

La ONU espera que de la cita sobre el clima salgan acciones concretas y realistas que permita limitar al menos 1,5 grados centígrados el aumento de las temperaturas globales en los próximos años.

 
La activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, habla en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas (Reuters)
La activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, habla en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas (Reuters)

La Cumbre de Acción Climática comenzó hoy con mensajes contundentes a los líderes del planeta. El discurso de la adolescente sueca Greta Thunberg, líder de los movimientos estudiantiles que alertan sobre el cambio climático, fue contundente. Sin más explicaciones sobre los efectos que la crisis climática causa en el planeta, apeló directamente a la acción política: "Los estamos mirando. No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano. Me han robado mis sueños, mi esperanza con sus palabras vacías. De lo único que hablan es de dinero y nos cuentan historias sobre el crecimiento económico perpetuo. ¿Cómo se atreven?", preguntó.

"Si realmente entendieran la situación no estarían sin hacer nada. Nos están fallando. Los ojos de las futuras generaciones están sobre ustedes. Nunca los perdonaremos. ¿Cómo se atreven a pretender que esto se puede resolver con los negocios como de costumbre? El mundo se está despertando, te guste o no", agregó.

La joven se dirigió a los representantes de los países presentes que llevaron a la cumbre las acciones que están llevando adelante. Sólo participan los países que muestran avances en sus políticas de acción climática.

Con el mismo tono, el secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, se dirigió al auditorio al dejar inaugurado el encuentro: "No se trata de una cumbre para hablar, hemos hablado bastante. No se trata de una cumbre para negociar porque no se negocia con la naturaleza. Es una cumbre de acción. Los gobiernos han venido a mostrar cuán comprometidos están, quiénes son los líderes para invertir en un futuro verde. Los jóvenes, sobre todo, están exigiendo que se actúe con carácter urgente y tienen razón. La emergencia climática es una carrera que vamos perdiendo, pero podemos ganar", indicó.

Guterres hizo hincapié en un reporte de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que se conoció ayer y revela que el período 2015-2019 fue el más caluroso de la historia jamás registrado. "La temperatura media mundial aumentó 1,1 grados centígrados desde la era preindustrial y en 0,2 grados con respecto al período 2011-2015. Además, la concentración de gases de efecto invernadero aumentó también a niveles sin precedentes, confirmando una tendencia al calentamiento en el futuro", sostiene ese reporte científico.(Fuente: infobae)

© Proporcionado por THX Medios S.A. El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández

Es poco probable que Alberto Fernández vuelva a cruzar la frontera para emprender una nueva gira internacional, a siete semanas de los comicios que pueden implicar su designación en la Casa Rosada. Sin embargo, a esta altura de la campaña presidencial, Fernández ya hizo gestos necesarios para explicitar su eventual agenda global: equidistancia con Donald Trump, cercanía con el ala progresista de la región, frío diplomático  con Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera.

Washington, DC

Tras su encuentro con Evo Morales en Santa Cruz de la Sierra, el candidato presidencial del Frente de Todos concedió un reportaje exclusivo a Infobae. Y en esa oportunidad, aseguró que "Estados Unidos es la primera potencia del mundo. Ningún país como Argentina puede enemistarse con Estados Unidos. Lo único que espero es que tenga una relación de respeto y madurez con nosotros como nosotros la queremos con Estados Unidos".

Esta declaración dada ayer por Fernández en Bolivia se convirtió en un hit periodístico en Washington. Los asesores vinculados a América Latina que Donald Trump tiene en la Casa Blanca y en el Departamento de Estados, los responsables de los think tanks involucrados con la región  y los lobbistas estadounidenses con intereses en Argentina, comentaron favorablemente las declaraciones del candidato presidencial opositor.

En DC aún no hay certeza sobre las relaciones de poder que establecerá Fernández con Cristina Fernández de Kirchner, si finalmente esta fórmula electoral derrota al tándem oficialista Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto. Pero en el Departamento de Estado todavía recuerdan que Fernández era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner cuando George Bush abandonó irritado la Cumbre de las Américas. 

Con todo, Fernández empina la cuesta de las relaciones bilaterales con la Casa Blanca. Ya no aparece agresivo con Trump, elogia a la diplomacia americana en Buenos Aires y un puñado de sus aliados políticos fatigan el lobby republicano. Aunque lo desmienta en esta coyuntura electoral, si vence en las presidenciales, a Fernández lo esperan en Washington antes de que concluya noviembre.

 

Embajador americano Edward Prado, amigo personal de Donald Trump. (Foto: Nicolás Stulberg)© Proporcionado por THX Medios S.A. Embajador americano Edward Prado, amigo personal de Donald Trump. (Foto: Nicolás Stulberg)

El candidato chatea con el embajador Prado, Sergio Massa llega a la Casa Blanca a través de su socio Rudolph Giuliani y la burocracia americana ya tiene la instrucción de abrir las puertas de la administración de los Estados Unidos si se prueba la cercanía con el candidato presidencial opositor.

Juan Manzur, gobernador de Tucumán, es amigo personal de Fernández y su principal operador político entre los gobernadores que apuestan a reducir los márgenes de maniobra de Cristina y de la Cámpora, que lidera Máximo Kirchner.

Manzur viajó hace unos días a Washington DC, y fue recibido con fanfarrias y honores en el Departamento de Estado. No fue un hecho casual: la diplomacia americana sabe cómo juega en la interna de México 331-Fundación Patria. Y no quiere repetir la experiencia de ver en las noticias cómo un canciller argentino violaba la seguridad del FBI con un alicate comprado en Miami.

Lula es Brasil

Fernández entiende el peso de las relaciones bilaterales con Brasil, pero tiene un problema personal con Jair Bolsonaro: su amigo entrañable Lula. El candidato opositor asume que Lula está preso por una operación política y si llega a Balcarce 50 hará lo necesario para lograr que el expresidente del PT recupere su libertad. Fernández es experto en derecho penal y asume que la detención de Lula es un hecho irregular coronado por el Palacio del Planalto.

En este contexto, las relaciones entre Argentina y Brasil entran en un dilema institucional. El Mercosur corre peligro de congelamiento extremo, la cooperación de seguridad puede quedar dañada, la estrategia común en los foros multilaterales será un simple protocolo y los acuerdos comerciales llevarán meses de implementación en ambos países.

Si Fernández derrota a Macri, y la Casa Rosada hace la lista de invitaciones presidenciales, Jair Bolsonaro se trasforma en un problema de Estado. Fernández lo tiene que invitar, y Bolsonaro podría enviar a su vicepresidente Hamilton Mourao, pero en algún momento deberían encontrarse. Y no hay ninguna voluntad de las partes.

Mauricio Macri saluda a Sebastián Piñera durante la sesión inaugural del Prosur en Santiago de Chile© Proporcionado por THX Medios S.A. Mauricio Macri saluda a Sebastián Piñera durante la sesión inaugural del Prosur en Santiago de Chile

Fernández también tiene diferencias ideológicas con Sebastián Piñera. El presidente de Chile es amigo personal de Mauricio Macri, ejecuta una agenda diplomática vinculada al libre comercio y alineada con la Casa Blanca, y es un crítico sistemático de Nicolás Maduro y su régimen populista.

El candidato presidencial peronista no hará nada para acercar posiciones con Piñera y mantendrá una relación protocolar obvia con Chile, si derrota a Macri en los comicios de octubre. Fernández no comparte la creación del Prosur -un foro impulsado por Piñera para enterrar al Unasur-, considera que el Grupo Lima debería promover una posición más equidistante en la crisis de Venezuela y critica el actual rol de la Argentina en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Macri diseñó una agenda global cercana a Estados Unidos, se apoyó en su relación personal con Ángela Merkel, fue diplomático con Xi Jinping y neutro con Vladimir Putin. Fernández pretende construir una diplomacia nacional que dependa menos de la Casa Blanca, y que favorezca las relaciones regionales al margen de sus diferencias personales e ideológicas con Bolsonaro y Piñera.

Pero el candidato opositor ya asume sus límites políticos. Trump es un jugador clave para resolver la crisis económica y financiera, y Brasil es el socio más importante de la Argentina. China ya no juega al prestamista de última instancia y España y Portugal tienen un peso relativo en las decisiones de la Unión Europea. Variables geopolíticas que van más allá de un discurso de campaña a pocas semanas de los comicios presidenciales.(Fuente: infobae)

El Presidente dijo además que "este acuerdo brinda un esquema gradual hacia el libre comercio por 10 años, el plazo más extenso alcanzado entre ambos países".

 

El presidente Mauricio Macri calificó de “histórico” el acuerdo entre la Argentina y Brasil que extiende por 10 años las reglas de intercambio automotriz hacia el libre comercio y sostuvo que soluciona el "principal problema" con el mayor socio comercial de la región, ya que deja atrás "parches y acuerdos parciales".

"Histórico acuerdo con Brasil: la industria automotriz tiene 10 años para avanzar", afirmó Macri, desde su cuenta de Twitter el documento suscripto en Brasilia por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y el ministro de Economía de Brasil, Pablo Guedes.

 

El presidente destacó que Brasil es el principal socio comercial en exportaciones de ese sector y "este acuerdo brinda un esquema gradual hacia el libre comercio por 10 años, el plazo más extenso alcanzado entre ambos países: otro avance en nuestra inserción en el mundo".

"Solucionamos el principal problema con nuestro gran socio comercial. En 2020 debía comenzar el libre comercio automotriz. Es mejor para nuestra industria acordar 10 años de adecuación y establecer plazos de integración hasta 2029. No más parches y acuerdos parciales", pronosticó el primer mandatario.

"Cada 2 años, había que volver a negociar, complicando las inversiones de una industria que necesita previsibilidad para invertir", explicó.

"Este acuerdo permite a la industria automotriz desarrollarse con un horizonte claro: el de la innovación y el de la generación de empleo de calidad", expresó el presidente a través de su cuenta de Twitter.

En otro tuit agregó que "la industria automotriz es el segundo complejo exportador del país, representa más del 40% de nuestras exportaciones de manufacturas de origen industrial y genera de manera directa e indirecta más de 160.000 empleos".(Fuente: diario26)

 

© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. AME2464. CÓRDOBA (ARGENTINA), 28/03/2019.- El escritor Mario Vargas Llosa participa este jueves en la presentación de la nueva edición conmemorativa del libro "Rayuela" de Julio Cortazar, en el marco de la segunda jornada del VIII Congreso de la Lengua Española en Córdoba (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni cordoba mario vargas llosa VIII congreso de la lengua española

El prestigioso escritor peruano Mario Vargas Llosa trazó un panorama político de América Latina y advirtió que la mayoría de los países se encuentran en un camino "que los aleja del progreso".

En una columna de opinión titulada "Un democrático retroceso de la civilización a la barbarie" que publicó este lunes el diario La Nación, Vargas Llosa comenzó su análisis hablando de la situación que atraviesa Venezuela: "La demagogia, el populismo y el socialismo, parientes muy próximos, la han retrocedido a una forma de barbarie que no tiene antecedentes en la historia de América Latina y acaso del mundo".

Para el intelectual, "es un gran error creer que salir de la barbarie y llegar a la civilización es un proceso fatídico e inevitable" y remarcó que "la mejor demostración de que los pueblos pueden, también, retroceder de la civilización a la barbarie es lo que ocurre precisamente en Venezuela".

Argentina y su proceso electoral no quedaron fuera de su análisis. Según el escritor, "por desgracia, no solo Venezuela retorna a la barbarie" ya que -argumentó- "Argentina podría imitarla si los argentinos repiten la locura furiosa de esas elecciones primarias en las que repudiaron a (Mauricio) Macri y dieron quince puntos de ventaja a la pareja Fernández-Kirchner".

"¿La explicación de este desvarío? La crisis económica que el gobierno de Macri no alcanzó a resolver y que ha duplicado la inflación que asolaba a la Argentina durante el mandato anterior. ¿Qué falló? Yo pienso que el llamado "gradualismo", el empeño del equipo de Macri en no exigir más sacrificios a un pueblo extenuado por los desmanes de los Kirchner", añadió.

Al respecto, agregó que "ahora los sufridos argentinos responsabilizan al actual gobierno -probablemente el más competente y honrado que ha tenido el país en mucho tiempo- de las consecuencias del populismo frenético que arruinó al único país latinoamericano que había conseguido dejar atrás el subdesarrollo y que, gracias a (Juan Domingo) Perón y al peronismo, regresó a él con empeñoso entusiasmo".

 

En su columna también cuestionó la elección de Andrés Manuel López Obrador en México, al cuestionar que en ese país "prosiguen los asesinatos de periodistas y mujeres a un ritmo aterrador. El populismo comienza a carcomer una economía que, pese a la corrupción del gobierno anterior, parecía bien orientada".

En cuanto a Brasil, consideró que se trata de "un caso aparte" ya que "la elección de (Jair) Bolsonaro fue recibida en el mundo entero con espanto, por sus salidas de tono demagógicas y sus alegatos militaristas", pero añadió que "la explicación de ese triunfo fue la gran corrupción de los gobiernos de Lula (da Silva) y Dilma Rousseff, que indignó al pueblo brasileño y lo llevó a votar por una tendencia contraria, no una claudicación democrática".

"Desde luego, sería terrible para América Latina que también el gigante brasileño comenzara el retorno a la barbarie. Pero no ha ocurrido todavía y mucho dependerá de lo que haga el mundo entero, y, sobre todo, la América Latina democrática para impedirlo", apuntó.

Para finalizar su análisis, elogió la situación política de Chile: "A diferencia de los ya mencionados, progresa a pasos de gigante, y otros, como Colombia, donde la democracia funciona y parece hacer avances pese a todas las deficiencias del llamado 'proceso de paz'".(Fuente: clarin.com)

Page 6 of 11

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8676013
ahora
Visitantes Online
3056
8676013

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…