El expresidente analizará la coyuntura de América Latina en plena pandemia de coronavirus; para ver la entrevista online es necesario inscribirse previamente Fuente: Archivo - Crédito: Rodrigo Néspolo

Luego de cuatro meses de silencio público, y con el kirchnerismo como principal eje de sus críticas, el ex presidente Mauricio Macri dejó en claro que no se retira, y que está dispuesto a dar la batalla mediática por las "libertades" que considera bajo amenaza .

 

"Estoy más que nunca. Más cerca de los argentinos que nunca. Estoy tratando de darle un espacio al gobierno que fue elegido por el 48% de los argentinos para que ponga en juego lo que ellos piensan, sus propuestas, sus soluciones . Solamente [estoy] intentando levantar la mano y decir 'Cuidado, no avancen sobre nuestras libertades, hagan las cosas sobre lo que es el marco institucional', dijo el ex presidente en el diálogo virtual, parte del ciclo denominado La Otra Mirada, que duró casi una hora y en la que fue entrevistado por el periodista peruano Alvaro Vargas Llosa. 

"Acá lamentablemente hemos visto un gobierno que ha intentado en la pandemia avanzar sobre libertades, libertad de expresión, funcionamiento de la justicia, independencia de los poderes, la propiedad privada, pero lo que ha generado es una reacción monolítica, fuerte de la sociedad que se ha movilizado a expresarse en contra de estos abusos o avances. Lo mismo, por suerte, por parte de la oposición que se ha manifestado más unida", afirmó Macri, en defensa de las distintas manifestaciones contra el Gobierno.

" No hay que confundir la pandemia con una herramienta para afectar nuestras libertades, empezando con la libertad de expresión, la independencia de los poderes, el funcionamiento de la Justicia o la propiedad privada", dijo Macri. En una sola frase, Macri pareció aludir a las amenazas a periodistas, la causa por presunto espionaje que roza a miembros de su gobierno y la frustrada expropiación de Vicentín, parte de las posturas públicas que Juntos por el Cambio tomó en las últimas semanas.

Sus críticas se trasladaron, también, a la duración de la cuarentena en el país y sus efectos económicos. " Tiene que haber un equilibrio entre la prevención sanitaria y la salud mental y laboral de la gente. [...] No hay que dejarse llevar por el miedo y la intuición para tomar decisiones en momentos como estos, sino por los datos", afirmó Macri.

En cuanto a su futuro político luego de siete meses de retiro autoimpuesto, Macri eludió las definiciones, aunque dejó en claro que su intención es continuar en la arena política.

"Tengo un compromiso absoluto con mi país. Amo a mi país, es mi país y soy un ferviente defensor de las libertades, de la capacidad de elegir de la gente. En esa batalla yo estoy, estoy comprometido", afirmó el expresidente.

Y en relación a los nuevos liderazgos de Juntos por el Cambio, Macri hizo una apelación a la unidad, complicada por las disidencias internas. "Juntos por el Cambio está más consolidado que nunca (...) Mi primera tarea hoy es fortalecer la unidad de Juntos por el Cambio, fortalecer todos los liderazgos que están surgiendo , que el espacio crezca a partir del volumen de sus dirigentes. Esa es mi principal tarea. Seguiré tratando de ayudar a que esos talentos crezcan, que tengamos muchos líderes capaces de defender nuestras banderas", agregó el exmandatario, quien preparó la entrevista con varios exfuncionarios, como Fernando de Andreis , Hernán Iglesias Illa y Fulvio Pompeo .

En relación a la política internacional, que ocupó buena parte de la charla, Macri vislumbró "un EE.UU. focalizado en su política interna, pero yo no creo que haya una declinación como líder global", y fue moderado con China. "Ellos tienen su sistema, hay que respetar. China es una realidad hoy en términos económicos y culturales". Sobre la relación con Brasil, afirmó que "una relación estratégica que no puede ser afectada por diferencias ideológicas o personales circunstanciales entre dos presidentes". Con el régimen de Nicolás Maduro fue terminante, y pidió "seguir manteniendo la presión hasta que de adentro de Venezuela, surja una fuerza, dentro del Ejército venezolano, surja una decisión de terminar con este proceso de destrucción, de generación de pobreza, de persecución que vive Venezuela". Criticó nuevamente al presidente Fernández, porque "Argentina permanentemente se retira de las posiciones de aumentar el nivel de sanciones y de reclamos a Venezuela. Eso me duele mucho", se lamentó.(Lanacion.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

El ministro de Salud consideró que es "una idea descabellada" separar a la ciudad de la provincia de Buenos Aires: "No vamos a creer que la General Paz o el Riachuelo puedan ser una frontera para el virus" Fuente: Archivo

 

l ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dijo que la Argentina atraviesa "un momento delicado" en la lucha contra el avance de la pandemia del coronavirus, y proyectó que alrededor del viernes la curva de contagios podría comenzar a bajar. Según dijo, esto ayudaría a evitar que se colapse el sistema sanitario.

Este martes se confirmaron 62 nuevos muertos y 2979 contagioscon lo cual la cantidad total de fallecidos llegó a 1644 y la de infectados a 83.426. En diálogo con C5N, el funcionario oficialista consideró que los contagios "van a seguir subiendo por un par de días". Tal como explicó "la nueva cuarentena" apunta a "que esta curva realmente empiece a bajar", y evaluó: "Yo calculo que eso será dentro en dos o tres días, de manera tal de poder tener el aire necesario para que nunca se colapsen los sistemas de atención de las personas".

SI bien advirtió que aún no lo pueden confirmar, el funcionario consideró que el aislamiento estricto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ha dado resultados favorables. "Recién sobre el fin de la semana próxima podremos mirar cuánto de resultado ha tenido, pero por supuesto depende también del cumplimiento que hagamos las personas. Son días de más frío, con más capacidad de difusión del virus".

 

 

González García destacó que actualmente están disponibles más del 40% de las camas de terapia intensiva en el AMBAPara el ministro, el accionar del país permitió evitar que la Argentina enfrente una tragedia como la que se vive en otros país. "Obviamente hay que seguir trabajando fuertemente no solo en la cuarentena, sino en la detección y en el aislamiento en los centros comunitarios. Tenemos que trabajar más intensamente y más coordinadamente".

"Yo estoy orgulloso de ser parte de los trabajadores de salud", resaltó, y dijo que el esfuerzo de estas personas ha sido "largo e intenso" porque son los más requeridos. "Felizmente los riesgos los hemos podido bajar con algunos programas que hemos hecho. Teníamos al principio un 14% de los trabajadores del total de los infectados, hoy está debajo del 8%. Sigue siendo un riesgo específico, por eso el Gobierno ha tenido un especial énfasis de premiarlos".

 Más adelante, el ministro habló sobre los pedidos por separar a la ciudad de la provincia de Buenos Aires. "No logro entenderlo porque el AMBA es una de las megalópolis más grandes del mundo, pero no vamos a creer que la General Paz o el Riachuelo puedan ser una frontera para el virus. En la medida que la gente se mueva, el virus va y viene", explicó.

El funcionario subrayó que "hoy la mayoría de los casos que suceden en la Argentina suceden por alguien que viaja del AMBA". Entonces, siguió con su análisis al respecto: "Separarlo me parece una idea descabellada, lo que no quiere decir que sigamos haciendo siempre todos la misma estrategia. Claramente, la estrategia en conjunto me parece que es indisoluble y no puede ser divisible la estrategia. Estoy seguro de que vamos a seguir haciéndolo con criterios compartidos, que se tomarán cuando estemos más cerca de los días finales" del próximo anuncio. Para él, justamente, la fortaleza del país en cuanto a la prevención del coronavirus fue la unidad en los criterios y la coordinación en la gestión.

En otro tramo de la entrevista, confirmó que hizo una denuncia contra la gestión del exsecretario de Salud Adolfo RubinsteinSin dar detalles, Ginés González García contó que algunos miembros de su equipo encontraron "circunstancias que podrían no ser correctas", más concretamente en relación a un "ajuste de precios que no correspondía". "Hicimos lo que debería hacer cualquier funcionario público: llevarlo a la Justicia para que lo valore. En ese sentido, yo no quiero emitir ningún tipo de juicio".(Lanacion.com.ar)

 

TE PUEDE INTERESAR

El director del Hospital detalló la situación de los cuatro pacientes que ingresaron al nosocomio días atrás. Además, insistió en pedir calma a la comunidad señalando que se trata de casos importados.  

 

Esta tarde el director del Hospital de Río Gallegos, Javier Lerena, fue entrevistado a través de Tiempo FM, donde contó como evolucionan los cuatro pacientes con coronavirus que se encuentran internados en el nosocomio de la capital santacruceña. Indicó que la persona de 51 años en terapia intensiva evoluciona de forma lenta y espera que este martes le puedan retirar la ventilación mecánica. Los otros tres se encuentran aislados en el área COVID.

Consultado sobre el riesgo de contagio, declaró que “no se puede determinar la carga. Contacto estrecho es quien estuvo más de 15 minutos con una persona que resultó positiva sin barbijo ni mantener distanciamiento social”.

 

“Tenemos que darnos cuenta que se considera casos sospechosos a quien tuvo relación con contacto positivo, y tiene dos o más síntomas. Tampoco queremos crear el pánico, sino que vamos a pensar que todos los de zona de ruta 3 sonso sospechosos” enfatizó.

“Vimos el proceso de cuando entramos y como fue. Ellos entraron a Santa Cruz por Zona Norte y había escuchado Luciano con esta polémica que ya veníamos diciendo que no hay que relajarnos.

 

La gente que viene por tierra y hay algo que no está funcionando. Entraron, vinieron por una empresa, nunca cumplieron la cuarentena. Está en manos de la fiscalía penal porque esto tiene una culpa, podemos fallar y el ciudadano tiene que cumplir la cuarentena” sostuvo.

Consultado sobre cómo se plantea la capital en este nuevo escenario, precisó: “No tenemos que volver a retroceder en las fases, ya que son casos importados. No hay conglomerado de positivos. Rio Gallegos quédense tranquilo, hacemos el control de foco, están aislados”.(Tiemposur.com.ar)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

El empresario Hugo Dragonetti dio positivo de Covid-19 pero ya obtuvo el alta tras diez días de aislamiento en su domicilio. (@estacionminera)

Se trata de Hugo Dragonetti, quien participó de la cena en la casa de Jorge Brito. También estuvieron presentes Marcos Bulgheroni, Marcelo Mindlin, Miguel Acevedo y Jorge Brito (hijo). Ninguno de ellos se infectó

 

El empresario de la construcción Hugo Dragonetti (70) dio positivo de coronavirus cinco días después de participar –hace dos semanas– de una reunión de empresarios con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; y el diputado Máximo Kirchner, jefe de la bancada del Frente de Todos.

El encuentro tuvo lugar en la casa de Jorge Brito, en San Isidro. Además del anfitrión y dueño de Banco Macro, también estuvieron presentes Marcos Bulgheroni (Pan American Energy), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Miguel Acevedo (presidente de la UIA) y Jorge Brito (hijo). Comieron bife de chorizo con ensalada y hubo distancia social y una larga sobremesa en la que se habló, entre otros cosas, de la estrategia de Massa y el diputado Kirchner para que los empresarios confíen en Alberto Fernández y ayuden en la post-pandemia.

Pocos días después Dragonetti dio positivo de coronavirus en un chequeo habitual. “Hugo es una persona mayor y se controla. Estuvo 10 días en su casa, como dice el protocolo bonaerense, y este lunes le dieron el alta luego de atravesar el aislamiento dentro de su propio domicilio”, confirmaron fuentes cercanas a Panedile.

 Pese a haber compartido la comida en la casa de Brito, ninguno de los participantes de la mencionada reunión dio positivo de Covid-19 pese a la alarma que supuso dicha noticia

Pese a haber compartido la comida en la casa de Brito, ninguno de los participantes de la mencionada reunión dio positivo de Covid-19. “Todos fueron avisados en ese momento, se hicieron los chequeos correspondientes hace días y ninguno fue positivo”, destacan las fuentes del sector empresario. Desde el Gobierno remarcaron lo mismo: ni el ministro ni los diputados dieron positivo luego de los chequeos.

Dragonetti no experimentó síntomas pese a haber contraído el virus y ya habría retomado su actividad en la constructora Panedile (el año pasado el empresario estuvo detenido pocos días en el marco de la causa de los cuadernos).

 
Máximo Kirchner y Sergio Massa, en la Cámara de Diputados (frente de todos)
Máximo Kirchner y Sergio Massa, en la Cámara de Diputados (frente de todos)

Durante la reunión, los empresarios le plantearon a los funcionarios la necesidad de que el Gobierno de Alberto Fernández frenara la intención de intervenir y expropiar la cerealera Vicentin. Fue un encuentro largo en el que se profundizaron muchos los temas: la negociación de la deuda, el futuro económico del país y otras cuestiones de agenda. “Les recordamos que durante la gestión kirchnerista anterior mientras podíamos dialogar –no siempre coincidir, pero sí dialogar– la situación fluía. Cuando se rompió eso, llegó la catástrofe. Es lo que debemos evitar ahora“, confió uno de los asistentes a Infobae la semana pasada.

“Diálogo” fue la palabra con la que otros asistentes resumieron el cónclave.

Dos veces por semana el dúo Massa-Kirchner se sienta a conversar con representantes de distintos sectores sociales y económicos. Hablan tanto con Juan Grabois como con CEO de las multinacionales; con la CGT y la CTA, con todos los movimientos sociales, científicos, empresarios y cooperativistas.

 Dragonetti no experimentó síntomas pese a haber contraído el virus y ya habría retomado su actividad en la constructora Panedile

Según detalló este medio, hace unos 45 días, Massa y Kirchner hablaron con Alberto Fernández sobre la planificación de las reuniones. El Presidente estuvo de acuerdo. El objetivo, coincidieron, “es construir una agenda de diálogo post-pandemia”. La Argentina que viene tendrá aún más pobres y más desigualdades que las existentes y muchos más problemas de empleo e inversiones. La caída de todos los índices económicos y el alza de todos los problemas sociales alarma.

También el ministro del Interior es anfitrión. Aunque su rol es más político, dialoga con todos, incluso con los que calificaban como ‘poco amigos’. Dicen que en estos días organiza un encuentro con los ‘unicornios’ mientras el Senado ya tiene en comisión las dos medias sanciones que consensuaron oficialismo y oposición en la Cámara baja, la ley que regula el teletrabajo y el programa de beneficios impositivos para el sector conocido como economía del conocimiento.

Fue justamente él quien organizó la primera cita de Marcos Galperín, de Mercado Libre y favorito de Mauricio Macri, con Fernández el año pasado. Galperín, dueño de la empresa que hoy superó los USD 50.000 millones de valor de mercado, vive en Uruguay desde diciembre pasado.

En tanto, se espera que a la próxima reunión entre funcionarios y empresarios se sume Paolo Rocca, CEO de Techint, con quien el Presidente tuvo cruces mediáticos luego de que, al comienzo de la cuarentena, el holding decidiera despedir 1.400 empleados de su constructora.(Infobae.com)

 

TE PUEDE INTERESAR

Page 1 of 162

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8662226
ahora
Visitantes Online
1308
8662226

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…