El riesgo país mejora y bajan los rendimientos que paga el país a la hora de tomar deuda. FOTO: CEDOC

La paz cambiaria, el cierre del programa financiero y la desaceleración inflacionaria calmaron las aguas de los mercados. El Merval subió 2,4%.

 

Al principio de 2019 viene trayendo algo de alivio a la economía argentina. Además de la calma cambiaria, que permitió incluso que el Banco Central pueda comprar dólares para subir la cotización de la divisa norteamericana, se suma una baja sostenida del riesgo país. Este índice, medido por el JP Morgan cerró la semana en torno a las 672 unidades, su valor más bajo en tres meses.  El riesgo país es el que marca la sobretasa que debe pagar el Estado al salir a tomar deuda, así como también encarece el financiamiento para los privados. En diciembre pasado, llegó a superar los 800 puntos, hecho que llenó de zozobra al Gobierno, puesto que se trataba del valor más alto en la era Cambiemos. Sin embargo, en lo que va del año bajó un 19%.  La calma de los mercados tiene que ver, precisamente, con la tranquilidad con la que se comportó el dólar en las últimas semanas, sumado a la desaceleración de la inflación y al hecho de que el Gobierno publicó el programa financiero 2019. Además, esta mañana el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, presentó el resumen fiscal del 2018, del cual se desprende que Argentina sobrecumplió la meta que se había fijado en materia de reducción del déficit primario.  Las claves de la economía para 2019 según el economista Martín Redrado​ Desde el Gobierno, suelen decir que cada vez que Cristina Kirchner mejora en las encuestas, se le agregan algunos puntos al riesgo país. En caso de ser esto cierto, una cierta mejora en la imagen Macri pudo haber traído algo de calma a los mercados, que lo suelen ver con mejores ojos que a la expresidenta. Más allá de la baja de este índice, los bonos argentinos en dólares siguen estando entre los que otorgan mayor rendimiento en la región a quienes toman deuda.  Por otra parte, el índice Merval subió 2,4% y se ubicó en 35.100,45 unidades, muy cerca de su máximo nominal, obtenido el 26 dediciembre de 2018 (35.126 puntos). Este alza en la Bolsa de Buenos Aires se da en un marco de optimismo en los mercados globales por la esperanza de que China y Estados Unidos puedan llegar a un acuerdo en la guerra comercial que sostienen desde hace meses. Asimismo, hubo una suba en las reservas de dólares del Banco Central, según señaló el analista financiero Christian Buteler en su cuenta de Twitter. (Fuente www.perfil.com).

Góndola de supermercado FOTO: CEDOC

Durante diciembre, el alza fue del 1,3%. Los rubros que más crecieron en el año fueron la energía eléctrica con 54,1% y los productos importados 104,8%.

 

El índice de Precios Mayoristas que difunde mes a mes el Instituto Nacional de Censos y Estadísticas (Indec) arrojó un incremento del 1,3% durante diciembre del año pasado y finalizó el 2018 con un incremento de 73,5%. Al igual que ocurrió con la inflación minorista, difundida esta semana, se trata del mayor alza en un año desde 2002. En aquella oportunidad las subas han sido del 77,1%. Si bien estos precios no definen de forma directa los precios al consumidor, de alguna forma pueden llegar a presionar sobre incrementos futuros, dado que algunos aumentos de costos de la devaluación aún no han sido trasladados a precios. Además, son un registro clave para las tarifas energéticas, ya que las distribuidoras de electricidad y gas tienen sus ingresos atados a la evolución de este índice. La inflación de 2018 cerró en 47,6% y es la más alta desde 1991 Según el documento difundido por el Indec, las variaciones más fuertes en los precios mayoristas durante el 2018 en los productos importados que aumentaron un 104,8%; en los primarios, cuyo alza fue del 82,7%; en los manufacturados, que se incrementaron un 68%; y en el costo de la energía eléctrica, que creció un 54,1%. Índice de Precios Mayoristas: En paralelo al índice de precios mayoristas, el organismo oficial de estadísticas emitió el informe sobre el costo de la construcción que subió un 3,3% durante diciembre, por lo que sumó un incremento del 44,8% a lo largo de 2018.  A partir de este índice se desprende que hubo subas del 61,6% en materiales, del 35,1% en mano de obra, y 40,3% en gastos generales. Costo de la construcción: J.P.A./F.F. (Fuente www.perfil.com)

Mauricio Macri, durante la conferencia de prensa en Brasilia junto a Jair Bolsonaro. AFP

Junto a Jair Bolsonaro, el Presidente dijo que la Asamblea Nacional que conduce Juan Guaidó es “la única institución legítima” de Venezuela y llamó “dictador” a Nicolás Maduro.

 

Aunque se cuidó especialmente de no decir que la Argentina reconoce a Juan Guaidó como legítimo presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Mauricio Macri dejó en claro que el camino diplomático que está transitando respecto a la crisis política en Caracas terminará en ese mismo punto.

En la conferencia que dio junto a Jair Bolsonaro en Brasilia, Macri avanzó bastante más que su colega brasileño, llamó "dictador" a Nicolás Maduro y dijo que la Asamblea Nacional -el cuerpo legislativo que preside el antichavista Guaidó desde el 5 de enero- es la única institución "legítima" de todo el andamiaje venezolano. 

La otra cuestión que observará la Argentina es el apoyo popular que consigan Guaidó y los dirigentes opositores que lo acompañan en la marcha en Caracas del 23 de este mes. Ese mismo día habrá otra marcha chavista llamada por Maduro, con lo cual la Argentina, y los otros países reunidos en el Grupo de Lima que deconocen el nuevo mandato de Maduro, podrán medir qué apoyo tiene cada uno de los grupos. Es un modo poco ortodoxo para sentar posiciones diplomáticas, pero el propio Faurie sostiene que será un dato determinante.

Antes de esa marcha, los cancilleres de la OEA se reunirán en Washington en un encuentro convocado de urgencia. Allí continuarán algunas de las conversaciones que ya vienen manteniendo en whatsapp -un signo de los tiempos que explica en parte la velocidad con la que escaló la preocupación en la región- y emitirán una declaración de condena al régimen bolivariano. De allí también podría surgir la convocatoria a una cumbre de presidentes, que dependerá de lo que ocurra en las avenidas caraqueñas el miércoles próximo.(Cllarín)

 
 
 

Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, a juicio oral por la causa Hotesur.

Es la causa de los hoteles, en donde se acusa a la ex Presidente, sus hijos y a Lázaro Báez, entre otros, de lavado.

 

El 1 de febrero comienza el año judicial y Cristina Kirchner enfrentará su primer juicio oral y público por corrupción: el 26 de febrero será juzgada por haber favorecido a Lázaro Báez con la obra pública vial en Santa Cruz. Previo a dicha fecha, sumará su quinto juicio oral, ya que el juez Julián Ercolini enviará a la ex Presidente -junto a sus hijos Máximo y Florencia y al empresario K, entre otros-, a juicio la causa Hotesur SA donde se los acusa de haber lavado al menos, $ 80 millones.

Cristina Kirchner volverá a los Tribunales para enfrentar en febrero su primer juicio oral.

Cristina Kirchner volverá a los Tribunales para enfrentar en febrero su primer juicio oral.

El 21 de diciembre pasado, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron que Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, el empresario Lázaro Báez, Romina Mercado (hija de Alicia Kirchner) y Osvaldo Sanfelice, entre otros acusados, vayan a juicio oral en la causa Hotesur SA donde fueron procesados por lavado de dinero.

Ya están esperando que el correspondiente Tribunal fije fecha de inicio, las causas Los Sauces SA (lavado de dinero, asociación ilícita y dádivas), Obra Pública (asociación ilícita y defraudación), Dólar Futuro(administración fraudulenta) y Pacto con Irán (encubrimiento agravado y estorbo de acto de funcionario público).

En Hotesur SA, el juez Ercolini procesó a la ex Presidenta y demás acusados por actividades ilícitas de blanqueo agravadas por actuar en banda. Hotesur es la firma dueña del hotel Alto Calafate. 

Los investigadores estimaron que en estas operaciones se llegaron a blanquear al menos $ 80 millones y por ello se les trabó a cada uno de los principales imputados, embargos por $ 800 millones: diez veces el monto que se habría lavado.

Lázaro Báez manejó los hoteles K hasta julio de 2013.

Lázaro Báez manejó los hoteles K hasta julio de 2013.

La hipótesis que investigaron los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques es que los ex presidentes y sus hijos recibieron dinero “a través del negocio hotelero bajo cierta apariencia de legitimidad”, lo que les aseguraba poder declarar esos fondos ante la Oficina Anticorrupción y ante el fisco “ocultando su verdadero origen” supuestamente ilícito.

Estas transferencias incluyen los 4,6 millones de dólares que la hija de Cristina Kirchner tenía en el Banco Galicia, embargados hace dos años.

Según el fiscal Pollicita, las supuestas maniobras comenzaron por la necesidad de Néstor y Cristina Kirchner de contar con dinero líquido “en blanco” para poder “justificar la compra de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas”.

Para la Justicia, se "dio por corroborada la maniobra por la cual la asociación criminal investigada canalizó una porción de lo que era sustraído al Estado Nacional —a través de la obra pública vial—, a los ex presidentes y a su núcleo familiar por medio de un esquema de lavado de dinero montado en base a la actividad hotelera que aquellos llevaban adelante a través de la empresa Hotesur".

El hotel Alto Calafate, epicentro de maniobras de lavado. Foto: Alejandro Guyot.

El hotel Alto Calafate, epicentro de maniobras de lavado. Foto: Alejandro Guyot.

Por ello, se sostuvo que existió "la puesta en marcha y concreción de una estructura coordinada" durante doce años, para "sustraer de las arcas públicas miles de millones de pesos" y esos fondos "iniciaron un camino de retorno a través de distintos mecanismos de lavado de dinero a favor de la familia Kirchner".

Por eso en el pedido a elevación a juicio de los fiscales, se remarcó que se estableció un "circuito económico basado en la actividad hotelera" que le permitió a los Kirchner "canalizar regularmente" fondos que recibía Báez de la obra pública y mover el dinero a través de "una sociedad pantalla" para aplicar el mismo "a maniobras de blanqueo".

Los hijos de Cristina Kirchner sumarán su segundo juicio oral por lavado de dinero.

Los hijos de Cristina Kirchner sumarán su segundo juicio oral por lavado de dinero.

Cómo era la maniobra de lavado

La Justicia determinó que las operaciones de lavado contaron con una instancia previa: que Néstor y Cristina Kirchner se hicieran de "fondos líquidos para poder justificar la adquisición de esos establecimientos hoteleros". Entre 2005 y 2009 hubo más de quince compra-ventas de terrenos y propiedades entre Báez K y los ex presidentes.

1) Adquisición de hoteles. Con dicho flujo de dinero, indicó Ercolini, "Kirchner -a través de su hijo Máximo- adquirió el hotel Las Dunas por 700.000 dólares y la totalidad del paquete accionario de la firma Hotesur, propietaria del hotel Alto Calafate, por 4.900.000 dólares".

2) Utilización de Valle Mitre. En una segunda instancia, para la “maniobra económica diseñada desde el negocio hotelero”, fue indispensable la firma Valle Mitre SRL, propiedad de Lázaro Báez, creada meses después de que los Kirchner adquirieron los hoteles. Fue utilizada en el esquema de blanqueo “para recibir ese dinero y aplicarlo al negocio de la hotelería, y permitir así que la ganancia ilícita se distancie de su verdadero origen”.

3) Canalización de fondos para Valle Mitre. La firma no tenía capacidad económica para pagar el alquiler de Hotesur. Por eso, quien le inyectaba dinero era Austral Construcciones -principal contratista de la obra pública vial-. La empresa que administró los hoteles de los Kirchner registró ingresos por pagos de la constructora entre 2007 a 2015, por casi 71 millones de pesos.

4) Ingreso de fondos al patrimonio K. Dichos fondos después se derivaban a la empresa hotelera de la ex Presidenta. Valle Mitre, a su vez, enviaba dinero a otras empresas del Grupo Austral (Kank y Costilla, Loscalzos y Del Curto, La Estación SA, Don Francisco) para que estas terminen alquilando habitaciones de los hoteles sin utilizarlas. Garantizaron así ingresos por más de 14 millones de pesos a la familia Kirchner.

Entre 2009 y julio de 2013, Báez garantizó a los Kirchner 27.592.110 pesos por alquileres a Hotesur SA. La cifra es importante, pero más la proporción que guarda en el total de los ingresos de la empresa familiar. El 54 % de los ingresos de Alto Calafate provinieron del Grupo Austral.(Clarín)

 
 
 

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8676029
ahora
Visitantes Online
3072
8676029

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…