Economía

Hernán Lacunza llevará al FMI el estado de las finanzas públicas y las necesidades financieras hasta el 10 de diciembre (Adrián Escandar)

El ministro de Hacienda se encontrará el miércoles 25 con funcionarios del Fondo y luego del Banco Mundial. El jueves participará de la Asamblea del BID

 

Para el Fondo Monetario Internacional trazar hoy un plan de mediano o largo plazo con la Argentina es como dibujar en el agua: no existen garantías de que lo que se pueda acordar ahora vaya a ser cumplido en el futuro si es que, como todo indica, hay un cambio de inquilino en la Casa Rosada.

En esa incertidumbre se mueven hoy los técnicos del FMI. La relación con la Argentina quedó congelada en la fotografía de las PASO. Es decir, siguen las consultas entre Washington y Buenos Aires, y como señaló Gerry Rice, el vocero principal del organismo, el Fondo está involucrado con el país y monitorea "de cerca" las decisiones económicas del actual gobierno. Pero no tiene cómo avanzar: el futuro político argentino es un gran interrogante y en ese escenario le resulta imposible diseñar con las autoridades argentinas una hoja de ruta que destrabe la situación.

Los técnicos del Fondo "quedaron atados de manos", comentó a Infobae un analista de la capital norteamericana. "El error en sus pronósticos políticos se tradujo en un yerro aún mayor en sus previsiones" para la economía argentina, añadió. Para poder seguir adelante con el programa stand-by necesitarían certezas que no van a tener de parte de Alberto Fernández. Sin eso, no tendrá lugar (al menos en lo inmediato) la quinta revisión del acuerdo ni, mucho menos, el desembolso de los 5.400 millones de dólares correspondientes a esa revisión.

 Los técnicos del Fondo ‘quedaron atados de manos’, comentó a Infobae un analista de la capital norteamericana. ‘El error en sus pronósticos políticos se tradujo en un yerro aún mayor en sus previsione’ para la economía argentina
 

Tampoco puede comenzar una renegociación del programa, con el diseño que sea, cuando no se sabe todavía si el próximo gobierno estará dispuesto a implementarlo.

En plena batalla contra la fuga de dólares en la Casa Rosada todavía se iusionan con la llegada del dinero del desembolso, pero en la capital norteamericana el consenso entre los analistas es que el directorio del FMI difícilmente aprobará, cuando faltan pocas semanas para el 27 de octubre, un staff report cuyas proyecciones no tienen hoy cómo hacer pie en la realidad.

En Wall Street hacen la misma lectura. "El FMI no puede de ninguna manera desembolsar fondos en estas condiciones", dijo a Infobae Siobhan Morden, jefa de estrategia para mercados emergentes en Amherst Pierpont, de Nueva York.

 
Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, es uno de los funcionarios que recibirá al ministro Hernán Lacunza (Inter-American Dialogue)
Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, es uno de los funcionarios que recibirá al ministro Hernán Lacunza (Inter-American Dialogue)

Un informe de la firma describió las perspectivas de manera cruda. "No esperamos nuevos desembolsos del FMI en lo inmediato (restan USD 6.300 millones hasta fin de año), con la suspensión informal del programa económico y las difíciles negociaciones que vendrán con la administración de Fernández".

En el medio están las obligaciones y el impacto sobre las reservas. "La prioridad inmediata de la próxima administración deberá enfocarse en el proyecto de reestructuración de la deuda local debido a la carga de las pesadas amortizaciones por USD 25.000 millones, de las cuales el equivalente a USD 10.000 millones están denominadas en dólares", advirtió Siobhan Morden.

 La prioridad inmediata de la próxima administración deberá enfocarse en el proyecto de reestructuración de la deuda local debido a la carga de las pesadas amortizaciones por USD 25.000 millones, de las cuales el equivalente a USD 10.000 millones están denominadas en dólares (Siobhan Morden)

Intensa agenda con organismos de crédito

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajará esta semana a Washington, luego de acompañar al presidente Mauricio Macri a Nueva York con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas. El funcionario estará dos días en la capital norteamericana. Llegará el miércoles 25 y ese mismo día se reunirá con los técnicos del FMI. Un día después se reunirá con la cúpula del BID.

Su objetivo central será intentar destrabar la quinta revisión -y con ella los fondos pendientes- con el argumento que ya anticipó el Presidente de que la Argentina "cumplió con las metas" previstas en el programa. Es parcialmente cierto. Hubo en el segundo trimestre un cumplimiento de los objetivos fiscales y monetarios del acuerdo con el FMI. Pero los criterios de sustentabilidad de la deuda y continuidad política del acuerdo dejan más dudas que certezas en las oficinas del organismo multilateral.

El ministro también deberá explicar en Washington las medidas que tomó en medio de la emergencia desde que se hizo cargo de la economía, incluidos el mayor gasto social, las restricciones al mercado de cambios, el reperfilamiento de deudas y el más reciente relajamiento de las metas monetarias por parte del Banco Central. Son todos tragos amargos para el Fondo, por más que se entienda que el contexto ofrecía pocas alternativas.

 El ministro deberá explicar en Washington las medidas que tomó en medio de la emergencia desde que se hizo cargo de la economía, incluidos el mayor gasto social, las restricciones al mercado de cambios, el reperfilamiento de deudas y el más reciente relajamiento de las metas monetarias por parte del Banco Central

El organismo financiero daría una señal de buena voluntad si unos días antes su número dos, David Lipton, interinamente a cargo de la conducción del FMI, se reúne con Macri en Nueva York. No hay garantías de que ese encuentro vaya a ocurrir, pero el vocero del Fondo tampoco lo descartó.(Fuente: infobae.com)

 

 

 

 

El informe del Banco Central arrojó una cifra preocupante. FOTO: CEDOc

En lo que va del año la formación de activos externos alcanzó los U$S 19.736 millones, el mayor número hasta la fecha.

 

La fuga de capitales fue récord en agosto al ascender a U$S 5.909 millones en plena crisis cambiaria, mientras las reservas acumularon una caída de US$ 13.799 millones en el mes, según datos publicados hoy por el Banco Central. La formación de activos externos llegó a U$S 5.909 millones, el máximo nivel desde 2003, con lo que durante el año alcanzó los U$S 19.736 millones, concluyó la agencia de noticias NA. El informe de la Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario arrojó así una cifra que duplicó al registro de julio, cuando había llegado a U$S 2.951 millones. "Agosto resultó un mes heterogéneo para los comportamientos sectoriales del mercado de cambios", analizó el Banco Central. Indicó que "hasta el viernes 9, las ventas por subastas diarias por US$ 60 millones del Tesoro Nacional fondearon las compras netas de las entidades autorizadas a operar en cambios y de sus clientes", pero subrayó que tras las PASO, la demanda neta privada "más que se duplicó".Con relación al comportamiento de los depósitos privados en moneda extranjera, el estudio indicó que el aumento inicial de unos US$ 300 millones hasta el 9 de agosto, es decir antes de las elecciones Primarias, "fue revertido por la caída de US$ 5.900 millones durante el resto del mes".  Aclaró que esa baja se dio tanto por transferencias al exterior como por extracciones de efectivo. Aseguran que la desocupación se seguirá profundizando en el tercer trimestre A su vez, las reservas internacionales registraron una caída de US$ 13.799 millones durante el mes por pagos netos de deuda, descenso de depósitos en moneda extranjera y ventas en el mercado de cambios. El análisis sostuvo que la demanda neta de moneda extranjera de "Personas humanas", constituida por 1.300.000 personas, totalizó los US$ 1.873 millones. De ese total, US$ 1.516 millones correspondieron a atesoramiento y US$ 356 millones por el resto de sus operaciones. El 97% de las personas humanas que compraron billetes en el mes, adquirió menos de US$ 10.000, al tiempo que 32.000 individuos compraron por encima de esa cifra en agosto. Por otro lado, el sondeo dio a conocer que la cantidad de individuos que vendió billetes en el mercado de cambios totalizó los 710.000, "cifra que aumentó con respecto del mes previo" y que también significó un crecimiento de 35% frente al mismo período de 2018. (Fuente www.perfil.com).

La alegría del leve crecimiento de las imposiciones en divisas el viernes pasado, el primero después de la derrota oficial en las PASO, se esfumó el lunes siguiente con una caída de USD 128 millones

 

En un mercado cambiario asfixiado por el control de las operaciones con moneda extranjera, la demanda de dólares se intensificó y obligó al Banco Central y a los bancos oficiales a vender divisas para evitar una suba más elevada de la que se dio. Esto, junto al aumento del riesgo país, dejó al descubierto las debilidades del sistema: el mercado no cree en la moneda ni en los bonos de la deuda argentinos. Esta falta de credibilidad es una condena a largo plazo.

Los inversores opinan sobre los bonos como si el país ya estuviera en default y retiran los dólares de los bancos para pasarlos a caja de seguridad o directamente llevarlos a otro destino por la vía del contado con liquidación.

 Los inversores opinan sobre los bonos como si el país ya estuviera en default y retiran los dólares de los bancos para pasarlos a caja de seguridad o directamente llevarlos a otro destino

Lo cierto es que la divisa en bancos y casas de cambio bajó 7 centavos a $59,07. Pero en la plaza mayorista con negocios por tan solo USD 315 millones y la tímida aparición de exportadores, el dólar aumentó 6 centavos a 56,58 pesos.

 

La venta en el mercado de futuros fue intensa y más leve en el de contado. Nadie quiere quedarse en pesos. Tal vez por esa razón, el Banco Central siguió bajando la tasa en las licitaciones de Letras de Liquidez (Leliq). Esta vez la llevó a 83,20% anual (bajó 0,41 puntos porcentuales) y captó $216.405 millones, prácticamente el mismo volumen que vencía por lo que no influirá en la demanda de dólares del viernes.

Los otros dólares, los que escapan a la voluntad del Banco Central, estuvieron en alza. El blue aumentó 25 centavos y redondeó $63. El tipo "Bolsa" o MEP, que surge de vender bonos en dólares subió a $65,31, mientras el contado con liquidación tuvo una baja de 50 centavos a 65,85 pesos.

Lo más preocupante fue la suba del riesgo país a 2.117 puntos básicos. Los títulos locales fueron afectados por la confirmación de la "reperfilación", que el mercado lee como default. Fitch, la calificadora de riesgo advirtió sobre una quita de valor en los bonos argentinos a sus clientes y les dijo que ve inevitable una reestructuración de la deuda.

Las reservas perdieron USD 88 millones y quedaron en USD 49.726 millones a pesar de la leve suba del oro y del euro. Los pagos al exterior y la caída de depósitos en dólares influyeron en este resultado.

La Bolsa tuvo una leve recuperación después de dos ruedas de caídas. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 1,14% con un leve monto de negocios de $ 590 millones.

 La Bolsa tuvo una leve recuperación después de dos ruedas de caídas. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 1,14 por ciento

Central Puerto, con alza de 5,28%, fue lo mejor de la rueda. En lo que va del mes está ganando 35% aunque en el año pierde 31%. YPF recuperó 3,76% y en el año acumula ganancias de casi 28 por ciento.

En tanto, los ADR's argentinos, certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street, tuvieron una excelente rueda con solo tres bajas en el panel. En esta plaza Central Puerto aumentó 5,70% e YPF, 4,89 por ciento.

 

Cada rueda parece copiar a la anterior. El Central cuida los dólares, los inversores los mandan afuera, caen los depósitos en divisas y las reservas y sube el riesgo país. Nada de esto sucede a velocidad, sino que lo hace a un ritmo moderado.

El Gobierno quiere llegar a las elecciones con las reservas en el mejor nivel posible, una tarea que no le está resultando fácil.(Fuente: infobae.com)

 

Los combustibles subirán 4% a partir del jueves

La medida, que no permitía subas en los precios durante tres meses, duró solamente 33 días

 

El Gobierno informó que por la volatilidad internacional del precio del petróleo, dará marcha atrás con el congelamiento de los precios de los combustibles que había anunciado hasta fin de año luego de la devaluación. En este sentido, autorizará un aumento del 4% a partir del jueves, informó el Ministerio de Hacienda a través de un comunicado.

"El Decreto de congelamiento de los combustibles del 2 de septiembre de 2019 habilita a la Secretaría de Gobierno de Energía (SGE) a dictar, en la medida en que las circunstancias lo ameriten, los actos que resulten necesarios para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor y sostener el nivel de actividad y el empleo", asegura el parte de prensa.

Y agrega: "Dichas circunstancias se vieron notablemente afectadas a partir del incremento del precio del petróleo que derivó del ataque sufrido por las infraestructuras petroleras de Arabia Saudita. El precio del Brent aumentó 14% en un día, lo que representó la tercera variación más importante tras las sufridas en 1986 (15,1%) y 2009 (16,8%)".

Según el Gobierno, estos acontecimientos conllevan a una situación imprevista y significativa de incremento de precios que inevitablemente impactan en la producción, la comercialización y el normal abastecimiento de los combustibles en nuestro país. Por eso, con el fin de atenuar estos impactos, queda autorizada una suba del 4% en los combustibles desde el jueves 19 de septiembre.

A su vez, "se establece un aumento del 5,58% del precio del barril reconocido a los productores de petróleo".(Fuente: infobae.com)

FOTO: La suba acumulada de los precios mayoristas en lo que va del año es de 34,4%

La suba acumulada en lo que va del año es de 34,4%. El aumento contrastó con el alza de sólo 1% que había registrado ese mismo índice en julio.

 

El Índice de Precios Mayoristas aumentó 11,2% en agosto, impulsado por la fuerte devaluación del peso, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El aumento de 11,2% contrastó con el alza de sólo 1% que había registrado ese mismo índice en julio, como parte de una trayectoria descendente.

Además, el Indec dio cuenta que el Costo de la Construcción aumentó en agosto 7,2%, con un alza de 14% en el precio de los Materiales, cuando en julio había aumentado sólo 0,7%.

Con estas subas, los precios mayoristas acumularon una suba de 34,4% en lo que va del año, y 62,9% en los últimos 12 meses, y el Costo de la Construcción 29,9% y 52,7%, respectivamente.

De esta manera, el Indec completó la difusión de los índices que comenzó la semana pasada con la divulgación de los precios minoristas que aumentaron 4% en agosto, contra 2,7% en julio.

La inflación minorista acumuló un alza de 30% desde diciembre hasta agosto y 54,5% en los últimos 12 meses.(Fuente: cadena3.com)

El peronista Mariano Arcioni firmó un proyecto de ley en el que se estipula el aumento de toda la planta política del Poder Ejecutivo provincial

 

El oficialismo local en la provincia de Chubut, donde gobierna el peronista Mariano Arcioni, presentó este martes un proyecto de ley en la legislatura provincial para que se apruebe un aumento de sueldo en toda la planta política, incluido el gobernador, el vicegobernador y todo el gabinete.

El proyecto, que lleva la firma de Arcioni, fue presentado en medio de un clima de extrema tensión que se vive en la provincia del sur debido a un conflicto entre el gobierno chubutense y los trabajadores estatales.

El conflicto lleva cerca de dos meses y se agrava con el paso del tiempo. Ya van 9 semanas que los docentes están de paro y que la mayoría de los empleados estatales cobran el sueldo en forma escalonada. En ese contexto, la presentación del proyecto generó el rechazo absoluto por parte de la oposición y agravó el complejo escenario que vive la provincia.

 

El gobierno chubutense justificó el incrementó salarial argumentando que el último aumento fue en abril de 2017 y que con el actual contexto inflacionario "mantener sin movilidad a los agentes y funcionarios generaría una desproporción en las escalas salariales y en relación a la responsabilidad y jerarquía de los cargos".

En el proyecto está estipulado un cuadro donde se clasifican los incrementos salariales. Los aumentos serían para el gobernador (100%), el vicegobernador (80%), los ministros y secretarios (75%) y el viceministro (65%).

También solicitaron un aumento para los subsecretarios. El jefe de la Policía y el asesor general del Gobierno (55), el director general de la Casa de Chubut (40%), el secretario privado del gobernador (48%) y el secretario del gobernador (30%).

 
Chubut atraviesa un importante conflicto con los empleados estatales
Chubut atraviesa un importante conflicto con los empleados estatales

Desde el gobierno de Chubut defendieron la decisión de presentar el proyecto porque "los salarios del Poder Ejecutivo están congelados hace dos años". En ese sentido, y en diálogo con Infobae, desde el entorno del gobernador advirtieron que Arcioni cobra la mitad de lo que gana un legislador provincial.

"Nunca es el momento oportuno para presentar un proyecto así. Pero hay un requerimiento de los funcionarios desde hace tiempo", indicaron desde el gobierno de Chubut. Además, explicaron que el Ejecutivo es de los tres poderes el único que tiene los sueldos desactualizados.

Según los datos publicados en la página web del gobierno de Chubut, Mariano Arcioni tienen un sueldo de $55.459; el jefe de Gabinete, Federico Massoni, cobra $49.145; la ministra de Gobierno Mariana Vega tiene un sueldo de $48.530. Solo algunos ejemplos de la suma que reciben los funcionarios públicos.

En base a esos montos, desde el gobierno de Chubut aseguran que es inevitable que haya una actualización de los sueldos dentro del Poder Ejecutivo ya que el último aumento fue hace dos años y medio.(Fuente: infobae)

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el titular de ANSES, Basavilbaso. FOTO: CEDOC

El Fondo de Garantía y Sustentabilidad del ente previsional suscribió a dos letras, por alrededor de 900 millones de dólares. La Rosada busca blindarse por si no llega el dinero del FMI.

 

El Ministerio de Hacienda emitió hoy dos letras del Tesoro, una en moneda nacional y la otra en dólares, por alrededor de 900 millones de dólares. Ambas serán únicamente suscriptas por el Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FSG) de la Anses.  La estrategia de financiarse a través del ente previsional fue muy utilizada en épocas de kirchnerismo, cuando los mercados internacionales estaban cerrados para la Argentina. No obstante, esta táctica siempre fue muy criticada por el macrismo. Sin embargo, ante la falta de crédito privado, y con el temor de que se retrase el desembolso del Fondo Monetario Internacional, la cartera que conduce Hernán Lacunza encontró en la Anses un salvoconducto financiero. En una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, se puede observa leer: "El secretario de Finanzas y el secretario de Hacienda resuelven: Disponer la emisión de Letras del Tesoro en pesos con vencimiento el 13 de marzo de 2020 a ser suscriptas a la par por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), por un monto de hasta valor nominal original  $ 35.000.000.000". Esta cifra equivale a unos 624 millones de dólares. El Gobierno recurre a la ayuda de Anses para renovar el vencimiento de deuda En las condiciones financieras de esta letra se menciona  que los intereses se devengarán en base a la tasa BADLAR para bancos públicos más 500 puntos básicos. Respecto de la otra deuda, las autoridades decidieron: "Disponer la emisión de Letras del Tesoro en dólares estadounidenses con vencimiento el 13 de marzo de 2020 a ser suscriptas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), por un monto de hasta valor nominal original dólares estadounidenses U$D 275.000.000. En el caso de este bono, las condiciones financieras estipulan: "Precio de suscripción: USD 961,64 por cada valor nominal original en dólares estadounidenses U$D 1.000. Amortización: íntegra al vencimiento". Traducido, el interés es equivalente a un 8% anual en moneda norteamericana. Cuánto es realmente la deuda argentina Ambos bonos son a 182 días y con una tasa de interés muy por debajo de lo que debería abonar Argentina a acreedores privados, si se toma en cuenta el elevado riesgo país. Según fuentes del mercado, no se trata de una renovación de deuda, por lo que la Anses está ampliando su posición como acreedor del Estado nacional. (Fuente www.perfil.com).

 

 

Banco Central de la República Argentina. FOTO: CEDOC

El Bono de Política Monetaria (BOPOMO), de más de U$S400 millones, vence el viernes. Algunos precios ya se calculan a un precio de $70.

 

Las medidas del Gobierno nacional para mantener la estabilidad cambiaria durante las últimas semanas serán puestas a prueba este viernes 20 de septiembre de 2019: ese día se cumple el vencimiento un bono en pesos, por el que deberá pagarse alrededor U$S 400 millones. Se trata del Bono de Política Monetaria (BOPOMO), un título de deuda en pesos que paga intereses de acuerdo al nivel de la tasa de las Leliq del Banco Central, por el que el Ministerio de Hacienda deberá pagar alrededor de $24800 millones. Esta situación podría presionar una de las cotizaciones paralelas del dólar: el contado con liquidación (CCL). Este título que vencerá el viernes y que se paga en pesos, está mayormente en manos de inversores extranjeros y buscarán dolarizarse mediante el CCL. El "contado con liqui" es la alternativa bursátil por la cual las empresas pueden evitar los controles de cambios, y adquirir dólares: al ser un tipo de cambio paralelo, tiene una valor diferente a al dólar oficial, y el las últimas semanas la brecha entre ambas cotizaciones se profundizó. Mientras la distancia entre el dólar oficial y el CCL había cerrado el viernes anterior cerca del 15%, ese margen se duplicó a 30%. En la última rueda del viernes 13 de septiembre, el contado con liquidación se ubicó en $73, mientras que el dólar oficial cerró en $58,44. El dólar minorista también tuvo un alza semanal, de 0,7%, y llegó a $58,44 y el mayorista finalizó a $56,11, con una suba en la semana de 29 centavos Se dispara la brecha entre el dólar oficial y el que surge de la Bolsa: cruje la pax cambiaria Por las restricciones cambiarias, además, algunas empresas tuvieron problemas para hacer frente a sus vencimientos de deudas con acreedores por financiamiento. La firma IRSA reconoció que no puede pagar los intereses a los tenedores de bonos por ese motivo, y otras empresas como Cablevisión, Arcor , YPF y Banco Hipotecario podrían verse en las mismas dificultades. El problema surge por las consecuencias que puede tener para la empresa esta situación: la normativa establece que, si superados los 30 días del plazo de pago original el dinero no pudo ser depositado en la cuenta de cada acreedor, se considera al deudor en default técnico. Al respecto, se espera que el gobierno, mediante el Banco Central o el Tesoro, de alguna definición de cómo se le va a poder pagar a los tenedores de bonos extranjeros, o cómo podrán cobrar. Por este panorama, el indicador MSCI de Morgan Stanley evalúa volver a calificar a Argentina como país fronterizo. Luego de poco más de un año de haber recuperado el estatus de “emergente”, que permitía incluir las acciones argentinas en índices que guían millonarias inversiones financieras a nivel global, el mercado financiero argentino se encamina a perder esa condición, a raíz de la introducción de controles de cambios. IRSA, incapacitada para pagar deuda a inversores El anuncio fue realizado luego de que el país decidiera imponer controles de capitales, de acuerdo con un reporte de IFR Reuters, un servicio financiero de Refinitiv. JP Morgan alertó que removería a la Argentina en una reunión a fin de año, el 13 de diciembre, en caso de no realizar cambios sobre los controles de capitales. Si esa decisión avanzara, el país debería esperar por lo menos 12 meses para volver a ingresar a la categoría actual. En tanto, como las restricciones presionan sobre el tipo de cambio, las empresas calculan en sus costos de importación un dólar a $70 y no al precio de la cotización oficial, de $58. Por este motivo también se espera que el impacto se vea en la inflación del mes de septiembre, que de acuerdo a estimaciones de consultoras por estos días, será de entre un 5 y 7%. (Fuente www.perfil.com).

Page 6 of 16

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

8440731
ahora
Visitantes Online
4338
8440731

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
No Internet Connection
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…