Economía

La divisa norteamericana cerró a $46,40 en el inicio de la semana y a seis días de las PASO. El viernes cotizó a $45,60.

 

El dólar se vendió este lunes en el Banco Nación a 46,40 pesos para la venta, 80 centavos por encima del cierre último.

Durante la última semana, la divisa acumuló una suba de 1,37 peso, motorizada por el mal clima externo y la incertidumbre provocada por la cercanía de las elecciones primarias.

El volumen negociado en el segmento de contado durante el último día hábil de la semana se mantuvo alto, al llegar a poco más de 910 millones de dólares.

Además, el Banco Central volvió a convalidar un incremento en la tasa de Leliq para moderar la escalada del tipo de cambio e impulsar las colocaciones en pesos.

De ese modo, el promedio del viernes superó el 61% al quedar en 61,009%.(Fuente: cadena3.com)

Por medio de las Leliq, el Banco Central apuesta a frenar la presión sobre el dólar. FOTO: CEDOC

El organismo proyecta un crecimiento del 80% para 2020 y hasta 200% para 2024. Desarme manejable u otra ‘bomba de Lebac’. Posible impacto en los bancos.

 

El FMI proyectó que el stock de Letras de Liquidez (Leliq) –que emite el Banco Central y toman los bancos con dinero de plazos fijos– casi se duplicará en 2020. En el staff report de la cuarta revisión del acuerdo prevé que a fin de año alcanzará a $ 1,096 billón y al término de 2020 se elevará a 1,987 billón, o sea un crecimiento de 81,29%. En el sendero trazado hasta 2024, el monto asciende, pero a un menor ritmo. Para 2021 calcula un stock de 2,629 billones (+32,31%), en 2022 de 3,081 billones (+17,19%),  2023 de 3,657 billones (+18,69%) y en 2024 de 4,064 billones (+11,1%). Entre fines de 2019 y 2024 el crecimiento llega a 270,8%. El FMI alega que “el stock ha crecido en $ 1 billón de pesos, pero todavía está bien por debajo del pico del 1º trimestre de 2018 como porcentaje del PBI”, y “a mediano plazo esperamos que crezca en líneas generales con el PBI nominal, mientras que las tasas de interés se sostienen en niveles altos por un prolongado período de tiempo”. Hoy las Leliq rondan el 6% del PBI, mientras que sus antecesoras, las Lebac, llegaron al 11%. Estos títulos a 7 días de plazo que el BCRA adjudica en dos subastas diarias devengan una tasa de interés que el viernes se ubicó en promedio en 61%. Desde el debut del nuevo plan monetario en octubre de 2018, esa tasa registró un récord de 74,069% el 2 de mayo. Según calculó el financista Christian Buteler, desde octubre a fin de julio las Leliq devengaron intereses por $ 439 mil millones. El stock de las Leliq el viernes se ubicaba en $ 1,294 billón acercándose al de la base monetaria que al 31 de julio promedió 1,38 billón. De cara al manejo financiero del próximo gobierno, será una cuestión que gane quién gane deberá atacar. Las Leliq cobraron protagonismo en la útima semana a raíz de los dichos del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. Abrió la polémica al proponer que bajaría fuerte los intereses de las Leliq y esa plata la usaría para aumentar 20% las jubilaciones, o a financiar la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.  Para algunos analistas el monto de Leliq es manejable porque miran el ratio respecto a las reservas del BCRA, y otros advierten que podría convertirse en una bomba cuya salida sea una fuerte devaluación que termine licuando ese pasivo. Otros, como Diego Giacomini,  alertaron vía Twitter que podrían derivar en un plan Bonex. Los economistas consultados por PERFIL coincidieron en que las Leliq son “más controlables” que las Lebac que se diseminaban entre bancos, inversores locales y extranjeros, y ahorristas minoristas, y era más fácil pasarse al dólar. “En cambio, las Leliq la tienen solo los bancos que tienen regulada su tenencia en dólares”, explicó Matías Rajnerman, de Ecolatina. Los analistas plantearon que el escenario virtuoso para desarmar el stock sería si una vez despejada la incertidumbre electoral, aumenta la demanda de dinero, lo que da margen para bajar gradualmente la tasa sin generar tensión cambiaria. En contrapartida, serían un problema en el caso de que por desconfianza hubiera un desarme generalizado de los plazos fijos, porque los bancos no podrían renovar todas las Leliq y el BCRA para afrontar la deuda debiera emitir. Fernando Baer, de Quantum Finanzas, evaluó que “la situación es más controlable, pero la dinámica es relativamente preocupante, todo dependerá de cómo reaccione la demanda de dinero, desactivar esto depende de la confianza que la gente tenga en el peso, pero si no hay credibilidad y la gente retira plazos fijos, eso puede llevar a una espiral en el tipo de cambio e inflación”. Para Guido Lorenzo, de LCG, “hay más Leliq, pero también más reservas, y eso es lo relevante; el stock podría convertirse en un problema en la medida que las reservas no acompañen, si la gente empezara a comprar dólares y el BCRA tiene que salir a vender”. Martín Vauthier, de Eco Go, planteó: “el escenario positivo sería que baje el riesgo país porque se despeje la incertidumbre electoral, y pueda ir bajando la tasa sin generar un salto del dólar, que los bancos logren desarmar Leliq no por salida de plazos fijos, sino porque el crédito empieza a traccionar. En un escenario negativo donde se desestabiliza la demanda de dinero y se desarman Leliq para devolver los plazos fijos generaría un problema en el sistema financiero, mayor presión cambiaria e inflación”. Buteler razonó: “es muy difícil desarmar casi una base monetaria, la mejor sería con crecimiento de la economía y de la demanda de dinero, pero para que la misma se duplique se necesitaría un boom espectacular y sostenido en el tiempo, Yo creo que si sigue este gobierno lo que puede pasar es como ocurrió en 2018, licuarlas con una fuerte devaluación, no lo veo aplicando un plan Bonex”. (Fuente www.perfil.com). 

La inflación se sigue desacelerando. FOTO: CEDOC

La autoridad monetaria publicó un nuevo Relevamiento de Expectativas de Mercado. Creció 0,1 punto el pronóstico de caída del PBI para este año.

 

Si los pronósticos de las principales consultoras se confirman, el Gobierno podría llegar a las próximas elecciones con una noticia relativamente buena: la inflación sigue siendo alta pero continúa desacelerando su marcha. Esta tarde, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicó el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) correspondiente al último mes y, según este documento, la inflación de julio se colocó en 2,4%, es decir, 0,3 puntos porcentuales menos que la inflación medida por el Indec en junio.  Ahora bien, resta que el instituto estadístico oficial confirme si se dio la desaceleración señalada por los privados.  No obstante, los economistas siguen proyectando que la inflación total de 2019 será del 40%, es decir, el mismo número que se había calculado en el último informe. Además, esperan un 28% de aumento de precios para 2020, un punto más de lo que se había estimado en el último REM. Mauricio Macri, sobre la inflación: "Fui demasiado optimista" En lo que sí empeoraron los pronósticos es en materia de Producto Bruto Interno (PBI). Según los consultores, se espera que en 2019 la caída sea del 1,5%, mientras que en julio preveían un 1,4%.  En tanto, los analistas esperan un despegue para 2020: creen que el PBI crecerá un 2% (en el REM anterior señalaban que el crecimiento sería del 2,2%.  Para agosto estiman una tasa promedio de Leliq en pesos de 59,70% (1,35 puntos porcentuales menos respecto del REM de junio) y un sendero descendente hasta alcanzar 53,00% en diciembre de 2019 (1,35 puntos porcentuales menos en relación con lo pronosticado en junio).  En lo referente a la proyección del tipo de cambio nominal, los economistas esperan un valor promedio para agosto de $44,9 por dólar (-$1,1 por dólar respecto del REM previo), con un sendero creciente hasta alcanzar un valor en diciembre de 2019 de $50,0 por dólar (-$0,2 por dólar que en la encuesta anterior). (Fuente www.perfil.com). 

El dólar opera a $ 44,90.

La divisa estadounidense inicia el miércoles con una cotización de $ 44,90 para la venta. El riesgo país cae y llega a los 780 puntos básicos.

 

El dólar comienza el día sin cambios con respecto al cierre del martes. La moneda norteamericana cotiza a $ 44,90 para la venta y a $ 42,90 para la compra Así, figura en las pizarras del Banco Nación, suele tener la cotización más baja del mercado.

En cuanto a las otras monedas de la región: el dólar cotiza a pesos uruguayos  33,52 para la compra y a  35,05 para la venta. En Chile, la divisa estadounidense opera a 694  pesos chilenos para la compra y  700  pesos chilenos para la venta. Mientras,  en Brasil, la moneda estadounidense opera a 3,77 reales para la compra y a  3,86 reales para la venta. Por último, en México, el dólar opera a $ 18,37 comprador y a $ 19,35 vendedor.

Por otro lado, el riesgo país vuelve a bajar y, en el inicio de la jornada, se ubica en 780 puntos básicos. 

En tanto ayer, la tasa de referencia del Banco Central, sufrió una leve suba y  terminó en 60,27%, 28 puntos básicos más que ayer.  El total de Leliqs subastadas en la jornada fue de  $270.181 millones..

En la primera licitación de Leliq se adjudicaron $155.430 millones a una tasa máxima de 60,38%, mínima de 59,95% y promedio de 60,20%. En la segunda, $114.750 millones, la tasa máxima fue 60,40%, la mínima 59,95% y la promedio 60,35%.(Fuente: fortuna.perfil.com)

Banquero. Powell maneja la política monetaria de EE.UU. FOTO: CEDOC

El foco de los inversores se posará esta semana en la decisión que el miércoles tome la Reserva Federal de Estados Unidos respecto a la tasa de referencia monetaria.

 

El mercado asigna una probabilidad del 100% a que el órgano que lidera Jerome Powell decida una baja, lo que contribuiría a nivel local a mantener la calma cambiaria a dos semanas de las PASO, y potenciaría a los bonos y acciones que el viernes cerraron con fuertes subas impulsados por buenos datos económicos y encuestas favorables al oficialismo. Un descenso de esa tasa de referencia mundial beneficia a los mercados emergentes como Argentina porque se debilita el dólar y disminuye el costo del crédito a nivel global, eso genera mayor liquidez, y el flujo se vuelca mayormente a estos países cuyos activos ofrecen rendimientos más atractivos para los inversores. A la inversa, impactaría negativamente en bonos y acciones, subiría el riesgo país, y presionaría al dólar. Por eso, en el actual contexto electoral, los analistas consultados por PERFIL tildaron de “crucial” la resolución. Chances. Hoy el rango de la tasa de interés americana está en 2,25% a 2,50%. Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa, indicó que “el mercado estima 100% de probabilidad de baja de 25 puntos básicos”. Nery Persichini, de GMA Capital, ese 100% lo dividió: “la probabilidad que asigna a un recorte de 25 puntos es 79%, y la chance de una baja de 50 puntos es 21%”. “Si la FED sorprende y baja medio punto, es fiesta para los mercados” graficó Sosa, y acotó que “todos leeremos entre líneas el comunicado para tratar de entender si la FED bajará más o no” la tasa en el año. Comentó que el ex presidente de la Fed Ben Bernanke “cuando estuvo en Buenos Aires hace unas semanas nos dijo que el organismo debería dar claras señales al mercado para sacar ansiedad y seguir con su mensaje de paciencia para que la economía pierda fuerza y haga un aterrizaje suave hacia su ritmo de crecimiento potencial”. Pablo Castagna, de Balanz, explicó que “hay indicios de que la economía de EE.UU. se estaría desacelerando, Trump presiona en declaraciones para que la Fed baje las tasas, si ocurriese es positivo para los emergentes porque se abarata el costo para financiarse y porque los inversores que buscan mayores rendimientos empiezan a mirar activos de esas economías, generando mayor flujo de dinero”. Persichini alertó que “si la Fed se desvía de la expectativa, habrá correcciones porque la decisión será leída como dura, mientras el dólar ganaría terreno globalmente, los activos y monedas emergentes sentirían el impacto”. Dólar. En cuanto al dólar hasta  las PASO, Castagna y Gustavo Quintana, de PR Cambios, creen que el nuevo piso es $ 43 en el mayorista –se calcula $ 1más siempre en el  minorista– en base a la estrategia del BCRA interviniendo en futuros y convalidando suba de tasa de la Leliq. Guido Lorenzo, de LCG, evaluó que “lo van a tratar de mantener debajo de $ 45, sería el techo hasta las PASO”. Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, especuló que “el BCRA  busca que el dólar no se volatilice con fuerza, pero lo dejó subir un poco la última semana  porque deben estar viendo un buen resultado de Macri en las PASO. Si es así el 12 de agosto el dólar podría bajar, y no es lo mismo que caiga de $ 44 a $ 41, que sería volver a los niveles de un mes atrás, y ahí el BCRA podría salir a recomprar los contratos que vendió en futuros y hace un diferencial terrible, que si cayera de $ 41 a $ 38 porque ahí habría un posible atraso”. (Fuente www.perfil.com). 

© Proporcionado por THX Medios S.A. El Gobierno apela al “ancla” cambiaria para frenar la inflación y la incertidumbre política

Un gradual proceso de dolarización de carteras llevó a una nueva jornada en alza para el dólar en los bancos del microcentro porteño.

 

El movimiento no es extraño ante la inminencia de los comicios nacionales: el 11 de agosto se llevarán a cabo las elecciones primarias, y el 27 de octubre, las presidenciales, con una probable segunda vuelta el 24 de noviembre.

En el promedio de bancos de la City el dólar terminó ofrecido a $44,06, mientras que en las sucursales del Banco Nación se pagó a 43,90 pesos. Así, la cotización de la divisa volvió a niveles de hace un mes. 

En el mercado mayorista subió 21 centavos, a $42,87, su valor más alto desde el 21 de junio. En las últimas cuatro jornadas cambiarias el billete verde recuperó 1,1%, desde los $42,40 del 18 de julio.

En el transcurso de 2019 el dólar acumula una ganancia acotada, de 13,7%, unos diez puntos porcentuales menos que la inflación del período. De hecho, aún cotiza 6,7% por debajo del récord nominal del 26 de abril, apenas tres meses atrás, cuando cerró a $45,97 mayorista y a $46,90 en el promedio minorista.

Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio, precisó que "la divisa norteamericana volvió a operar muy demandada en una rueda con intensa actividad en los mercados de futuros Rofex".

 

Gustavo Ber, titular de Estudio Ber, observó que "más allá de las activas intervenciones del BCRA en los futuros, el dólar mayorista volvió a reacomodarse al alza, en esta oportunidad hasta cerrar en los $42,87, aún cuando esta vez las monedas de la región se apreciaron".

Además de las ventas de dólar futuro, el Banco Central efectuó a cuenta del Tesoro la venta de USD 60 millones en el mercado de contado, para fortalecer la oferta, tal como sucede desde el pasado 15 de abril.

El dólar volvió a los precios de un mes atrás y sigue lejos del récord, pero la plaza está susceptible por las elecciones

El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó unos USD 792,9 millones, mientras que en futuros (contratos en pesos atados al tipo de cambio) se transaron importantes USD 1.636,5 millones en el Rofex, donde las posturas para fin de mes cerraron a $43,219, y para diciembre de 2019, a 53,15 pesos.

"Con la débil alza del spot en la última semana, el BCRA intervino vendiendo en el mercado de futuros para dar claras señales de presencia a los fines de atenuar cualquier presión cambiaria", reseñaron desde Portfolio Personal Inversiones.

Hay que enfatizar que el Banco Central tiene un margen de unos USD 6.300 millones para operar en futuros, lo que permite desenvolverse con comodidad en esta plaza para encarrilar las expectativas de devaluación.

La entidad que preside Guido Sandleris mantiene unos USD 3.000 de posiciones ya compradas y cuenta con un tope de USD 3.300 millones que podría alcanzar en posiciones vendidas, por autorización del FMI.

Tanto el dólar, como el Riesgo País y el índice Merval regresaron a los valores de finales de junio

El Banco Central anticipó el escenario de presión dolarizadora previsto para el segundo semestre del año, cuando coincide el calendario electoral con un período de menores liquidaciones de exportaciones.

Además de la operatoria en futuros, el BCRA puede intervenir de manera discrecional con ventas al contado para evitar "movimientos disruptivos" de la divisa, mientras que la extensión hasta agosto del límite de cumplimiento de la meta de Base Monetaria le brinda mayor grado de libertad para regular la liquidez de la plaza financiera.

Más allá de las activas intervenciones del BCRA en los futuros, el dólar mayorista volvió a reacomodarse al alza, en esta oportunidad hasta cerrar en los $42,87, aún cuando esta vez las monedas de la región se apreciaron (Ber)

Por otra parte, el movimiento alcista que está experimentando el dólar en las últimas jornadas está alineado con el comportamiento del resto de las variables del mercado. Mientras que el billete alcanza su precio más alto en un mes, el riesgo país volvió a superar los 800 puntos básicos, al nivel del 28 de junio, y el índice S&P Merval de la Bolsa porteña –próximo a los 40.000 puntos- volvió a valores del 26 de junio pasado.(Fuente: msn)

BBVA FOTO: CEDOC PERFIL

Pronosticó una caída económica de 1,2% en 2019, pero con recuperación interanual en último trimestre. Inflación de 40% y dólar a $48 a fin de año.

 

El BBVA proyectó que la actividad económica caerá este año 1,2%, pese a que el sendero trimestral del PIB será de recuperación desde el segundo trimestre.  “En términos desestacionalizados, los tres últimos trimestres del año mostrarán un crecimiento promedio de 0,8% trimestral a medida que se materialicen los efectos de la campaña agrícola y se incorporen a los ingresos las negociaciones salariales y ajustes de jubilaciones que darán aire al consumo, que compensarán parcialmente el impacto contractivo de la alta tasa de interés sobre la demanda privada”, planteó un informe presentado hoy por el economista jefe de la entidad Marcos Dal Bianco. En este marco, calculó que el PBI  mostrará en el cuarto trimestre un crecimiento de interanual de 2,1%. De esta manera, sería la primera variación interanual positiva que se registraría desde el primer trimestre de 2018,  tras el impacto de la devaluación en la actividad.  Para el 2020, la entidad pronosticó que el PBI repuntará 2,5%. Esa cifra es superior a la expansión de 1,1% estimada por el FMI en el staff report difundido esta semana.  Se hunde el gasto primario pero se triplica el pago de la deuda externa En ese sentido, Dal Bianco, consideró que la proyección del organismo internacional “es demasiado baja”, y planteó que “un crecimiento de 2,5% es un escenario de recuperación, tras dos años seguidos de caída, no implica una economía estallando o creciendo a tasas chinas”, y señaló que ese repunte sería alcanzable solamente con que “el consumo privado y la inversión privada recuperen un poco de lo perdido” en 2018. “}Lograr que la economía crezca por encima de ese potencial requiere la realización de reformas estructurales e institucionales en varios frentes que permitan liberar plenamente las capacidades productivas del país”, sostuvo.  En materia de inflación, estimó que “en la segunda parte de 2019, la contracción monetaria será más efectiva y, junto a la calma cambiaria, llevará a la inflación a un sendero de 2,3% mensual”. Así, prevé que la inflación este año se ubique en 40%, y que en 2020 continúe “descendiendo a un ritmo moderado para alcanzar 30%”. En cuanto al dólar, evaluó que “puede haber volatilidad” hasta las elecciones porque “la inflación va a tardar en bajar” y porque “los agentes económicos en Argentina tienden a cubrirse” en los comicios pero dijo que “va a ser controlada porque el Banco Central tiene mucho poder de fuego (puede intervenir en futuros y spot) para evitar fluctuaciones bruscas”. Además, no vislumbran en las PASO un resultado electoral que pueda representar un evento disruptivo para el tipo de cambio. Según las previsiones del BBVA, el dólar a fin de año será de $48, lo que implicaría una suba de 25% en relación a 2018, y para 2020 estima un valor de $60. La inflación de Argentina se desacelerará por tercer mes en junio “En cualquier caso, para contener las expectativas de depreciación y su traspaso a precios, el BCRA mantendrá las tasas de interés reales elevadas para dar estímulo a la demanda de pesos”,  destacó.  Desempleo El BBVA proyectó que la desocupación en 2019 llegará a 10,3%, y con un pico de 11% durante el tercer trimestre, aunque con una disminución hacia fin de año”.  “Desde la profundización de la crisis en el segundo trimestre de 2018, se perdieron más de 220 mil puestos de trabajo registrados del sector privado, básicamente de la industria, el comercio y la construcción. En contraste, el empleo público creció levemente. Esta destrucción de empleo se da en simultáneo con derrumbe del salario real, lo cual actúa como efecto contención. La recuperación de la actividad motivará una mayor búsqueda laboral, incrementando así la tasa de actividad pero también la de desempleo, pues la reabsorción de desocupados se irá dando lentamente”, explicó. (Fuente www.perfil.com).

La capacidad instalada tuvo un leve repunte. FOTO: CEDOC

El uso de capacidad instalada en las fábricas fue de 3,1 puntos porcentuales menos que en el mismo mes del año pasado pero mejoró 0,4 puntos en relación a abril.

 

El uso de la capacidad instalada en la industria manufacturera se colocó en un 62% en mayo, lo que significa 0,4 puntos porcentuales por encima de lo que había arrojado la medición de abril. Una de las lecturas posibles es que las empresas utilizaron levemente más su maquinaria de un mes a otro y que esto puede implicar que la caída ya tocó su piso. De hecho, desde febrero viene habiendo un crecimiento gradual al comparar un mes con el anterior.  Sin embargo, también se puede observar que se profundiza la caída interanual: en mayo de 2018 el uso de la capacidad instalada se colocó en torno al 65,1%, por lo que hubo un derrumbe de 3,1 puntos porcentuales en un año. Los datos surgen del seguimiento que realiza el Instituto Nacional de Censos y Estadísticas (Indec). El documento difundido por el organismo destaca que los bloques sectoriales que presentan, en mayo de 2019, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son: refinación del petróleo (78,3%), industrias metálicas básicas (77,5%), sustancias y productos químicos (70,8%), productos del tabaco (70,8%), papel y cartón (64,8%), productos minerales no metálicos (64,8%), y edición e impresión (63,8%). Mientras que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son: productos alimenticios y bebidas (60,5%), productos textiles (54,6%), productos de caucho y plástico (50,9%), la industria metalmecánica excepto automotores (49,9%) y la industria automotriz (36,6%). "Sigue cayendo la utilización de capacidad instalada industrial. El uso de la maquinaria y equipo para la producción manufacturera se redujo 3,1 puntos en mayo, consolidando una caída de 5,7 puntos promedio a 5 meses del 2019. Se trata del 13° mes consecutivo de caída", señaló desde su cuenta de Twitter el economista e investigador de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) Sergio Chouza. Si bien desde el oficialismo ven con buenos ojos que mes a mes haya una leve recuperación, la misma se desaceleró en el último período medido. Mientras que entre marzo y abril el repunte había permitido que el índice pase del 58,8 al 61,6, ahora el alza fue mucho más moderada.  Metodología. El indicador de la utilización de la capacidad instalada en la industria mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial. El relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas. Lo preocupante de los números que se observan en este último tiempo es que casi un 40% de las máquinas de las fábricas se mantienen apagadas. Video: historia de la industrialización argentina JPA CP (Fuente www.perfil.com). 

Page 9 of 15

ElDiarioDeseadense el Portal Virtual más visto en la Patagonia. Con la noticia al instante en el momento preciso del día.

7833664
ahora
Visitantes Online
16459
7833664

Tn en Vivo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…